lunes, 14 de febrero de 2011

Pablo y los problemas de su conversión hacia Damasco (Jesús no Existió)

pablo-conversion

Pero sin ninguna duda, el hecho principal de la vida de Pablo y que vendrá a ser el desencadenante, no solo de su labor como “apóstol” de Jesús sino como el fundador y artífice de una nueva religión que será conocida como Cristianismo; es la conversión de Pablo en el camino hacia Damasco. Suceso el cual no está exento de problemas, contradicciones y mentiras.

Lo primero que hay que objetar en todo esto es lo contradictorio que es este viaje a Damasco para “Perseguir y encarcelar Cristianos”; Ni Gamaliel su tutor, maestro y pontífice de Israel, ni ningún otro levita o sacerdote tenían autoridad para emitir una orden que le permitiera operar lejos de Jerusalén en misión de búsqueda de Cristianos. Recordemos que Damasco (hoy capital de Siria) era un reino completamente diferente e independiente de Israel.

.

El libro de los Hechos de los Apóstoles nos relata en tres ocasiones diferentes los acontecimientos ocurridos en el camino hacia Damasco:

Hechos 9,3-9

9:3 Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo;

9:4 y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

9:5 El dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón.

9:6 El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer.

9:7 Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, mas sin ver a nadie.

9:8 Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco,

9:9 donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió.

Hechos 22,6-21

22:6 Pero aconteció que yendo yo, al llegar cerca de Damasco, como a mediodía, de repente me rodeó mucha luz del cielo;

22:7 y caí al suelo, y oí una voz que me decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

22:8 Yo entonces respondí: ¿Quién eres, Señor? Y me dijo: Yo soy Jesús de Nazaret, a quien tú persigues.

22:9 Y los que estaban conmigo vieron a la verdad la luz, y se espantaron; pero no entendieron la voz del que hablaba conmigo.

22:10 Y dije: ¿Qué haré, Señor? Y el Señor me dijo: Levántate, y ve a Damasco, y allí se te dirá todo lo que está ordenado que hagas.

22:11 Y como yo no veía a causa de la gloria de la luz, llevado de la mano por los que estaban conmigo, llegué a Damasco.

22:12 Entonces uno llamado Ananías, varón piadoso según la ley, que tenía buen testimonio de todos los judíos que allí moraban,

22:13 vino a mí, y acercándose, me dijo: Hermano Saulo, recibe la vista. Y yo en aquella misma hora recobré la vista y lo miré.

22:14 Y él dijo: El Dios de nuestros padres te ha escogido para que conozcas su voluntad, y veas al Justo, y oigas la voz de su boca.

22:15 Porque serás testigo suyo a todos los hombres, de lo que has visto y oído.

22:16 Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.

22:17 Y me aconteció, vuelto a Jerusalén, que orando en el templo me sobrevino un éxtasis.

22:18 Y le vi que me decía: Date prisa, y sal prontamente de Jerusalén; porque no recibirán tu testimonio acerca de mí.

22:19 Yo dije: Señor, ellos saben que yo encarcelaba y azotaba en todas las sinagogas a los que creían en ti;

22:20 y cuando se derramaba la sangre de Esteban tu testigo, yo mismo también estaba presente, y consentía en su muerte, y guardaba las ropas de los que le mataban.

22:21 Pero me dijo: Ve, porque yo te enviaré lejos a los gentiles.

Hechos 26,12-18

26:12 Ocupado en esto, iba yo a Damasco con poderes y en comisión de los principales sacerdotes,

26:13 cuando a mediodía, oh rey, yendo por el camino, vi una luz del cielo que sobrepasaba el resplandor del sol, la cual me rodeó a mí y a los que iban conmigo.

26:14 Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba, y decía en lengua hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces contra el aguijón.

26:15 Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues.

26:16 Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti,

26:17 librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío,

26:18 para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados.

