Buscar este blog

lunes, 18 de febrero de 2019

"El 80% de los sacerdotes del Vaticano son homosexuales" (Actualidad y Noticias)




"El 80% de los sacerdotes del Vaticano son homosexuales": el libro contra la Iglesia


Se avecina un terremoto en la curia romana. Frédéric Martel publica un demoledor reportaje que desvela las relaciones sexuales de las grandes autoridades eclesiásticas

15/02/2019 17:28 - 
ACTUALIZADO: 15/02/2019 21:32

"El 80% de los sacerdotes del Vaticano son homosexuales". Así de tajante y seguro se muestra el escritor francés Frédéric Martel, quien publicará en los próximos días su nuevo libro, 'Sodoma. Poder y escándalo en el Vaticano', una auténtica bomba mediática que promete remover los cimientos de la Iglesia. La fecha escogida para el lanzamiento internacional (que no incluye a España pero sí a Francia, Italia, Latinoamérica o Estados Unidos, entre otros) está programada para el 21 de febrero. La decisión de escoger este día no es fruto de la casualidad o del azar: el Papa Francisco ha convocado entre el 21 y 24 de febrero a los presidentes de las Conferencias Episcopales de todo el mundo en una cumbre sin precedentes para atajar los casos de abusos sexuales en el seno de la Iglesia.

Además, el Pontífice ha solicitado a los máximos responsables de las conferencias episcopales que visiten personalmente a las víctimas de abusos sexuales como paso previo a la preparación del encuentro, con el objetivo, según sus propias palabras, de "conocer de primera mano el sufrimiendo que han padecido". Más allá del morbo, la publicación de las más de 500 páginas de 'Sodoma' prometen causar un terremoto mediático que dará a luz a un nuevo tiempo en la Iglesia, encabezada por el mismo Papa, quien en sus casi seis años de ordenación se ha caracterizado por ser mucho menos beligerante con la comunidad gay que sus predecesores.

Este libro no trata de la Iglesia, sino de un tipo muy especial de comunidad gay que es mayoría en el colegio cardenalicio vaticano



"¿Secretos a voces? ¿Rumores? ¿Bulos? Yo soy como Santo Tomás: necesito ver para creer", escribe Martel en el prólogo del libro. "Por eso, he tenido que realizar muchas indagaciones y vivir inmerso en la Iglesia. Estuve en Roma una semana de cada mes, incluso me alojé con regularidad dentro del Vaticano gracias a la hospitalidad de altos prelados que, a veces, se presentaban como 'de la Parroquia'. Además hice viajes por el mundo, fui a más de treinta países, conocí a los cleros de Latinoamérica, Estados Unidos y Oriente Medio para reunir más de un millar de testimonios. Pasé más unas 150 noches del año lejos de mi casa, lejos de París".

Como bien explica el autor, se trata de una gran investigación de campo de más de cuatro años de duración con entrevistas a cerca de 1.500 personas del entorno papal y de 30 países. De ellas, 41 eran cardenales, 52 obispos y monseñores, 45 nuncios apostólicos y más de 200 sacerdotes y seminaristas. A estas fuentes de primera mano y sobre el terreno hay que añadir una vasta bibliografía con más de un millar de referencias, libros y artículos. "Ser parte de la parroquia". Estas cinco palabras, que podrían pasar por ser simplemente un mensaje de ánimo o apoyo a la comunidad, eran usadas para transmitir un mensaje en clave que viene a declarar abiertamente la homosexualidad de puertas para adentro.

"Un libro como este difícilmente podría haberse publicado hace veinte años, ni siquiera hasta hace diez. Los caminos del Señor han permanecido durante mucho tiempo inescrutables", afirma, con cierta ironía. "Hoy lo son menos, debido a la dimisión de Benedicto XVI y la voluntad reformista del papa Francisco; han ayudado a liberar la palabra. Las redes sociales, la audacia creciente de la prensa, la infinidad de escándalos eclesiásticos 'de comportamiento' han hecho posible, y necesario, revelar hoy este secreto. Este libro no trata de la Iglesia, sino de un tipo muy especial de comunidad gay que es mayoría en el colegio cardenalicio vaticano".


