Buscar este blog

viernes, 29 de abril de 2011

Pedro; y los Problemas de su Nombre y Parentesco. (Jesús no Existió)

Simon Pedro Ateismo

Siempre es interesante notar como Simon-Pedro es un personaje muy importante en los evangelios (hasta tal punto que parece ser la mano derecha de Jesús) y de repente desaparece tanto su figura como su influencia en la inmediata vida Cristiana post-Jesús.

El lugar de Pedro como líder y máxima figura de los seguidores de Cristo, parece ser sustituida por en no menos polémico Pablo de Tarso.

Pero este “anonimato” de Pedro desaparece con el inicio del “Cristianismo Católico” y Pedro es “resucitado” pasando a ser el primer sumo pontífice de Roma y la “piedra” angular de la iglesia.

Veremos algunos artículos sobre este esquivo Pedro los cuales no serán tan abundantes como los de su colega (y casi archienemigo) Pablo debido a una probable manipulación de su figura por los copistas bíblicos posteriores.

Inclusive veremos en el enorme misterio y manipulación que existe sobre su nombre (del cual muy pocos creyentes conocen) e investigando un poquitín al respecto, podríamos llegar a conclusiones muy interesantes y reveladoras.

___________

El Nuevo Testamento cita a seis personajes que llevan el nombre de Simón (en hebreo Simeón); éstos son mencionados a lo largo de los Evangelios y son diferentes a aquellos que llevan el mismo patronímico y que se pueden encontrar en el curso de la lectura del conjunto. Son seis nombres que aparecen en el seno de la larga lista de los vocablos usados por los apóstoles, unas veces como nombre real, otras como sobrenombre. Esto es muy común entre los judíos de esa época.

Descartaremos en primer lugar a Simón el Leproso, cuya morada está en Betania (Marcos 14,3 y Mateo 26,6). Es, probablemente, el padre de Lázaro (en realidad llamado Eleazar), de Marta y de María (probablemente primas de Jesús), y fue en su casa donde tuvo lugar la célebre escena de la unción misteriosa. Es asimismo en su casa donde Jesús se oculta cuando no reside en Jerusalén. Recordemos que Jesús nunca pasó una noche en Jerusalén, según lo que nos dicen los Evangelios.

A continuación tenemos al apóstol Simón, al que encontraremos con sobrenombres muy diversos, y al que actualmente se le conoce como Simón-Pedro. Es el Simón Cefas, o más exactamente, en hebreo correcto, Képha. Esta palabra significa roca, aguja de piedra (Sander, Diccionario rabínico). De donde sale piedra (Pedro).

Hay asimismo un nombre que se le aproxima mucho, que ha podido permitir establecer un juego de palabras fácil, y que le sigue de muy cerca en los diversos diccionarios hebreos. Es la palabra kipahá, que designa a una rama de palmera. En el simbolismo mesiánico antiguo, éste era el símbolo mismo del movimiento: es la célebre rama de Isaí (algunas Biblias utilizan el nombre de Jessé).

Isaías, 11,1

1 Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces.

Levítico, 23, 40

40 Y tomaréis el primer día ramas con fruto de árbol hermoso, ramas de palmeras, ramas de árboles frondosos, y sauces de los arroyos, y os regocijaréis delante de Jehová vuestro Dios por siete días.

Así pues, el célebre juego de palabras:

que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia…”  (Mateo 16,18) no es una traducción correcta del pensamiento que presidió el enunciado primitivo. Hay que leer:

“Tú eres képha (roca), y de ti haré kipahá (la rama de palmera, símbolo de victoria)...”

Pero de la tradición oral hebraica, al pasar a la versión griega escrita, luego de la griega al latín, después a las lenguas vulgares, el sentido esotérico primitivo se ha alterado considerablemente.

StPeter_CU atheism

Observaremos, por otra parte, que no es Jesús quien da a Simón el sobrenombre de piedra (Képha). Éste lo tenía ya:

Mateo, 4, 18

18 Andando Jesús junto al mar de Galilea, vio a dos hermanos, Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano, que echaban la red en el mar; porque eran pescadores.

Podemos asumir que el sobrenombre de “roca” no es Jesús quien se lo asigna por primera vez a “Pedro”, como pueden creer equivocadamente muchos Creyentes Cristianos.

Este mismo Simón Képha era de Betsaida (Juan 1,44), pero tenía su casa en Cafamaúm (Marcos 1,21; 29). No hay en ello, necesariamente, una contradicción. Es el hermano de Andrés (Juan 1,40).

Pero lo más impactante para el Cristiano común es que Pedro es hijo de María, y el hermano de Jesús, de Santiago, de José y de Judas:

Mateo 13,55

55 ¿No es éste el hijo del carpintero? ¿No se llama su madre María, y sus hermanos, Jacobo, José, Simón y Judas?

¿Simon-Pedro hermano de Jesús?... es bastante probable. Pero es muy importante también establecer que según ese versículo es hermano de Jacobo (también llamado Santiago).

Es un gran pecador, y no un pescador que maneja la red y captura peces en el lago de Genezaret. Es un pecador, con todo el sentido moral del término:

Lucas 5,8

8 Viendo esto Simón Pedro, cayó de rodillas ante Jesús, diciendo: Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador.

Le llaman “hijo de Jonás”:

Juan 21,15

15 Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos?...

Ya veremos que todos estos calificativos para con Simón-Pedro no son más que sobrenombres.

____________

Los escribas anónimos de lengua griega que, basándose en una tradición oral, transcribieron los textos evangélicos en el siglo IV, no entendían (ni leían) el hebreo. Es fácil constatarlo. Olvidaron (o ignoraron) que una lengua, en una época dada, se compone de las aportaciones de lenguajes más antiguos. En el inglés moderno hay palabras que proceden directamente del francés antiguo, que han llegado a él canalizadas por la invasión normanda. Y en el francés moderno hay palabras que le fueron legadas por los mercenarios ingleses de la guerra de los Cien Años, y que provienen directamente del viejo sustrato germano-sajón. Lo mismo sucedió con el hebreo. El sumerio, el asirio y el arameo, e incluso el antiguo acadio, dejaron numerosas aportaciones en el hebreo clásico.

