miércoles, 13 de abril de 2011

Pablo de Tarso; su Ejecución y Muerte. Parte 2. (Jesús no Existió)

pablo decapitado ateismo

“Cabeza de San Pablo Decapitado” Sebastián de Llanos Valdéz (1670)

.   

Huir no le sirvió de nada a Pablo; poco más de un par de años después del gran incendio de Roma es capturado y esta vez si se las verá con la justicia romana; sus crímenes lo justificaban. Sus cómplices han muerto y su cuello espera por el pago de sus faltas… o al menos es lo que nos han hecho creer las tradiciones cristianas.

En el artículo anterior vimos como es muy difícil creer que fuese romano de nacimiento o que ya como liberto obtuviese ese pleno beneficio de morir de forma rápida e indolora.

Ver: Pablo de Tarso y su Muerte. Parte 1

__________

Poco tiempo después del gran incendio de Roma comenzó la persecución de Pablo (¿casualidad?)… su implicación directa en el mismo, así como en las alteraciones del orden público romano lo hacen objeto de una incesante búsqueda. La persecución que se desencadenó en el año 64 sobre la comunidad cristiana de Roma (muy pequeña entonces) no se extendió fuera de la capital del imperio, y menos aún por sus provincias. Duraría muy poco. Pero si a Pablo le apresaron muy lejos y si fue llevado de nuevo a Roma para ser objeto de un proceso, eso significa que no fue en el curso de una persecución local, porque en ese caso habría sido ejecutado allí mismo. En cambio fue conducido a Roma porque era en la propia Roma donde tenía que rendir cuentas.

Con bastante embarazo, monseñor Ricciotti dice:

“De improviso. Pablo reaparece prisionero en Roma, de donde enviará su último escrito: la Segunda Epístola a Timoteo (1,17). Las circunstan­cias que rodean su segundo apresamiento son muy oscuras; por lo demás, es casi seguro que no tuvo lugar en Roma, sino en algún lugar lejano, donde a Pablo le dio alcance la policía imperial, que lo buscaba desde su desaparición en Roma.

Giuseppe Ricciotti, Saint Paúl, apotre, p. 470.

Y probablemente fue en la calle donde le detuvieron de improviso los auxiliarii, los policías romanos, pues en la Segunda Epístola a Ti­moteo, al final, se queja de haber dejado en Troas, en casa de Carpo, donde él se alojaba, su capa, sus libros y sus pergaminos (II Timoteo 4,13). Y en Roma disponen de la acusación de Alejandro, el herrero, a quien él había “encomendado a Satanás” con Himeneo (I Timoteo 1 20). Y eso constituye un elemento de acusación más, a cargo de la Ley de las Doce Tablas, acusación que se refiere a la magia maléfica.

Ni siquiera los propios términos de su carta se libran de despertar las sospechas de los magistrados romanos.

En efecto, Saulo-Pablo reclama con insistencia que antes del in­vierno Timoteo vaya a Troas, a casa de Carpo, y traiga a Roma el manto de Pablo, sus libros y sus pergaminos. ¿Qué pretende decir con esto? Si tiene necesidad de un manto, en Roma hay todo lo que uno pueda necesitar, nuevo o de ocasión, y sus discípulos podrían proporcionarle uno. No hay ninguna necesidad de imponerle a Timoteo el viaje de Éfeso, donde se encuentra, hasta Troas, y luego de Troas a Roma. Porque Pablo no se halla abandonado de todos en su prisión, y todos los cristianos de Roma no han perecido en la persecución posterior al incendio del 64: “Sólo Lucas queda conmigo [...] Te saludan Eubulo, Pudente, Lino, Claudia, y todos los hermanos”. (II Timoteo 4,10;21.) Estos últimos están, pues, libres.

Entonces es evidente que ese manto no es como los demás. Es un manto revestido, por una sacralización particular, de un carácter oculto indiscutible, será una “protección” en su defensa frente a los magistrados de Roma. Ese tipo de manto “mágico” lo encontramos en todas partes: en el chal de oración del judaísmo, en el manto ritual del martinismo, en los mantos “de orden” de las grandes hermandades caballerescas, y en los rituales ocultistas, donde multiplica la protección de las ropas rituales del mago. La dalmática sacerdotal del rito latino o de la ortodoxia constituye un último ejemplo.