- Lo primero que llama la atención es que a Pablo no se le presenta un ángel de Dios cualquiera… Sino el mismísimo Jesús. Lo cual es bastante curioso ya que en ese momento hay 10 discípulos sobrevivientes que hablaron, compartieron y estuvieron en contacto directo con Jesús. Es muy extraño que de repente, a Jesús después de muerto, se le ocurra no solo elegir un nuevo discípulo, sino que selecciona a este discípulo para ser el más grande y el portavoz de una doctrina que el mismo nunca ni siquiera insinúo en vida.

CaravaggioConversionPaul“La conversión de Pablo” Caravaggio (1600-01)

______________

Hay una contradicción en los detalles de la reveladora visión de Pablo en Hechos que ha sido objeto de mucho debate. En concreto, la experiencia de compañeros de viaje de Pablo como dijo en Hechos 09:07 y de 22:09 ha suscitado dudas sobre la fiabilidad histórica de los Hechos de los Apóstoles , y el debate generado sobre las mejores traducciones de los pasajes pertinentes. Los dos pasajes describen la experiencia de los compañeros de viaje de Pablo en la revelación, con Hechos 09:07 (descripción del autor del libro de Hechos) diciendo que los compañeros de viaje de Pablo escucharon la voz que le hablaba, y Hechos 22:09 (cita del autor de las propias palabras de Pablo) Tradicionalmente, indicando que no lo hicieron.

Veamos que dice la versión Reina Valera 1960:

Hechos 9,7

Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, mas sin ver a nadie.

Hechos 22,9

Y los que estaban conmigo vieron a la verdad la luz, y se espantaron; pero no entendieron la voz del que hablaba conmigo.

El argumentador Cristiano alegará que en el segundo caso los acompañantes si escucharon las voz, solo que no entendieron lo que decía. Esta teoría se cae estrepitosamente al revisar la versión en griego:

22:9 οι δε συν εμοι οντες το μεν φως εθεασαντο και εμφοβοι εγενοντο την δε φωνην ουκ ηκουσαν του λαλουντος μοι

Donde “ουκ ηκουσαν” en griego antiguo significa “No escucharon” (algunas traducciones antiguas sugieren que también puede significar “No entendieron”, pero esta interpretación es de menos uso y poco frecuente)

El verbo utilizado para “entender” es καταλαβενο; el cual es utilizado en varias ocasiones en el Nuevo testamento como “entender o reconocer”:

Hechos 4,13

θεωρουντες δε την του πετρου παρρησιαν και ιωαννου και καταλαβομενοι οτι ανθρωποι αγραμματοι εισιν και ιδιωται εθαυμαζον επεγινωσκον τε αυτους οτι συν τω ιησου ησαν

Hechos 4,13

Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús.

Esta contradicción ha dado lugar a múltiples debates y diálogos.

michelanggelo“La conversión de Saulo” Atribuida a Miguel Ángel (1542-45) 

______________

- También es curioso que el las cartas de Pablo nombre muy poco este hecho que debió ser una base de uso frecuente en sus predicaciones: ¡Que más convincente que la anécdota cuando se encontró con Jesús por primera vez!

Solo es nombrado en tres ocasiones en sus epístolas:

1 Corintios 9,1

¿No soy apóstol? ¿No soy libre? ¿No he visto a Jesús el Señor nuestro? ¿No sois vosotros mi obra en el Señor?

1 Corintios 15,8

y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí.

Gálatas 1,3-16

1:13 Porque ya habéis oído acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba;

1:14 y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres.

1:15 Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia,

1:16 revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre,

Es apenas en los versículos de Gálatas donde medianamente describe los hechos ocurridos vía Damasco, lo cual contrarresta fuertemente la insistencia de este fenómeno en los Hechos donde lo repiten con lujo de detalles en tres ocasiones.

_______________

Como ya se ha insinuado en el articulo “Pablo, mentiroso por convicción propia”, es muy probable (si es que estos hechos ocurrieron realmente alguna vez) que la visión de Pablo camino a Damasco se haya debido a alguna enfermedad que sufría Pablo.

En 1987, D. Landsborough publicó un artículo en la Revista de Neurología, Neurocirugía y Psiquiatría , en la que afirmaba que la experiencia de conversión de Pablo, con la luz brillante, la pérdida de la postura corporal normal, un mensaje de fuerte contenido religioso, y su ceguera posterior, sugirió que fue “un ataque de epilepsia del lóbulo temporal, tal vez terminando en una convulsión ... La ceguera que siguió era tal vez post-ictal .