Abandonar la hipocresía

Con estas palabras Martel se atreve a asegurar que no se trata de un grupo reducido o una minoría, sino un sistema totalmente integrado dentro de la realidad eclesiástica, que involucra a todos los países, poniendo especial énfasis en España y Colombia. De hecho, uno de los principales señalados es el fallecido cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, expresidente del Consejo Pontificio para la Familia. Para Martel, la dinámica de doble discurso (retórica anti-LGTB y vida privada plagada de relaciones homosexuales) se da más claramente en el sector ultraconservador que se opone al actual Papa.

La homosexualidad se traduce a menudo en la elección del celibato y la castidad y, con más frecuencia, en una homofobia interiorizada

De hecho, el libro arranca con una conversación telefónica entre Bergoglio y Francesco Lepore, un antiguo sacerdote que vivió durante mucho tiempo en el Vaticano, y que se puso en contacto con el Pontífice para "confesarle su historia como sacerdote homosexual". El Papa Francisco, además, siempre ha incitado a abanadonar la hipocresía que manifiestan muchos representantes eclesiásticos. "No hace falta decir que sabe muy bien a quiénes se dirige sin nombrarlos: cardenales, maestros de ceremonias papales, antiguos secretarios de Estado, sustitutos, minutantes y camarlengos", asegura Martel.


El "código Maritain"

En uno de los fragmentos del libro, Martel se plantea de dónde viene esa homofobia reinante entre los representantes de la Iglesia Católica. Para ello, se remite a un filósofo francés, Jacques Maritain, el principal exponente del humanismo cristiano, al cual atribuye una relación homosexual con Ernest Psichari, un compañero suyo del liceo Henri IV de París en 1899, cuando ambos eran adolescentes. Su idilio amoroso no prosperó, aunque ambos se escribían cartas muy pasionales en las que su amor saltaba a la vista pero fue reprimido por las costumbres y la moralidad hegemónica de la época, más centrada en Dios y las guerras que en la liberación sexual.

No son excepciones, sino el sistema y el modelo dentro de los dignatarios eclesiásticos

"La homosexualidad sublimada, cuando no reprimida, se traduce a menudo en la elección del celibato y la castidad y, con más frecuencia todavía, en una homofobia interiorizada", relata Martel. "La mayoría de los papas, cardenales y obispos que hoy tienen más de 60 años se formaron en esta atmósfera y este modo de pensar del 'código Maritain'. Si el Vaticano es una teocracia, también es una gerontocracia. No se puede entender la Iglesia de Pablo VI a Benedicto XVI, ni siquiera la de Francisco, ni a sus cardenales, sus costumbres e intrigas, si partimos de los modos de vida gay de nuestros días".

"Para apreciar su complejidad debemos remontarnos a las raíces antiguas, aunque nos parezcan de otro tiempo", opina el escritor. "Un tiempo en que no se era homosexual, sino 'homófilo', en que se diferencia la identidad homosexual de las prácticas que podía generar, un tiempo en que la bisexualidad era frecuente, un mundo secreto en que los matrimonios de conveniencia eran la regla y las parejas gais la excepción. Una época en que los jóvenes homosexuales de Sodoma asumían con alivio la continencia y el celibato homosexual del sacerdote". De ahí que, según el "código Maritain", la homosexualidad evolucionara hacia "homofilia", es decir, todo quedaba relegado al oscuro mundo de los deseos carnales privados, no de la práctica o de la acción.


El armario

"Practicantes, sí, pero todavía dentro del armario", puntualiza el escritor. "En el caso de los cardenales más viejos, este secreto hay que buscarlo en el pasado: su juventud tormentosa y sus años de licenciatura previos a la liberación gay explican su doble vida y homofobia trasnochada. No soy el primero que habla de esto. Son muchos los periodistas que han desvelado escándalos y 'affaires' de la curia romana. Pero este no era mi propósito. A diferencia de los vaticanistas, que denuncian 'vicios' individuales pero de este modo ocultan el 'sistema', no hay que fijarse en los asuntos turbios sino en la doble vida, bien trivial, de la mayoría de los dignatarios eclesiásticos. No en las excepciones, sino en el sistema y el modelo, 'the pattern' ("el patrón"), como dicen los sociólogos estadounidenses".