Pero, especialmente, es un rito de magia cabalística.

Pablo, prisionero de honor, libre, pudo servirse de él durante su primer proceso, que acabó en una absolución. En el segundo, al ser un prisionero ordinario, no pudo utilizarlo, ya que los acusados, según disponía la ley romana, debían comparecer vestidos de sórdidos harapos proporcionados por la prisión, con el fin de rebajar la arrogancia de algunos y al mismo tiempo para incitar a la piedad de los jueces.

Y los hermanos de Roma que están libres, ya que únicamente Lucas se halla en prisión con Pablo, ¿no tenían la posibilidad de proporcionarle uno, nuevo o usado? Eso significa, implícitamente, confesar que Pablo hacía uso de la magia, que los libros y pergaminos no eran evangelios corrientes (porque los discípulos de la comunidad de Roma también los poseían, es evidente), sino que tratan de materias que Saulo-Pablo es el único que conoce.

Es muy factible que ese imprudente final de la carta pudo ser discreta­mente leído por los magistrados, que lo habrían tenido en cuenta en sus acusaciones. Porque es poco probable que Pablo hubiera podido mantener libremente correspondencia desde su prisión con alguno de sus lugartenientes inmediatos, que entonces se hallaban en Éfeso.

cabeza de san pablo ateismo

___________

Custodia y Cárcel

Sobre el cautiverio de Pablo durante su segundo proceso, existen datos concretos sobre su naturaleza. Ya no se trataba de la custodia militaris honorífica, en que el prisionero se halla casi libre en la ciudad, alojándose y viviendo a su gusto, con la única vigilancia de un legionario pegado a sus pasos. Ahora de lo que se trataba era de la custodia pública. Saulo-Pablo, como conspirador, agitador, jefe de incendiarios, mago, asesino, esta vez es encarcelado en la prisión Mamertina.

La Carcer Mamertinus estaba cerca del Foro y del templo de la Concordia, y se componía de tres plantas. En la planta baja se hallaba la prisión pública común. En el primer sótano estaba la Carcer Mamertinus propiamente dicha, una amplia sala en el centro de la cual se hallaba un agujero circular que daba a un segundo sótano. Allí se situaba la Carcer Tullianum, otra sala abovedada, de donde uno no podía escaparse si no era por el techo. Era una mazmorra especial, destinada exclusivamente a los malhechores más temibles y a los enemigos de Roma antes de su ejecución. Por ejemplo Yugurta, el cruel y astuto jefe númida, después de haber sido capturado por Mario, fue introducido allí, donde se le dejó morir de hambre. También Vercingetórix pasó en ese lugar seis años, antes de ser estrangulado, después de haber figurado entre los “triunfos” de Julio César en su desfile, con otros prisioneros ilustres: Arsinoé de Alejandría, y Juba de Mauritania. Catilina también murió en el siniestro Tullianum, así como Simón-bar-Ghiora, después de la toma de Jerusalén por Tito. Éste, después de haber sido sacado de allí y de haber figurado en el desfile triunfal de Vespasiano y de su hijo Tito, azotado a lo largo de todo el recorrido con varas, fue estrangulado cerca del mercado principal.

¿Conoció Saulo-Pablo ese calabozo, esa cloaca que era el Tullianum? Seguro que no. Su rango se lo evitó, así como la perpetua misericordia de Nerón. Además, en su II Epístola a Timoteo, Pablo se nos muestra como un preso con derecho a mantener correspondencia, a recibir visitas, y que esperaba ayuda, libros y pergaminos. Esa es otra prueba de que gozaba de medidas privilegiadas. NO se puede poner como excusa lo de su ciudadanía romana, ya que Vercingetórix también era civis romanus, y también lo era Catilina, patricio de vieja estirpe.