Nuestros escribas griegos del siglo IV hicieron, de una vieja palabra acadia, barjonna, un calificativo familiar, y transcribieron: “Simón-bar-Jonás”, es decir. Simón, hijo de Jonás, lo cual contradice a todos los otros pasajes evangélicos, donde se le llama hijo de Zebedeo. Véase Mateo 10,2; 26,37; Marcos 1,19-20; 3,17; 10,35; Lucas 5,10; Juan 21,2. (Recordemos que Simon-Pedro es hermano de Jacobo: Mateo 13,55)

Ahora bien, en acadio y arameo barjonna significa fuera de la ley, anarquista. Este calificativo viene subrayado por la confesión de Simón-Pedro: “Apártate de mí, Señor, porque soy hombre pecador…” (Lucas 5,8) Pero todavía lo es más por las otras denominaciones que acompañan a este nombre de Simón a lo largo de los Evangelios.

No ignoramos que algunos comentaristas han querido ver en Joná una abreviatura de Johannes. Pero, si buscamos con cuidado, jamás se encontrará Jona o Jonás como abreviatura de Johannes.

En cambio, la fuente de barjonna (en acadio y en arameo: “fuera de la ley, anarquista”) posee sólidos fundamentos. Robert Eisler, en su libro Jésous bassileus ou basileusas (1929), pág. 67, nos dice que, según Elieser-ben-Jehuda, en su obra Thesaurus totius habraitatis, tomo II, pág. 623, ése es exactamente el significado de dicha palabra. En su Aramaisch neuhebraisches Wórterbuch (1922, pág. 65a, 2.a edición), G. Dalman nos dice lo mismo.

Probablemente el texto copto del Evangelio de los Doce Apóstoles, en su segundo fragmento, transcribe Bariona, y no Bar-Jonás.

_____________

Y ahora veamos las diversas confirmaciones, en los mismos Evangelios canónicos.

Hay, entre los Doce, un tal Simón el Zelota. Ese término es griego, y, en efecto, zelotes significa celoso, fanático, celador. Sabemos por Flavio Josefo, tanto en sus Guerras de Judea como en sus Antigüedades judaicas, que la palabra zelotés era utilizada para designar a los sicarios, terroristas judíos armados con la sica, puñal curvo con el que destripaban a sus adversarios.

sica_st_sigla atheism

Ahora bien, Simón el Zelota es hermano de Jesús, como Simón Képha. Lo citan Lucas y los Hechos:

Lucas 6,15

15 Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Simón llamado Zelote,

Hechos 1,13

13 Y entrados, subieron al aposento alto, donde moraban Pedro y Jacobo, Juan, Andrés, Felipe, Tomás, Bartolomé, Mateo, Jacobo hijo de Alfeo, Simón el Zelote y Judas hermano de Jacobo.

Sin duda en esas dos citas se habla de dos hombres que responden al nombre de Simón.  Se demostrará que ambos no eran sino un único y mismo individuo. Porque sería muy sorprendente que Simón el anarquista, la roca, el “fuera-de-la-ley”, fuese un hombre distinto a Simón, el sicario, el zelota. Y si esto fuera así, sería todavía más grave, ya que nos hallaríamos en presencia de la prueba absoluta de que Jesús no reclutaba a sus gentes sino en dichos ambientes y de muy baja calaña.

Tenemos a continuación a un cierto Simón el Cananeo (también llamado Cananita o Cananista). Simón el Cananeo aparece citado en Marcos:

Marcos 3,18

18 a Andrés, Felipe, Bartolomé, Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Tadeo, Simón el cananista,

Según observa Osear Cullmann en su libro Saint Fierre, apotre, disciple el martyr, (Neuchátel, 1952), es el mismo que el Zelota, y esto no tiene nada que ver con la tierra de Canaán. En efecto, en hebreo la palabra kana significa celoso, fanático, apasionado. Es el equivalente al zelotés griego.

Simón el Cananista aparece citado en Marcos (3,18); pero en el pueblo de Cana (o, más exactamente, Kaná) es donde se reunían los zelotas o sicarios (Juan 2,1; 4,46; 21,2). Era también la patria de Natanael (Juan 21,1 y 1,46.)

Ahora nos encontramos con un tal Simón Iscariote. Lo cita Juan (6,70) como el padre de Judas Iscariote:

Juan 6,71

71 Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón; porque éste era el que le iba a entregar, y era uno de los doce.

(Muchas otras versiones Bíblicas dicen: “…Judas, hijo de Simón Iscariote…”; e inclusive la versión griega: “…τον ιουδαν σιμωνος ισκαριωτην…”

Juan 12,4

4 Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar

En ciertos manuscritos se habla también de Simón Iscariote. Por ejemplo, en el utilizado por san Jerónimo para su Vulgata latina, versión oficial de la Iglesia católica:

lohanem, 6, 72

dicebat autem Iudam Simonis Scariotis hic enim erat traditurus eum cum esset unus ex duodecim

La versión protestante sinodal de 1926 traduce asimismo Simón Iscariote.

Se ha pretendido hacer derivar el nombre de Iscariote de una aldea denominada Karioth. Judas y Simón serían “hombres (en hebreo: ish) de Karioth”. Pero esa traducción es muy “discutible. En efecto, en la época mesianista no aparece citado entre los autores antiguos ningún pueblo que se llame así. De hecho, Judas y su padre Simón son los hombres (en hebreo: ish) de la sica, el terrible puñal de los sicarios, y que les dio su nombre: ishi-karioth.

sica ateismo

Y, por otra parte, ¿cómo sostener que Simón y Judas, su hijo, podían ser de un pueblo llamado Karioth, cuando se nos había precisado en otro lugar que la morada de Simón y de Andrés (su hermano), morada común, y por lo tanto familiar, se hallaba en Cafarnaúm?

“Llegaron a Cafamaúm...” (Marcos 1,21) [y] “Al salir de la sinagoga fueron con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama...” (Marcos 29-30.)

Por último, ese Judas, hijo de Simón el Zelota, es también calificado así en un apócrifo etíope, el Testamento en Galilea de Nuestro Señor Jesucristo, en el capítulo II, versículo 12:

“Nosotros, Juan, Tomás, Pedro, Andrés, Santiago, Felipe, Bartolomé, Mateo, Natanael, y Judas Zelota...”.

_________________

Por todas estas razones Amigos Creyentes Cristianos Lectores, basándonos en los versículos que se han citado cuidadosamente. Simón “la Piedra”, Simón “el Zelota”, Simón “el Cananeo”, Simón Iscariote, son una sola y única persona, que es Simón el Anarquista, Simón el fuera de la ley (barjonna).

