Buscar este blog

sábado, 29 de mayo de 2010

Mockus. Entre el Ateísmo y la silla presidencial

742fc85e5f501893e27fc4568575ed38

Este 30 de mayo se llevan a cabo las elecciones en la Republica de Colombia, y este hecho, aunque sumamente importante en el ámbito mundial, no lo sería tanto para este Blog y para nuestros intereses religiosos y de creencias… a menos que exista un candidato cuya religiosidad y fe esté en cuestionamiento: Antanas Mockus.

Jamás pretendería inmiscuirme en la política y aun menos en el destino político de la hermana republica de Colombia, pero sin duda, es muy interesante el debate que se ha levantado en torno a la religiosidad de uno de los candidatos con posibilidad de triunfar en las próximas elecciones del tropical país.

Aurelijus Rutenis Antanas Mockus Šivickas (Bogotá D. C., 25 de marzo de 1952) es un político, filósofo y matemático colombiano, de ascendencia lituana. Magíster en Filosofía (Universidad Nacional de Colombia), Licenciado en Matemáticas y Filosofía (Universidad de Dijón - Francia), Doctor Honoris Causa (Universidad de París XIII, Francia) y de la Universidad Nacional de Colombia, y bachiller del Liceo Francés Louis Pasteur. Fue alcalde de Bogotá en dos ocasiones y ha aspirado al cargo de presidente de la República. Es considerado en su infancia como un niño genio ya que aprende a leer a los dos años de edad y se gradúa con honores en el Liceo Francés de Bogotá en 1969.

Durante su administración como Rector General de la Universidad Nacional en 1990, se hace notorio por diversas excentricidades y acciones polémicas como ir a su despacho en bicicleta, el incidente donde se le acusó de tomarse los genitales frente a una multitud o el recordado episodio de bajarse los pantalones en un auditorio de la Universidad Nacional para mostrar su trasero frente a un grupo de estudiantes que le impedía hacer una alocución. En octubre de 2004, él visita por primera vez la comunidad Lituana en Chicago, Illinois, la cual es la comunidad lituana más grande fuera de Lituania, e hizo un discurso en lituano.

En fin… un personaje excéntrico e interesante… pero ¿Es Ateo?

Veamos algunos videos que han circulado por Internet en los cuales parecen apoyar o negar esta afirmación:

 

O también podemos observar como la creencia o la descreencia de alguien se utiliza para hacer proselitismo político y manipulación de los medios:

Leamos ahora la opinión de Andrés Mejía Vergnaud que es colombiano y director general del Instituto Libertad y Progreso de Colombia y de la Fundación Desarrollo a través de la Libertad.

Mockus, El presunto Ateo.

Increíble: en pleno siglo XXI, Dios se convirtió en protagonista de la campaña presidencial colombiana, o al menos se le ha querido involucrar en ella mediante piezas de propaganda negra. En estas, simulando la publicidad del Partido Verde, se cita de modo apócrifo a Mockus con la frase "Yo no creo en Dios". Circula también en YouTube un video de muy tosca factura, en el cual se percibe un trabajo de edición brusco y malintencionado: Antanas Mockus responde a una pregunta sobre sus convicciones religiosas; aclara que su origen profesional está en las Matemáticas y en la Física, y dice que en esos dominios el argumento religioso es inadmisible (lo cual es cierto). Todo esto mientras aparecen letreros que advierten sobre el presunto ateísmo contenido en la respuesta.

No creo que de esta burda propaganda sea responsable Juan Manuel Santos, el principal contendor de Mockus. Pero no cabe duda de que simpatiza con la misma línea de argumentación: al periódico español 'El Mundo' le dijo "Yo creo en Dios", cuando se le preguntó qué tiene él que no tenga Mockus (29 de abril). De modo que, como sucedía en épocas por fortuna superadas, en las cuales un partido señalaba al candidato del otro de ser ateo, hereje, masón y corruptor, el partido de 'la U' ha querido abrir un frente religioso en la actual campaña presidencial: deplorable el error, preocupante el precedente, y despreciables los mecanismos.

