Buscar este blog

lunes, 24 de septiembre de 2018

Piedra (Colaboración)




Nota Inicial:
La presente publicación fue escrita y elaborada por un colaborador y amable lector de este Blog. Este artículo NO fue escrito por el habitual escritor y responsable de este sitio Noé Molina. (*)



___________________


PIEDRA


Muchas cosas están grabadas en la memoria ancestral del hombre y tienen aún influencia en el presente, por ejemplo el uso y significado que tiene la piedra en la historia del desarrollo humano. Poco se habla de este elemento, con algunos interesantes aspectos que pasan desapercibidos, aunque conocidos por la mayoría, sino de todos. Veamos algunos aspectos en su conjunto.

Desde épocas ancestrales, en el Paleolítico en que el hombre encontró la utilidad de la piedra, debido a su dureza, la tallaba con otras piedras dándole diferentes formas, y así convirtiéndola en útiles herramientas según la necesidad y utilidad, llegando a ser un elemento indispensable para su supervivencia, ya sea como nómada o sedentario, pues era tecnología que lo auxiliaba en la caza, la agricultura, vivienda, etc. etc.

Ahora bien, cuando el hombre comenzó a adquirir entendimiento, pero no lo suficiente como para entender los fenómenos naturales, entonces produjo a los dioses, para poder así tratar de explicar lo que no entendía, el ser humano apareció como un ser ínfimo, pequeño e indefenso junto a la naturaleza, que era fuerte, perdurable, poderosa, permanente e imperecedera, el hombre se dio cuenta que la piedra contaba con iguales características, pues todo a su alrededor cambiaba o moría, excepto la piedra, además de brindarle la ayuda necesaria para su supervivencia; es así que el hombre sacralizó la piedra, es decir le dio un carácter sagrado, de tal manera que fue el material para adorar a los dioses, o bien para representarlos, llegando a formar parte fundamental en las religiones primitivas.

Alrededor del mundo vemos monumentos religiosos megalíticos, es decir piedras consagradas o con significado sagrado, construidos hace miles de años, ya sea en dólmenes o piedras verticales dispuestas circularmente, coronadas con piedras similares en posición horizontal, y también en menhires o piedras alargadas en posición vertical.

Debido a la vinculación de la piedra con los dioses y por lo tanto a lo sagrado, también la piedra fue usada para crear los altares, es decir un lugar elevado, para simbólicamente estar más cerca de los dioses que estaban en las alturas, y ofrecerles la sangre de victimas esplendidas, mediante la celebración de ritos religiosos y sacrificios, para obtener el favor, clemencia o aplacar la ira de los dioses; sangre que debía correr en el altar, que era considerado como sagrado.



Muy bien, la biblia no escapa a la sacralización de la piedra, pues en diferentes episodios de la narrativa bíblica, encontramos incontables episodios donde se levantan altares de piedra, para ofrecer sacrificios, y así apaciguar la ira o pedir favores al dios hebreo, como ya lo hacía en épocas pretéritas el hombre para tener el favor de sus dioses; conteniendo marcados vestigios, evocaciones, huellas y rastros de la representación ancestral de la divinidad de la piedra, en la biblia vemos por ejemplo, la poderosa protección que le brinda la piedra a Moisés en Éxodo 33:21-23:

21 Dijo también el Señor:—Mira, aquí junto a mí hay un lugar. Ponte de pie sobre la roca. 22 Cuando pase mi gloria, te pondré en un hueco de la roca y te cubriré con mi mano hasta que yo haya pasado.23 Después quitaré mi mano, y podrás ver mis espaldas; pero mi rostro no debe ser visto.

Además en Éxodo 34:1 vemos que:

34 El Señor le dijo a Moisés:—Corta tú mismo dos tablas de piedra iguales a las primeras, para que yo escriba en ellas las mismas palabras que estaban escritas en las primeras tablas, las que hiciste pedazos.