Podemos verificar que es el hermano de Jesús, de lo que dan fe los versículos citados. Es el padre de Judas Iscariote, y es uno de los hijos de María, como lo dicen los mismos pasajes. Y a este título, es el sucesor de ese mismo Jesús en la estirpe davídica, y a ese mismo título se convertirá, de kepha (hombre de las rocas, fuera de la ley), en kipahu, o sea, en “vástago” de Jessé, en su puesto y su cargo, a su muerte.

Amigo lector Creyente… ¿Cómo concluir otra cosa si esto es lo que señalan inequívocamente las mismas escrituras cristianas?

.

san pedro ateismo

Fuentes:
- M. Grant, Saint Peter (Weidenfeld & Nicolson,1994)
- Robert Eisler, Jésous bassileus ou basileusas (1929),
- Karen Armstrong, A History of Jerusalem (Harper Collins, 1999)
- G. Dalman, Aramaisch neuhebraisches Wórterbuch (1922)
- R. Ambelain, Jésus ou le Mortel secret des Templiers, 1970
- Cullmann, Oscar (1962). Peter: Disciple, Apostle, Martyr
- Elieser-ben-Jehuda, Thesaurus totius habraitatis, II
- Alan Hall, The History of the Papacy (PRC, 1998)
- Osear Cullmann, Saint Fierre, apotre, disciple el martyr, (1952)

.

                    Ver: Jesús no Existió. Introducción.               

                             Ver Artículos sobre: Jesús

                          Ver Sección: Análisis Bíblico.

ARTICULOS RELACIONADOS
 

“La verdad no tiene hora, es de todos los tiempos, precisamente cuando nos parece inoportuna”      A. Schweitzer

INDICE DE ARTICULOS

miércoles, 27 de abril de 2011

Pablo de Tarso: Conclusiones desde el Ateismo. (Jesús no Existió)

san pablo (1) ateismo

A pesar de que aun queda mucho que decir sobre Pablo de Tarso; creo que con los artículos aquí expuestos podemos develar la mascara de santidad que siempre ha rodeado al “Gran Apóstol” y ver al fin su verdadero rostro.

¿Cómo es visto Pablo por los Ateos?

Las opiniones expresadas a continuación son conclusiones personales que pueden o no ser compartidas por otros Ateos. Pero en lo que si coincidimos todos los descreyentes es que fue Pablo y no Jesús el responsable del Cristianismo moderno que recorre el mundo actualmente.

¿Existió Pablo literalmente como figura histórica?

Es muy probable que si. Pero evidentemente no un “Pablo” exacto como lo muestran las escrituras (mago, curandero, milagroso) sino como un individuo extremadamente astuto que por una serie de circunstancias adversas de la vida, vio en su época la oportunidad perfecta de salir de su anonimato y “crear” una religión basada en un ser totalmente mágico y milagroso.

Claro, cabe la posibilidad que inclusive el mismo Pablo fuese un invento más de los miembros de la iglesia primitiva para darle forma y apoyo a sus planes teológicos. Aunque admito que esto es menos probable.

Quizá Pablo lo único que deseaba era tener una oportunidad entre muchos de los movimientos religiosos que abundaban en esa época, pero su propuesta fue tan extraordinariamente buena y efectiva que después fue tomada por otros interesados transformándola de acuerdo a las necesidades del momento y adornándola con milagros y hazañas sobrenaturales llegando a crear lo que conocemos hoy como Cristianismo.

_____________

Pero, se preguntará usted amigo lector Cristiano… ¿Por qué Jesús?

La respuesta sería… ¿Y por qué no?

De seguro este “Jesús” era uno de los tantos autodenominados Mesías que abundaban en el siglo I y que como tantos otros de seguro fue crucificado. Sus seguidores queriendo darle a su líder un carácter sobrenatural (para seguir con la revolución basada ahora en un personaje mágico) simplemente lo resucitaron.

Por eso, al tomar como eje de su plan a un Jesús, crucificado por los romanos, cuyos ayudantes y hermanos afirmaban que había resucitado después de su muerte, Pablo tenía la partida ya casi ganada, porque:

a) Perpetuaba un tema que era familiar entre los medios helenísticos cultos, tema que había llegado hasta los medios populares y que éstos se habían apresurado, a cristalizar de forma real, en un perso­naje que bastaba sólo con ofrecerles;

b) De hecho hay un candidato razonable para ocupar el puesto de este “Jesús”, era Jesús-bar-Juda, revolucionario posiblemente líder de alguna secta mesianista, y sus partidarios le habían hecho ya a Pablo la mitad del trabajo preparatorio, al montar la leyenda de la resurrección.

_________________

san-pablo-fresco ateismo

Si repasamos a muy “grosso modo” las conclusiones que hemos podido obtener en el transcurso de estos artículos dedicados a Pablo; tenemos:

- Que el mismo Pablo de autodefinía como un mentiroso y engañador… lo cual es algo que ni los mismos Creyentes pueden negar ya que Pablo lo expresa en algunas de sus cartas.

Ver artículo: Pablo, Mentiroso por convicción propia

.

- Todo sobre el nacimiento y la ascendencia de Pablo es una conveniente confusión. Según él mismo es judío, romano, fariseo; y también descubrimos que está emparentado nada más ni nada menos que con el mismo Herodes, perteneciendo de está manera a la dinastía Herodiana; por lo tanto Idumeo y de raíces árabes.

Ver artículos:

Pablo, falsedades sobre su nacimiento y ascendencia;

Pablo NO era Judío de nacimiento

.

- Pablo mintió al decir que era “fabricante de tiendas”:

Ver artículo: Pablo, mentiras sobre su oficio como fabricante de tiendas

.

- Notamos que hay muchas mentiras en torno al supuesto “Apedreamiento de Esteban” donde Pablo fue testigo.

Ver artículo: Pablo; Mentiras sobre el apedreamiento de Esteban

.

- Por supuesto que su conversión en el camino hacia Damasco tampoco está exenta de irregularidades

Ver artículo: Pablo y los problemas de su conversión hacia Damasco

.

- Pablo manipula a sus lectores afirmando que toda su iluminación está basada en “visiones”; pudimos comprobar lo falso de todo esto.

Ver artículo: Pablo y sus Visiones. Más mentiras y contradicciones

.

- El mismo Pablo nos dice en sus cartas que sufre de alguna enfermedad física; podemos concluir que esta afección podría ser desde ataques de epilepsia hasta inclusive sífilis. Todo esto de las visiones puede originarse de un problema patológico.

Ver artículo: Pablo y sus posibles Enfermedades

.

- Podemos concluir enfáticamente que Pablo NO es ningún apóstol ni nada parecido; todo esto basado en misma información Bíblica.