___________

Condena y Εjecución

Lo que sigue es bien conocido: fue condenado a muerte, pero no obstante se benefició de su condición de civis romanus en lo que se refería al modo de ejecución. Legalmente, Pablo debería haber sido quemado vivo, como incendiario y mago, autor de di­versos maleficios sobre hombres. Al haberse convertido en judío podía también haber sido crucificado, en su condición de vasallo de César que había participado en una rebelión, y con la cabeza abajo, según la costumbre romana. También pudo haber sido con­denado a las fieras, como criminal de derecho común. Sus orígenes principescos, su carácter de miembro de una familia que siempre había servido lealmente a Roma, la probable intervención de Epafrodito, discípulo de Pablo, relator del Consejo de Estado de Nerón, la repugnancia de éste por los suplicios, todo eso concurrió para proporcionarle una ejecución sin dolor, y Pablo fue simplemente decapitado.

Ahora bien, la pena de muerte repudiaba de la comunidad ro­mana al condenado. Y eso significaba para él, al igual que para todo condenado a la pena capital, la obligación de pasar previa­mente por los flagella, látigos de fibras con plomo. También en este caso Pablo pudo muy bien, como incendiario, haber sido so­metido a los terribles flagra, látigos metálicos, hechos de cadenitas de bolas de bronce, previamente calentadas hasta el rojo vivo en un brasero. Y de eso no hubo nada.

Fue sacado de la prisión, conducido por el camino de Árdea, a la izquierda y no lejos del camino de Ostia, a unas tres millas ro­manas, lo que da unos cuatro kilómetros y medio, ya que la milla romana vale mil pasos (1.472 mts).

El lugar, cuya autenticidad fue atestiguada ya a partir del siglo II, recibe el nombre de Aquas Salvias, pues cuando la espada justi­ciera hubo cortado, rápida como un rayo, la cabeza de Saulo-Pablo, ésta, al caer, rebotó tres veces, y en cada una de ellas se produjo, evidentemente, un milagro. Pero todavía se discuten algu­nos puntos de detalle: unos dicen que en cada uno de los puntos en que la cabeza tocó el suelo brotaron tres fuentes nuevas, otros ase­guran que del cuello, cortado en seco por el acero, brotó leche en lugar de sangre. ¡Milagro!

A ese lugar se le conoce como Tres Fuentes.

iglesia d elas 3 fuentes ateismo las 3 fuentes ateismo

Iglesia de “Las Tres Fuentes” Sitio donde supuestamente fue decapitado Pablo

.   

La ejecución tuvo lugar probablemente entre el mes de abril del año 67 y junio del 68. Eusebio de Cesárea, en su Chronicon, libro II, Olympiad, 211 (Migne, Patrologie grecque, XIX, 544), nos dice que Pablo murió en el curso del año catorce del reinado de Nerón, entre junio del 67 y junio del 68. Jerónimo, en su De viris illustribus (V), indica asimismo este año 14. El mismo Jerónimo, en la misma obra, precisa además que Pablo murió dos años después que Séneca (ibid., XII). Como Séneca murió en abril del año 65, podemos considerar confirmada la fecha del 67 para la ejecución de Pablo, y la primavera.

Algunos historiadores pertenecientes a la crítica liberal se inclinan por el año 64, inmediatamente después del incendio de Roma. Pero se trata de aquellos que, precisamente, consideran que la II Epístola a Timoteo no es de Pablo, sino que fue redactada con fines apologéticos mucho después de él. Lo que, evidente­mente, suprime el episodio de la detención en Troas relatada por él mismo.

Es probable que si Pablo hubiera sido apresado en el año 64, inme­diatamente después del incendio de la capital del Imperio, el nú­mero de víctimas y la destrucción de los edificios más sagrados de la religión y de la historia romana no le hubiesen evitado el castigo reservado a los incendiarios, es decir, la hoguera. El odio contra los cristianos era entonces demasiado grande, en ese ambiente de catástrofe inaudita, para que un simple idumeo, y para colmo cir­cuncidado, se beneficiara del privilegio reservado a un civis romanus.

No obstante, esa ejecución, por su severidad, implica la certeza por parte de los magistrados en lo que se refiere a la grave culpabi­lidad de Pablo. Una simple “supresión” como medida de prudencia no implicaba la terrible flagelación previa. En efecto, en Tácito leemos el relato sobre la ejecución de Calpurnio Galeriano, hijo de Pisón:

“Por orden de Muciano, Calpurnio Galeriano fue rodeado de soldados, y por miedo a que su muerte, si se producía en Roma, causara sensación, la guardia lo condujo a cuarenta millas de Roma, por la vía Apia, donde perdió la vida con la sangre de sus venas”.

