jueves, 9 de diciembre de 2021

Las 10 machistadas más grandes de la Biblia

 


Las 10 machistadas más grandes de la Biblia

 

La Biblia es un libro muy machista no lo puede negar nadie.

 

Madrid

07.03.2018 18:08


Que la Biblia es un libro muy machista no lo puede negar nadie. Para empezar, habla de un Dios al que se le llama “Señor”, no “señora”, que además cuando decide bajar al mundo no lo hace en forma de mujer, sino de hombre, un tipo de Galilea que va por ahí de gira con doce amigotes.

A lo largo de todo el libro sagrado, Dios va diciendo a su pueblo que se puede vender a tu hija como esclava, que si violas a una mujer luego puedes casarte con ella pagando cincuenta siclos de plata al padre, y en definitiva, que puedes hacer lo que te dé la gana con ellas porque no son más que algo similar a una vaca o un buey o una cosa propiedad del varón, que si se quiere se toma y si no, se vende o se regala.

Hoy os traigo un ranking con los diez momentos más machistas de la Biblia:

 

10. 

Génesis, 3;16. 

Tu marido te dominará.

Ya desde el principio, en el primer libro de la Biblia, la cosa empieza empieza mal para la mujer, a la que el mismo Dios sitúa por debajo del hombre:

"A la mujer le dijo: Multiplicaré los dolores de tu preñez, parirás tus hijos con dolor; desearás a tu marido, y él te dominará."

 

9. 

Carta de San Pablo a Timoteo 2:11-15. 

La mujer es la culpable del pecado.

En efecto, la mujer le dio la manzana al varón, se la lió parda, algo parecido a cuando Pandora abrió la caja con todos los males de la humanidad. Por tanto:

"Que la mujer aprenda sin protestar y con gran respeto. No consiento que la mujer enseñe ni domine al marido, sino que debe comportarse con discrección. Pues primero fue formado Adán, y después Eva. Y no fue Adán el que se dejó engañar, sino la mujer que, seducida, incurrió en la transgresión. Se salvará, sin embargo, por su condición de madre, siempre que persevere con modestia en la fe, el amor y la santidad."

 

8. 

Eclesiastés, 7:28. 

No hay mujer buena.

Uno de los libros considerados más “sabios de la Biblia” suelta esta perla sobre el género femenino:

"Por más que busqué no encontré; entre mil se puede encontrar un hombre cabal, pero mujer cabal, ni una entre todas."

 


7. 

Levítico, 12: 1-5. 

Impura.

La mujer que da a luz es impura, pero si encima da a luz a una niña, doblemente impura:

"El Señor dijo a Moisés: - Di a los israelitas: la mujer que conciba y dé a luz un varón, quedará impura durante siete días, como cuando tiene la menstruación."

"Si da a luz una niña, quedará impura durante dos semanas."

 

6. 

Éxodo 20:17. 

El Mandamiento que cosifica a la mujer.

La Iglesia ha maquillado el décimo Mandamiento reduciéndolo a "No codiciarás los bienes ajenos", pero lo que realmente dice la Biblia es esto:

"No codiciarás la casa de tu prójimo, ni su mujer, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni nada de lo que le pertenezca"

Es decir, la mujer es una cosa, propiedad del hombre.

 

5. 

Levítico 27:1. 

El precio de las personas.

Aquí Dios se pone en plan comerciante y se dedica a tasar a las personas en gramos de plata, y por supuesto, la mujer vale mucho menos:

"El Señor dijo a Moisés: - Di a los israelitas: Cuando alguien haga al Señor una promesa ofreciendo una persona, la estimación de su valor será la siguiente: el hombre entre veinte y sesenta años, quinientos gramos de plata, según las pesas del santuario; la mujer, trescientos; el joven entre los cinco y los veinte años, si es muchacho, doscientos gramos, y si es muchacha, cien; entre un mes y cinco años, si es niño, cincuenta gramos, y treinta gramos de plata si es niña; de sesenta años para arriba, el hombre, ciento cincuenta gramos y la mujer, cincuenta."