Otra de las mayores equivocaciones es asociar la homosexualidad de la Iglesia con los escándalos de pedofilia que han sacudido el Vaticano. "Hay que ser muy cuidadosos y precisos: primero, la homosexualidad no tiene una conexión directa con la pedofilia", declara Martel en una entrevista a 'Clarín'. "Los abusos sexuales se dan principalmente en familias heterosexuales y colegios. Pero también es cierto que el 80% de los abusos son con chicos u hombres, no con mujeres". Una cifra similar a la que aporta el diario 'Boston Globe' en la película 'Spotlight'. "Y los números son inmensos: más de 6.000 sacerdotes acusados en Estados Unidos, 2.000 en Australia, 1.700 en Alemania, 800 en Holanda o 500 en Bélgica. Es un patrón, no una cuestión de 'ovejas negras'".

Fuente:
https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2019-02-15/frederic-martel-vaticano-sodoma-libro-francia_1827522/

_______________



Sacerdotes gays y complots contra el papa Francisco: el polémico libro sobre el Vaticano


Escrito por el francés Frédéric Martel, habla sobre la hipocresía en la Santa Sede y las diferencias de los sectores más conservadores con el Sumo Pontífice.

La publicación habla sobre la hipocresía dentro del Vaticano.

 12/02/2019 - 21:17 
 Clarín.com  Mundo

Un polémico libro promete hacer ruido en el corazón del catolicismo: el Vaticano. "Sodoma”, del periodista y escritor francés Frédéric Martel, asegura el 80% de los sacerdotes que trabajan en la Santa Sede son gays, aunque no necesariamente activos.

La publicación, de 570 páginas, no apunta a la orientación sexual de los religiosos, sino que busca demostrar la “hipocresía” dentro del Vaticano, donde muchos de sus referentes condenan la homosexualidad.

En su investigación de más de cuatro años, Martel realizó 1.500 entrevistas, entre las que se incluyen 41 cardenales, 52 obispos y monseñores, 45 embajadores papales o funcionarios diplomáticos, 11 guardias suizos y más de 200 sacerdotes y seminaristas.

El autor descubrió que mientras algunos negaban su sexualidad, otros curas homosexuales la aceptaban y mantenían relaciones discretas.

Entre los casos puntuales, Martel apunta contra el fallecido cardenal colombiano Alfonso López Trujillo, al que acusa de contratar servicios sexuales de hombres mientras encabezaba una fuerte campaña “anti-gay” desde altos cargos de la Iglesia.

En 2005, tras la aprobación del matrimonio igualitario en España, López Trujillo, instó a los empleados municipales de ese país a que, aún con el riesgo de perder el puesto de trabajo, no inscriban ni celebren ese tipo de uniones.

En ese contexto, el libro describe una regla general tácita en la que cuanto más homofóbico es un clérigo, más probabilidades tiene de ser gay.

El libro también "revela secretos" sobre el celibato, la misoginia y presuntos complots contra el Papa Francisco, a quien los sectores más conservadores de la Santa Sede cuestionan por su posición más blanda sobre la homosexualidad.

"Si una persona es gay y busca a Dios y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgar?", sostuvo el Santo Padre cuando fue consultado por el “lobby gay” a los pocos meses de ser elegido pontífice.

“Sodoma” se publicará en ocho idiomas en 20 países el próximo miércoles, coincidiendo con el inicio de una conferencia en el Vaticano sobre abuso sexual, a la que fueron convocados obispos de todo el mundo.

