Buscar este blog

lunes, 30 de julio de 2018

El Papa ordena la reclusión del cardenal McCarrick, acusado de Pedofilia (Actualidad y Noticias)




El papa Francisco apartó de sus funciones al arzobispo emérito de Washington Theodore McCarrick, acusado de abusos sexuales


Así deberá vivir "hasta que las acusaciones que se le dirigen sean aclaradas por un regular proceso canónico", informó el Vaticano. El purpurado, de 88 años, ha sido acusado de incurrir en abusos en una serie de hechos que se remontan a los inicios de su carrera religiosa, hace casi 50 años

28 de julio de 2018

El papa Francisco ha ordenado que el cardenal y arzobispo emérito de Washington Theodore McCarrick permanezca apartado de sus funciones y recluido hasta que se aclaren en un juicio canónico las acusaciones de abuso sexual contra él.

La Santa Sede informó este sábado en un comunicado que el Papa recibió en la tarde de viernes una carta en la que el purpurado estadounidense presentaba su renuncia como miembro del Colegio Cardenalicio.

Francisco aceptó esa renuncia "y dispuso su suspensión en el ejercicio de cualquier ministerio público, así como la obligación de que permanezca en una casa que le será asignada para una vida de oración y penitencia".

Así deberá vivir "hasta que las acusaciones que se le dirigen sean aclaradas por un regular proceso canónico".

El purpurado, de 88 años, ha sido acusado de incurrir en abusos sexuales en una serie de hechos que se remontan a los inicios de su carrera religiosa, hace casi 50 años, cuando ejercía como cura en la archidiócesis de Nueva York.

McCarrick ha negado en todo momento las acusaciones y en un comunicado mostró su sorpresa y avanzó que había colaborado "plenamente" con una investigación del Vaticano.

La archidiócesis neoyorquina informó el pasado 20 de junio de que una comisión de investigación había determinado que las acusaciones "estaban fundamentadas y eran creíbles".

Por ello, el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, siguiendo las instrucciones del Papa, ordenó que McCarrick abandonara el servicio público, según la nota.

No es la primera vez que un cardenal estadounidense se ve salpicado por acusaciones de abuso sexual, alegaciones que han golpeado con especial virulencia a las archidiócesis de Boston y de Nueva York.

El pasado 20 de julio un hombre rompió su silencio después de 40 años y aseguró al New York Times que el cardenal McCarrick había abusado de él cuando era menor de edad, una situación que presuntamente se había prolongado durante dos décadas.

McCarrick (Nueva York, 1930) fue ordenado cardenal por Juan Pablo II y participó en el cónclave de abril de 2005 en el que fue elegido pontífice Benedicto XVI.

(Con información de EFE)

Fuente:
https://www.infobae.com/america/mundo/2018/07/28/el-papa-francisco-aparto-de-sus-funciones-al-arzobispo-emerito-de-washington-theodore-mccarrick-acusado-de-abusos-sexuales/

___________


Suspende el Papa Francisco al Cardenal McCarrick de EU por abuso


Por: AP | 28/07/2018 15:15
CIUDAD DEL VATICANO, Italia(AP)

El papa Francisco ha aceptado la renuncia del cardenal estadounidense Theodore McCarrick al Colegio de Cardenales tras denuncias de abusos sexuales, incluso de un niño de 11 años, y le ha ordenado llevar una “vida de oración y penitencia” en un hogar a designar por el pontífice hasta realizar el juicio eclesiástico, informó el Vaticano el sábado. 

Francisco respondió rápidamente tras recibir la carta de renuncia de McCarrick el viernes por la noche. En las semanas anteriores se habían multiplicado las denuncias de que el prelado de 88 años, a lo largo de una carrera eclesial distinguida, había abusado de niños y de seminaristas adultos.

Las revelaciones pusieron a prueba la decisión recientemente declarada del pontífice de combatir lo que llamó la “cultura de encubrimiento” de abusos en la jerarquía católica. 

McCarrick estaba suspendido de los oficios públicos desde el 20 de junio mientras se investigaba la denuncia de que manoseó a un adolescente hace 40 años en Nueva York. El hombre, que entonces tenía 11 años, dijo que la relación sexualmente abusiva se prolongó durante dos décadas. McCarrick ha rechazado la denuncia inicial. 

