Buscar este blog

lunes, 30 de abril de 2018

Hacia el Post Cristianismo (Colaboración)




Nota Inicial:

La presente publicación fue escrita y elaborada por un colaborador y amable lector de este Blog. Este artículo NO fue escrito por el habitual escritor y responsable de este sitio Noé Molina. (*)

___________________



 HACIA   EL   POST   CRISTIANISMO


      La cultura occidental se nutre desde raíces greco-latinas. Nuestro ordenamiento político, jurídico, social y artístico en su mayor parte, encuentra en los clásicos antiguos, el orden institucional, la conformación de tribunales de justicia, las cámaras que representan a los ideales del pueblo han sido herencia de romanos y griegos. Aún subsisten sus estructuras, y como toda creación humana son perfectibles, debido a que los seres humanos constantemente debemos amoldarnos a nuevas instancias de conocimiento, porque nuestras sociedades son dinámicas.

      No siempre ha sido así. En el pasado el pensamiento mágico de los chamanes se erigió como un sistema político, instaurando leyes emanadas de dioses imaginarios, de leyes caídas del cielo en medio de rayos, truenos y relámpagos, escritas en tablas de piedra y se promulgaron con la sangre de 300 desdichados.


      Cuando los dioses, nacidos de la superstición y la ignorancia, se establecen con la fuerza de la espada, los seres humanos se estancan, no progresa.  Comienza una época oscura, represiva.

      La época medieval se conoce como la Edad del Oscurantismo,  un período sombrío, infructuoso e improductivo en ideas y progreso, abarca desde el Siglo V hasta el Siglo XIV de acuerdo a lo que indican los historiadores.  En ese período histórico, la autoridad de los dogmas religiosos judíos  campearon en gloria y majestad, de la mano de la Iglesia, la cual monopolizaba dogmas y verdades, las cuales imponía, además, con herramientas eficaces que todos conocemos.

      Ese sistema monolítico impedía establecer nuevas ideas, conocer acerca del cuerpo humano, investigar las estrellas, reglamentaba el arte, imponía reyes o gobiernos apegados a su ideario. En suma la cultura greco-latina que basaba en el hombre su forma de interpretar el mundo se marginó. Se trató de un período de cerca de mil años,  en que los seres humanos dejaron de pensar por ellos mismos, aceptando en cambio verdades reveladas.  Imperaban manuscritos judíos mal redactados y peor traducidos de una etnia pequeña del Oriente Medio la cual se impuso con la fuerza de la espada y la hoguera.     Hoy en pleno Siglo Veintiuno, nuestras sociedades occidentales no han logrado sacudirse de ese período oscuro. La cultura hebrea aún es vitoreada, aclama y avivada como la máxima expresión del saber humano.

      Desde que la Biblia fue impresa por Gutemberg, la Iglesia perdió poder, pero lamentablemente surgieron  por docenas nuevas religiones cristianas, apegadas fielmente al escrito que el Concilio de Trento estableció en 1546, con lo cual los dogmas religiosos judíos se mantienen con fuerza, e impiden el avance del pensamiento a un grado que no nos percatamos.

      Hemos avanzado, es cierto, pero ha quedado un rescoldo de ignorancia impregnando la cultura de nuestra edad moderna. Porque los escritos hebreos aún son considerados, como si tuvieran un grado de sabiduría, como si el Jesús de los Evangelios hubiera entregado algo de sabiduría.

 _________________
                    



DECONSTRUYENDO A  JESÚS


      La figura de un rabino hebreo, de nombre Jesús, es ampliamente conocida en occidente.  La gran mayoría del mundo cristiano alude a sus palabras en los Evangelios, como si sus enseñanzas entregaran alguna sabiduría.  En este capítulo pretendo dilucidar, citando de los Evangelios,  cuan cierta es la pretensión de los creyentes.

        Antes de entrar en materia, debo advertir al lector que estoy ampliamente convencido, de acuerdo a estudios serios, que el mito de un rabino hebreo no tiene respaldo histórico, por lo que no voy a referirme a la difusión del mito, sino más bien a la precaria base sobre la cual se sustentan los "dichos sabios" de Jesús, el Cristo, sobre la base de sus expresiones en los Evangelios.

      En estos tiempos hay muchas personas que ya no creen en religiones, sin embargo persiste la creencia de que la figura de Jesús, entrega un mensaje de "esperanza" o al menos  consejos acerca de cómo desarrollar una conducta sana y bondadosa para los tiempos actuales.  Ese es el mito que pretendo desvirtuar.

      Los cuatro Evangelios han sido promocionados, a través de los siglos, como un panegírico de bondad, sabiduría y humanismo. Eso se debe a que el común de las personas, los cristianos creyentes, en general no comenzaron por leer los Evangelios,  antes de eso, fueron instruidos o adoctrinados a la obediencia de la fe católica, o de cualquier otro grupo que se basa en la Biblia cristiana. De manera que la lectura de los Evangelios se produjo en forma posterior, cuando ya su espíritu crítico había sido aplastado por la fe.

     "El desarrollo literario de los Evangelios es performativo, es decir enuncian un hecho sin entrar en detalles, crean una verdad por la sola expresión del lenguaje, manifiestan o exponen los acontecimientos que dan cuenta de milagros, actos de sanar enfermos o resucitar personas", y junto a eso pregonan algunas sentencias… que algunos consideran: "sabias".