Sin embargo no solo un ataque epiléptico podría ser la respuesta a esta “visión mística”; ya veremos mas adelante que hay una explicación médica más acorde a los acontecimientos. En todo caso, esta “Visión celestial” no tiene nada de divino ni sobrenatural. Es simplemente la sintomatología de una patología física.

_________________

Si estos hechos fueron reales o no; o si fue un signo de su enfermedad; o si, en todo caso, fue simplemente una obra de teatro magistralmente interpretada por Pablo… la famosa “Conversión” en el camino hacia Damasco es un acontecimiento clave para el inicio de la expansión de la Teología personal de Pablo hacia el resto del mundo, llegándonos a alcanzar incluso a nosotros en esta época con el nombre de Cristianismo.

¿Se lo imagina amigo Creyente lector?… ¿Que toda su creencia Cristiana esté basada en la manifestación de la enfermedad de un hombre del cual se ha comprobado que es mentiroso y manipulador?

¿Puede usted estar tranquilo y conforme con todo esto?

.

william_blake_the_conversion_of_saul_print “The Conversion of Saul”  William Blake

Fuentes:
- J. Murphy-O'Connor, Paul, A Critical Life
-  Edward Stourton, In the Footsteps of Saint Paul
- Hyam Maccoby, The Mythmaker: Paul & the Invention of Christianity.
- R. Ambelain, La Vie secrète de Saint Paul

.

                  Ver: Pablo; Conclusiones desde el Ateismo

                       Ver Artículos sobre: Pablo de Tarso                 

                       Ver: Jesús no Existió. Introducción.               

                              Ver Sección: Análisis Bíblico.

ARTICULOS RELACIONADOS
 

"De la misma manera en que un hombre puede beber agua de cualquier lado de un tanque lleno, asimismo un teólogo hábil puede extraer de cualquier escritura aquello que sirva a sus propósitos."      Bhagavad Gita

18 comentarios:

  1. No se conocen casos de epilépticos que "se pasen al enemigo".

    Los epilépticos busdistas ven en sus ataques de epilepsia cosas relacionadas con el budismo, los hinduistas con el hinduismo, etc, los ateos ven cosas ateas (xD) etc. Cada uno ve cosas según la fe que profesa.

    El fenómeno que aconteció a Saulo, por el contrario, no le hizo ver cosas relacionadas con el judaísmo que profesaba, sino al contrario, tuvo una visión de Jesús y fenómenos completamente cristianos. No existe, que se sepa, ningún caso de epilepsia de este tipo.

    Tampoco las referencias exteriores casan con un cuadro epiléptico (que queda circunscrito al inteior de la persona), y a él se le dice que entre en la ciudad de Damasco, etc, etc, y alli le devuelven la vista.


    cristiano oriental

    ResponderEliminar
  2. ..además Pablo cuena turbado el hecho como si nunca le hubiera sucedido algo semejante. Es la unicidad de ese hecho en su vida la que le marca.

    En cambio, los epilépticos sufren más de un ataque a lo largo de su vida.


    cristiano oriental

    ResponderEliminar
  3. Empezemos:

    Tu primer argumento falla en el sentido de que el Sumo Sacerdote, de acuerdo a la jerarquia hebrea era el clero sacerdotal la nobleza judia de la época y en segundo lugar, era la autoridad religiosa, POLÍTICA Y JUDICIAL del pueblo judio.

    Podemos clasificar al clero en los siguientes grados:

    -a) el sumo sacerdote (kôhen gadôl; pl. kôhanîm gadôlîm),

    -b) los sacerdotes jefes, integrados por:

    – el jefe supremo del templo o simplemente, jefe del templo (sâgan ha-kôhanîm),

    -c) los sacerdotes (kôhen hedyôt). Habría unos 7200 aproximadamente.

    -d) los levitas. Eran unos 9600 levitas, con 24 secciones semanales compuesta cada una de dos grupos: los cantores y músicos, y los servidores y guardias del templo.