Tácito, Historias, IV, XI, 7.

Por consiguiente, ese joven no fue ni flagelado “en número ili­mitado de golpes”, ni decapitado. Simplemente le abrieron las ve­nas unos médicos legales. El caso de Pablo fue muy distinto.

Y éste fue el fin de aquel extraordinario aventurero de la mís­tica

_____________

Aquí se plantea un problema, cuidadosamente evitado por los historiadores oficiales, y es el de la autenticidad de las “reliquias” de Saulo-Pablo, y, sobre todo, el de la tradición relativa al lugar de su ejecución.

En Tácito leemos, por ejemplo, lo siguiente:

“Como los conde­nados a muerte, además de la confiscación de sus bienes, eran pri­vados de sepultura, mientras que los que se ejecutaban a sí mismos recibían las honras fúnebres y sabían que sus testamentos serían respetados, valía la pena precipitar la muerte”.

Tácito, Ana­les, VI, XXXV

Nuestro autor da esta precisión refiriéndose al suicidio de Pomponio Labeón, antiguo gobernador de la Mesía, y de su esposa Paxea. Así pues, si ambos no se hubiesen abierto las venas, hubieran sido ejecutados, y, por ese mismo hecho, privados de sepultura, es decir, arrojados a la fossa infamia, que en Roma consistía en los puticulae del cementerio del monte Esquilmo, al este de la ciudad

En cambio, monseñor Ricciotti, en su libro Saint Paúl, apotre, inter­pretando libremente los textos de Eusebio de Cesárea y de otros padres, en soporte de la tradición paulina, declara audazmente lo que sigue:

“Inmediatamente después del martirio, el cuerpo fue transpor­tado a un lugar más próximo a Roma, a algo más de una milla de distancia de la ciudad, a lo largo de la Visa Ostiensis, y allí fue en­terrado en un cementerio al aire libre, recientemente descubierto, que ofrecía unos columbario bien conservados. Esta tumba se con­virtió en seguida, para los cristianos romanos y extranjeros, en un objeto de particular veneración. Lo mismo sucedía con el apóstol Pedro.

Hasta el siglo IV ninguna construcción particular recubrió las dos tumbas. Los cristianos las reconocían por otros medios; no sa­bemos cuáles, pero es evidente que se trataba de signos visibles, y no exentos de una cierta solemnidad”

Giuseppe Ricciotti, Saint Paúl, apotre, 672.

Formularemos a este autor unas cuantas preguntas embara­zosas:

1) ¿Cómo se sabe que Pablo fue inhumado en ese cementerio, próximo a la Via Ostiensis, si este último, a cielo abierto, “no fue descubierto hasta hace poco”

2) ¿Cómo imaginar que hasta el siglo IV, es decir, durante cerca de trescientos años, cuando ninguna construcción particular abrigaba sus restos, en una fosa común sin medios de identificación (cf. G. Ricciotti, op. cit.), los cristianos hubieran podido conservar un medio de identificación del cuadrado anónimo de tierra?

3) ¿Cómo tuvieron la posibilidad los cristianos, en medio de las batidas que siguieron al incendio de Roma, de conservar el cadáver de Simón-Pedro durante tres años, para luego, y después de la eje­cución de Pablo, transferirlo e inhumarlo al lado de éste?