      Los cuatro Evangelios, Mateo, Marcos, Lucas y Juan, disponen del mismo bosquejo.  Comienzan elaborando una genealogía que no sirve de nada, porque José, el padre de Jesús,  no tuvo ingerencia alguna en su nacimiento.  Enseguida muestran cuando Juan comienza a bautizar personas. Así es como aparece Jesús, como el cumplimiento de una incierta profecía.

 _____________




¡¡¡GRAN  OFERTA  GRAN!!!


      A continuación, viene La Gran Oferta del Reino de los Cielos en lo que se llama "El Sermón del Monte", en donde los más despistados creen ver la máxima expresión del amor cristiano.

      Examinemos esas palabras:

      "Bienaventurados, los pobres de espíritu… los que lloran… los mansos… los que tienen hambre y sed de justicia… los misericordiosos… los de limpio corazón… los pacificadores… cuando sean vituperados  por mi nombre… porque de ellos es el Reino de los Cielos".


      Una oferta amplia, es cierto, pero engañosa.  Los judíos habían caído bajo el imperio romano, en consecuencia, todo judío en ese momento que escuchó esas palabras se sintió identificado. Ellos deseaban que se hiciera  justicia al pueblo de Israel, que se hubiese levantado un Rey de Reyes (Isaías 9: 6 y 7), un patriarca hebreo con "Regir Principesco", al que pudieran llamar "Maravilloso Consejero"; "Dios Poderoso"; "Padre Eterno"; "Príncipe de Paz".

      Cualquier cristiano sabe que la oferta de entrada de los Evangelios es falsa, porque más tarde el propio Jesús cambia su discurso, fijando otras condiciones para entrar al Reino de los Cielos y más adelante el apóstol Pablo, en las llamadas "epístolas paulinas", cerrará aún más el acceso al Reino de los Cielos, y que decir de la religiones, como es el caso de los llamados testigos cristianos de Jehová, los cuales estrechan aún más el acceso al Reino de los Cielos, adjudicándoselos solo a un grupo minúsculo de ungidos, ciento cuarenta y cuatro mil. (¡!)

      Luego, concluimos que no es tan simple como sentarse a escuchar al "Maestro" y considerarse que por ser pobre de espíritu, por llorar, por tener hambre y sed de justicia, ser de limpio corazón o pacificador ya  se tiene pasaje de entrada al Reino de los Cielos.

      ¿Quién de nosotros no se ha considerado a si mismo, en distintas etapas de sus vidas bajo esas virtudes o cualidades?


      Ahora,  note usted el versículo 10  ( Mateo 5:10)


"…bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia porque de ellos es el Reino de los Cielos…"


      Ese versículo, si se lee en forma apresurada,  es anarquía pura, ya que no especifica si la justicia persigue a un inocente… o a un culpable. Además contradice al versículo 6  en donde se dice que "serán saciados" los que tiene hambre y sed de justicia.   En este caso la Gran Oferta del Reino de los Cielos funciona en los dos sentidos: para el que tiene hambre y sed de justicia y para los que son perseguido por la justicia.  El Reino de los Cielos (La Gran Oferta) es ofrecido a  los que bogan y a los que no bogan.

      Obviamente los judíos se habían topado con la "ius" romana, la ley que nosotros conocemos en occidente y que heredamos de nuestras raíces latinas.  Entonces hay que saber leer los Evangelios de acuerdo a su contexto histórico.  Si lo hacemos, caemos en la cuenta de que las llamadas "bienaventuranzas" de Jesús, son publicidad engañosa.

      ¿Por qué son engañosas?, porque el propio Jesús más adelante "marca la cancha" en cuanto a los requisitos necesarios para entrar al Reino de los Cielos. Luego, no basta ser pobre de espíritu, tener hambre y sed de justicia, ser mansos,  pacificador, ser de limpio corazón, etc.

      Lo que aparece en el fondo, es una velada alusión a desear estar fuera de la "ius" romana. Para ese efecto la receta es "El Reino de los Cielos", del cual el rabino Jesucristo se considera el mediador. De acuerdo a eso, cuando alude a los que tienen "hambre y sed de justicia" lógicamente se refiere a  la justicia de la Ley de Moisés, no a la "ius" romana. Y en cambio cuando en Mateo 5:10 se refiere a los perseguidos por la justicia esta vez sí se trata de la ley romana.

      ¿Entendió usted que estas bienaventuranzas van dirigidas al pueblo de Israel, y no a usted propiamente tal?


      Razonemos.  Un sujeto entrega una oferta engañosa, nos ofrece una recompensa magnífica, por el solo hecho de estar nosotros en desventaja emocional. Captará todo nuestro interés, solo desearemos escucharlo mejor, para así llegar a disfrutar de sus promesas.  Pero bien sabemos que aquel primer mensaje tenía letra chica, ya que más tarde el mismo Jesús, entrega una serie de agravantes, por los cuales la entrada al Reino de los Cielos se convierte en una alternativa difícil, tan difícil como lo sería para un  camello entrar por el ojo de una aguja.  Pero como Oferta de Entrada se trata de una promesa inexacta, solo para captar la atención inicial de un supuesto espectador del Sermón del Monte o un despistado lector de los Evangelios de tiempos modernos.

      Si usted desea escarbar más profundamente, notará que la estrategia de cualquier Agencia Publicitaria actual, funciona de acuerdo al mismo esquema. Se anuncia una Gran Oferta para captar el interés del comprador, pero luego se entregan detalles que no estaban en el anuncio inicial, hay asteriscos que lo llevan a la letra menuda.