 

4. 

Deuteronomio 21:11-15.

Si te gusta una mujer de entre tus enemigos, le rapas la cabeza y te la quedas.

"Si ves entre los prisioneros una mujer hermosa, te enamoras de ella y deseas hacerla tu esposa, la llevarás a tu casa, se rapará la cabeza y se cortará las uñas, se quitará el vestido de cautiva, se quedará en tu casa y llorará a su padre y a su madre durante un mes. Luego podrás unirte a ella. Si deja de gustarte, le darás la libertad, pero no la venderás por dinero ni sacarás provecho alguno, pues ya la has humillado."

 

3. 

Deuteronomio 25:11-12. 

Si te agarra el pene le cortas la mano.

El pene es sagrado:

"Si dos hombres se están pegando, se acerca la mujer de uno de ellos y, para liberar a su marido del que lo golpea, mete la mano y agarra al otro por sus partes, le cortarás a ella la mano sin compasión."

 

2. 

Jueces 21:10. 

Matad a todas menos las vírgenes.

El libro de los Jueces cuenta que se produjo una guerra civil entre los propios israelitas, enfrentándose todas las tribus contra la de Benjamín. Tras la derrota de los benjaminitas, a sus hermanos les dio pena ver que no tenían mujeres, y siguiendo el ejemplo de lo que tantas veces el Señor les había dicho que hicieran, tomaron esta bonita determinación:

"- Id y pasad a cuchillo a todos los habitantes de Yabés de Galaad, incluidas mujeres y niños. Consagraréis al exterminio a todos los varones y a todas las mujeres casadas, pero dejaréis con vida a las vírgenes."

Problema, no había vírgenes suficientes para todos. Así que un poco más adelante les dijeron a los benjaminitas:

"Id y escondeos entre las viñas. Os quedáis observando, y cuando veáis que las jóvenes de Siló salen a bailar, salís a las viñas, os lleváis cada uno una muchacha de Siló y volveís a vuestra tierra."

 

1. 

Carta de San Pablo a los Corintios, 14:34. 

La mujer, calladita.

"Que las mujeres guarden silencio en las reuniones; no les está pues, permitido hablar, sino que deben mostrarse recatadas, como manda la ley. Y si quieren aprender algo, que pregunten en casa a sus maridos, pues no es decoroso que la mujer hable en la asamblea."



Fuente:
https://www.antena3.com/liopardo/diostuitero/machistadas-mas-grandes-biblia_201803075aa01ca90cf23f53ffbafbae.html

_________


                          



ARTICULOS RELACIONADOS



“¡Hombres… siempre confundiendo sus armas con sus partes verendas!


(Michelle Pfeiffer, Catwoman, 
Batman Returns, 1992)  




lunes, 6 de diciembre de 2021

La Religión contra la familia y la mujer (Colaboración)


 


La Religión contra la familia y la mujer


HOMENAJEANDO A LA MUJER


El término DERECHOS DE LA MUJER, se refiere a la Libertad inherente y reclamada por las mujeres de todas las edades, derechos estos ignorados y suprimidos aún mayormente por leyes, costumbres, religiones, etc., de algunas sociedades en particular.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), son los derechos de la Mujer:

Derecho a la vida.

Derecho a la libertad y a la seguridad personal.

Derecho a la igualdad y el estar libre de todas las formas de discriminación.

Derecho a la libertad de pensamiento.

Derecho a la información y a la educación.

Derecho a la privacidad.

Derecho a la salud y a la protección de esta.

Derecho a construir relacionamientos conyugales y el planear su familia.

Derecho a decidir a tener o no tener hijos y cuándo tenerlos.

Derecho a los beneficios del progreso científico.

Derecho a la libertad de reunión y participación política.

Derechos a no ser sometida a torturas y maltratos.