Fuente:
https://www.clarin.com/mundo/sacerdotes-gays-complots-papa-francisco-polemico-libro-vaticano_0_Yl0IhsHfb.html


________________


  Ver: “Spotlight”: La Película que denuncia pederastia Católica (Análisis y Noticia)


Ver:"Spotlight" (que acusa a Sacerdotes Pedófilos) gana Oscar a mejor Película

Ver:
Frases Célebres Católicas en apoyo a la Pedofilia y al abuso sexual de Niños




Ver: 
Ver Articulo: Países con más Ateos


Ver Sección: Actualidad y Noticias

Ver: La Farsa del Juicio Final.

ARTICULOS RELACIONADOS
.
.



“En los 70, la pedofilia se entendía como algo completamente en conformidad con el hombre e incluso con los niños”

Joseph Ratzinger, 

aka Benedicto XVI



lunes, 11 de febrero de 2019

Reflexiones sobre el Amor Judeo/Cristiano (Colaboración)





Nota Inicial:
La presente publicación fue escrita y elaborada por un colaborador y amable lector de este Blog. Este artículo NO fue escrito por el habitual escritor y responsable de este sitio Noé Molina. (*)



___________________


REFLEXIONES  SOBRE  EL  AMOR  JUDEO/CRISTIANO



"El amor de uno solo es una forma de barbarie, porque se ejerce a expensas de todos los demás." (1)



      La Biblia judeo/cristiana están conformadas por entre 66 y 70 manuscritos, los cuales fueron escritos por orientales, destinados para ser leídos (o escuchados) por orientales. Se realizaron a través de muchos siglos, en  varias lenguas, bajo diferentes cambios sociales

     El  desprevenido lector occidental, piensa que el contenido de sus "enseñanzas" tiene valor moral, porque su divulgación  ha sido acompañada de una agobiante y abrumadora publicidad, continua, sistemática, la que además cuenta con una sofocante y opresiva difusión en los medios y en las miles de religiones que se hacen llamar "cristianas".
    
     En estas reflexiones, acerca del amor judeo cristiano, pretendo desvelar e informar, acerca de los conceptos vertidos en las páginas de la Biblia, desde el lenguaje hebreo, arameo y griego.

     La palabra "amor" en el Antiguo Testamento, difiere enormemente de lo que el común  creyente cree comprender en occidente,  cuando se topa con esa palabra, que en la Biblia, digámoslo, aparece 169 veces.

     "El amor en hebreo es “Ahavá”, que se compone de tres letras hebreas básicas. Estas tres letras en realidad se dividen en dos partes: una base o raíz, cada una de dos letras, y la primera letra, que es un modificador. El significado de la base de dos letras, “es dar”. La letra “aleph”, que precede a estas dos letras, modifica el significado de la palabra base, “dar”. El significado de “ahava”, es “yo doy” y también “amor”.

El amor es también dar. Pero el proceso real de dar desarrolla la misma conexión entre el que da y el que recibe. No hay mayor entrega que la de un esposo y esposa. Cada uno le da al otro. Cuanto más se da, mayor es la conexión" (2)

     El Israel Institute of  Biblical Studies lo define:

En hebreo, es una y la misma palabra que se usa para el verbo “gustar” y “amar” – leAhov (לאהוב). Amar significa agradar o gustar y, agradar o gustar significa amar. No hay diferencia

          
     Bajo esos conceptos, es posible comprender que el amor, para el pueblo hebreo cumplía una obligación de dar y recibir. Lo cual es fácilmente entendido en  Génesis 21:23:

      "De modo que ahora júrame aquí por Dios, que no me resultarás falso a mí, ni a mi prole, ni a mi posteridad, que conforme al amor leal con que he tratado contigo…" 

Es la primera ocasión que aparece en los escritos hebreos, la palabra "amor". Se hace con relación al encuentro del patriarca Abrahán con Abimelec.




     Más adelante, en Génesis 24:14 aparece nuevamente la palabra "amor" y se entiende su significado, cuando se busca una esposa para Isaac. El relato hace ver que una mujer debería dar de beber al criado de Isaac y también a sus animales, eso sería interpretado como "amor", al estilo hebreo:

     " …y también daré de beber a tus camellos, ésta tiene que asignar a tu siervo, a Isaac,  y mediante esto déjame saber que has ejecutado "amor" leal para con mi amo"…

     Existen muchos otras alusiones a la palabra hebrea "Ahavá", atribuyéndose a significados similares a "dar" - "yo doy", etcétera.
    