      Ahora que entramos en materia, sírvase notar que los que escribieron los Evangelios, cometieron errores bastante graves.  El Jesús de las bienaventuranzas, del amar a los enemigos y de poner la otra mejilla, no es el mismo de los latigazos a los mercaderes del templo ni de sus diatribas en contra de los fariseos y su condena al Gehena, además de otros rocambolescos sucesos que analizaremos en profundidad.  El escritor, o los escritores, nos muestran en cambio la idiosincrasia judía.  Nada lo explica mejor que el caso de los samaritanos.
     
______________



LOS  SAMARITANOS


      Es bastante conocido el mandamiento de "Amar al Prójimo", pero esto no es en absoluto una novedad, es la fiel expresión de la Ley de Moisés, Levítico 19:18, en la cual el prójimo es "uno de tu mismo pueblo". Entonces amar al prójimo es la repetición de la Ley de Moisés.  Aunque más adelante, cuando alguien le pregunta a Jesús "¿Quién es mi prójimo?" Jesús entrega una parábola, llamada "La parábola del buen samaritano". Leamos:

"..pero,  queriendo probar que era justo, el hombre dijo a Jesús: "quién verdaderamente es mi prójimo".  Respondiendo Jesús dijo: cierto hombre bajaba de Jerusalén a Jericó y cayó en manos de ladrones, los cuales lo despojaron hiriéndole y se fueron, dejándole medio muerto. Aconteció que bajando un sacerdote por aquel camino, lo vio y pasó de largo. Asimismo un levita, llegando cerca de aquel lugar y viéndole, pasó de largo.  Pero un samaritano que iba de camino, vino cerca de el y viéndole fue movido a misericordia, y acercándose lavó sus heridas, echándoles aceites y vino y poniéndolo en su cabalgadura, lo llevó al mesón y cuidó de el"

      Aquí Jesús entrega un mensaje aparentemente humanista, en alusión al  proceder de un samaritano compasivo… pero ¡Oh! sorpresa,  ¡los samaritanos no son su prójimo!  Ocurre que " los judíos no se tratan con los samaritanos" (Juan 4:9) y más tarde conoceremos de esa discriminación, en forma de prepotencia abusiva de Jesús en contra de una samaritana:


" … llegó una mujer de samaria a sacar agua a la fuente en donde se encontraba sentado Jesús. Jesús le dijo ¡Dame agua de beber!, por lo tanto la mujer samaritana le dijo "Cómo siendo que tu judío me pides de beber a mi, que soy samaritana?" ( Juan 4:7 a 9)


      Ahora bien,  la confrontación discriminatoria es real, los samaritanos, aparte de ser mencionados por Jesús como  compasivos y misericordiosos, no cuentan con las simpatías de Jesús. La prueba está en Mateo 10:5


"…A estos doce envió Jesús y les dio instrucciones, diciendo: por caminos de gentiles no vayáis  y en ciudades samaritanas no entréis"

      El Reino de los Cielos no se ofrece, ni a los gentiles ni a los samaritanos. (Lo dice el propio Jesús, porque ANTES, ANTES deben ser captados los de la Casa de Israel, y hasta que Jesús vuelva - Mateo 10:23 - no hay posibilidad de acudir a otras naciones, porque ANTES, ANTES de eso llegaría El Hijo del Hombre). En consecuencia si usted leyó aquello de las bienaventuranzas y se tragó la Gran Oferta, de que por llorar, lamentarse, tener genio apacible, etc. tenía posibilidad de entrar al reino de los Cielos, está en un error, porque no supo leer entre líneas.


      Luego, la parábola citada, acerca de quién es mi prójimo, nos queda claramente explicada: ni los samaritanos ni los gentiles son los prójimos de Jesús, salvo para citarlos como compasivos y misericordiosos, o para tratarlos como perros (eufemismo: "perritos"): Mateo 15:22 a 28


      "una mujer fenicia, de esas regiones, levantó la voz y dijo"ten misericordia de mi"… pero Jesús no contestó palabra…( y luego,  ante la insistencia de sus discípulos para que la atendiera, dice:) "no fui enviado a nadie aparte de las ovejas perdidas de la Casa de Israel" (se niega a acceder y encima denigra a la mujer)…"no es correcto tomar el pan de los hijos y dárselo a los perritos"



      Este es otro caso de discriminación o racismo de Jesús.  Es claro que Jesús aparece después sanando a la hija de aquella mujer fenicia, pero ella antes ha debido  suplicar y  humillarse  para  que  lo  haga.

      Sírvase notar la prepotencia de Jesús cuando exige a una mujer no judía, que le dé de beber agua de una fuente (Juan 4: 7 a 9) y  más adelante una mujer fenicia le suplica "ten piedad de mí", y el "compasivo" Jesús no contesta palabra, hasta que la mujer tenga que  suplicar que la escuche y después debe humillarse y tratarse como un perrito, para que Jesús acceda a ayudarla.

 _____________




OTRAS  INCONSISTENCIAS
      

      Veamos otra actuación discutible de Jesús: en el Sermón del Monte (Mateo 5:14-16):

"Vosotros sois la luz del mundo…Así, alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos…"


pero,  cuando el propio Jesús sana a dos ciegos (Mateo 9:27 a 30)

"Jesús les mandó rigurosamente, diciendo: "Miren que nadie llegue a saberlo"


es decir, Jesús predica pero no practica. A sus discípulos les dice que sean "la luz del mundo", que sus obras glorifiquen al Padre, pero el mismo se guarda de hacer sus obras en secreto.