Pero la aquí muy católica apostólica iglesia romana nunca ha tenido a la Mujer como un ser humano. Es pues que a continuación damos un pequeño repaso de cómo ha considerado a este maravilloso ser, no como mujer y sí como “bruja” por el inquisitorial clero de ayer, que dura ya más de 2 mil años, hasta el día de hoy…

 

Valores familiares y femeninos son frecuentemente unas frases hecha y hasta caballos de batallas dentro de la propaganda usada por grupos religiosos, normalmente en acciones políticas y en particular, en iglesias y tabernáculos. Suprimimos la numeración de los versículos de procedencia por considerarlos pesadísimos.

Por ejemplo, tenemos la tan reiterada “Sagrada Familia” católica en que aparecen Jesús, María y José (su padre putativo.) Pero el quid de la cuestión es que en el evangelio donde Jesús niño se pierde estando la familia en Jerusalén y cuando por fin es hallado, el “muy moderno” chaval les dice: “¿Por qué me buscáis? ¿No sabéis que debo estar en la casa de mi Padre? ¡Con qué cara quedaría en esta escena el tan venerado San José y la muy virgen María!

Hoy las religiones cristianas implican en que la Biblia es la defensora a ultranza de la familia. Aparentemente ellos no leen ni divulgan lo que está escrito en el polémico libro por lo que sería contraproducente ante sus muchos intereses, ella contiene muchísimas historias anti familiares. Veamos algunas, pueden que sean hasta las más importantes...

Sí, estas dos situaciones están a favor de la familia: Honrarás a tu padre y madre. Dios puede unir a una pareja en una sola carne. Sin embargo, esas son apenas dos slogans vacíos si consideramos muchas otras específicas declaraciones en contra de la familia contenidas en ese “libro sagrado”.

Desde el principio de los tiempos (entiéndase desde poco mas o menos 6 mil años según el Génesis bíblico), la concepción de los hijos es considerada como un castigo.

Darás a luz a tu hijo entre dolores.

¡Hay de las mujeres grávidas y de las lactantes en aquellos días!

Llegarán unos días en que solamente las mujeres que nunca tuvieron hijos y nunca dieron de mamar serán felices, porque sabéis que vendrán tiempos en que se dirá: Dichosas las que son estériles, y dichosos los vientres que no conciben, dichosos los pechos que no dieron de mamar.

Abrahán iba a matar a su único hijo por orden expresa de Dios. Ese macabro acto de él es considerado como una virtud de obediencia hacia el Señor.

La esposa de Abrahán, (algunos dicen que era su esclava), Agar y su hijo Ismael, engendrado por él, fueron expulsados al desierto sin motivos aparentes. Pero pudo ser debido a que la otra esposa, Sara, tuviese celos, ella no podía concebir hijos. Posteriormente Dios hizo el milagro de poder tenerlos (¿?). Aquí el patético libro de los libros no hace ninguna crítica al hecho de que Abrahán tuviese dos mujeres, a pesar de todo él y Sara continuaron juntos y fue cuando parece ser que nació Isaac.

La mayoría de nosotros diremos que el incesto es abominable y está contra los propios intereses de la familia. Pero Lot, a quien la Biblia considera ser un hombre de bien, tiene relaciones sexuales con sus dos hijas; y no hubo ningún castigo ni para él ni para ellas.

Según el aquí citado libro, para ganarse los favores de un rey, Abrahán le dijo a éste que la esposa era su hermana y se la ofreció para que la tomase como tal. Y eso ocurrió dos veces. Isaac en su momento hizo algo semejante. Hubo otro hecho en que Lot ofreció las hijas vírgenes.

Según los reiterados evangelios, Jesús prometió grandes recompensas para todos aquellos que abandonasen las familias en su nombre.

Jesús dijo muy claramente, (siempre ateniéndonos a los evangelistas, pues no hay nada fiable que lo testifique), que para ser discípulo suyo tendrían que abandonar a su padre, madre, esposa, hijos, hermanos y hermanas.