Mockus ofreció su respuesta: sí cree en Dios, y profesa el catolicismo. Así lo manifestó en entrevista con Juan Gossain en RCN. Y no sólo se declaró católico: llegó a decir que Colombia "sólo puede transformarse culturalmente como propongo si se apoya en la tradición católica", y que es necesario que "construyamos sobre los elementos de tradición católica que siguen vivos y son fuertes". Esos elementos son las ideas de lo sagrado y de lo improfanable, simbolizados por la Hostia (mencionada por Mockus varias veces), y que él aspira a extender a la vida y a los recursos públicos.

Es una pena que Mockus haya caído en esta trampa. Él pudo haber señalado el profundo error y el sentimiento sectario que anima la acusación hecha por Santos, y por algunos de sus seguidores. Pudo haber dicho ¿y habría acertado¿ que si un ser humano ha llegado a la conclusión sincera de que no hay un dios, eso no lo hace inferior a los demás, ni menos merecedor del respeto y de la tolerancia que todos reclamamos. Pudo haber dado una lección, y decir que al evaluar una propuesta política se deben juzgar los méritos intrínsecos de esta, su viabilidad y su seriedad, en lugar de hacer señalamientos intransigentes y fanáticos acerca de las creencias íntimas del candidato. Y pudo haber dicho todo esto, afirmando a la vez su conformidad personal con el credo católico.

Mockus pudo haber confrontado a quienes se valieron de este bajo recurso, y habría sentado cátedra para la Nación. Podría haber rechazado esta forma implícita de exclusión y de discriminación: al fin y al cabo, lo que se está diciendo es que quien no cree en Dios no es apto para gobernar y no es digno de confianza. Estoy seguro de que Mockus cree lo contrario: que una persona puede, por una convicción racional no religiosa, profesar una ética, una consideración por los demás, un respeto por los derechos de los otros, y una conciencia de lo que significa vivir en comunidad.

Pero, lamentablemente, Mockus eligió otra línea de respuesta, errónea a mi modo de ver. Vinculó la "tradición católica" a su programa de gobierno, al punto de erigirla como condición indispensable del desarrollo de dicho programa: recordémosle a Mockus que el Estado colombiano es laico y pluralista. Y hagámosle ver cuán inconducentes son estas declaraciones, en un país en el cual ese carácter laico del Estado ha venido sufriendo un anacrónico asedio.

Fuente: http://www.eltiempo.com/opinion/columnistas/otroscolumnistas/mockus-el-presunto-ateo_7699654-1

Leamos ahora la divertida e interesante opinión de Ernesto Ochoa Moreno

| Medellín | Publicado el 22 de mayo de 2010

Mockus, o los titubeos de la fe

Me atreví a preguntarle al padre Nicanor, mi tío, qué pensaba él del presunto ateísmo del candidato presidencial Antanas Mockus, de sus titubeos cuando le preguntaron sobre su creencia en Dios, sobre su catolicismo. Sus ojos azules, ya agrisados por los años y tan apacibles siempre, parecieron convertirse en dos punzones que me herían:

-No me tentarás, muchacho. Y aunque también tú quieras dejarte arrastrar por la involución a la mojigatería y el integrismo, que quedan como herencia de los mesianismos, te voy a decir algo: titubear es la más honesta forma de reaccionar cuando a uno le preguntan si cree en Dios y sobre sus actitudes religiosas.

-No le entiendo, padre.

-La fe, hijo, es titubeo. Toma el diccionario y léeme la definición de titubear.

-"Titubear: (1) Oscilar, tambalearse una cosa, perder la estabilidad. (2) Balbucir, hablar articulando las palabras de una manera vacilante y confusa. (3, en sentido figurado) Estar en duda, mostrarse indeciso en algún asunto, materia, acción, etc.".

-Nuestra relación con Dios, hijo mío, está marcada por esos tres sentimientos que alberga la palabra titubeo. La vivencia de Dios, si es sincera, te hace tambalear, te desacomoda, te desestabiliza.

-¿Entonces la fe no da seguridad, para usar una palabra tan llevada y traída en esta campaña electoral?

-No, la fe no es seguridad. La fe es incertidumbre. El día que la fe sea certeza, sería un conocimiento científico y entonces no habría lugar para la creencia. La fe es creer en lo que no vemos, nos enseñó el catecismo. El que dice sin titubear que cree en Dios, tal vez está confundiendo los conceptos: el de Dios (que, por lo demás, no es un concepto) y el de la fe, que apenas es un balbuceo ante el misterio.

-Entonces, tío, la fe es también balbuciente.