     Como es fácil comprender, desde nuestra cultura greco/latina, el significado de la palabra "amor" para nosotros reviste otro significado, derivado de la vertiente griega: eros-ágape-philos.  Pero para los hebreos el vocablo "Ahavá" aplica para una prestación de amistad, que se enmarca en el concepto de la unión física de personas, esto es una especie de contrato de darse el uno al otro, (demostrarse respeto mutuo, diríamos actualmente).

     En nuestra cultura, como se puede notar hay una diferencia notable, con respecto al amor romántico/erótico, el cual puede ser sinónimo de deseo carnal y en el cual está excluido, en algunos casos, el "Ahavá"; o sea la entrega puede ser física pero no necesariamente correlacionarse emocionalmente.  En occidente el llamado "amor romántico" solo tiene unos pocos siglos de existencia (creo que comenzó en el Siglo XVIII).  Antes de eso, los matrimonios eran arreglados por los padres o se conseguía esposa por vías más violentas.

     Desde luego, hay un abismo de siglos y cultura, aparte de la lingüística, como para entender cada versículo bíblico de acuerdo a lo que interpreta el lector moderno. Las costumbres cambian: como lo diría Cicerón:    ¡"o témpora o mores"!  

________________

  

   Cuando el Dios hebreo pretendió hablar en griego o en arameo, comenzaron los problemas para sus criaturas (no hebreas).

     Se produce la primera gran dificultad cuando el Hijo del Hombre (vulgo Jesús), transfiere una orden de la ley levítica (Ahavá) y la convierte en amor al estilo griego. Se traduce "amar al prójimo", pero el lector de los Evangelios no sabe que el significado correcto es "yo doy" y también "amor - afecto" en arameo:

Literalmente "mi amistad". Ambas (palabras) RKhMA y KhUBA sinifican "Amor", sin embargo la primera se utiliza en el contexto de amistad y la última es una forma más profunda de afecto.

Pronunciación 'KHuOB'aA

(Citado: pag. Misioneros del Sagrado Corazón)


    No cabe duda que el Dios que "inspiró" a los escritores de la Biblia, no lo hizo con los traductores.
   
     Podemos comprender a Publio Ovidio Nasón en su "Ars Amatoria" con sus comentarios acerca del amor, ya que somos herederos de su cultura,  pero el problema bíblico reside en el hecho de que los hebreos están traspasando una cultura que no es la nuestra.  Se explica a continuación:

    "Una mujer, que era conocida en la ciudad como pecadora se enteró de que Jesús estaba reclinado a la mesa de un fariseo y trajo una cajita de alabastro, llena de aceite perfumado, y tomando una porción detrás, junto a sus pies, lloró y comenzó a mojarle sus pies con sus lágrimas y se los enjugaba con los cabellos de su cabeza. También le besaba los pies tiernamente y se los untaba con el aceite perfumado…"   

(Evangelio de Lucas 7:37 y 38)

    El cristiano que lee este pasaje, interpreta de acuerdo a su cultura, que la mujer "conocida en la ciudad como pecadora" es una prostituta, aunque desde luego, en el párrafo no se indica que lo sea.

Así que cuando Jesús (verso 47) expresa:

"… los pecados de ella, por muchos que hayan sido, son perdonados, porque amó mucho…"

El lector queda convencido que las palabras "amó mucho" son aquellas de su propia cultura, (amor erótico) y no la "RKhMA" aramea, o la "Ahavá" hebrea, que podría deducirse de la misma forma en que los deudores "aman" al prestamista (y no por eso se podría deducir que ellos se prostituían).

     El traspaso cultural viene desde vertientes hebreas:

     "¿Cómo puede uno nacido de mujer ser limpio?" 