Jesús declaró (y siempre citando el libro): Porque vine a separar al hombre contra su padre; a la hija contra su madre; a la nuera contra su suegra. Y los enemigos del hombre serán sus propios ciervos.

Estos pasajes y otros muchos, no indican una actitud favorable hacia la familia por parte de los mensajes del supuesto Jesús. ¿Podría ser por qué él no se casó, que se sepa? ¿Es por eso por lo que sus actuales discípulos no lo quieren hacer? Posiblemente habrá otros motivos que no convienen airear... 

Veamos un algo de la otra cara de la misma moneda y llegados al poder de lo que conocemos como la religión judío-cristiana-católica-romana.        

Aunque ya las Mujeres no están tan discriminadas por parte del recalcitrante machismo acaecido y llevado hasta las últimas consecuencias durante tantos siglos por el muy católico y apostólico Vaticano a lo largo de sus tan cacareados 2000 años de existencia, y que comenzó con la también muy dudosa llegada al mundo del supuesto Jesucristo, resulta pues convendría echar una mirada de cómo eran ellas consideradas por aquellos denominados sabios e iluminados por el Espíritu Santo, los padres de la iglesia. No obstante, no todas las mujeres que aún hoy día se confiesan, van a misa o toman parte en las ceremonias religiosas, hasta el punto de administrar la comunión, cosa quien dice hasta hace unos pocos años eso hubiera sido un pecado mortal, de aquellos de ir derechitas a los infiernos... Por lo tanto, mayoritariamente ellas deben pensar y saber que nunca fueron tratadas como ahora y con eso la iglesia quiera demostrar que nunca ha roto un plato...

Sin embargo, las Mujeres fueron discriminadas tanto o más como ahora nos lo muestran la TV y lo que continúan padeciendo en muchos de los países Islámicos regentados por el fanatismo de siempre, llámese como se llame. Deseamos a esos millones de seres Humanos portadoras de la maternidad puedan lo antes posible romper las cadenas que ahora las atan a los representantes del Corán, lo mismo que hasta hace poco tenían a aquellas Mujeres atadas a la Biblia y Evangelios. Pero es sabido que aquí, en occidente aún queda mucho por hacer y cadenas que romper.

Veamos pues un escueto resumen de cómo eran consideradas las Mujeres por los santos varones, esos que en su momento subieron y son venerados en muchos altares de mundo, y precisamente por Mujeres, sí, de aquellas que continúan dándose golpes de pecho...

 


La lengua de la mujer no calla, ni después de haber sido cortada”. San Gregorio.

La Mujer es el arma del Diablo”. San Antonio.

“Sin la intervención de la Mujer nunca el diablo llenaría a la mayoría de los hombres de vanidades”San Antonio.    

La Mujer es el aguijón de que se sirve Satanás para apoderarse de nuestras almas”. San Cipriano.

La Mujer es el dardo agudo del Demonio que por Ella venció Adán, haciéndole perder el Paraíso”San Bernardo.

La Mujer tiene el veneno de un áspid y la malicia de un dragón”. San Gregorio.  

“De todas las bestias feroces ninguna es más peligrosa que la Mujer. San Juan Crisóstomo.

La Mujer es una arpía furiosa que pone su cobijo en el corazón del hombre”. San Juan Damasceno.

“Es un problema saber si las Mujeres resucitaran con su propio sexo. Sería de recelar que nos seduzcan a la tentación delante del propio Dios”. San Agustín


“El hombre no fue sacado de la Mujer. Fue la Mujer sacada del propio hombre”San Pedro. 1º Corintios XI – 7.

“No permito que la Mujer enseñe”. San Timón. 1ª II – 11

“Ni enseñe ni cante en las iglesias lo que sería una gran torpeza”. Corintios 1ª XIV – 35.