Fácilmente Dios pudo haber dado sus divinas leyes en papiro, oro, bronce o cualquier otro material, pero lo hizo en piedra, y por si fuera poco, mandó a construir el arca de la alianza, cubierta con oro, para resguardar las divinas y valiosas piedras o tablas de la ley.

Por otro lado, vemos como en Éxodo 20:25 muestra lo sagrada que es para Dios la piedra, cuando le dice a Moisés:

25 Y si me haces un altar de piedra, no lo construirás de piedras labradas; porque si alzas tu cincel sobre él, lo profanarás.

Además, por si quedan dudas acerca de la profanación de las piedras, si cincel alguno las toca, Dios le dice a Josué, su fiel siervo, en Josué 8:30-32:

30 Entonces Josué edificó en el monte Ebal un altar al Señor, Dios de Israel. 31 Era un altar de piedras sin labrar, tal y como lo había ordenado Moisés, siervo del Señor, y como está escrito en el libro de la ley de Moisés, y sobre él ofrecieron holocaustos al Señor y sacrificaron ofrendas de paz. 32 Sobre las piedras Josué escribió también una copia de la ley de Moisés, en presencia de los hijos de Israel.

Otra vez vemos el uso de la piedra para hacer un símil y representar lo sagrado en Isaías 28:16:

Por tanto, así dice el Señor Dios: He aquí, pongo por fundamento en Sion una piedra, una piedra probada, angular, preciosa, fundamental, bien colocada. El que crea en ella no será perturbado.

Más tarde, Jesús teniendo en cuenta lo dicho por Dios en Isaías, acerca de la divinidad de la piedra, cuando le dice a Pedro en Mateo 16:18:

18 Yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.

Pablo nos dice quién es la piedra angular en Efesios 2:20:

20 edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo Cristo Jesús mismo la piedra angular,



Quizás, y digo quizás, aquello de ‘hechos a la imagen y semejanza de Dios y polvo eres y al polvo volverás’, no sea nada más que una reminiscencia de que los dioses son de piedra y el hombre, como polvo, sea parte o ‘imagen’ de esa piedra, siendo de esa forma, semejante y formando parte de la esencia de los dioses.

Bueno, el simbolismo sagrado de la piedra nos llega hasta nuestros días, pues en el altar donde se celebra la misa católica, vemos colocada una pequeña piedra caliza llamada Ara, en latín Araus, que castellanizado significa altar, que es una piedra rectangular, con un hueco más pequeño, también rectangular, a medio barrenado o profundidad. También del Ara se desprende la conocida frase “en aras de” para referirse a “en favor de o en interés de” algo en beneficio colectivo más que particular.

En diferentes ámbitos, la piedra tiene otros significados, por ejemplo en la masonería antigua, al aspirante a ingresar a la orden, se le daba una piedra rústica para que la puliera, porque dependiendo de como puliera la piedra, significaba la disciplina que él tenía para pulir su espíritu y si era merecedor de ingresar a la orden.

El símbolo místico por antonomasia en la alquimia era la Piedra Filosofal, como sinónimo de conocimiento en artes químicas.

La mítica espada Excálibur del rey Arturo, clavada en la piedra y sólo el auténtico rey elegido por Merlín, podía sacar la espada de la piedra.

La Piedra Negra de la Meca, considerada por los musulmanes como originaria del paraíso, por lo tanto venerada como sagrada y objeto de peregrinaciones, obligatorio para todo musulmán ir a venerarla.

Esotéricos y no esotéricos, creen que algunas piedras poseen energía positiva y se benefician de ellas quienes entren en contacto con dichas piedras.

La influencia ya sea mística, sagrada, simbólica o energética de la piedra, no ha desaparecido, tal es el caso que actualmente cuando un funcionario es invitado a inaugurar el inicio de la construcción de una obra, se dice que va a colocar la “primera piedra”, aunque en el edificio no se vaya a utilizar dicho elemento o material.

Queda mucho todavía por decir de ese elemento ancestral, históricamente determinante en la supervivencia del hombre.


Fuente: La santa biblia.