      Resulta incomprensible que los cristianos, incluso nosotros mismos, hemos leído esos párrafos infinidad de veces, sin percatarnos del doble discurso del rabino hebreo.  Esto último, creo, obedece a que primero fuimos captados mediante un rito (bautismo infantil, Primera Comunión católica o de cualquier otra fe cristiana) y posteriormente recién pudimos leer los Evangelios, pero ya desde un punto de vista de alguien que acepta el sometimiento de la Biblia, con  la consecuente discriminación de los no elegidos, la exclusión, la segregación de los que no son como "tan buenos y especiales como nosotros, los judeos /cristianos". Eso último dicho en forma sarcástica, desde luego.

      ¿Ha logrado usted captar entonces  la importancia que tienen los ritos religiosos, como el bautismo, la Primera Comunión o la Confirmación católica?


      Además el concepto del "amor" según se explica en el Sermón del Monte y en los Evangelios, es del todo antojadizo e incorrecto, de acuerdo a los vocablos griegos, de  ágape, philos o eros. Observe usted en Mateo 5:46  en donde se dice que debemos amar a nuestros enemigos:

"…porque si amáis a los que os aman, ¿Qué recompensa tendréis? ¿no hacen también así los publicanos?"

      Veladamente se nos instruye a que el amor debe ser hecho por una  RECOMPENSA.

      Y sírvase tomar nota del significado de la palabra:  "publicano"


RAE: " Entre los romanos, arrendador de los impuestos o rentas públicas y minas del Estado."

      Mateo 5:46 altera el significado de la palabra amor.  Pretende que un publicano un recaudador de impuestos puede amarnos…(ágape o philos porque eros no lo  creo) y que el amor es por una  recompensa, un amor  interesado. Mejor explicado en el Evangelio de Lucas 7:47 en las cuales el amor es el resultado una transacción especulativa entre perdón y pecado, cuando nos asegura que los que han pecado poco "aman poco" (versículo 47).

      Obviamente los sacerdotes levitas,  que escribieron los Evangelios no daban puntada sin hilo. Todo nos lleva a aceptar la estrategia de redimirnos de nuestros pecados, y así lograr el perdón del sacerdote levita en forma del Gran Prestamista: Yaveh, el Dios de los Judíos. Pero antes hay que pecar mucho… bastante.  Por esa razón se insiste en que el que poco ama es porque peca poco.


      Nos alargaríamos demasiado si nos detenemos en minucias, como Mateo 5:10 que declara que no hay que jurar por nuestras cabezas ya que nadie puede cambiar el color de sus cabellos (¡Kolestón o Wella asombrados, exigen una explicación!);  o que nadie puede agregar un codo a su estatura, etc.


      Llegamos finalmente a la guinda de la torta, lo que se llama "La Regla Áurea" en Mateo 7:12

"…así que todas las cosas que queréis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos, porque esto es la Ley y los profetas…"

      ¿Leyó usted bien?.. ¡¡"ESTO  ES LA  LEY Y  LOS  PROFETAS"!!

      Esas palabras son falsas, de falsedad absoluta. La Ley de Moisés entrega normativa para tener esclavos, incluso de la propia familia. Luego no es efectivo que Jesús o la "ley y los profetas" digan algo respecto de hacer las cosas que desearíamos nos hicieran a nosotros.

      ¿Le gustaría a usted ser esclavo?

      Con esa sola referencia, la llamada "Regla Áurea" queda desacreditada, y la supuesta sabiduría de Jesús contaminada.  La Ley de Moisés y los Profetas en cambio era aquello que los sacerdotes levitas deseaban con todas sus fuerzas que se mantuviera en todo el mundo. Una imposición cultural, que más tarde, por la espada de Constantino, Justiniano, Teodosio y Valentiniano  se traspasó al cristianismo.  Quizás por esa razón las palabras "..PORQUE  ESTO ES LA LEY Y LOS PROFETAS" con seguridad debe tratarse de un agregado posterior, para tratar de hacer universales leyes locales, provenientes de una minúscula etnia del Oriente Medio.

      Muchos creyentes cristianos se detienen en considerar los dichos de Jesús, o la "regla áurea", como la máxima expresión de la enseñanza humana, sin considerar que muchos siglos antes de Jesús, las religiones o sistemas sociales ya lo habían considerado.  Por ejemplo la religión hindú dice:

        "…esto es la suma de todo deber: no hagas a otros que si a ti se te hiciera te produjera dolor…"

o esta otra del budismo: "No hieras a otro con lo que a ti te hiere"

o esta de Confucio: "No impongas a otros lo que tu no desees"


Isócrates (-551 a -479 antes de la E.C.) "No impongas a otros lo que tu no desees"


      Si analizamos otras recomendaciones de Jesús, acerca de cómo orar, las limosnas, ver la paja en el ojo ajeno, no servir a dos amos, edificar sobre una roca y no en la arena, son lugares comunes a muchos pueblos en diferentes épocas, las cuales no tiene más sabiduría que las que conocemos de nuestras raíces greco-latinas, pero,  para los sudorosos y polvorientos pastores orientales nómadas judíos resultaban toda una novedad.