“Que no tenga la Mujer la cabeza descubierta, porque no solamente la voz mas también los cabellos de ellas son cosas indecentes”. San Pablo.

“Digo que sería bueno para el hombre que nunca tocase mujer alguna”. Pablo. Corint. I VII–1 y 26.

La Mujer cuyos labios son como pétalos de rosas que destilan miel, pero su fin es amargo como la hiel, cortan como la espada de dos filos, sus pasos penetran hasta en el infierno y aquel que llega hasta ella nunca mas quedará limpio”. Salomón.

En el capítulo X de la sesión 25 del Concilio de Trento dice: “No confíes a las mujeres ni mismo la santa eucaristía. ¡Quién lo iba a decir, hoy ya hasta la dan a los fieles creyentes...!


Pero hoy todo esto puede ser evitado, criticado, mismo que infelizmente no todas las Mujeres se han dado cuenta de lo que es la santa inquisición del Vaticano.

Así pues, continuaremos festejando el 8 DE MARZO como el DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER y a la iglesia, que le vallan dando…, amén.

____________

(*) Nota Final:

El autor de esta publicación es "Zerimar Ilosit", fiel seguidor y colaborador de este Blog; quien amablemente me solicitó el compartir este artículo con el resto de los lectores; y al no estar en contra de la filosofía del Blog, es un honor para mí el poder publicarlo.

________________




                          



ARTICULOS RELACIONADOS



“¡Hombres… siempre confundiendo sus armas con sus partes verendas!


(Michelle Pfeiffer, Catwoman, 
Batman Returns, 1992)  





lunes, 29 de noviembre de 2021

¿La mayor vergüenza Bíblica de todas?

 


¿La mayor vergüenza Bíblica de todas?


El autor que dijo demasiado

09/18/2020

Por David Madison en

 

Hay tantos episodios bíblicos que podrían estar en la carrera por la más vergonzosa. Ciertamente, la historia de Noé tiene que estar en el Top Ten. Dios está tan molesto por el pecado humano que decide matar a todos en la tierra excepto a una familia; incluso la mayoría de los animales tienen que morir. ¿Cuántos millones de niños pequeños y bebés se ahogaron? Es triste que los escritores de la Biblia hayan pensado que esta era una buena teología. ¿Quién necesita un dios genocida con problemas extremos de manejo de la ira? Pero hay una salida: la historia de Noé no sucedió, por supuesto. Es folclore, tomado de otro folclore antiguo.

Luego está Marcos 4:11-12 (11 Y les dijo: A vosotros os es dado saber el misterio del reino de Dios; mas a los que están fuera, por parábolas todas las cosas, 12 para que viendo, vean y no perciban; y oyendo, oigan y no entiendan; para que no se conviertan, y les sean perdonados los pecados.), en el que Jesús explica a sus discípulos que enseña en parábolas para  evitar que las  personas se arrepientan y sean perdonadas. Eso no tiene ningún sentido, especialmente porque algunas de las parábolas transmiten grandes lecciones morales (por ejemplo, el buen samaritano). Asigne este guión de Jesús a alguna extraña agenda teológica de Marcos. Lucas 14:26 es abrumadoramente terrible; Jesús dice que tienes que odiar a tu familia, incluso tu propia vida, para ser uno de sus discípulos. Sospechamos que Lucas inventó este guión de Jesús para advertir de posibles conversos al culto de Jesús que tenían lealtades divididas.

Los autores de estas tres muestras de escrituras fueron anónimos. Génesis fue escrito por teólogos desconocidos, que es el caso también de los cuatro evangelios. Pero una gran parte del Nuevo Testamento fue escrita por un autor que sabemos con certeza, el apóstol Pablo. Los eruditos han podido descubrir que varias de las cartas atribuidas a Pablo son falsificaciones, pero varias han sido identificadas como genuinas. Y ese es el problema.