Ver artículo: Pablo, El Falso Apóstol

.

- Pablo ignora y manipula las leyes Judías de las que suele presumir de su conocimiento; principalmente en el tema de la circuncisión.

Ver artículos:

Pablo; entre mentiras, circuncisiones y Timoteo

Pablo y su ignorancia sobre las leyes Judías

.

SanPabloWebateismo

- Todos, absolutamente todos sus supuestos viajes alrededor del mundo para promover su doctrina están llenos de mentiras, problemas históricos y geográficos, manipulaciones y descarados engaños.

Ver artículos:

Pablo y las Mentiras de su viaje a Chipre

Pablo y las Mentiras de su viaje a Pisidia

Pablo y las Mentiras de su viaje a Iconio

Pablo y las Mentiras de su viaje a Lystra y Derbe

Pablo y las mentiras de su llegada a las primeras ciudades Europeas

Pablo en Filipi; entre mentiras, plagios y fugas milagrosas

Pablo y Lucas en Filipi; Más Problemas y Mentiras

Pablo en Corinto; Problemas Históricos

Pablo en Corinto. Entre Mentiras y Conversiones Milagrosas

.

- Descubrimos los detalles sobre la pelea con su gran amigo Bernabé.

Ver artículo: Pablo, entre peleas con Bernabé y su encuentro con Timoteo

.

- También observamos como muchas de sus epístolas tienen grandes errores y patentes manipulaciones y que no parecen ser en lo más mínimo inspiradas por Dios; sino simplemente maniobras de un personaje mentiroso y aprovechador.

Ver artículos:

Pablo, las mentiras y problemas de la carta a los Gálatas

Pablo en Filipi: problemas con la epístola a Filipenses y el destino de la ciudad

Pablo y las Epístolas a los Corintios (Parte 1). Problemas y Mentiras

Pablo y las Epístolas a los Corintios (Parte 2); ó Como manipular a los Creyentes

Pablo y las Epístolas a los Corintios (Parte 3). Entre Tabúes, Misoginia y Corrupción.

.

- Su etapa previa a la llegada a Roma también deja mucho que desear.

Ver artículo: Pablo de Tarso… “Todas las Mentiras conducen a Roma”

.

- También su naufragio y estadía en la isla de Malta es absurda y una obvia mentira.

Ver artículos:

Pablo y el Naufragio en Malta… Mentiras a la deriva

Pablo en Malta. Encantador de Serpientes, Curandero y Plagiador.

.

- Inclusive, es bastante probable que el mismo Pablo estuviese directamente involucrado como responsable del gran incendio de Roma.

Ver artículos:

Pablo de Tarso, ¿Responsable del Gran Incendio de Roma? Parte 1

Pablo de Tarso; Responsable del Gran Incendio de Roma. Parte 2

.

- Hasta su muerte (supuestamente decapitado por autoridades romanas) está llena de misterios y absurdos que rayan la más insensata irracionalidad.

Ver artículos:

Pablo de Tarso y su Muerte. Parte 1

Pablo de Tarso; su Ejecución y Muerte. Parte 2

.

- Y claro, los Plagios, y más mentiras y contradicciones abundan.

Ver artículos:

Pablo de Tarso y Orfeo; entre Sacificios y Misterios

Pablo de Tarso; Más Errores Mentiras y Contradicciones. (Parte 1)

Pablo de Tarso; Más Falsedades, Manipulaciones e Incoherencias (Parte 2)

.

- También podemos notar como la doctrina de Pablo distaba mucho de la que Jesús ofrece en los evangelios, hasta tal punto que parece desconocerlo totalmente.

Ver artículos:

Pablo de Tarso Vs Jesús de Nazaret ¿Quién miente? (Parte 1)

Pablo de Tarso Vs Jesús de Nazaret (Parte 2)

.SaulTarsus6_ atheism

_______________________

Amigo Cristiano lector, podemos afirmar con bastante propiedad que fue Pablo, y no Jesús, el fundador del cristianismo como una nueva religión que se desarrolló fuera de lo normal, tanto el judaísmo y la variedad Nazarena del judaísmo. En esta nueva religión, la Torá fue derogada por haber tenido carácter provisional. El mito central de la nueva religión era la de una muerte expiatoria de un ser divino. La creencia en este sacrificio, y un intercambio de la mística muerte de la divinidad, formaron el único camino a la salvación. Pablo concibe esta religión partiendo de fuentes helenísticas, principalmente por la fusión de los conceptos tomados del gnosticismo y conceptos tomados de las religiones basadas en el “misterio”, sobre todo del Orfismo. La combinación de estos elementos con características tomadas del judaísmo, en particular la incorporación escrituras judías, reinterpretadas y manipuladas para proporcionar un fondo histórico sagrado para el nuevo mito… ésta era una idea única, y Pablo era el creador de esta amalgama.

El mismo Jesús no tenía ni idea de nada de esto, y se habría sentido sorprendido y consternado por el papel asignado a él por Pablo como una deidad sufrimiento. Tampoco Pablo tiene predecesores entre los nazarenos, aunque más tarde la mitografía ha intentado asignar este cargo a Esteban, y los estudiosos modernos han descubierto igualmente predecesores míticos de Pablo en un grupo llamado “helenistas”. A Pablo, como el creador de este mito cristiano personal, nunca se le ha dado suficiente crédito por su originalidad. La reverencia que ha tenido a través de los siglos el gran San Pablo ha oscurecido bastante las características más coloridas de su personalidad. Al igual que muchos líderes evangélicos, él era una mezcla de sinceridad y la charlatanería. Los líderes evangélicos de su tipo eran comunes en ese momento en el mundo greco-romano (por ejemplo, Simón el Mago, Apolonio de Tiana).

No sé si Pablo estaba consciente de la enorme magnitud y potencial que tenía su proyecto (lamentablemente la enorme manipulación de la literatura cristiana de la época nos impide hacer conclusiones categóricas), pero lo cierto es que se expandió como pólvora (solo comparable a la que unos siglos después tendría el Islam) cobijando a casi la totalidad del mundo occidental e influyéndonos a todos; a usted amigo lector y a mi.

No podemos escapar de los siglos de historia… pero si podemos abrir los ojos y estar conscientes de la realidad aquí y ahora. Y mejorar nuestras vidas basados en esta realidad que excluye la mentira y la manipulación a la que nos han tenido acostumbrados desde hace milenios personajes como Jesús y Pablo.