_______________

(*) Nota Final:

El autor de esta publicación es "Rubén Echeverría", fiel seguidor y colaborador de este Blog; quien amablemente me solicitó el compartir este artículo con el resto de los lectores; y al no estar en contra de la filosofía del Blog, es un honor para mí el poder publicarlo. El mismo "Rubén" se encargará de responder las dudas de los lectores a través de los comentarios.

__________________

Ver:
Rubén Echeverría: Homenaje a los Comentaristas Ateos del Blog (Proyecto)


Ver:
Los Sacrificios Humanos de los Testigos de Jehová. (Colaboración)


Ver:
De porqué Dios quiere y acepta Sacrificios Humanos y Animales


Ver:
Publicaciones de Colaboradores

Ver:
De cómo el Autor de este Blog blasfemó contra el Espíritu Santo y se condenó al Infierno

Ver:
Top 10. Los Misterios de la Biblia

Ver:
Top 10 Amenazas Cristianas




   
Ver:
De por qué Dios odia a los Ateos


Ver:
De por qué Dios odia a los Blasfemos

Ver: Lo Sobrenatural Hoy... 
¿Está presente Dios en el Mundo Actual?


Ver: Curaciones milagrosas. 
Punto de vista Ateo

Ver: La Probabilidad de Escuchar a Dios. 
Las Comunicaciones Sobrenaturales Divinas.

Ver: Guía para el Cristiano novato que desea convertir Ateos en Creyentes



Ver Artículos sobre: 
Los 10 Mandamientos 

Ver Artículos sobre: 
Oraciones Cristianas

Ver: ¿Nadie ha visto a Dios?


                          

ARTICULOS RELACIONADOS




"Nuestra ignorancia es Dios, lo que conocemos es ciencia"


 Robert G. Ingersoll






lunes, 17 de septiembre de 2018

Posesión Satánica y Exorcismo (Colaboración)




Nota Inicial:
La presente publicación fue escrita y elaborada por un colaborador y amable lector de este Blog. Este artículo NO fue escrito por el habitual escritor y responsable de este sitio Noé Molina. (*)



___________________


Desmitificando mitos (I)


En sucesivas contribuciones iremos presentando los argumentos que, a nuestro juicio, desenmascaran pretendidos hechos, aseveraciones y creencias impuestos por la Iglesia Católica (y también otras Iglesias cristianas y otras religiones) para convencer a sus fieles de la realidad de su Dios, su infinita bondad y la prometida salvación de su rebaño. Amigo creyente, le invito a meditar estas líneas y, si tiene argumentos para rebatirlas, le pido por favor que me los haga llegar. Será un placer intercambiar con usted nuestras diferentes opiniones.

Las contribuciones las realizaré, si el propietario del blog lo permite, en el siguiente orden:

1) Posesión satánica y exorcismo
2) La sangre de San Gennaro
3) El santo sudario 
4) La Virgen de Fátima y el Milagro del Sol
5) Las estatuas que lloran
6) Los milagros de Lourdes
7) La corona de espinas de Notre Dame de Paris
8) Los estigmas de Cristo


____________________


Posesión Satánica y Exorcismo


La creencia en las posesiones demoníacas es de las más antiguas y curiosamente, de las más comunes en nuestros días en términos de mitos y falsedades. Si bien el cine, la literatura y diversas ficciones han hecho una enorme contribución en esto, no existe evidencia alguna que permita al menos tomarlo en serio. Intentaremos echar algunas luces en el asunto dándole una mirada científica al mito de la “posesión satánica” y los exorcismos.

A lo largo de la historia, muchísimas personas en diversas partes del mundo han asegurado que fueron víctimas de una posesión demoníaca. De acuerdo a estas historias, en una posesión, un individuo sufre el ataque de un espíritu maligno, un demonio o Satanás. Estos entes se introducen en el cuerpo de la víctima y comienzan a controlar el cuerpo con gran violencia, dejando a la persona inconsciente, provocando tremendos daños y hasta incluso la muerte del individuo. 