Pablo pensó que el mundo terminaría pronto y pensó que sus cartas tendrían un impacto poco duradero. Por desgracia, fueron elevados a la categoría de santa escritura y destinados a la adoración. Considerada  palabra de Dios, cada sílaba que escribió ha sido analizada sin cesar: el significado de Dios ha estado ahí; en 1939, el erudito Christopher Dodd dijo que la Carta de Pablo a los Romanos "es la primera gran obra de la teología cristiana". Pobres de los cristianos si ese es el caso. Las cartas de Pablo proporcionan abundante evidencia de pensamiento mágico, desquiciado y mala teología.

Eso es  una gran vergüenza.

Sospecho que la mayoría de los cristianos necesitan un curso intensivo de Pablo. Sus cartas casi no se leen porque no son fáciles de leer, y mucho menos de entender. El teólogo conservador Ben Witherington III hizo una admisión peligrosa sobre la Carta de Pablo a los Romanos: "... el objetivo de comprender este formidable discurso no se alcanza durante un período de tiempo considerable". Vaya! ¿No se supone que podemos tomar la Biblia y recibir directamente el mensaje? 

Un buen curso intensivo sobre Pablo lo proporciona el ensayo de Robert Conner, "Paul's Christianity". Qué calamidad que la iglesia se atascara con el cristianismo de Pablo. Este hombre nunca conoció a Jesús y se mantuvo alejado de quienes lo habían conocido; de hecho, se jactó de no haber aprendido acerca de Jesús de ninguna fuente humana. Sin embargo, aquí está él hasta el día de hoy, en el centro del escenario de la historia cristiana.

Conner describe el mundo extraño que prevalecía en la era cristiana más temprana:

“Debemos tener muy claro que  cuando Pablo escribió y predicó no había “evangelios” como se entiende actualmente. Marcos, el primer evangelio compuesto, no se escribió hasta mucho después de la muerte de Pablo, Santiago y Pedro. En esa etapa temprana no hay evidencia de que “el evangelio” fuera otra cosa que la versión oral individual del significado de la vida de Jesús; todavía no había evangelios autorizados del “Nuevo Testamento” esperando en las estanterías para ser consultados, ni “textos de prueba” que pudieran citarse para reforzar un argumento. El "evangelio" era lo que un predicador dijo que era..."(p. 536)

Suena bastante polémico, ¿no? Conner cita a Barrie Wilson (Cómo Jesús se convirtió en cristiano, 2009), que la versión de Pablo de los eventos "debe su origen... no al Jesús histórico que fue un maestro y pretendiente al Mesías, sino a la experiencia personal de Pablo de un Cristo místico". (pág.536)

Las personas que creen que Jesús aún vive no cuestionan la afirmación de Pablo de que Jesús resucitado le habló en visiones; para el resto de nosotros, sin embargo, esto suena a que Pablo alucinaba tener conversaciones con un hombre muerto. Conner tiene razón

“El escéptico podría preguntarse qué hace que las revelaciones privadas de Pablo de Jesús sean más confiables que las revelaciones dadas a Zaratustra por Vohu Manah, o las revelaciones de Mahoma del ángel Gabriel, o las revelaciones privadas de Moroni a Joseph Smith… Después de todo, en la época de Pablo, los espíritus habían estado susurrando secretos a médiums durante milenios...” (p. 540)

Pablo estaba resentido con los otros médiums y predicadores:

“Como dejan en claro las propias cartas de Pablo, en las primeras iglesias en las casas se predicaban 'evangelios' contradictorios y contradictorios; Pablo se queja de que algunos de los gálatas se habían convertido en 'un evangelio diferente'. [Gálatas 1:6] Pablo no se refería a un  evangelio escrito diferente... sino a una  predicación diferente  del mensaje de Jesús, una interpretación que a menudo formaba la base de facciones en competencia: 'Sigo a Apolos' o 'Sigo a Cefas' o ' Yo sigo a Pablo'” [I Corintios 1:12]. (págs.536-537)

¿Podemos aceptar la certeza de Pablo de que Apolos y Cefas  no  compartieron su privilegio de sesiones genuinas con Jesús? Los cristianos que sienten curiosidad, y sospechan de la información derivada de trances espirituales / místicos, tienen razón al preguntarse: ¿Qué está pasando aquí? ¿Cómo consiguió Pablo tanta atención?