.

idiot_st_paul_of_tarsus_tshirt-atheism

.                      Ver Artículos sobre: Pablo de Tarso 

                            Ver: Pablo, El Falso Apóstol 

                       Ver: Jesús no Existió. Introducción.               

                            Ver Sección: Análisis Bíblico.

ARTICULOS RELACIONADOS
 

“Lo importante es no cesar de hacerse preguntas”      Albert Einstein

                                Ver todos los Artículos 

lunes, 25 de abril de 2011

Pablo de Tarso Vs Jesús de Nazaret. Parte 2 (Jesús no Existió)

pablo vs jesus Ateismo atheism

Hay cosas muy curiosas sobre las enseñanzas de Jesús y las palabras de Pablo.

Las epístolas del primer siglo regularmente dan máximas morales, dichos, admoniciones que en los evangelios son pronunciadas por Jesús, sin atribuírselas nunca a él. El bien conocido “Ama a tu prójimo”, originalmente del Levítico, se cita en Santiago, La Didaché, y tres veces en Pablo, aunque ninguna de ellas apunta que Jesús hizo de esta frase una pieza central de su propia enseñanza. Pablo (1 Tesalonicenses 4,9) y también el escritor de 1 Juan de hecho, atribuyen dichos mandamientos de amor a Dios, ¡y no a Jesús!

¿Cómo es posible nombrar esta famosa frase “Ama a tu prójimo”, y no decir que es parte fundamental de las enseñanzas de Jesús?... la única respuesta es que esta frase fue atribuida a Jesús mucho después (recuerden que los evangelios son posteriores a las epístolas), ya que Pablo nunca escuchó ni tuvo referencia de las supuestas palabras de Jesús.

__________

La doctrina de Pablo sobre Jesús es una salida audaz del judaísmo. Pablo estaba defendiendo una doctrina que parecía tener mucho más en común con los mitos paganos que con el judaísmo: que Jesús era una persona humana-divina, que había descendido a la Tierra desde los cielos y experimentó la muerte con el propósito expreso de salvar a la humanidad. El hecho de que los judíos encontraron en esta doctrina una nueva e impactante muestra de que no juega ningún papel en las escrituras judías, al menos no de manera fácilmente perceptible. Sin embargo, Pablo no se contentó con decir que su doctrina era nueva, por el contrario, quería decir que cada línea de la escritura judía fue una prefiguración del “Jesús” tal y como él la entendía.

___________

El cristianismo y otras sectas Judías creían que el fin del mundo y el establecimiento del Reino de Dios estaban a la vuelta de la esquina. Pablo le dice a sus lectores: “El tiempo que vivimos no durará mucho”, y “Ustedes saben que el Día del Señor viene como un ladrón en la noche.” ¿Pero puede estar Pablo desinformado acerca de que Jesús mismo había hecho casi idénticas predicciones apocalípticas, como se registra en pasajes como Marcos 13,30 y Mateo 24,42? El no hace ni una alusión de esto. Parece que no sabe que Jesús dijo exactamente lo mismo.

Él y otros igualmente parecen ignorantes de la postura de Jesús con respecto a la limpieza de alimentos, sobre la cuestión de aceptar la totalidad de la ley Judía, sobre el tema de predicarle a los Gentiles, incluso en situaciones donde están enfrascados en encarnizados debates sobre dichos tópicos.

Ni siquiera hay alguna referencia en las epístolas a Jesús como el “Hijo del Hombre”, no importando el hecho de que los Evangelios están llenos de esta autodesignación favorita de Jesús. Esta figura apocalíptica, tomada del Libro de Daniel (7,13), aparece en un cúmulo de documentos sectarios Cristianos y Judíos alrededor del final del primer siglo, incluyendo los Evangelios, donde Jesús mismo se declara ser quien llegará al final de los tiempos en las nubes del cielo para juzgar al mundo y establecer el Reino. Parece inconcebible que Pablo, con toda su preocupación acerca del fin inminente (ver 1 Tesalonicenses 4, por ejemplo) estuviera, ya sea desinformado o decidiera ignorar, el rol declarado por Jesús como el Hijo del Hombre.

___________

Pero lo verdaderamente increíble es que en Romanos 10, Pablo está ansioso de mostrar que los Judíos no tienen excusa para no creer en Cristo y ganar la salvación porque ellos han oído la buena nueva acerca de él de parte de mensajeros señalados como Pablo mismo. Y él compara a los apáticos judíos con los gentiles que lo han recibido. ¡Pero seguro que Pablo ha olvidado lo asombrosamente obvio! Porque los Judíos (o al menos algunos de ellos) supuestamente habían rechazado ese mensaje directamente de los mismísimos labios de Jesús en persona pocos años antes, en contraste con los gentiles que habían creído de segunda mano.

En el verso 18 Pablo pregunta dramáticamente:

Romanos 10,18

Pero digo: ¿No han oído? Antes bien,

Por toda la tierra ha salido la voz de ellos,

Y hasta los fines de la tierra sus palabras.

¿Cómo pudo fallar en enfatizar el rechazo de la misma persona de Jesús por parte de sus paisanos? Así, todo a lo que se refiere son los apóstoles como él mismo, quien ha “predicado hasta los confines del mundo”… ésta es la mayor prueba de que Pablo no tenia ni idea del Jesús histórico que es expuesto en los evangelios.

___________

Ninguna epístola del primer siglo menciona nunca que Jesús ejecutara milagros. En algunos casos la omisión y el silencio es increíble.

___________

Tanto Colosenses como Efesios ven a Jesús como el Salvador cuya muerte ha rescatado la humanidad de los poderes demoníacos que se creía inundaban el mundo, causando pecado, enfermedad y mala fortuna. Pero ni siquiera en estas cartas hay alguna mención de los milagros de sanación de los cuales están llenos los Evangelios, aquellos exorcismos que pudieron haber mostrado que Jesús había subyugado dichos demonios aún mientras estaba en la tierra.

jesus y pablo

___________

El agente de toda la actividad reciente parece ser Dios, no Jesús. Pablo habla de "el evangelio de Dios", "el mensaje de Dios".

Es Dios apelando y llamando al creyente cristiano. En Romanos 1,19 el vacío es alarmante. Pablo declara:

Romanos 1:19

porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.

¿No fue Jesús quien reveló a Dios?, ¿dónde están los atributos no visibles de Dios en Jesús ? ¿Cómo pudo cualquier cristiano expresarse de ésta forma en que lo hacen tantos cristianos primitivos? ¿Dónde está la figura de Jesús en todo esto?