El exorcismo es un ritual religioso cuyo fin es expulsar un “espíritu” o “demonio” introducido en el cuerpo de una persona. En el ámbito cristiano, el exorcismo se realiza mediante la repetición de oraciones y órdenes dadas al supuesto ente por parte del exorcista, y el uso de objetos mágicos que se cree tienen el poder sobrenatural de repelerlo (crucifijos, agua bendita, reliquias). En el cristianismo esta creencia descrita en los evangelios canónicos (Lucas 4: 38-39, Marcos 5: 1-20, Mateo 8: 28-34) tiene su origen en el mismo Jesús, quien expulsó demonios o espíritus malignos o “inmundos” en varias ocasiones, ya que creía que tales seres eran la causa de las enfermedades. Jesús (si existió) era judío, y para los judíos las enfermedades y limitaciones físicas eran castigos que Jehová aplicaba a quienes no obedecían sus órdenes, tal como lo indica la Torá (Deuteronomio 28: 15-61). Es obvio que los autores de “la palabra de Dios” eran personas supersticiosas que creían en la existencia de esos seres, así como en sanadores de males sobrenaturales. No habían superado el pensamiento animista, mágico y religioso, para alcanzar el pensamiento crítico, y mucho menos el científico. El pensamiento animista corresponde a una etapa muy atrasada de nuestro desarrollo psíquico, caracterizada por la explicación de los fenómenos de la naturaleza mediante la existencia de entidades sobrenaturales imaginarias que fueron adquiriendo características antropomórficas e identificadas como "dioses".

Actualmente lo que se enseña en el catecismo de la Iglesia Católica, básicamente a los niños, acerca de las posesiones satánicas y el exorcismo (no tiene desperdicio) es lo siguiente:

"El exorcismo es una antigua y particular forma de oración que hace un ministro ordenado de la Iglesia, en nombre de Jesucristo y por el poder que Jesucristo ha otorgado a su Iglesia para liberar del poder de Satanás, demonio. El exorcismo es un sacramental que sólo puede ser válidamente celebrado por un sacerdote con el permiso del obispo del lugar. El obispo da permiso al sacerdote para cada caso o puede, con el permiso de la Santa Sede, formalmente otorgar a un sacerdote el oficio de exorcista. En ese caso el sacerdote está facultado para exorcizar y no necesita un permiso particular para cada caso. Solo el exorcista con la debida licencia puede verificar la verdadera posesión diabólica. Según el Padre Amorth, exorcista de Roma, el poder de expulsar demonios que Jesús confirió a todos los creyentes conserva toda validez. El exorcista ante todo busca llevar la persona atribulada a un encuentro con Jesús. En la vida diaria para defenderse del mal basta con ser coherentes con el Evangelio, no tener miedo de testimoniar la propia fe y cuidar la propia relación con Dios. A veces es Dios mismo quien permite que algunos sean vejados u obsesionados; pero en estos casos nos hallamos ante planes divinos para nosotros impenetrables."

Pero las posesiones satánicas no existen más que en la ficción. ¿Por qué es totalmente irrisorio hablar de una posesión satánica? Creer que existe el diablo y los demonios, y que éstos pueden poseer a las personas, es igual de irracional que creer en cualquier otro personaje ficticio, que están sólo en la imaginación. Pero hay mucha gente que realmente cree en estas cosas, que sostienen que el demonio existe, que las posesiones son reales y que el exorcismo es el único acto posible de sanación. La Biblia menciona que Jesús quitó los demonios que poseían a las personas al menos en seis oportunidades. La Iglesia siempre ofreció un servicio para esto: el exorcismo. Según la Enciclopedia católica un exorcismo es:

 “El acto de expulsar o alejar los demonios o espíritus malignos, de personas, lugares o cosas, que se cree que son poseídos o infestados por ellos, o puedan ser víctimas o instrumentos de su maldad.”