Conner habla del contexto histórico:

“Mientras los romanos masacraban, esclavizaban y dispersaban a la población judía en la tierra natal del cristianismo durante la Primera Guerra Judío-Romana, el nuevo culto, profundamente cambiado de carácter, progresaba rápidamente entre los gentiles. Como resultado duradero de este cambio, el canon del Nuevo Testamento, finalizado en los siglos III y IV, sobrerrepresentó la importancia de Pablo entre sus rivales del primer siglo…” (págs. 537-538). Conner cita la observación de John G. Gager (Reino y comunidad: El mundo social del cristianismo primitivo, 1975): "... debido a que figura de manera tan prominente en el Nuevo Testamento, el significado de Pablo en la historia cristiana primitiva ha tendido a ser tremendamente sobrevalorado". (pág.538)

Pero la sospecha de que Pablo está enormemente sobrevalorado se basa también en lo que escribió; de verdad, dijo demasiado. Basado en su experiencia mística, se había obsesionado con Cristo, o tal vez más correctamente, poseído por Cristo. Esto le permitió sermonear a los Gálatas: “Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos” (5:24).

¿Realmente él mismo tenía un autocontrol tan firme? Expresó su angustia cuando escribió a la congregación romana; ¿Quién habla así con personas que aún no conoce? Suena como si no hubo ninguna crucifixión:

“15 Porque lo que hago, no lo entiendo; pues no hago lo que quiero, sino lo que aborrezco, eso hago.

16 Y si lo que no quiero, esto hago, apruebo que la ley es buena.

17 De manera que ya no soy yo quien hace aquello, sino el pecado que mora en mí.

18 Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo.

19 Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.

20 Y si hago lo que no quiero, ya no lo hago yo, sino el pecado que mora en mí.” 

(Romanos 7: 15-20)

¿Cómo podría el pecado habitar en él si pertenecía a Cristo? Tal vez solo estaba teniendo un mal día cuando escribió la carta a los romanos. O... tal vez necesitaba medicamentos. Sospechamos que no estaba "bien de la cabeza", y mucho menos espiritualmente estable.

De hecho, los eruditos e investigadores han especulado mucho sobre lo que le pasaba a Pablo. Conner ofrece una útil encuesta de opiniones. Reconoce que tratar de psicoanalizar a alguien del pasado antiguo es arriesgado, pero Pablo escribió mucho sobre sí mismo; parece haber pistas importantes sobre su estado de ánimo.

Basado en la pura probabilidad”, pregunta Conner, “¿Quién lleva la mayor carga de la prueba?: el Cristiano apologista afirma como un hecho histórico que Jesús apareció repetidamente a Pablo y le habló desde más allá de la tumba; o el escéptico que señala que el autoinforme de Pablo concuerda con los síntomas conocidos de trastornos neurológicos y que al menos un pagano [Festo en Hechos 26:24], así como algunos en su audiencia cristiana, consideraban que Pablo estaba loco". (pág.531)

Un creciente cuerpo de literatura examina el papel potencial de las convulsiones y otros trastornos en la generación de experiencias trascendentales”, (pág.525)

Conner agrega: “Ya sea atribuible a convulsiones complejas u otros mecanismos de psicosis, los autoinformes de Pablo no inspiran confianza en la realidad de sus experiencias, independientemente de cuán reales le parezcan sus encuentros cercanos con un tipo religioso” (p. 525).