__________

El architraidor Judas nunca aparece, ni siquiera en un pasaje como Hebreos 12,15 donde el autor, al advertir contra los miembros venenosos en medio de la comunidad, ofrece la figura de Esaú como un ejemplo, quien “por una sola comida vendió su primogenitura”. ¡Seguro que vender al Hijo de Dios por treinta piezas de plata hubiera sido una comparación muchísimo más dramática!

Hebreos 12,15-17

12:15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados;

12:16 no sea que haya algún fornicario, o profano, como Esaú, que por una sola comida vendió su primogenitura.

12:17 Porque ya sabéis que aun después, deseando heredar la bendición, fue desechado, y no hubo oportunidad para el arrepentimiento, aunque la procuró con lágrimas.

Al parecer Pablo ignora completamente a Judas Iscariote ya que este era el momento perfecto para colocarlo como ejemplo.

____________

Toquemos un punto muy importante y que parece que la mayoría de los Creyentes Cristianos ignoran… ¿Dónde están los lugares sagrados?

En todos los escritores cristianos del primer siglo, en toda la devoción que muestran hacia Cristo y la nueva fe, ni uno de ellos expresa alguna vez el más pequeño deseo de ver el lugar de nacimiento de Jesús, de visitar Nazareth, su lugar de nacimiento, los sitios de su predicación, el segundo piso donde asistió a su Última Cena, la tumba donde fue enterrado y surgió de entre los muertos.

¡Estos lugares nunca son mencionados!

Más aún, no hay una sugerencia de peregrinar al mismo Calvario, donde se consumó la salvación de la humanidad. ¿Cómo fue posible que dicho lugar no se hubiera convertido en un santuario?

Incluso Pablo, este hombre tan emocional, tan lleno de inseguridades, quien declara:

Filipenses 3,10

a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte,

Aún el mismo Pablo parece inmune al atractivo de dichos lugares. Tres años iban a pasar después de su conversión antes de que hiciera una por cierto, corta visita a Jerusalén. Y ésta (así nos dice en Gálatas) únicamente para “ir a conocer” a Pedro; y no volvería allí durante otros 14 años.

¿Es concebible que Pablo no hubiera querido recorrer la colina del calvario, para postrarse él mismo en el suelo sagrado que recibió la sangre de su Señor asesinado? ¡Seguramente el hubiera compartido una experiencia emocional tan intensa con sus lectores! ¿No hubiera sido conducido al Jardín de Getsemaní, donde se reporta que Jesús había pasado a través del horror y la duda que Pablo mismo había conocido? ¿No se hubiera regocijado al permanecer de pié delante de la tumba vacía, la garantía de su propia resurrección? ¿Hay, de hecho, en esta extensa tierra tan recientemente llena con la presencia del Hijo de Dios, algún lugar sagrado, alguna zona de terreno donde dicha presencia persistiera aún, santificada por el paso, toque o palabra de Jesús de Nazareth?

Ni Pablo ni ningún otro escritor de cartas del primer siglo dicen el más mínimo susurro de ninguna cosa semejante.

____________

Ésta es una característica recurrente de las cartas de Pablo: el ignora totalmente la carrera reciente de Jesús y pone el foco de la revelación y la salvación enteramente sobre el movimiento misionero del cual él es el miembro más prominente (según él lo ve)

____________

Él tampoco toca nunca la pregunta que hubiera reflejado las expectativas populares: ¿Por qué la verdadera llegada del Mesías no produjo por si misma la llegada del Reino ? (En las epístolas, nunca se habla de la esperada Venida de Cristo al final de los tiempos como de un "Regreso" o segunda Venida; la impresión que ésto produce es que ésta sería su primera aparición en persona en la tierra.)

____________

Las contradicciones entre Pablo y Jesús son muy numerosas y no tiene sentido nombrarlas todas aquí. Creo que esto es más que evidente. La gran pregunta que yo me haría como Cristiano es… ¿Por qué? ¿Por qué si Pablo vio al mismísimo Jesús en visiones y al parecer se comunicaban a cada rato; su doctrina y enseñanzas son contrarias a las que Jesús predica en los Evangelios?

La respuesta es muy sencilla y evidente amigo Creyente lector: ¡Pablo nunca conoció nada sobre Jesús!... por dos razones, la primera es que Jesús nunca existió como personaje y Pablo se inventó toda esta parafernalia en torno a un Mesías (posiblemente humano y rebelde judío) para darle un matiz divino que apoyase su particular teología… la segunda razón es que si dicho Jesús existió (sobrenatural o no) Pablo simplemente escuchó alguna referencia aislada de él, o su importancia no fue tan grande; así que decidió “inventar un poquito” y así darle forma a su doctrina alrededor de este “Jesús”

En todo caso, y como ya lo hemos repetido una y otra vez; las cartas de Pablo son muy anteriores a los evangelios, lo que nos hace llegar a una inevitable conclusión:

“El Jesús de los Evangelios es el personaje creado posteriormente para darle una representación al “Jesús” que Pablo ya había expuesto en sus cartas”

.       

Ver: Pablo de Tarso Vs Jesus de Nazaret. (Parte 1)

paul (1) atheism.       

.   

Fuentes:
- Jay Raskin, The Evolution of Christs and Christianities (Xlibris, 2006)
- New Bible Dictionary; Howard Marshall, A.R. Millard, J.I. Packer, D.J. Wiseman;Third Edition 1996;
- Hyam Maccoby, The Mythmaker: Paul & the Invention of Christianity.
- Hermann Detering, The Falsified Paul, Early Christianity in the Twilight (Journal of Higher Criticism, 2003)
- E. Doherty, The Jesus Puzzle, 1999; G. A. Wells,
- John Ziesler, Pauline Christianity (Oxford, 1990)
- R. Ambelain, La Vie secrète de Saint Paul, (París, Robert Laffont, « Les Énigmes de l'univers », 1972)
- Edward Stourton, In the Footsteps of Saint Paul (Hodder & Stoughton, 2004)
- The Fable of Christ, 2001; Acharya S,
- The Christ Conspiracy: The Greatest Story Ever Sold, 1999;

              Ver: Pablo; Conclusiones desde el Ateismo

                     Ver Artículos sobre: Pablo de Tarso 

                            Ver: Pablo, El Falso Apóstol 

                       Ver: Jesús no Existió. Introducción.               

                            Ver Sección: Análisis Bíblico.