Para las ciencias, lo que para las religiones es una posesión, es en realidad un trastorno de identidad disociativo clasificado como una enfermedad mental. Los pacientes afirman haber sido poseídos por un ser irreal que controla y ordena su obrar. Numerosas investigaciones se han desarrollado al respecto y se encontró evidencia sólida capaz de demostrar que no se trata más que de una o varias enfermedades mentales, trastornos psíquicos, neurológicos y químicos a nivel cerebral. Para la medicina, las alucinaciones, los espasmos, la automutilación y los trastornos del habla son la pura evidencia de que algo en el cerebro está funcionando mal, no en el alma o en el espíritu. Un esquizofrénico, un epiléptico no está poseído, tiene un problema médico que únicamente puede identificarse y tratarse desde las ciencias.

Movimientos demoníacos, voces satánicas, sangre y heridas inexplicables en el cuerpo: daños que sólo la intercesión de Dios podía salvar. Desde el siglo II existe registro de la palabra exorcismo en el canon cristiano; de hecho hay algunos pasajes en la Biblia que mencionan posesiones demoníacas que han impactado al mundo del cristianismo. Más de 1800 años después de que comenzaron a registrarse estos fenómenos, la ciencia ya tiene el conocimiento de aquello que los religiosos ignoraban en el pasado y que lo atribuían a un ser sobrenatural. Las personas "poseídas" no sólo fueron exorcizadas, sino que algunos fueron asesinados o encerrados, alejados del mundo sólo por la ignorancia de aquellos que creían que estaban poseídos por algún ente demoníaco. Los trastornos mentales en la antigüedad estaban más vinculados con la religión que con la ciencia y los daños que sufrieron los enfermos son sólo otra profunda herida causada por el fanatismo cristiano. Lamentablemente las supercherías perduran en nuestro mundo a pesar de todos los intentos por racionalizar nuestra existencia. 



Las siguientes son algunas de las enfermedades que explican las posesiones y que revelan que los exorcismos no eran más que un espectáculo.

Dermografismo

Algunas veces las personas que se creían poseídas tenían marcas en la piel con frases o símbolos que pudiesen haber sido percibidos como satánicos. ¿Qué es? La urticaria de dermografismo es una enfermedad que ataca la piel y puede crear distintas figuras. En algunos casos de personas con trastornos mentales eran acusadas de estar poseídas, pero eran estas quienes se hacían las marcas sin estar conscientes de ello.


Esquizofrenia

Alguien necesitaba un exorcismo si comenzaba a escuchar voces o a pensar que a su alrededor había elementos que nadie más veía. La ansiedad y depresión que causa la esquizofrenia crean comportamientos extraños que en algún tiempo pudieron haber sido vistas como una posesión. ¿Qué es? Una enfermedad mental que puede causarse por factores genéticos o por el contexto social o cultural de un individuo. Daña su percepción del mundo a su alrededor con alucinaciones. Quien lo sufre padece de constantes fantasías, puede llegar a escuchar voces y desarrollar diferentes trastornos de la personalidad.


Sugestión - Efecto placebo

Creencias religiosas. Este hecho explica por qué después de un exorcismo la persona parece liberarse de todos sus males, como si Satán hubiese salido mágicamente de su cuerpo. ¿Qué es? Efecto placebo. Las personas pueden llegar a sugestionarse tanto por sus creencias que propician reacciones reales psicosomáticas. Por lo tanto, si alguien piensa demasiado en posesiones o vive con miedo, es posible que sufra una sólo por el poder de su mente hasta que un sacerdote con el ritual apropiado lo libere del poder demoníaco.


Síndrome de Tourette-Coprolalia

Parece como si existiera otra persona dentro de alguien que desea salir. La persona suelta gritos demoníacos sin sentido y groserías dirigidas hacia cualquier persona sin control alguno. Asimismo se mueve sin control y tiene distintos movimientos involuntarios. ¿Qué es? Aquellos que sufren del síndrome de Tourette pueden tener múltiples tics o gestos incontrolables. Dicha condición está vinculada con la cropolalia, que consiste en gritar o decir groserías o frases obscenas sin control alguno. 