Sabemos que Pablo estaba atascado en ideas que estaban equivocadas, como señala Conner:

“La intransigencia de la creencia de Pablo está bien documentada; quizás el ejemplo más notable sea la persistencia de su convicción de una parusía inminente, a pesar de que Jesús no regresó como se predijo. Dadas las implicaciones psicológicas de sus escritos, su declaración: “Estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los gobernantes, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna cosa creada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús nuestro Señor”; se puede leer como un ejemplo de la supresión de pruebas compensatorias... ”(p. 526)

Como hemos visto, las certezas de Pablo se basaron en sus visiones (no había evangelios escritos para consultar, no hay evidencia que él recogió sobre supuestas tradiciones orales que circulaban sobre Jesús) entonces, ¿a dónde acudió en busca de evidencia  fuera de  sus visiones? Bueno, como sabemos, los teólogos inventan cosas: Pablo estaba seguro de que Dios había plantado pistas / predicciones sobre Jesús en el Antiguo Testamento, como suposición que los escritores de los evangelios posteriores aceptaron con entusiasmo. “… Como miles de cristianos en los siglos venideros”, señala Conner, “parecería que Pablo básicamente estaba rebuscando en el Antiguo Testamento en busca de textos que pudieran interpretarse como apoyo a sus fantasías” (p. 528).

A pesar de los “textos bonitos” que se pueden encontrar en las cartas de Pablo, los que se leen desde los púlpitos, los cristianos que soportan un curso intensivo sobre Pablo, por ejemplo, al leer sus cartas, no tendrán problemas para hacer listas de sus ideas locas y se estremecerán de angustia por su inclinación al pensamiento mágico: Creer  que un hombre resucitó de entre los muertos no es la fórmula secreta para ganar la vida eterna. Pablo estaba seguro de que este misterio le había sido revelado por el Jesús de sus visiones.

En un par de páginas de su ensayo, por cierto, Conner analiza el posible impacto en Pablo de los cultos mistéricos. “Tarso, la ciudad natal de Pablo, fue un centro de mitraico y de otros cultos mistéricos y el término  misterio (mustērion), un conocimiento secreto disponible solo para los iniciados religiosos, está virtualmente confinado a los escritos de Pablo y las falsificaciones producidas en su nombre” (p. 541).

Muchos cristianos, si se molestaban en leer sus cartas, podrían terminar aceptando que Pablo está "tremendamente sobrevalorado". ¿Por qué no saltear a Pablo y volver a Jesús? Pero el Jesús de los evangelios también está cargado de problemas, ya que el predicador campesino de Galilea detrás de las historias está oscurecido por el folclore y la fantasía; los escritores de los evangelios que crearon el guión de Jesús no fueron amables con él. Releí los evangelios en preparación para mi próximo libro y terminé con una tabla de Excel de  259  citas de Jesús malas, mediocres o alarmantes. Así que no se apresure a pasar de Pablo a Jesús. También hay demasiada mala teología en los evangelios.

Entonces, ¿qué debe hacer un cristiano? ¿Por qué no poner la Biblia en el mismo estante con otras mitologías antiguas, simplemente dejarla pasar? Hay cosas mucho mejores que hacer en la vida que perseguir héroes sagrados profundamente defectuosos. El ex pastor John Compere señala un camino a seguir (Outgrowing Religion, 2016): “El mito de Paul Bunyan es una buena historia, al igual que la historia de Jesús. Pero ninguno de los cuentos resiste el escrutinio fáctico ni nos da una pista sobre el significado de la vida. Para eso, tenemos cerebro".

 

David Madison fue pastor de la Iglesia Metodista durante nueve años y tiene un doctorado en Estudios Bíblicos de la Universidad de Boston. 



Fuente:
https://www.debunking-christianity.com/2020/09/the-biggest-bible-embarrassment-of-all.html
______________

Ver:


Ver: 

Ver:

Ver:

Ver:

Ver:
¿Existió Jesús? 
¡Claro, existieron muchos!

Ver:
Top 10 “Metidas de Pata” de la Biblia.

Ver:
Top 10 Características Indeseables de Dios