El prelado ascendió en las filas de la iglesia estadounidense, de obispo auxiliar de Nueva York a obispo de Metuchen, Nueva Jersey, arzobispo de Newark, Nueva Jersey y finalmente arzobispo de Washington, la capital. 

El anuncio de la Santa Sede dice que Francisco decidió aislar a McCarrick y ordenar la penitencia antes de que “se examinen las acusaciones en su contra en un juicio canónico regular”. Además, Francisco “ordenó su suspensión del ejercicio de los oficios públicos”, ratificando la medida que estaba vigente desde el mes pasado. 

Un especialista en derecho canónico de la Universidad Católica, Kurt Martens, dijo que es la primera vez que se emite una orden de penitencia y oración antes del juicio. 

Por ser mayor de 80 años, McCarrick ya no tiene voto en un cónclave para elegir al papa. Pero como cardenal, puede ser convocado a asesorar al pontífice.

Fuente:
http://www.lacronica.com/EdicionEnLinea/Notas/Internacional/28072018/1360430-Suspende-el-Papa-Francisco-al-Cardenal-McCarrick-de-EU-por-abuso.html

___________


El Papa ordena la reclusión del cardenal McCarrick, acusado de abusos


Se trata de una decisión sin precedentes. El religioso responsable de la diócesis de Nueva York asegura que ha recibido denuncias desde hace más de 45 años

EP
Actualizado:
29/07/2018 11:08h

El Papa Francisco ha aceptado la renuncia del cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, según informa la Santa Sede en un comunicado.

En el mismo se detalla que «ayer tarde el Santo Padre recibió la carta» con la que el cardenal Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, presenta su renuncia como miembro del Colegio de Cardenales.

El Papa Francisco, añade el Vaticano, ha aceptado la renuncia del cardenal y ha dispuesto «su suspensión del ejercicio de cualquier ministerio público».

Asimismo, contempla «la obligación de permanecer en una casa que se le indicará, para una vida de oración y penitencia, hasta que las acusaciones a él dirigidas sean aclaradas por el proceso canónico regular.»

Precisamente esta semana el cardenal de Boston, Sean Patrick O'Malley, una de las figuras más importantes contra la pederastia, que está al frente de la Pontificia Comisión para la tutela de menores del Vaticano, instó a la Iglesia católica a mejorar los métodos con los que se investigan las denuncias por abusos sexuales contra obispos o cardenales.

La petición llegaba después de que el rotativo The New York Times publicara una entrevista con un joven que acusa al cardenal Theodore McCarrick, exarzobispo de Washington, de abusar de él cuando era menor de edad, una situación - que según reveló- duro dos décadas.

O'Malley pidió en este sentido que comenzaran cuanto antes las investigaciones contra el purpurado estadounidense si bien el Vaticano forjó la renuncia a ejercer el ministerio público a McCarrick, de 88 años, después de dar credibilidad a dichas acusaciones.

En un comunicado publicado el 19 de junio, el cardenal Timothy Dolan de Nueva York reconoció que su diócesis recibió denuncias de supuestos abusos de McCarrick que se remontan a «más de 45 años atrás». McCarrick ha defendido siempre su inocencia.

Fuente:
https://www.abc.es/sociedad/abci-papa-acepta-renuncia-cardenal-mccarrick-acusado-abusos-201807281546_noticia.html

_____________


El Papa ordena la reclusión a un cardenal estadounidense hasta juzgarle por abusos


Theodore McCarrick, arzobispo emérito de Washington, está acusado de cometer agresiones contra menores

Roma 28 JUL 2018 - 15:27 ART

El cardenal y arzobispo emérito de Washington Theodore McCarrick, acusado de abusos sexuales, deberá permanecer recluido y apartado de sus funciones por orden del Papa, hasta que se aclaren las acusaciones que pesan sobre él. Según informó este sábado la Santa Sede a través de un comunicado, el viernes por la tarde el cardenal presentó su renuncia como miembro del colegio cardenalicio a través de una carta. Menos de un día después, Francisco la aceptó y dispuso que el estadounidense permanezca “en una casa que le será indicada para una vida de penitencia y oración, hasta que las acusaciones se aclaren a través de un regular proceso canónico”. Una medida que en el mundo civil correspondería a la prisión preventiva a la espera de que se celebre el juicio. Es la primera vez que a un cardenal se le retira su título por estos motivos. 