    En la época en que no había rey, en Judea el miembro más importante del pueblo y de mayor autoridad era el sumo sacerdote, llamado kôhen gadôl. Él reunía sobre sí toda la autoridad en cualquier cuestión relacionada con la nación.

    Otra cosa, ¿de donde sacas que Damasco era un reino independiente de Israel? Existe mucha evidencia que desmiente esta afirmación tuya.

    Vamos por partes:

    el nombre de Ben-adad II es nombrado en la biblia como rey de Damasco que peleo contra acab y otro rey cuando quiso conquistar israel, sin exito. Despues de la derrota
    fue capturado, pero Acab le perdonó la vida después que el rey prometió devolver a Israel las ciudades de Galilea que había conquistado, de admitir firmas comerciales de Israel en Damasco y de participar de un tratado (1 R. 20:1-34). Ese acuerdo habría sido una alianza contra Asiria, pues en el 853 a.C. tanto Acab como Ben-adad II lucharon como aliados en la batalla de Qarqar contra Salmanasar III, la que no fue decisiva porque los aliados no fueron obligados a someterse. Salmanasar III menciona otras 3 campañas contra Damasco durante el reinado de Ben-adad (849, 848 y 845 a.C.), pero no parece haber tenido éxito permanente. La alianza entre Damasco e Israel fue de corta duración. El mismo año en que se peleó la batalla de Qarqar, Acab luchó contra Ben-adad y fue muerto en Ramot de Galaad. Más tarde Ben-adad invadió Israel, pero levantó el sitio cuando oyó el rumor de que los hititas y los egipcios se acercaban para ayudar a Israel (2 R. 6:24-7:16). Alrededor del 842 a.C. Ben-adad fue asesinado por Hazael, quien fue su sucesor y el fundador de una nueva dinastía aramea en Damasco (8:15). En Bureij, a unos 7 km al norte de Alepo, se halló una estela erigida por Ben-adad, llamada Bar-adad, dedicada a su dios Melcart (fig 75). W. F. Albright consideraba que el Bar-adad de esta estela era Ben-adad I, pero estudios posteriores indicaron que más probablemente sería el príncipe heredero en tiempos de Ben-adad II. Bib.: F. M. Cross, BASOR 205 (Febrero de 1972):36-42. 75. Estela erigida por Bar-adad (quizás el hijo de Ben-adad II), rey de Damasco, en honor al dios Melcart. 3. Ben-adad III, hijo de Hazael (2 R. 13:3, 22-25). Reinó como rey de Damasco c 805-c 750 a.C. Tres veces fue derrotado por Joacaz. Se lo menciona en la inscripción aramea de Zakir, rey de Hamat, bajo el nombre de Bar-adad. No se sabe cómo murió.

    Esta es la primera parte de mi argumentación. Vamos por partes para que no haya confusión.

    jorge.

    ResponderEliminar
  4. pido una disculpa porque la informacion que publique sacada del sitio http://www.wikicristiano.org/diccionario-biblico/1050/ben-adad/ contiene figuras que se mencionan en este aporte pero por cuestiones que desconozco no se ven. Asi que, una disculpa.

    jorge

    ResponderEliminar
  5. Bueno, para no poner pretextos de que la información la obtuve de un sitio web cristiano y con eso pretendan desmentir, les pongo otra dirección (no cristiana) que entre otras cosas dice que Damasco era entonces una próspera ciudad comercial (todavía se conservan algunas puertas y arcos, así como la Vía Recta, que cruza la urbe), con una FLORECIENTE COLONIA JUDIA.

    http://www.canalsocial.net/Ger/ficha_GER.asp?id=7916&cat=historia


    jorge

    ResponderEliminar
  6. @Anónimo

    Saludos amigo Jorge…

    Me vas a disculpar…. Pero cada vez me cuesta más entender tus comentarios (a veces creo que simplemente comentas para no quedarte callado)

    En tu comentario numero 3… solo nos dices un poco de los reyes que gobernaban Damasco en tiempos muy anteriores al siglo uno (cuando ocurre la conversión de Pablo) ¿Qué nos interesan a nosotros los reyes antiguos?