-Sí, joven. Toda religión, toda profesión de fe es balbucir la realidad de Dios. Creer es balbucir lo inefable, como dicen los místicos. Por eso san Juan de la Cruz dice que cualquier cosa que se diga de Dios no es Dios.

Y Fernando González conceptuaba que sólo pronunciar el nombre de Dios ya era una blasfemia.

-Ya voy entendiendo, padre Nicanor. La fe no asegura, no da certezas sino que ilumina en medio de la duda, ¿cierto?

-Claro, porque la fe siempre está acompañada por la duda. Dudar es de la esencia del creer y lleva a que al hablar de religión y teología, tanto el creyente como el no creyente se vean indecisos, tan titubeantes a la hora de negar a Dios como de creer en Él.

-¿Entonces Mockus no es ateo?

-No debería interesar a nadie saberlo, menos en medio de una campaña marcada por la propaganda negra. Muchos políticos en trance electoral sacan a relucir a Dios o el tema religioso por si les pueden dar votos. O por si se los pueden quitar al contendiente. Eso sí es pecado y ofende la religión.

-Tiene usted razón, tío. Además, en un país con una constitución laica el tema de la religión y la religiosidad de los candidatos no se deberían esgrimir para nada.

-En Colombia no importa -no debería importar- la fe religiosa de un presidente, o de cualquier funcionario o mandatario regional o local, y ellos no deberían -en rigor no pueden constitucionalmente- hacer manifestaciones oficiales y públicas de su religión.

-Por supuesto, incrédulo sobrino, pero tampoco llegar a extremos, mejor dicho, evitar los extremismos en los que se puede caer, sea por una exacerbada y discriminatoria confesionalidad teocrática, como por una aconfesionalidad radicalizada y laicizada hasta la discriminación también de los creyentes.

Ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre.

-Pero, padre?

-Ya, hijo, ya. Y tenlo presente: frente al misterio de Dios acepta humildemente los titubeos de la fe. Aunque te llamen ateo.

Fuente:http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/M/mockus_o_los_titubeos_de_la_fe/mockus_o_los_titubeos_de_la_fe.asp?CodSeccion=219

______________________________

Antanas Mockus SIMPSON

A fin de cuentas… nos debería ser indiferente si un candidato presidencial fuese creyente o no, creo que lo importante debe ser su capacidad de enrumbar a su país hacia las mieles del progreso. Mas, sin embargo no deja de ser interesante la polémica tejida alrededor del carismático candidato Colombiano.

Sin importar el resultado de las elecciones o si Antanas Mockus se erige como el próximo guía de los Colombianos; deseo de corazón que el mejor hombre, el más capacitado y el más sensible a la problemática del colombiano común obtenga la victoria y haga buen uso de la misma.

Les deseo suerte.

.

Ver Sección: Noticias y Actualidad

 
ARTICULOS RELACIONADOS

Dejan morir a su hijo por rezar en vez de llevarlo al médico

España. el numero de fieles disminuye. 

Haiti: Dolor, Muerte y Robertson.

Rescatan a un joven que vivía amarrado en un templo evangelico

 Cuento: Dios, el Ateo y el Creyente.

“El 'todo vale' es la peste de cualquier sociedad”    Antanas Mockus

10 comentarios:

  1. Interesante su post sobre Mockus. Para bien o para mal, yo aún no lo sé, el cristianismo que predomina en Colombia no es el cristianismo del padre Nicanor. Cuando oigo o veo planteamientos como los que usted cita del padre Nicanor yo me pregunto de qué hablará el padre en su púlpito cada domingo en el púlpito si siente que con solo utilizar la palabra Dios ya está blasfemando.

    Esta posición puede parecer interesante o curiosa para una persona que adopta el pensamiento de que Dios no existe, pero en modo alguno lo resuelve todo para los que si creemos en Dios y que queremos que otros vivan la alegría que, nos parece, eso trae.

    Por otro lado, estoy de acuerdo con usted en que el titubeo le hizo mucho daño a Mockus.

    El candidato escribió hace ya varios años su visión del futuro de la religión en estos términos: "Investigadores eruditos atareados en torno a la historia de las culturas y las religiones nos conducirán, con enorme circunspección y objetividad, cerca del lugar en el cual cada uno elegirá en silencio y sin ostentación su sistema de creencias."