      Por otra parte existen errores tan groseros como que el propio Jesús se descuelga de la profecía de Isaías 9:6 en donde dice que el Mesías de Israel sería llamado "Padre Eterno". Jesús recomienda que a nadie llamen padre (Mateo 23:9) o "Príncipe de Paz" cuando dice que no vino a "traer paz sino espada" (Mateo 10:34)… etc

      A lo anterior debemos agregar algunos disparates que se le escaparon a los inventores de la fábula del Mesías judío:

      "…Ahora bien, aprendan de la higuera como ilustración este punto: Luego que su rama se pone tierna y brota hojas, ustedes saben que el verano está cerca" (Mateo 24:32)

sin  embargo,  Jesús no sabía nada de higueras:

      "Y alcanzó a ver una higuera junto al camino y fue a ella, pero no halló nada en ella sino solo hojas, y maldijo a la higuera, diciendo "Nunca más venga fruto de ti para siempre" (Mateo 21:19)

      ¿Se imagina usted tratando de sacar alguna enseñanza de alguien que usa a la higuera como ilustración para vaticinar el Fin del Mundo y no conoce los tiempos y sazones de las higuera?


      Pero sigamos escarbando las inconsistencias de los Evangelios.

      El Capítulo 12 del Evangelio de Juan relata cuando Jesús llegó a Betania, a la casa de Lázaro, el resucitado, y estando allí María tomó un aceite perfumado muy costoso, nardo genuino, y enjugó los pies de Jesús.  Ante la observación de Judas de que era un aceite para la venta, cuyo precio se repartiría entre los pobres, Jesús declara:

      " …a los pobres siempre los tendrán con ustedes, pero a mi no me tendrán"  (Juan 12:8)


Referencias alusiva a los pobres la encontramos en Deuteronomio 15 y como de costumbre con ambivalencia de significados:

      "Porque nunca dejará de haber alguien pobre en medio de la tierra"  (Deuteronomio 15:11)


y para colmo:

      "Sin embargo nadie debería llegar a ser pobre entre ti, porque Jehová sin falta los bendecirá en la tierra que Jehová te da como herencia…" (Duteronomio 15:4)

es decir, siempre habrá pobres en la tierra, y no habrán pobres entre los judíos, y si los hay, de todas maneras seguirán postergados.  Lo dice nada menos que el propio Jesús.                                                                                   

      En el Evangelio de Juan encontramos otra inconsistencia del Jesús de los evangelios:

      "…ustedes suban a la fiesta; yo no subo todavía a esta fiesta, porque mi tiempo aún no se ha cumplido. Y habiendo dicho esto se quedó en Galilea.  Pero después que sus hermanos habían subido, entonces el también subió a la fiesta, no abiertamente sino como en secreto"   (Juan 7: 8 a 10)

Jesús engaña a sus hermanos.  No se explica el motivo.

      De este personaje mentiroso, que predica y no practica,  ambivalente, incierto, discriminador, prepotente,  que hace propia la idiosincrasia judía y que glorifica a la Ley de Moisés,  el cristianismo pretende que sigamos sus enseñanzas, o que esperemos su vuelta, cuando el único objetivo de los Evangelios es imponer la Ley de Moisés, universalizar leyes locales judías.


      ¿De dónde si no, todavía subsiste en occidente el desprecio hacia las mujeres, la condena a los homosexuales, la abstención de la sangre que algunas religiones prescriben en ocasiones, y que Pablo exige de los cristianos? ¿ o las recomendaciones para los esclavos que hace Saulo de Tarso en sus epístolas?

¿Cómo entraron esos estatutos al Nuevo Pacto con Jesús?

 _____________



DINÁMICA  SACERDOTAL


      Examinamos la Biblia cristiana y notamos el sistema sacerdotal  de la época, el cual seguramente operaba en otras naciones de la misma manera.

      En esos años, la gente trabajaba en el campo o apacentando los rebaños, las mujeres en sus labores de casa y la educación, como la conocemos hoy en día, no existía. Muy poco sabían leer, y además ¿qué podían leer?... manuscritos hebreos y pare usted de contar.  Los sacerdotes, alimentados con el trabajo de los feligreses disponían de tiempo para escudriñar la Ley y los Profetas.

      Cuando un rabino predicaba en el Templo, lo hacía con unos manuscritos, pero el resto solo escuchaba su disertación. Nadie podía verificar nada. Se aceptaba todo, porque además la disidencia era peligrosa.  El Antiguo Testamento contiene relatos espeluznantes de personas que quisieron oponerse al sacerdote y sufrieron castigo desde el cielo.

      Así las cosas,  el creyente de antaño no disponía de espacio para disentir o para siquiera enterarse de toda la verdad.  Ejemplos de esos hay bastantes. Algunos ejemplos los muestro a continuación:

      De Moisés se nos dice lo siguiente:

" …y el hombre Moisés era con mucho, el más manso de todos los hombres que había sobre la superficie del suelo"  (Números 12:3)

El sacerdote lee esas palabras y la feligresía lo acepta.  Sin embargo Moisés era un asesino despiadado y un genocida, que comenzó su carrera delictiva matando a un capataz egipcio (Éxodo 2:12) y luego en Número 31:17 ordena matar  a las mujeres y hasta a los niños de pecho, y a quedarse con las mujeres más jóvenes.