4) ¿Por qué inhabitual violación de las costumbres legales ha­bría sido decapitado Pablo en la carretera de Ostia, a cuatro kiló­metros y medio de Roma, si las ejecuciones tenían lugar o bien en el Circo, o en el cementerio del monte Esquilino? El hecho de que Calpurnio Galerano fuera conducido fuera de Roma para abrirle las venas. Tácito lo relata precisamente debido a su carácter inha­bitual, y da los motivos: evitar alborotos populares. En cambio, no se temía nada de eso en el caso de Pablo.

index_basilica extramuros ateismo

Iglesia “San Pablo Extramuros”, sitio donde supuestamente fue enterrado Pablo

De todas esas contradicciones y anomalías, y que un historiador serio jamás admitiría sin pruebas válidas, nos queda una triple hi­pótesis:

a) Si Saulo-Pablo fue ejecutado judicialmente en la carretera de Ostia, y si tuvo derecho a una tumba honorable, es que se había abierto libremente las venas, o, de algún otro modo, había dado fin él mismo a sus días, según la costumbre judicial romana recor­dada por Tácito en Anales, VI, XXXV.

b) Si, por el contrario, nuestro personaje fue decapitado por un verdugo, la cabeza y el cadáver fueron entonces arrojados en la fossa infamia del monte Esquilino, y no hubo, pues, la posibilidad de transferirlo a una tumba honorable, pues eso habría constituido una violación de la ley romana. Y fue en el cementerio Esquilino donde debió de morir.

c) Si Pablo fue ejecutado en el Circo (cosa muy improbable, dada su calidad de ciudadano romano) los restos fueron entonces arrojados a las fieras, como se hacía con los condenados a muerte destinados a perecer en dicho Circo.

La lógica indica, por lo tanto, a la segunda hipótesis, porque hay pocas posibilidades de que este hombre, que era un be­duino, recordémoslo una vez más, se suicidara a la manera ro­mana.

Curiosamente, treinta años separan la muerte de Jesús y la de Pablo. Dos de las ciudades más prestigiosas del mundo antiguo les sirvieron de marco fúnebre: Jerusalén y Roma, ambas signos antí­podas de un mundo a punto de extinguirse.

_________

Pablo terminó sus días pagando por sus crímenes contra el pueblo romano: sedición, magia, hechicería, revueltas, incendios, engaños, conspiración, y tantos más fueron castigados separando la cabeza de su cuerpo. La vida de Pablo terminó, pero su legado, para bien o para mal (más probablemente para mal) se mantiene hasta nuestros días: inventó el solito una nueva religión, muy diferente a la de quien él decía que era su guía: el mismo Jesús.

Lamentablemente todos los crímenes que se cometerían después en nombre de ese “Cristianismo Paulino”… aun no han sido castigados.

.   

Ver: Pablo de Tarso y su Muerte. Parte 1

.

paul beheading atheism 2 

.    

Fuentes:
- N. H. Sitwell, Roman Roads of Europe 
- Jerónimo, Comentarios sobre la Epístola a los Filipenses, XXIII - M. L. XXVI,
- Jerónimo, De viris illustribus, M. L. XXIII
- Giuseppe Ricciotti, Saint Paúl, apotre
- Suetonio, Vida de los doce Césares: Augusto, XL
- Flavio Josefo, La Guerra de los judíos, III, V
- Tácito, Anales, XIII, XXVII y XXXII
- Robert Ambelain, La Vie secrète de Saint Paul.
- Tertuliano, Apologeticon
- J. Finegan, Light from the Ancient Past 
- Eusebio de Cesárea, Chronicon, libro II
- Migne, Patrologie grecque, XIX,

                Ver: Pablo; Conclusiones desde el Ateismo

                    Ver Artículos sobre: Pablo de Tarso 

                            Ver: Pablo, El Falso Apóstol 

                       Ver: Jesús no Existió. Introducción.               

                              Ver Sección: Análisis Bíblico.

ARTICULOS RELACIONADOS
 

“La verdad no tiene hora, es de todos los tiempos, precisamente cuando nos parece inoportuna”      A. Schweitzer

                                Ver todos los Artículos 

25 comentarios:

  1. Noé...
    Hemos visto en forma detallada cada uno de los temas en relación a Pablom donde destacan el comportamiento de éste y sus delitos. Podrias decir entonces donde comenzó y a traves de quién la fama, el poder y el control de pablo sobre el pueblo cristiano??

    karelis

    ResponderEliminar
  2. @KARELIS

    Saludos Karelis...

    Afortunadamente (desafortunadamente para algunos lectores Cristianos) aun quedan algunos artículos sobre Pablo donde haremos algunas conclusiones. Creo que la comparación con el orfismo puede ayudar un poco a dilucidar esto.