(Job: 25:4)

En consecuencia, la mujer será prostituta para el lector moderno occidental,  debido a que la palabra "amor" ha atravesado fronteras lingüísticas y culturales. Sin notarlo siquiera, la discriminación femenina se ha inculcado en el lector desprevenido.

    Desde luego, el idioma hebreo antiguo es deficiente para ser leído o traducido, ya que las sociedades humanas han progresado. Se han incorporado palabras o expresiones que antes no existían, como: ética - psicología - empatía, etc.   Por lo cual mantener ese libro llamado "La Biblia" y leerlo en occidente como un manual de comportamiento ocasiona dificultades.

    Sabemos que no existe el amor (un intangible) sino las demostraciones de amor. También entendemos que un Dios no puede tener sentimientos humanos, y desde el comienzo el sacerdote levita (que escribió los libros del Antiguo Testamento) dibujó un dios antropomorfo, con sentimientos humanos hebreos, a partir de su precariedad lingüística.

     En ese entendido, la peor orden del Dios bíblico es aquella de "Amar al prójimo como a uno mismo", ya que solo se puede entender de acuerdo al significado del "Ahavá" hebreo y no del "amor" estilo occidental, de vertiente greco/latina.
   


     Por desgracia,  para muchos despistados,  las enseñanzas del Rabino Jesús se deben realizar en desmedro de uno mismo. Cuando en la real acepción del vocablo, emanada del Levítico 19:18 solo se trata de respetar al prójimo, como uno se respeta a si mismo.  Los creyentes en un afán de glorificar, enaltecer o ensalzar el mandato evangélico lo desvirtúan de su acepción hebrea, pretenden que se debe "amar al prójimo" desmejorando o debilitando su propia auto estima. Lo hace el propio Pablo en 1º a los Corintios 9:27:

    " … sino que golpeo mi cuerpo y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado"

Por desgracia este sujeto, de quien el cristianismo ha tomado ejemplo de "amor cristiano", es el mismo quien entrega un panegírico del amor…  pero no se ama a si mismo. ¡se castiga a si mismo! por lo cual nos preguntamos: ¿cómo amará a su prójimo ese sujeto?.... (sabemos cómo).

     Ahora bien, entendemos que cantidad y calidad en prestaciones humanas están reñidas.  Si pretendemos amar a muchas personas, se resentirán "las demostraciones de amor" porque somos humanos imperfectos y limitados en tiempo y en recursos.  En consecuencia, no podemos dar calidad en nuestros afectos a demasiadas personas.
   
    Tampoco el Dios bíblico está en condiciones de "amar" a todo el género humano (ni siquiera bajo el concepto del "Ahavá" hebreo) lo cual está ampliamente demostrado en la Biblia hebrea, no creo que necesite ejemplos, que sobran.

PABLO

    El villano invitado,  aparece en esta historia identificándose a si mismo en Hechos de los Apóstoles 22:3

   "Yo soy judío nacido en Tarso de Cilicia, pero educado en esta ciudad a los pies de Gamaliel, instruido de acuerdo al rigor de la Ley de nuestros antepasados…" 


 La historiografía moderna señala como fecha de la muerte de Pablo, entre los años 58 a 64 de la Era Común.  A este sujeto correspondió levantar la religión hebrea, con leves transformaciones para llegar a lo que se conoce como cristianismo.




    También le correspondió indirectamente, verter en lengua griega enseñanzas de la Ley de Moisés, y sin querer queriendo entrega una descripción de lo que considera "amor". Leamos sus palabras:

 " El amor es sufrido, es benigno, el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece, no hace nada indebido,  no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor, no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser, pero las profecías se acabarán,  y cesarán las lenguas y la ciencia acabará,…   

(Epístola a los Corintios 13: 4 al 8 - versión Reina Valera)

    Indudablemente que la descripción del amor que hace Pablo Apóstol resulta toda una novedad, desde el punto de vista de la definición de la palabra hebrea "Ahavá", con el "dar" - "yo doy" la cual es más específica;  y más extensa que una relación de amistad y afecto del arameo.