      De Lot se nos dice:

"y libró al justo Lot,  quien se angustiaba bastante por la gente que desafiaba la ley y la conducta relajada" (2º de Pedro 2:7)

ocurre que el "justo Lot" quien se preocupaba de la conducta relajada de sus conciudadanos, ofrece a sus hijas vírgenes a los homosexuales de Sodoma, para que hicieran con ellas lo que quisieran; además más adelante se acuesta con sus hijas bajo la influencia del alcohol y procrea hijos/nietos.

      Pero la audiencia del sacerdote no ha leído la historia completa, se queda con que Lot era "justo" y Moisés era "manso".

      De Jesús el sacerdote habla del perdón, del poner la otra mejilla ante las ofensas… pero el que lee los Evangelios se entera de que para Jesús no hay "poner la otra mejilla" cuando las emprende a latigazos con los mercaderes del Templo, o cuando manda a la basura (Gehena) a los fariseos.

      Hay otros casos, pero me alargaría demasiado al citarlos. La idea es que la Biblia comenzó siendo una trascripción de pergaminos sacerdotales, una especie de "ayuda memoria" de quien oficiaba en la sinagoga, y solo en el Siglo XV Gutemberg se propuso poner al alcance de la gente común lo que se llama la Biblia.

      Antes de eso, después del Concilio de Trento, la Biblia solo la usaban los sacerdotes, desde el púlpito, y el pueblo raso no podía constatar nada de lo que hablaba el sacerdote.

      Los tiempos han cambiado, hoy en día cualquier hijo de vecino dispone a su alcance, con solo mover un dedo, de todo el saber y conocimientos de la actualidad y del pasado.

      Es por eso que muchos cristianos, al no tener argumentos para rebatir las cientos de discrepancias bíblicas,  prefieren ignorar la Biblia y nos hablan de que hay que quedarse con "el ideal del amor cristiano", nos aseguran que lo dicho por Cristo son "palabra viva, clara y cristalina" o "preceptos clarísimos e inequívocos".  ¿Por qué lo hacen?

      Para ellos se trata de volver al tiempo en que el sacerdote disponía del poder de la palabra, (no del texto) por lo tanto no conviene escarbar los hechos del pasado, mejor es quedarse con lo bueno y sano, sin detenerse en detalles poco afortunados de patriarcas judíos del pasado o del rabino Jesús de Nazaret.


      El filósofo inglés Bertand Russell nos dice que la sabiduría de occidente es la filosofía, el conocimiento, la cual nos llega de fuentes greco-latinas.      Esa es nuestra cultura, pero el judeo cristianismo nos ha impuesto su religión, su pseudo sabiduría, en el fondo su cultura, la cual no se sostiene ni en la forma  ni en  el  fondo en occidente.


      El cambio cultural de los judíos al ser dominados por Roma fue traumático. Un sistema jurídico y cultural muy superior al de los sudorosos, polvorientos camelleros  nómadas judíos.


      Saulo de Tarso, llamado también Pablo apóstol, un judío educado "a los pies de Gamaliel" como el mismo lo dice en Hechos de los Apóstoles 22:3, "fue humillado cuando acudió al ágora de Atenas y pretendió convertir al cristianismo a los filósofos estoicos y epicúreos, hablándoles de la resurrección de la carne, una necedad para los helenos.  Los discípulos de Zenón y de Epicuro se le rieron en su cara."

      Saulo de Tarso (Pablo), no conoció a Jesús ni leyó los Evangelios, pero observó que si no hacía algo, la cultura judía desaparecería.  Por ese motivo  se sacrificó por la causa de hacer aparecer siempre vigente La Ley de Moisés, para lo cual elaboró una alambicada estrategia. Soportó humillaciones, latigazos, cárcel, naufragios, peligros al transitar por rutas infestadas de bandoleros,  ayunos forzados,  el frío de las noches anatolinas, cruce de ríos torrentosos, etc.

      "Pablo nos dice que se complace en sufrimientos, ni más ni menos que las delicias de un masoquista (1º Corintios 15:8 y 2 Corintios 12:2 al 10) Se complace en las debilidades, en los oprobios, en las carencias, en las persecuciones, castiga su cuerpo, elogia el celibato, la castidad  y  desde luego desprecia a las mujeres."

      No encontramos en los Evangelios prohibiciones de Jesús acerca de la sexualidad o la sensualidad.  Pablo se adueñó del personaje de Jesús,  lo llenó de nuevas ideas, lo vistió y lo maquilló con  santidad y gloria apoteósicas.  Como nos lo dice Michel Onfray: "transformó el silencio de Jesús sobre cuestiones de conductas sexuales o familiares en estridencia ensordecedora al promulgar el odio al cuerpo, a las mujeres, a la vida. La radicalización antihedonista del Nuevo Testamento y del cristianismo son la herencia,  no de Jesús el falso, discriminador y equívoco rabino, sino de Pablo de Tarso, que supo sacar provecho de la poca ilustración de la gente creyente, por esos años."


      Celso, en su "Discurso Verídico" escribió sobre los cristianos probablemente por los años 176 y 180.  De su texto no se ha conservado nada completo, y conocemos de él por los fragmentos citados por Orígenes en una réplica que tituló "Contra Celso".