    Sin embargo no creo que Pablo pensase que su “plan” tendría un éxito tan enorme y de tanta influencia. Quizá solo buscaba un sitio privilegiado entre todas las sectas que circulaban en esa época.

    Gracias por comentar.

    ResponderEliminar
  3. eres un HIJO DE PUTA.... no tengo mas que agregar ... a bueno si, ANDATE A LA RECONCHA DE TU MADRE, ABUELA Y TATARABUELA

    ResponderEliminar
  4. @Anónimo 3

    Saludos Anónimo...

    En cambio yo te deseo lo mejor a ti y salud y bienestar a toda tu familia.


    ResponderEliminar
  5. maldito hijo del demonio...algún día cristo volvera e instaurara su iglesia en el mundo y bastardos como tú arderan en la hoguera, si supiera donde vives iría a quemarte vivo a ti y a tu familia maldito comunista

    ResponderEliminar
  6. @Anónimo 5

    Saludos Anónimo...

    En cambio yo te deseo lo mejor para ti y todos tus seres queridos.

    Que estés muy bien.


    ResponderEliminar
  7. Rodrigo dice:
    Felicidades por tu trabajo Noé
    estos cristianos arden de "amor al prójimo" y también en conocimientos.
    La falacia AD HOMINEM siempre está en el menú de los cristianos. Es Típico en los cristianos que miran redondo el cuadrado EXHIBIR su falta de cultura.
    Recurrir al terror y al miedo es la única "filosfia" que conocen los creyentes.
    Si me amenazan con la hoguera muero con gusto sabiendo que la verdad está de mi lado pero para desgracia de los creyentes esos tiempos nunca volverán.
    Por pensamientos como esos, es que el mundo está
    como está lleno de "amor cristi-ano", los ateos no ofrecemos espada ni fuego, ofrecemos conocimiento para matar la ignorancia que es el abono y simiente de toda religión
    La verdad os hará libres , la mentira creyentes.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Que Dios les perdone por todo...!!!
    yo creo en Dios... y en su Amor, hagas lo que hagas siempre te perdonara...!!! el que cree en Dios ayudales a encontrar el camino...

    ResponderEliminar
  9. @Anónimo 9

    Saludos Anónimo...

    Dices que haga lo que haga Dios me perdonará...

    ¡Nada más falso!

    La biblia dice que la blasfemia contra el espíritu santo nunca será perdonada:

    Mateo 12,31-32
    12:31 Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada.
    12:32 A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.


    Y como yo he pecado contra el Espíritu Santo en muchas ocasiones en este Blog... haga lo que haga desde ahora, así me arrepienta mil veces... dios nunca me perdonará.

    Así dice la Santa Biblia... Palabra de Dios.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dios te perdona todos tus pecados pero no asi el xk ? Xk. El ees dios no comparemos como nosotros. No todo es leer te falta espritualidad

      Eliminar
  10. Noé..
    Me gusto mucho leer este blog, y la información acerca de Pablo de tarso.. Hombre de Dios usado por El Señor Jesús, para que todos en el mundo entero pudiésemos conocer de la verdad que nos hizo realmente libres, de la esclavitud del pecado en el cual andábamos sin saber,la carne es de este mundo y asi como este mundo pasara tambien la carne donde mora el pecado, mas nuestra alma y espíritu son eternos.. Yo se y creo que vos no pensas en lo muy profundo de tu ser que aquí(tierra)(corta vida) termina todo, lo que Pablo gano va mas halla de lo que podemos imaginarnos, oír o sentir siquiera, y eso mismo nos aguarda a los que esperamos en Cristo..
    Bendiciones para Vos Noé.. Jesús Te Ama.. El conoce tu Corazón..
    1 de Corintios 2 : 9
    Antes, como está escrito: Ojo no ha visto, ni oído ha escuchado, ni han subido en corazón de hombre, las cosas que Dios ha preparado para los que le aman.

    ResponderEliminar
  11. Una cosita mas para pensar, Dios nunca hablo de Religión en toda la biblia, es mas El estaba cansado de que su pueblo escogido(Israel) fuera religioso, la religiosidad mata el Espíritu..
    DIOS NO ES Religión ES RELACIÓN.. Jesús y sus discípulos no tenían religión, si una relación con Dios..
    Saludos..