    En todo caso, el rey que gobernaba Damasco en la época cuando supuestamente se convirtió Saulo fue el rey Aretas IV, el cual era Nabateo, no Judío, de hecho las relaciones con sus vecinos del sur estaban muy deterioradas casi hasta el punto de guerra. Recordemos que Herodes Antipas, repudió a la hija del rey Aretas IV, uniéndose con Herodías la mujer de su hermano. Además los problemas se acrecentaron porque Tiberio se puso de parte de los judíos y ordenó que, vivo o muerto, Aretas fuese llevado a Roma, pero muerto el emperador, Vitelio, legado de Siria, no consiguió apresar al monarca que permaneció en Petra.

    Por lo tanto el solo pensar que el Rey Aretas le haría “Favores” a los enviados judíos con quien estaba prácticamente en guerra, es bien ilusorio.

    En todo caso esta interesante historia de los reinos del medio oriente puede que sea tratada más adelante en este blog.

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  7. @Anónimo

    Vaya Jorge….

    He aquí un fragmento de tu cita:

    Con Diocleciano se transformó en un importante enclave militar, construyéndose arsenales y fortificaciones. Damasco era entonces una próspera ciudad comercial (todavía se conservan algunas puertas y arcos, así como la Vía Recta, que cruza la urbe), con una floreciente colonia judía;

    ¿Sabias que Diocleciano fue emperador de Roma desde el 20 de noviembre de 284 hasta el 1 de mayo de 305? Eso fue muchísimos años después de los acontecimientos con Pablo en el camino hacia Damasco.

    Esa “Floreciente colonia Judía” fue durante el mandato de Diocleciano.

    Veo que tus argumentos son o bien de mucho antes de la época de Pablo o mucho después…

    Gracias por comentar

    ResponderEliminar
  8. Noé... Me extraña de ti. Si contestara por contestar tu, como persona seria que eres y estudiada ademas, simplemente IGNORARIAS MIS COMENTARIOS porque una persona como tu no va a perder el tiempo hablando con un troll, como existen muchos aqui.

    Si respondes es por el animo de DESMENTIRME. O sea, si tomo al pie de la letra tu frase, tu tambien serias asi, contestar por contestar y lo importante seria no quedarse callado.

    Pero bueno, AL ARGUMENTO:

    La mayoría de los historiadores identifican a los nabateos (de donde procede nuestro buen amigo Aretas)con la tribu de Nébáyót. Por eso se les relaciona con Ismael de quien aquél era hijo (cfr. Gen 25,13; 28,9; 36,3; 1 Par 1,29). Pertenecían al grupo de los arameos contra quienes combatió Tiglatpileser III (745 - 727 a. C.).

    O sea, SI HABIA DESCENDENCIA JUDIA. Otro punto que señala la relación judia de estos personajes, es la mencion que haces de PETRA, la cual fué fundada por los EDOMITAS que son personajes biblicos.

    En 2 Cor. 11: 32 Pablo declara que en el tiempo cuando él escapó de Damasco (Hech. 9: 25) Aretas gobernaba en Damasco, o por lo menos gobernaban allí los nabateos por medio de un etnarca o representante. Aretas IV fue rey de los nabateos aproximadamente desde el año 9 a. C. hasta más o menos el 40 d. C. Sin embargo, las comprobaciones que proporcionan las monedas de la época indican que Damasco estuvo bajo el gobierno ROMANO durante los reinados de Augusto y de Tiberio. De modo que Aretas difícilmente pudo haber tenido autoridad en Damasco ANTES de la muerte de Tiberio en el año 37 d. C. Por lo tanto, las fechas del gobierno de Aretas en Damasco van probablemente del 37 al 40 d. C. Por lo que sin duda la huida de Pablo ocurrió durante ese período.

    Damasco se convirtió en un centro de coordinación de los reinos arameos, como se documenta en el Antiguo Testamento.