      Celso refleja al cristianismo como una doctrina vulgar que mezclaba  ideas marcionistas y gnósticas, al cual se adherían especialmente mujeres y niños. Recordemos que en aquellos años no era fácil establecer límites entre ortodoxia y herejía. Lo dice la propia  Biblia en Hechos 18:26 cuando Apolo comenzó a hablar en la Sinagoga con poquísima preparación:

"..y comenzó a hablar con denuedo en la Sinagoga. Cuando lo oyeron Priscila y Áquila lo tomaron consigo y le expusieron con mayor detalle y exactitud el camino de Dios"

      En ese escenario cultural se movió Pablo y podía sacar cuentas alegres, porque ni siquiera un cristiano era capaz de fijar límites doctrinales.  Por lo cual bastaba solo un empujón para echar a andar un sistema religioso a su medida.  Ese impulso lo consiguió más tarde Constantino, un elocuente empujón con la espada, y de ahí se echó a rodar una nueva religión que mezclaba la Ley de Moisés con leves modificaciones y las equívocas y lamentables actuaciones del llamado Jesús de Nazaret.

______________
     


HACIA  EL  POST  CRISTIANISMO


      Después de transcurrido más de dos mil años, en pleno Siglo Veintiuno, el cristianismo ha comenzado a declinar. De hecho su mengua comenzó en el Siglo XVII, pero el trabajo de eruditos no trascendió al gran público. Solo en nuestra era, con la masificación de la información y las redes sociales, la gente común entiende que la engañosa publicidad hebrea fue nada más eso: publicidad hacia su cultura.  Para contrarrestar la nunca bien ponderada cultura greco-latina e impedir la desaparición cultural hebrea, hicieron un panegírico de la Ley de Moisés debidamente aceitada y retocada por Saulo de Tarso, trasladando lo local, tribal, hacia lo universal.  Pablo en sus epístolas cita la Ley de Moisés en 175 ocasiones.

      Los más perjudicados fuimos nosotros en occidente, que habíamos heredado una cultura distinta, la cultura greco-latina, la cual tuvimos que postergar por causa de entregar nuestro intelecto a un mamotreto de la Edad del Bronce impuesto por el cristianismo de la mano de las Cruzadas, la Santa Inquisición Católica Apostólica Romana , la Guerras de Religión europeas y la Conquista de América. 

      Por desgracia muy pocas personas saben que nuestra cultura dispone de un abanico de pensadores latinos o griego, los cuales a través de sus escritos nos han dejado sabios consejos, normas legales, obras poéticas y teatrales, dramas, comedias, etc. que hasta  hoy en día aún siguen estando vigentes. Verdaderos clásicos de nuestra cultura.


      La naturaleza, nuestro entorno, modela, conforma  la cultura de los pueblos. ¿Qué encontramos en los pastores nómadas judíos?. Ellos provenían de tierras semidesérticas, vivían sometidos a las sequías, a las pestes, a las batallas para subsistir en tierras áridas. Entonces crearon una religión en base a sus precariedades. Su mayor anhelo, un jardín de delicias en donde no tuvieran que trabajar con el sudor de sus frentes.  ¿Y que ofrecen para el futuro? lo que no tienen, un Paraíso Celestial, un Edén, un jardín de delicias. 

      "Por el contrario, los griegos baluarte de nuestra cultura latina, disfrutaban de un país hermoso, de un clima ideal, para ellos la vida era una fiesta, disponían el alma a la alegría en un entorno en donde el invierno al parecer no existe. Alcornoques, olivos, cipreses, naranjos, limoneros formaban hondonadas en un eterno paisaje estival.  Las olas resplandecen, el agua parece un constante derramar de piedras preciosas, turquesas, amatistas, zafiros, lapislázulis, ondulantes bajo un inmaculado cielo azul."

      "No es extraño, pues, que encontremos en el carácter griego un fondo inagotable de alegría de vivir, e inspiración, un anhelo de felicidad vivo y sensible, que aún hoy podemos encontrar en todos  los pueblos que heredamos su cultura."

      "Los griegos no imaginaban que para honrar a los dioses sea necesario mortificarse, ayunar, rezar temblorosamente, prosternarse llorando por culpas  ancestrales, sino que es preciso tomar parte en la alegría de vivir, darle a los dioses el hermoso espectáculo de cuerpos desnudos, engalanar la ciudad para ellos,  elevar a la persona humana a la altura de los dioses, sacándolos por un momento de su condición mortal, con todas las magnificencias de arte, la escultura, la pintura y la poesía."

      "El buen humor, la alegría de vivir son herencia griega por excelencia, la naturaleza es consejera de elegancia, maestra de rectitud y virtudes, el sentimiento puro y delicado de muchachas y  muchachos ingenuos que se siente sucesores legítimos de los verdaderos inventores de la belleza"


      Del otro lado, un Yaveh De Los Ejércitos, rencoroso y vengativo, que impone condenas aún antes de nacer, implanta leyes que no son buenas (Ezequiel 20:25),  obliga con restringir la  alimentación, impone ayunos rituales, regula la forma de vestir, de rasurarse, sanciona por impulsos naturales,  se mete debajo de las sábanas, castiga por simplemente mirar a una mujer, corrige con la vara, o con lapidaciones, escarmienta con el Gehena o con amenazas de condenación eterna, sanciona a las mujeres como impuras. Para el Dios judío todos los seres humanos son culpables, todos son  pecadores (Romanos 5:12). En consecuencia la supuesta "sabiduría" de Jesús en los Evangelios está contaminada con la culpa, alterada por supuestos delitos de nuestros antepasados, infectada por infracciones a la Ley de Dios, profanada por el pecado del cuerpo,  contagiada por faltas, aún en nuestra mente, alteradas, en fin, por el hecho de haber nacido.