ARTICULOS RELACIONADOS
 

“Uno debe ser tan humilde como el polvo para poder descubrir la verdad”      Mahatma Gandhi

                                Ver todos los Artículos 

sábado, 23 de abril de 2011

Pablo de Tarso Vs Jesús de Nazaret. ¿Quién miente?. Parte 1 (Jesús no Existió)

paul and jesus atheism

¿Qué habría pensado Jesús de Pablo? ¿Estaría de acuerdo con su doctrina y enseñanzas? ¿Apoyaría Jesús a Pablo como un vocero de su palabra?... ¿O estos dos personajes se contradecían escandalosamente?

Debemos recordar que Jesús nunca conoció a Pablo, los dos hombres no se reunieron ni una sola vez (al menos en persona). Los discípulos que conocieron a mejor a Jesús, como Pedro, Santiago y Juan, no han dejado escritos que expliquen cómo Jesús los veía o lo que consideraba como sería su misión. ¿Estuvieron ellos de acuerdo con las interpretaciones difundidas por Pablo en sus escritos? ¿O tal vez pensaban que este recién llegado a la escena, estaba dando complicadas vueltas teóricas sobre el lugar que tenía Jesús en el esquema de las cosas? Pablo afirmó que sus interpretaciones no eran de su propia invención, pero había llegado a él por “inspiración divina”, También afirmó que había conocido personalmente al Jesús resucitado, a pesar de que nunca lo había conocido durante su vida. Tal conocimiento, según él, fue adquirido a través de visiones.

____________

Recordemos que el Nuevo Testamento, tal y como lo tenemos hoy en día, está mucho más dominado por Pablo de lo que parece a primera vista. Cuando abrimos el nuevo testamento, nos encontramos con los cuatro evangelios, en los que Jesús es el héroe, y no encontramos a Pablo como personaje hasta que nos embarcamos en la narrativa post-Jesús de los Hechos. Y entonces por fin entramos en contacto con el mismo Pablo en sus cartas. Pero esta impresión es engañosa: los primeros escritos del Nuevo Testamento son en realidad las cartas de Pablo, que fueron escritos hacia el año 50-60, mientras que los Evangelios no se escribieron hasta el período de 70 a 110 dC, o inclusive mucho tiempo despúes. Esto significa que las teorías religiosas de Pablo ya estaban antes que los escritores de los Evangelios quienes escribieron la “vida de Jesús” basándose en lo que ya Pablo había descrito y dándole un toque de “realismo histórico” para hacerlo mas creíble y digerible al publico gentil. Pablo está, en cierto sentido, presente desde la primera palabra del Nuevo Testamento. Esto no es, por supuesto, toda la historia, porque los Evangelios también se basan en tradiciones e incluso fuentes escritas que se remontan a una época anterior a los escritos de Pablo, y estas antiguas fuentes y tradiciones no fueron del todo borradas en la versión final y dan indicaciones valiosas de cómo era la historia antes de que los editores Paulinistas le dieran forma definitiva. Sin embargo, la formación y la perspectiva dominante de los evangelios es la de Pablo, por la sencilla razón de que fue el punto de vista Paulinista de la visión de Jesús en la Tierra el que triunfó en la Iglesia y de tal manera que a partir de esto, se desarrolló la historia. Muchas interpretaciones rivales (llámense hoy en día “apócrifos”), que en un tiempo habían sido ortodoxas, se opusieron a los distintos puntos de vista de Pablo, ahora se convirtieron en heréticas y quedaron excluidas de la versión final de las obras aprobadas por la Iglesia Paulina como el canon inspirado del Nuevo Testamento.

Esto explica el papel ambiguo y desconcertante de los discípulos de Jesús que figuran en los Evangelios. Son figuras en la sombra, que se les permite poca personalidad, excepto de una forma esquemática. También son retratados como estúpidos, que no entienden muy bien lo que Jesús está haciendo. Su importancia en los orígenes del cristianismo juega un papel muy importante. Por ejemplo, encontramos que inmediatamente después de la muerte de Jesús el líder de la iglesia de Jesús en Jerusalén es Pedro. Sin embargo, en los Evangelios, este Pedro no parece tener algo que ver con la misión de Jesús en la historia. Esto ocurre hasta tal punto que Pedro pasa a ser una figura de relativamente poca importancia en la historia post-Jesús, si se compara con el increíble apostol Pablo, que sin siquiera conocer a Jesús, y solo confiando en su palabra de haberlo visto en “visiones”, se llegó a convertir en la punta de lanza de la cruzada Cristiana.

Al parecer la manipulación posterior de los evangelios le ha quitado protagonismo a los discípulos de Jesús, dándoselo casi enteramente a Pablo.

paul cristo ateismo

____________

El simbolismo de la “Cruz” según Pablo.

A nuestro Pablo no le bastaba ya con afirmar que, al igual que el dios-salvador desmembrado en la cruz celeste se ha­bía encarnado en hombre de carne y hueso, esta misma cruz celeste había tenido su reflejo material, tangible, en la cruz patibular en la que había muerto dicho hombre. Pablo no se privará de ello, pero además será el único en su época y durante largo tiempo que, frente a la vergüenza cristiana general ante la cruz, construirá la base de una verdadera mística del “escándalo de la cruz”; júzguelo usted mismo:

1 Corintios 1,17-18

17 Pues no me envió Cristo a bautizar, sino a predicar el evangelio; no con sabiduría de palabras, para que no se haga vana la cruz de Cristo.

18 Porque la palabra de la cruz es locura a los que se pierden; pero a los que se salvan, esto es, a nosotros, es poder de Dios.

(En otras versiones Bíblicas se sustituye la palabra “Locura” por “Necedad”)

Gálatas 5,11

11 Y yo, hermanos, si aún predico la circuncisión, ¿por qué padezco persecución todavía? En tal caso se ha quitado el tropiezo de la cruz.

(En otras versiones Bíblicas se sustituye la palabra “tropiezo” por “escándalo”; inclusive en la versión Griega la palabra utilizada es “σκανδαλον” que puede significar tanto “escándalo” como “tropiezo”)

Gálatas 6,14

14 Pero lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo, por quien el mundo me es crucificado a mí, y yo al mundo.

Efesios 2,15-16

15 aboliendo en su carne las enemistades, la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, haciendo la paz,

16 y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.