     Hay una prodigalidad, una profusión y un exceso en la definición de "amor" que hace Pablo, que más parece malignidad.
    
     Entramos a un cambio, a una exigencia, una imposición, un mandato o un requerimiento impositivo, basado en un sentimiento humano que va más allá, del respeto o amistad de la palabra "Ahavá" hebrea, influido desde la cultura griega, y que deja fuera al "amor de Dios", porque ya no se puede incluir al Dios Yaveh en esa descripción del amor de Pablo. ("Dios es Amor" 1º de Juan 4:8)

     Casi toda la reseña pormenorizada de 1º Corintios 13:4 a 8 es contraria al "Dios es Amor", porque el dios bíblico es jactancioso, se ensoberbece, se irrita,  no todo lo espera, no lo sufre todo ni todo lo soporta,  es celoso (Éxodo 34:14) etcétera.

     De manera que el traspaso cultural/lingüístico del hebreo al arameo o griego de Pablo Apóstol resulta ser un despropósito, una inconveniencia, un desatino que sigue causando sacrificios y mártires que se inmolan en aras de un amor imposible.
     
     Lo que hace Pablo, es poner una vara tan alta, pero tan alta,  que resulta imposible de cumplir, y cuyo objetivo final (lo de siempre) es mantener al creyente en déficit espiritual, emotivo, en privación de experimentar amor humano, normal (imperfecto), y dejarlo a merced del sacerdote, que una vez comunicada su deficiencia, su falta de amor al prójimo, ("su enorme atraso espiritual") el sacerdote o Dios lo podrá perdonar. (lo hará sin duda, es su oficio).

     En consecuencia amar a todos nuestros prójimos, desde el traspaso cultural, como lo predica el cristianismo de Jesús y Pablo, es una crueldad para uno mismo.

__________

RUBÉN   ECHEVERRÍA   LASTARRIA 
__________

(1) Citado : F. Nietzsche - "Más Allá del Bien y del Mal"
(2) Ctado  : Jewish Mag 


____________


(*) Nota Final:

El autor de esta publicación es "Rubén Echeverría Lastarria", fiel seguidor y colaborador de este Blog; quien amablemente me solicitó el compartir este artículo con el resto de los lectores; y al no estar en contra de la filosofía del Blog, es un honor para mí el poder publicarlo. El mismo "Rubén" se encargará de responder las dudas de los lectores a través de los comentarios.


__________________

Ver:
Rubén Echeverría:
Homenaje a los Comentaristas Ateos del Blog (Proyecto)

Ver:
La Falacia del Libre Albedrío
(Colaboración)

Ver:
Cuando los Dioses quedaron Solos 
(Colaboración)

Ver:
"El Engaño del Nuevo Pacto" (Colaboración)

Ver:
Los Sacrificios Humanos de los Testigos de Jehová. 
(Colaboración)

Ver:
De porqué Dios quiere y acepta Sacrificios Humanos y Animales


Ver:
Publicaciones de Colaboradores

Ver:
De cómo el Autor de este Blog blasfemó contra el Espíritu Santo y se condenó al Infierno

Ver:
Top 10. Los Misterios de la Biblia

Ver:
Top 10 Amenazas Cristianas




   
Ver:
De por qué Dios odia a los Ateos


Ver:
De por qué Dios odia a los Blasfemos

Ver: Lo Sobrenatural Hoy... 
¿Está presente Dios en el Mundo Actual?


Ver: Curaciones milagrosas. 
Punto de vista Ateo

Ver: La Probabilidad de Escuchar a Dios. 
Las Comunicaciones Sobrenaturales Divinas.

Ver: Guía para el Cristiano novato que desea convertir Ateos en Creyentes



Ver Artículos sobre: 
Los 10 Mandamientos 

Ver Artículos sobre: 
Oraciones Cristianas

Ver: ¿Nadie ha visto a Dios?


                          

ARTICULOS RELACIONADOS




"Religión es el conjunto de escrúpulos y tabúes que obstaculizan el libre desarrollo del entendimiento humano"

Salomon Reinach