    Esa floreciente colonia judia que menciono en mi aporte indica que SI HABIA JUDIOS EN DAMASCO QUE PERSEGUIR y es evidencia viviente hasta los tiempos de Diocleciano, que como bien mencionas, vivio muchos años despues de pablo. En otras palabras, EN DAMASCO HABIA JUDIOS ANTES, DURANTE Y DESPUES DE DIOCLECIANO

    ¿Solo eso vas a comentar? y que hay de lo demas? ¿Tambien estas confundido?


    jorge

    ResponderEliminar
  9. @Anónimo

    Saludos Jorge…

    ¡Claro que Siria estaba Bajo el dominio Romano!... pero el rey Aretas estaba en franca discusión (llámese guerra) con el Imperio Romano.

    Según tu… ¿Quién reinaba en Siria desde el 9 al 37?

    Hasta ahora no he leído nada oficial que niegue el mandato de Aretas IV desde al 9 hasta el 40 d.C.

    ResponderEliminar
  10. Mira, ya perdi el hilo del asunto.

    ¿Que se esta discutiendo, quien era el rey de damasco para el tiempo de pablo o si damasco era una ciudad donde no habia judios? si es lo ultimo si. Es verdsad pero si es lo ultimo efectivamente te dire que tambien.


    el asunto es que aretas si goberno damasco pero este estaba bajo el dominio romano. Suena lógico.

    jorge

    ResponderEliminar
  11. Hola, gente. Volviendo a mi vida normal.
    Existe una hipotesis interesante acerca de que la famosa Damasco hacia la que se dirigia Pablo no era la ciudad siria, sino que asi se llamaba por aquel entonces a la comunidad de Qumrân. Esta idea esta respaldada por el hallazgo (unos cincuenta años antes del descubrimiento de los rollos del Mar Muerto) del llamado "Rollo de Damasco".
    Siendo asi, se explica no solo el contrasentido de que Pablo tuviera derecho para actuar en esa jurisdiccion, sino que ligaria de forma indefectible al cristianismo con los esenios (seria, al menos, un derivado de estos).
    Todo puede ser!

    ResponderEliminar
  12. Cierto, claro que hay relación. Juan Bautista era posiblemente uno de ellos, pero enseñaba vieja gnosis esenia (comunidades de 11 miembros, uno de ellos el maestro), la cual debía menguar para dar paso a la nueva gnosis, el conocimiento de la Nueva Alianza, completamente bondadoso y misericorde, anunciada por el Hijo de Dios, Jesucristo.

    Probablemente Damasco era entonces ese lugar, y no la capital actual de Siria. Estoy bastante de acuerdo.

    cristiano oriental

    ResponderEliminar
  13. Hola Noé, nteresante artículo y comentarios.
    Al parecer todo se reduce a un daño en el lóbulo temporal del cerebro de Pablo.
    Es increible que por algo que es tan simple de diagnosticar hoy en día como un padecimiento, han habido tantas catastrofes y muertes.
    ¡Vaya humanidad!
    Ahora tengo que apurarme para ponerme al corriente antes de ausentarme de nuevo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Fuera como fuera, la doctrina teologíca y el legado filosófico que nos dejó son obras de un genio. Heidegger mismo se dijo inspirado en la obra de San Pablo.

    ResponderEliminar
  15. El Señor los Bendiga..

    ResponderEliminar
  16. la fe es por el oir y el oir es por la palabra de Dios. bien dice la biblia que a algunos no se les es revelado las cosas, no sea que las crean y sean salvos... pero a ti no se te ha revelado nada porq para eso naciste...

    ResponderEliminar
  17. Daniel Telmo Prof y Lic en Cs de la Educación30 de diciembre de 2012, 11:58