Fagia de pica

Alguien poseído generalmente comería cosas que comúnmente causarían repulsión como tierra, cemento o metal. No es un comportamiento normal y en otra época parecería un acto satánico. ¿Qué es? Una conducta llamada pica, trastorno alimenticio que suele aparecer más comúnmente en individuos con mala nutrición, niños autistas o con algún trastorno psicológico. 


Epilepsia

Movimientos raros, sangre en la boca y ojos perdidos, era toda una mezcla demoníaca. Podían vomitar y tener múltiples posesiones a lo largo de una vida. ¿Qué es? Un grupo de desórdenes neurológicos cuya característica principal son los ataques, en los cuales pueden convulsionarse durante varios minutos, morder su lengua hasta sangrar o también pasar por automatismos, que los harían repetir un movimiento muchas veces sin darse cuenta. 



El caso de la encefalitis autoinmune

Una adolescente normal comienza a tener dolores de cabeza, pequeñas ausencias de memoria, ansiedad y leves problemas de habla o de coordinación motora. Esto en principio puede pasar desapercibido para su entorno. Pero al poco tiempo y en forma repentina empeora: grita como poseída, tiene convulsiones, se arranca la ropa o se revuelca por el suelo, insulta y escupe, arquea hacia atrás su espalda, tiene alucinaciones paranoides y crisis epilépticas. Imaginen estos síntomas en el entorno rural de una sociedad atrasada del actual tercer mundo o en el ambiente ultra religioso y puritano del "cinturón de la Biblia" en USA o simplemente en cualquier país europeo de antes del siglo XVII. La ignorancia, el miedo y el fanatismo religioso acusarán a la chica de brujería o de posesión demoníaca. Esto la llevaría, en el mejor de los casos, a su aislamiento y exclusión social, o a su enjuiciamiento y posterior ejecución. El investigador español Josep Dalmau, en Barcelona, se encontró hace algunos años con pacientes con estos síntomas. Y como buen científico, no recurrió a explicaciones demoníacas, sino que pensó que esos comportamientos podían estar simplemente causados por alguna enfermedad desconocida. Experimentó durante años y se encontró con una alteración que correspondía a una encefalitis autoinmune. Y tratando con inmunosupresores a las pacientes logró revertir la enfermedad. Es otro ejemplo más de que únicamente el método científico es capaz de explicar la realidad y mejorar nuestras vidas.

La encefalitis autoinmune es una inflamación del cerebro provocada por un tumor en el ovario. El tumor, conocido como teratoma, puede contener restos óseos (como dientes), pelo e incluso tejido nervioso, lo que desencadena una serie de procesos en el cerebro que dan lugar a manifestaciones histórica y culturalmente asociadas a una acción demoníaca. Este síndrome fue definido en el 2007 y afecta a gente relativamente joven (18-21 años), mayoritariamente chicas sexualmente maduras. Este teratoma puede darse también en varones y aparecer en el testículo, aunque su proporción es menor, así como en pulmones o glándulas mamarias. Este tumor no es maligno de por sí y es ya conocido en medicina, pero la novedad no está en el teratoma en sí sino en lo que desencadena. El organismo reacciona contra este indeseado huésped produciendo anticuerpos que atraviesan la barrera hematoencefálica y llegan hasta el sistema límbico que desencadena los síntomas que, hasta ahora, muchos vinculaban a posesiones del diablo. Las primeras manifestaciones de la encefalitis autoinmune por anticuerpos son de tipo conductual. El paciente altera su comportamiento, sufre pérdidas de memorias, estupor y alucinaciones. Algo muy característico es la desinhibición, el blasfemar continuamente y sacar y meter la lengua de la boca como hacen algunos reptiles. En estadios más avanzados comienzan las distonías corporales: cambios bruscos en el tono y postura corporales, que pueden incluir arqueos, crisis epilépticas o lo conocido en medicina como opistótonos (arquear el cuerpo de forma que únicamente se apoye en talones nuca). Todos síntomas que se describen en las "posesiones diabólicas". Una señal que se ha adjudicado a personas demonizadas es la supuesta capacidad de hablar en lenguas muertas, como el latín y el arameo. La encefalitis causa lo que se llama glosolalia o lenguaje ininteligible: se emiten palabras inventadas y frases con la sintaxis alterada. Puede haber además anartria, que es una mala articulación de palabras. Se sabe que los anticuerpos generados por el teratoma inciden en las áreas del lenguaje alterando su producción, algo que puede dar la sensación de que la persona se expresa en otra lengua. Cuando remiten los síntomas de la encefalitis, la persona despierta como de un coma sin recordar nada de lo que ha ocurrido: es una amnesia anterógrada por la acción que los anticuerpos tienen sobre el hipocampo, el área de la memoria.