    ResponderEliminar
  12. @Jorge Isaac Espinola Molinas 11

    Saludos Jorge...

    Que bueno que te ha gustado el Blog y los artículos sobre Pablo.

    Dices que crees que yo en el fondo no creo que esta vida es todo lo que hay.

    Pues mira que curioso, yo más bien creo que en el fondo, la gran mayoría de los Creyentes saben que no hay más que esta vida (ya que no hay evidencia de otra)... pero siempre buscan desesperadamente la esperanza de trascender después de la muerte. Supongo que es natural e innato en el ser humano.

    Dices que Dios nunca habló de religión en toda la Biblia... Bromeas, ¿Verdad?

    Te invito a que revises y disfrutes el resto del Blog. De seguro aprenderás un par de cositas nuevas.


    ResponderEliminar
  13. Hola Noé!

    Gracias por la información que das en tu blog. Te platico que yo soy cristiana evangélica y amo profundamente a Dios pero no con una fe "ciega" sino con una fe "inteligente". Estaba buscando información de por qué había sido condenado Pablo de Tarso a morir, es decir, ¿cuáles eran los delitos que el Imperio Romano le imputaba? y bueno, estoy apenas comenzando con mi investigación y tu sitio ha sido una buena referencia. Sería bueno que incluyeras la citación parentética para saber qué dijo quién en cada parte de tu texto, porque ponerlo al final hace muy complicado el estudio posterior. Si tú pudieras agregarle la citación parentética a tu texto te lo agradecería mucho porque eso hará más fácil para mí el seguir tus referencias. También me gustaría pedirte si puedes poner un tipo resumen al final de las acusaciones que el Imperio Romano le hizo a Pablo y por lo que fue condenado a muerte. Según yo, después de leer tu texto son:

    1. Sedición y rebeldía al Imperio Romano.
    2. Provocar el incendio de Roma.
    3. Magia

    Y no sé si me faltan algunos delitos más. Básicamente mi pregunta sería ¿qué ley o leyes estaba violando Pablo y en dónde se encontraban plasmadas? es decir ¿había algo así como un Código Penal en el Imperio Romano? o simplemente Nerón lo mató porque quiso y ya; es decir, ¿sin que Pablo hubiese llevado un juicio? esto me parecería algo extraño porque recordemos que los romanos se jactan de ser pioneros en el Estado de Derecho, aunque tampoco sería raro que desde entonces se violentara este Estado como en la actualidad.

    Pues nuevamente te agradezco y sin que sea mi intención el ofender te quiero comentar que me maravillo de que Dios usa aún a los no creyentes para ser instrumentos de edificiación! Y finalmente, la fe es un don que Dios da, así que si estás destinado a ser salvo lo serás, de eso que no te quepa la menor duda!

    Espero tu respuesta!

    Saludos,

    Mónica

    ResponderEliminar
  14. Mónica:

    "Si estás destinado a ser salvo, lo serás"... Y si no, no lo serás... Entonces ¿Para qué molestarse? Lo que sea sonará...

    Disfrutemos de la vida como si dios no existiera, al final si estás destinado a ser salvo lo serás... Para qué hacer el bien o amar a los semejantes... Si al final NO estás destinado a ser salvo nada de lo que hagas en este mundo hará que cambie tu destino...

    Ah.

    ResponderEliminar
  15. Monica 14:

    "me maravillo de que Dios usa aún a los no creyentes para ser instrumentos de edificación!

    - Es increíble, ahora resulta que dios nos usa, ¿y el libre albedrío dónde quedó? es decir que tu dios nos manipula, vaya hijo de puta.

    " y finalmente la fe es un don que dios da, asi que si estás destinado a ser salvo lo serás, de eso que no te quepa la menor duda"

    - Vaya dios caprichoso, el muy bastardo también elige quien se salva y quién no y ni siquiera nos da la posibilidad de elegir nada, ya que somos sus instrumentos.