    Estudiemos historia. En el imperio romano había 2 clases de religiones: las religio lícita y las religio ilícita. Las 1ras eran las oficialmente reconocidas por las autoridades romanas y contaban con su apoyo. Las religio ilícitas no eran reconocidas oficialmente por Roma, pero que no estaba prohibida su práctica. La religión judía era una religio lícita. Los judíos lograron apoyo de parte de Roma y tenían mucha influencia en Roma. Las colonias judías se extendían por el Imperio, y Roma le reconoció al Sanedrín de Jerusalén autoridad religiosa en todo lugar adonde hubiera sinagogas, de manera que por asuntos religiosos los judíos de cualquier parte del imperio podían recurrir directamente al Sanedrín de Jerusalén, y este podía intervenir por temas religiosos en cualquier parte del imperio adonde hubieran sinagogas.
    Por esa razón se ve en los Evangelios y en Los Hechos que:
    - Pilato dijo a los judíos que acusaban a
    Cristo, que ellos atendieran el caso aplicando su Ley, (Juan 18:31) Aludió a la autoridad que los judíos tenían de atender asuntos relacionados con su fe. Pero ellos cambiaron la acusación contra Cristo y dijeron que Cristo quería hacerse Rey, y sacaron la acusación del ámbito religioso y la pusieron en el ámbito político de manera que Pilato no pudo evitar intervenir, cosa que intentó hacer durante todo el proceso.
    - en la ciudad de Corinto cuando Pablo fue presentado ante autoridades romanas locales - Galión proconsul de Acaya - este respondió que si el caso versaba sobre asuntos religiosos que ellos se encargaran de atenderlo. (Hechos 18:12-16)

    La religión judía tuvo gran trascendencia, tanto que anualmente en el Templo se hacían sacrificios en favor del Emperador, pagados por Roma.

    Cuando Saulo de Tarso fue a Siria con cartas del sanedrín para intervenir en los asuntos religiosos locales, ingresó a un terreno independiente de la autoridad judía, pero ambos, Judea y Siria, eran territorios dominados por Roma, y en ellos se aplicaba la Ley romana, incluso la que decía que el Sanedrín de Jerusalén tenía autoridad en materia de religión judía en toda sinagoga o población judía.
    Al principio, Roma vió al cristianismo como una secta surgida del judaismo, y no como una nueva religión; esto se ve claramente en Los Hechos.

    El ateísmo no es un problema surgido de la
    falta de evidencia científica: afirmar que Siria era independiente de Judea, por lo tanto el libro de los Hechos está equivocado,
    no tiene nada de científico.
    Muchas afirmaciones en las que los ateos se afirman y son parecidas a esta.
    Partir de preconceptos que llevan directamente a lo que de antemano ya hemos decidido decir, no es científico ni honesto. Esto se nota en
    la afirmación de que Pablo sufrió un ataque epiléptico cuando iba a Damasco. En la mente del epiléptico pueden aparecer cosas que el conoce y cree, no las que no cree y desconoce.
    Aquí se trata de recursos que buscan descalificar, desligitimar o sembrar dudas.

    El problema ateo no es científico sino moral: no se trata de argumentos científicos o filosóficos, sino de un deliberado deseo de
    negar, rechazar, desechar. Igual actitud que los opositores de su tiempo asumieron ante Cristo y sus apòstoles y llega a la actualidad. La oposición a Cristo no cambió: asume distintas actitudes y se viste de variados ropajes según la época y las circunstancias pero es la misma.
    Incluso llegan a disfrazarse de religión, de santidad, de temor de Dios y asumen actitudes de líderes religiosos y se presentan como aprobados y designados por Cristo, y llegan a cometer grandes crímenes y delitos extendidos
    durante siglos y son la ocasión para que se condene el verdadero Evangelio y se lo desacredite. Esta es, tal vez, la oposición más grande que el Evangelio encontró en el mundo: la falsificación.
    Por eso no confundamos catolicismo con cristianismo: no extendamos a todos los creyentes en Cristo, la responsabilidad de crímenes cometidos por quienes ofrecen serias dudas de su verdadera situación espiritual, aunque hasta hoy muchos los consideren líderes cristianos.

    ResponderEliminar
  18. @Daniel Telmo Prof y Lic en Cs de la Educación 17

    Saludos Daniel...

    Interesante comentario haces.

    No estoy muy de acuerdo cuando dices que el problema de los Ateos no es científico sino moral. Nuestro Problema con las religiones es científico, moral, histórico y religioso.

    Sobre lo que dices de Pablo y sus visiones en el camino a Damasco... Te pregunto: ¿Qué es más probable: Qué se le haya aparecido a Pablo un Jesús resucitado o qué sufrió una dolencia física que le hace ver visiones?

    Gracias por comentar y bienvenido.


    ResponderEliminar