      Del otro lado, las sabias palabras de filósofos y pensadores que nos dan consejos sanos, llenos de sabiduría humanista. Aquí algunos:

"Buscando el bien de nuestros semejantes, encontramos el nuestro"

" No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad"

"La persona inteligente habla con autoridad cuando dirige su propia vida"

" Cada lágrima enseña una verdad"

"Solo hay un dios, el conocimiento, y una sola maldad, la ignorancia"

                                                   (Platón -427 a -347)



" El más grande fruto de la autosuficiencia es la libertad"

"Todo el mundo se va de esta vida como si acabara de nacer"

"La justicia es la venganza del sabio; la venganza es la justicia del necio"

"No es tanto la ayuda de nuestros amigos como la confianza de contar con ellos"

                                                 (Epicuro de Samos -341 a -270)



"Escribe en la arena las faltas de tu amigo"

"Educad a los niños y no será necesario castigar a un delincuente"

"Ayuda a tus semejantes a levantar su carga, pero no te sientas obligado a llevarla"

"Ante todo respétate a ti mismo"

                                                  (Pitágoras de Samos -569 a -475)

_____________



       ¿Qué nos espera para el futuro?. Es cierto que en occidente el pensamiento supersticioso de los dioses orientales, ha declinado. Sin embargo hay todavía un camino difícil hacia implementar sociedades laicas.  El judeo/cristianismo aún está impregnado en la mente de los políticos,  los ideólogos, los economistas estrategas de la sociedad de consumos.  El esquema mental hebreo esbozado en  Deuteronomio 15:6 se mantiene. El mercantilismo consumista, basado en promesas de dominio de unos pocos sobre una mayoría se mantiene, en menoscabo de los menos favorecidos, basados en leyes piramidales.  Todo eso aún es susceptible de cambiar.

      Seguimos considerando en pie de igualdad  al pensamiento racional,  la ciencia y a las  elucubraciones mágicas de chamanes del pasado. La Biblia judeo cristiana, el Corán, el Talmud sigue en librerías en secciones de "religión", en lugar de estar en "ficción".  Los estados aún "respetan" a los iluminados que pueden causar una masacre en nombre de su dios. La persona común poco ilustrada se sobrecoge cuando escucha menciones de milagros o apariciones sobrenaturales, o creen que el rabino Jesús entregó alguna sabiduría.  El mito y la fábula exigen que no se haga investigación de células madres, o se escarbe en el ADN para seguir avanzando en nombre de la ciencia.

      La prensa se autocensura para no incomodar a los ayatolas a los imanes  a los rabinos a los pastores y sacerdotes.  El humor gráfico debe moverse con cautela para no molestar a ciertos iluminados.

      Sería fatal que el pensamiento supersticioso impregnara la Inteligencia Artificial con sentimientos de culpa hebreos o que llegáramos a colonizar otros planetas  llevando con nosotros el germen nocivo de la intolerancia religiosa abrahámica, judeo cristiana.   

      Aún hay un largo camino por recorrer. Somos pesimistas acerca del mañana, pero optimistas del pasado mañana.

_________

RUBÉN  ECHEVERRÍA  LASTARRIA




Bibliografía: Biblia versión Casiodoro de Reina
                     Tratado de Ateología -Michel Onfray
                     Filosofía del arte - Hipólito Taine      
_________


(*) Nota Final:

El autor de esta publicación es "Rubén Echeverría Lastarria", fiel seguidor y colaborador de este Blog; quien amablemente me solicitó el compartir este artículo con el resto de los lectores; y al no estar en contra de la filosofía del Blog, es un honor para mí el poder publicarlo. El mismo "Rubén" se encargará de responder las dudas de los lectores a través de los comentarios.


__________________

Ver:
Rubén Echeverría:
Homenaje a los Comentaristas Ateos del Blog (Proyecto)

Ver:
"El Engaño del Nuevo Pacto" (Colaboración)

Ver:
Los Sacrificios Humanos de los Testigos de Jehová. 
(Colaboración)

Ver:
De porqué Dios quiere y acepta Sacrificios Humanos y Animales


Ver:
Publicaciones de Colaboradores

Ver:
De cómo el Autor de este Blog blasfemó contra el Espíritu Santo y se condenó al Infierno

Ver:
Top 10. Los Misterios de la Biblia

Ver:
Top 10 Amenazas Cristianas



   
Ver:
De por qué Dios odia a los Ateos


Ver:
De por qué Dios odia a los Blasfemos

Ver: Lo Sobrenatural Hoy... 
¿Está presente Dios en el Mundo Actual?


Ver: Curaciones milagrosas. 
Punto de vista Ateo

Ver: La Probabilidad de Escuchar a Dios. 
Las Comunicaciones Sobrenaturales Divinas.

Ver: Guía para el Cristiano novato que desea convertir Ateos en Creyentes



Ver Artículos sobre: 
Los 10 Mandamientos 

Ver Artículos sobre: 
Oraciones Cristianas

Ver: ¿Nadie ha visto a Dios?


                          

ARTICULOS RELACIONADOS





"No puedo concebir un Dios que premia y castiga a sus criaturas, o que tiene voluntad, tal como la tenemos nosotros. Tampoco quiero ni puedo concebir que un individuo sobreviva a su muerte física: dejad a los espíritus débiles atesorar estos pensamientos, movidos por el miedo o absurdo egoísmo"

Albert Einstein