    "amo a Dios pero no con una fe "ciega" sino con una fe "inteligente"

    - JAJAJAJAJA buena esa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si toda la jente fuera como tu. El.mundo seria una mierda criticas la escritura. Y por q n te alsas de webos y le.mientas su madre al presidente o gobernador publicamente ? Xk xk te cojen y si con esta pendeja informacion quieren abrir los ojos a las personas xk no mejor ablan de lo q nos jode diarioo no de.lo q nos da un poquito de cultura. Todo el mundo esta chingado pero no mamen xk critican alo q no.se defiende agarran lo facil jeje mediocressssss...

      Eliminar
  16. @Anónimo 14

    Saludos Monica...

    Dices que tienes una “Fe inteligente”... eso suena medio contradictorio y ojala nos dieses algún ejemplo inequívoco de esa afirmación.

    Las fuentes están al final del articulo. Te recomiendo Ricciotti y Ambelain; tienen ambos muy buen material sobre Pablo.

    Las acusaciones contra Pablo son las que bien señalas. Pero sin duda el gran incendio de Roma tuvo mucha influencia en la decisión. No sé hasta que punto estuvo Nerón involucrado en la sentencia; pero evidentemente esperaba la ejecución inmediata y contundente de los culpables por el incendio.

    Gracias por comentar y ojala disfrutes el resto del Blog.


    ResponderEliminar
  17. Cres q con esto cambiaras al mundo .. ateo ? Jejej en algo? O solo para. Tu blog? Oo que ? No jodas lo q co.trola a la raza q si no fuera por mi diosss ya me hubiera chingado a cualquier pendejada de wey.... y nk me ve.gas. q la escuela y esas mamadas.xk el mundo asi esta de jodido.mira alos gobersss se maman el dinero tu yo y el de toda tu falimila y el mio en frente de ti y q no.les diras nada a ellos....pero cada quien no tu publicas y la raza critica o comenta ..bravo por ser ateo y dejado de los lideres humanos ...

    ResponderEliminar
  18. Anónimo 18, 19 y 20:

    Probablemente lo que digas sea interesante ¿Puedes traducirlo al castellano para que así todos lo entendamos?

    Gracias.

    ResponderEliminar
  19. lo que pasa jasimoto es que a pablo no lo defiende nadie, ni robert kardashian (el abogado de o.j simpson)

    ResponderEliminar
  20. Hola, soy Aletheia:

    En primer lugar, me adhiero al mensaje de Jasimoto 21.

    La obra de Ricciotti que recomienda Noé no la conozco. La de Ambelain es poco rigurosa -siendo generoso- y muy fantasiosa. Por ejemplo, se saca información de la manga de personajes de los que solo conocemos el nombre.

    Sobre la muerte de Pablo, tenemos muy poca información. Lo que sí pondría la mano en el fuego es que no fue por el incendio de Roma del año 64, del cual también es inocente Nerón, que se encontraba fuera de la capital.

    Según Tácito, Nerón acusó del incendio a los que la gente llamaba "cristianos". Tácito dice que esa persecución estubo bien, porque los cristianos no cometieron el incendio pero eran culpable de odio al ser humano, si no recuerdo mal.

    Además de la tradición de que murió en Roma en la persecución de Nerón, hay un dato inquietante. Según la Carta de "Clemente de Roma" (en realidad, es una carta colectiva) a los Corintios, tanto Pablo como Pedro fueron víctimas de envidias y rivalidades. ¿Quiere eso decir que cada uno de ellos tuvo su Judas particular y que fueron denunciados por cristianos?

    Creo que es muy probable que así fuese y me pregunto si ese es uno de los motivos por los que esa carta no forma parte del Canon.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Perdón por mi errata. Quería decir "estuvo" y no "estubo". Lo lamento

    ResponderEliminar
  22. @Anónimo 20

    Saludos Anónimo...

    ¿Qué si pretendo con este Blog cambiar el mundo?

    Nop. Te invito a que leas los objetivos e intenciones de este Blog:

    Objetivos y Razones para hacer este Blog


    ResponderEliminar

Si desean responder al alguien especifico, Haz clic en [Responder] y escribe bajo el código allí predeterminado.

Se recomienda no usar Anónimos, para de esta manera hacer los comentarios más personales.