    A posteriori todos somos inteligentes: cuando ya las cosas han pasado todos podemos determinar lo que se hizo bien y lo que no: por mi parte pienso que a Mockus le habría convenido mucho en su campaña ampliar lo planteado en el párrafo citado y comunicárselo sin reservas a creyentes y a no creyentes.

    Un saludo de un Pentecostal colombiano.

    ResponderEliminar
  2. Saludos a ti también amigo Herz…

    Deseo para ti y para todo el pueblo Colombiano lo mejor del mundo y que el hombre que guie su destino para los próximos años (independientemente de sus creencias religiosas) seal el mejor y el más capacitado.

    Gracias por tus comentar.

    ResponderEliminar
  3. ay yo creo en Dios lo veo un poco mal mockus
    suerte con eso

    ResponderEliminar
  4. en estos momentos, santos (el y su familia son dueños de mas de medio pais hablando economicamente), ha demostrado su incompetencia por hacer surgir al pais (o eficiencia como buen politico), no se me hace extraño que, siendo dueño de los pricipales medios de comunicacion nacional, "recomendara" articulos y titulares a estos, no para hacerle propaganda a su campaña, sino para hacer "propaganda negra" a la campaña de su opositor.

    muchos de nosotros reflexionamos, Santos es un politico, Mockus es un pensador, en un campo entre ladrones de cuello blanco y corrupcion (estado politico actual de colombia), un pensador no puede florecer con una etica intachable. no soy partidario politico, pero pienso que, para poder ser politico en este pais, hay que tener un magister en engaño y hurto con metodos elegantes.

    la verdad, a colombia le hace falta mucha educacion, y tuvo la oportunidad de culturizarse y educarse, pero ellos prefieren dejar nuestro pais no en manos de alguien que nos haga estudiar, leer, y razonar, sino en manos de alguien que sea un buen politico (politico desde el contexto nacional).

    concluyendo, (y no generalizando) el problema no es colombia, son los colombianos.

    ResponderEliminar
  5. @David Rios
    Amigo

    Lamentable la situación de tu país, tan lamentable como la de mi país, México. Aunque los protagonistas son otros, las circunstancias son prácticamente las mismas. Acá tenemos un presidente impuesto mediáticamente por los poderes facticos del duopolio televisivo Televisa-TVazteca. Un presidente ligado a la vieja hegemonía del PRI, un presidente que no es capaz de hablar correctamente y que fue apoyado aunque no lo creas por los grandes personajes de la farándula (Se casó con una actricilla estelar de Televisa, para apoyar su imagen pública del presidente guapo). Le gano la presidencia al candidato de izquierdas quien fue apoyado por intelectuales, pensadores, artistas plásticos, etc. Pudo más a nivel político la manipulación de la ignorancia del pueblo mexicano, que una esperanzadora perspectiva de cambios reales. Y tal como dices: el problema no es México, somos los mexicanos que seguimos engañados con lo que brilla a cambio de nuestra dignidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Interesante su blog... ganó Juan Manuel Santos y lo único que ha traído a nuestro país son desgracias!

    ResponderEliminar
  8. @Tatiana Chaux 7

    Saludos Tatiana...

    Hubiese sido interesante la victoria de Mockus... Ya Santos demostró ser más de lo mismo.

    Gracias por visitar. Eres bienvenida.


    ResponderEliminar
  9. Mockus es una persona relativamente Joven.

    Quizas en las proximas elecciones de 2014 o de 2018 logre la Presidencia.

    Aunque se utilizo precisamente la condicion de Ateo de Mockus para hacer malestar entre una poblacion de corte mas bien religiosa y tradicionalista.

    La cuestion es que Mockus no es parte de un partido, es un politico independiente.

    Asi que sin maquinaria electoral estas cosas no son faciles en un pueblo controlado por el regimen en el poder.

    Un regimen que lleva sus buenas decadas gobernando como gobierna.

    ResponderEliminar
  10. @festum fatuorum 9

    Saludos Festum...

    Hubiese sido interesante el papel de Mockus como presidente. Creo que lo hubiese hecho mucho mejor que Santos.

    Ya ejemplos de Presidentes NO creyentes en Suramerica tenemos un par con muy buenos resultados para sus respectivos países: Bachelet (Agnóstica) y Pepe Mujica (Ateo).

    Ojalá en el futuro cercano sean muchos más.


    ResponderEliminar