Es cierto que en la Epístola a los Filipenses (2,8, y 3,18), en la Epístola a los Colosenses (1,20, y 2,14), y en la Epístola a los Hebreos (12,2) hace una alusión directa al instrumento material del suplicio de Jesús. Pero no es seguro que no le prestara un sentido infinitamente más gnóstico. Recordemos a su primer iniciador, Dositeo. Releamos, con este fin, esos pasajes de doble sentido:

Colosenses 2,14-15

14 anulando el acta de los decretos que había contra nosotros, que nos era contraria, quitándola de en medio y clavándola en la cruz,

15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

cruz celeste ateismo

Lo que, en el espíritu de Pablo, significa que se acuerda de las enseñanzas de su maestro Dositeo: para los gnósticos cristianos, los Arkontes (Potestades y Dominaciones secundarias, causa segunda del Cosmos) reinaban antes enteramente sobre el mundo material, sobre el Kenomio. Por el sangriento sacrificio de la cruz, se dice que Jesús apaci­guó a su Padre celestial, y ahora son los Arkontes quienes, destronados, están prisioneros en el seno de los cuatro Elementos (la cruz cósmica).

Pero también aquí, en la mente de Saulo-Pablo, el Jesús histórico cede el puesto a un personaje imaginario, el Cristo Celeste, quien se sacrifica por el Hombre caído, y, al incorporarse a su esencia, lo trans­muta y lo deifica. Cosas todas ellas que el hombre condenado por Pilato jamás había proyectado, y argumentos soteriológicos que se buscarían en vano en el Antiguo Testamento.

Se comprende que ante tales enseñanzas heréticas el judaísmo orto­doxo reservara a nuestro nuevo apóstol una acogida bastante mala. Y se comprende que el mundo helénico, con lo que comportaba ya de tradicional en los mitos paganos anteriores, aceptara discutir sobre el tema. El tiempo haría el resto, y especialmente la llegada al poder de emperadores cristianos.

Y no es seguro que el simbolismo del corazón de Zagreus, olvidado por la rabia ciega de los Titanes y del que Zeus hizo renacer al dios sacrificado, no sirviera de trama lejana al del Sagrado Corazón, para el que se ha construido toda una teología. Ese Sagrado Corazón que, por su misericordia potencial, hace renacer (o nacer) al hombre caído. ¡Permanencia casi eterna de los grandes mitos sagrados! Y los versos de Fernand Divoire vienen a la memoria:

Cendres du lourd passé oü brille para parcelles La substance du dieu, de Dyonisos mourant, Ah! Dégage-toi, ó Substance immortelle! O Coeur, échappe-toi, et renais, Dieu-enfant

(Cenizas del pasado, donde a retazos brilla La sustancia divina de Dionisos moribundo, ¡Ay! ¡Despréndete ya, oh inmortal sustancia! ¡Oh Corazón! ¡Escapa, y renace, niño Dios!)

_____________

Cuando Hebreos habla de la “voz” de Cristo hoy (Hebreos 1,2 y; 2,11; 3,7; 10,5), ¿Por qué todo eso es extraído del Antiguo Testamento?

Cuando Pablo en Romanos 8,26 dice que "cómo debemos orar" ¿significa esto que no está enterado de que Jesús enseñó El Padre Nuestro a sus discípulos? ¡Era el momento perfecto para hacer referencia a esto!

Cuando el escritor de 1 Pedro 3,9 insiste en "no devolver mal con mal, sino que devuelvan bendiciones," ¿ha olvidado el "Enseña la otra mejilla" de Jesús?

Romanos 12 y 13 es una letanía de ética cristiana, como lo es la epístola de Santiago y partes de la instrucción de los "Dos Caminos" en la Didaché y en la epístola de Bernabé; pero aunque muchos de estos preceptos corresponden a las enseñanzas evangélicas de Jesús, ni una única alusión se hace en su dirección. ¡Nunca mencionan a Jesús siquiera como vocero de estas premisas! Dichos ejemplos podrían multiplicarse por docenas.

Debe notarse que esa media docena de "palabras del Señor" que Pablo promulga como guías para ciertas prácticas en sus comunidades cristianas no son de algún registro de pronunciamientos terrenales hechos por Jesús. Es una característica reconocida de los movimientos cristianos primitivos que los predicadores carismáticos como Pablo se creían a sí mismos en un estado de comunicación directa con el Cristo espiritual en el Cielo, recibiendo instrucción e inspiración de él. No hay conocimiento alguno del Jesús terrenal e histórico que hace apenas unos años caminó y predicó en tierras hebreas.

_____________

Ninguna epístola del primer siglo (incluyendo las de Pablo), aún cuando discuten el bautismo cristiano, menciona alguna vez, ya sea el propio bautismo de Jesús, o la figura de Juan el Bautista. ¡Asombroso!

___________

En 1 Corintios 15, Pablo está ansioso de convencer a sus lectores de que los humanos pueden ser resucitados de la muerte.

Entonces, ¿Por qué no apunta a cualquiera de las tradiciones de que Jesús mismo había levantado a varias personas de la muerte? ¿Dónde está Lázaro?... ¡Que mejor ejemplo que su misma resurrección! ¿Por qué no dice nada para ilustrarlo de forma convincente?

.  

Ver: Pablo de Tarso Vs Jesús de Nazaret (Parte 2)

damascus_atheism

.                     

Fuentes:
- Jay Raskin, The Evolution of Christs and Christianities (Xlibris, 2006)
- New Bible Dictionary; Howard Marshall, A.R. Millard, J.I. Packer, D.J. Wiseman;Third Edition 1996;
- Hyam Maccoby, The Mythmaker: Paul & the Invention of Christianity.
- Hermann Detering, The Falsified Paul, Early Christianity in the Twilight (Journal of Higher Criticism, 2003)
- E. Doherty, The Jesus Puzzle, 1999; G. A. Wells,
- John Ziesler, Pauline Christianity (Oxford, 1990)
- R. Ambelain, La Vie secrète de Saint Paul, (París, Robert Laffont, « Les Énigmes de l'univers », 1972)
- Edward Stourton, In the Footsteps of Saint Paul (Hodder & Stoughton, 2004)
- The Fable of Christ, 2001; Acharya S,
- The Christ Conspiracy: The Greatest Story Ever Sold, 1999;

              Ver: Pablo; Conclusiones desde el Ateismo

                     Ver Artículos sobre: Pablo de Tarso 

                            Ver: Pablo, El Falso Apóstol 

                       Ver: Jesús no Existió. Introducción.               

                            Ver Sección: Análisis Bíblico.

ARTICULOS RELACIONADOS
 

“Corrige a un sabio y te lo agradecerá. Corrige a un necio y te odiará para siempre”   Anónimo.

                                Ver todos los Artículos