Es importante tener en cuenta que, cualquiera sea la patología que desencadena los síntomas, para la medicina el exorcismo puede constituir un tratamiento de choque contra una alteración mental. En efecto, el médico o el psiquiatra podrían usar otros tratamientos, pero dado que el enfermo cree estar poseído es posible usar su fe para hacer el choque mental (es la función que desempeña el sacerdote).



El caso ugandés: un ejemplo (entre muchos) 

En Uganda, la posesión por espíritus sigue siendo un fenómeno común, al igual que en otras muchas partes del mundo. La investigadora Marjolein van Duijl, Directora del Centro de Psiquiatría Transcultural de la Universidad de Amsterdam, trató de buscar la causa científica de la posesión por espíritus, estado que los ugandeses explican desde una perspectiva cultural (culpan a los poseídos de faltar a sus obligaciones con los espíritus ancestrales o de generar conflictos socioculturales, como el hecho de no pagar una dote). Tomando en consideración lo que la ciencia ya sabe (trastornos disociativos y otras patologías expuestas arriba), Duijl investigó si situaciones traumáticas vividas por los individuos analizados podían subyacer a su estado de posesión. En un artículo publicado al respecto en la revista Culture, Medicine and Psychiatry (Vol 34/2, 2010), la investigadora y sus colaboradores entrevistaron a 119 personas diagnosticadas con posesión por espíritus por sanadores tradicionales y se las comparó con otras 71 no poseídas. En ambos grupos, Duijl evaluó los síntomas de disociación psíquica y somática e interrogó sobre eventuales eventos traumáticos que hubieran sufrido en el pasado, utilizando para ello cuestionarios estándar. El análisis de los datos reveló que las personas del primer grupo puntuaron significativamente más alto en lo que a síntomas de ambas disociación se refiere, comparados con las del segundo grupo. Además, habían sufrido muchos más eventos traumáticos que los individuos no poseídos. Las situaciones traumáticas (amenazas para la vida, lesiones graves, muertes de hijos u otros familiares) fueron particularmente frecuentes entre los poseídos. Los resultados apuntan a que, entre las causas de las posesiones, las experiencias traumáticas tienen un rol importantísimo. En estudios antropológicos anteriores, la posesión por espíritus fue descrita como un fenómeno más frecuente en ambientes marginales, donde viven poblaciones desfavorecidas. Esto ha sido considerado como una respuesta a la tensión intra psíquica derivada de dificultades extremas con muy escasas esperanzas de ayuda y solución. Esta interpretación coincide con la situación del entorno del estudio de Duijl, que comprendió distritos ugandeses rurales extremadamente pobres del sudoeste del país, cuya población sufrió mucho bajo el yugo de dictadores y grupos rebeldes, así como por la crisis del SIDA y de otras enfermedades infecciosas. En este sentido, Uganda resultó un contexto apropiado para el estudio del impacto de las experiencias traumáticas en el ser humano.  En Uganda, el acceso a servicios de salud mental y psicosocial sigue siendo restringido en la mayor parte del país y la salud mental de la población depende por tanto de los sanadores tradicionales y de las iglesias. Esto podría explicar, según los investigadores el papel de la posesión por espíritus como expresión de la angustia que la población ha sufrido.



En la vereda de enfrente...

El Padre Gabriele Amorth fue el exorcista oficial del Vaticano y falleció el 16 de septiembre de 2016 a los 91 años. En octubre del 2000 y según sus libros, señaló haber realizado personalmente alrededor de 50 000 exorcismos, que iban desde "unos minutos" a "varias horas" de duración (en marzo de 2010 afirmó que la cifra aumentó a 70 000). En 1990 fundó la Asociación Internacional de Exorcistas de la que fue su presidente hasta su retiro a los 75 años de edad. Vean lo que el Padre Amorth nos dice: 

"Entre los principales síntomas de los posesos está la fuerza descomunal que de repente presenta la víctima, el hablar o entender diversas lenguas, incluso antiguas o desaparecidas, la obtención del don de la profecía y el conocimiento de temas vinculados con lo espiritual y la teología. He sido testigo de hechos que la ciencia no ha podido explicar, como la levitación de los afectados y la materialización de objetos que surgen de sus cuerpos. El demonio a veces escupe objetos que son totalmente imposibles de explicar desde un punto de vista natural, por ejemplo, clavos de grandes tamaños que salen del vientre de la víctima, cuchillas de afeitar que se materializan cuando salen de la boca, por lo que nunca causaron trastornos a las personas. Siempre están secos, no se presentan mojados o con saliva a pesar de haber salido del cuerpo. Tengo actualmente en mi poder los diversos objetos que me han sido arrojados mientras realizaba mis exorcismos, en su mayoría clavos de gran tamaño y hojillas de afeitar."

¿Es esto creíble en nuestra sociedad actual? Lamentablemente este tipo de creencias absurdas continúa siendo fomentado hoy por las autoridades religiosas, para manipular a los creyentes a través del temor. ¿Y cuanto hay de "puesta en escena" de todo esto? ¿Algún escéptico presenció alguna vez estas sesiones?

La iglesia católica sigue combatiendo al diablo con sus cursos de exorcismo con el objetivo de defenderse del "maligno", dando instrumentos de formación para saber gestionar los casos de posesión demoníaca y diferenciarlos de las alteraciones psiquiátricas. La principal intención del curso es "ayudar a los obispos en la preparación de los sacerdotes asignados al ministerio del exorcismo". De modo que la Iglesia actual, si bien ahora reconoce la existencia de patologías nerviosas con las que debe hacerse un diagnóstico diferencial, en vez de reconocer sus engaños ha intensificado y consolidado la noción de "posesión diabólica" con cursos y ministerios específicos y, por tanto, reforzado la doctrina de la existencia del demonio que, en parte, justifica su presencia. En Polonia, la todopoderosa iglesia católica ha editado una revista mensual dedicada exclusivamente (y cito textualmente) "a la caza del demonio" y que incluye artículos tan dementes como el titulado "Satanás es una realidad".

Los ateos no creemos en ninguno de los 2.700 dioses que ha inventado la humanidad, ni tampoco en el diablo, karma, aura, espíritus, alma, fantasmas, apariciones, Espíritu Santo, infierno, cielo, purgatorio, la virgen María, unicornios, duendes, hadas, brujas, vudú, horóscopos, cartomancia, quiromancia, numerología, ni ninguna otra absurdidad sin sustento lógico, demostrable, científico o coherente. Cuando la ciencia está descubriendo las patologías neurológicas subyacentes a las posesiones, todavía quedan fanáticos medievales obcecados en su supersticiosa ignorancia. 


Alberto Cirio


_______________

(*) Nota Final:

El autor de esta publicación es "Alberto Cirio", fiel seguidor y colaborador de este Blog; quien amablemente me solicitó el compartir este artículo con el resto de los lectores; y al no estar en contra de la filosofía del Blog, es un honor para mí el poder publicarlo. El mismo "Alberto" se encargará de responder las dudas de los lectores a través de los comentarios.


_________________


Ver: 
Ver Articulo: Países con más Ateos

Ver Sección: Actualidad y Noticias



                                 ARTICULOS RELACIONADOS

.


“No me siento obligado a creer que un Dios que nos ha dotado de inteligencia, sentido común y raciocinio, tuviera como objetivo privarnos de su uso”

Galileo