McCarrick siempre ha negado los hechos y recientemente manifestó a través de un comunicado su “plena” colaboración con las autoridades vaticanas. Sin embargo, el pasado 20 de junio una comisión de investigación en Nueva York determinó que las acusaciones “estaban fundamentadas y eran creíbles”. Como respuesta, esa misma semana, el secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, ordenó que el purpurado abandonara el servicio público, siguiendo las instrucciones del Papa.

El pasado 20 de julio, un hombre rompió su silencio después de 40 años y aseguró al New York Times que el cardenal McCarrick, que se hacía llamar entre los muchachos de su parroquia uncle Ted (tío Ted), había abusado de él cuando tenía 11 años. El entonces sacerdote tenía 39 años y había continuado abusando durante dos decenios más.

McCarrick fue ordenado cardenal por Juan Pablo II y participó en el cónclave de abril de 2005 en el que fue elegido pontífice Benedicto XVI, pero no en el que eligió a Francisco porque superaba la edad permitida para los purpurados electores: 80 años. Hasta el momento era una de las autoridades eclesiásticas con más poder e influencia en la Iglesia estadounidense. En el pasado, ya había protagonizado otras polémicas que nunca fueron a más, tanto por rumores de haber mantenido relaciones con adultos como por comportamientos inapropiados con seminaristas jóvenes, según los medios estadounidenses. El cardenal Joseph Tobin, actual arzobispo de Newark confirmaba que habían recibido al menos tres acusaciones en la misma dirección, en la nota publicada en la diócesis con la que se informaba de la suspensión de Mccarrick. 

Las medidas del Vaticano han sido acogidas con cautela y cierto escepticismo entre algunos colectivos de víctimas. “Esto se debería aplicar de forma sistemática, no como un golpe de efecto mediático. Que se tomen estas decisiones cuando se ven obligados por la opinión publica no es suficiente. Aunque estas medidas siempre son bienvenidas, no tienen gran valor”, dice Francesco Zanardi, que sufrió abusos por parte de un sacerdote italiano y que preside la asociación Rete l’Abuso, que recoge y denuncia casos en todo el territorio nacional. Desde el junio pasado la entidad también forma parte de una nueva red internacional de víctimas de abusos sexuales por parte del clero, la ECA (Ending Clerical Abuse), presente en otros 15 países, entre ellos España.

Zanardi también guarda recelos respecto al proceso canónico que juzgará al hasta ahora cardenal McCarrick. “Respetamos la idea de la Iglesia y los procesos canónicos. Los valoramos y apreciamos, pero no son suficientes. Estos procesos no deben sustituir a la justicia civil, no es aceptable, porque este hombre se pasa un tiempo aislado pero ¿cuál es el castigo? ¿Y las víctimas? ¿el que ha sufrido el daño qué recibe?”, se pregunta. “Las víctimas necesitan justicia real no solo justicia mediática”, concluye.

Hacía casi un siglo que en el Vaticano no se vivía una situación similar con un cardenal, aunque por razones completamente diversas. Es la primera vez que un purpurado deja de serlo por esta causa. En 1927 el papa Pío XI también aceptó la renuncia del francés Louis Billot, quien dimitió después de un conflicto con trasfondo ideológico con el Pontífice. Mientras este se oponía y condenaba al movimiento de derecha Action française del polémico Charles Maurras, el cardenal no ocultaba su simpatía por el ideario ultraderechista.

En 2013, poco antes del cónclave en el que resultó elegido Francisco, el cardenal escocés Keith O’Brien protagonizó un escándalo cardenalicio por su implicación en un caso de abusos sexuales. El asunto coleó hasta 2015, cuando la Santa Sede cerró el asunto a través de un comunicado en el que explicaba que el Pontífice había aceptado la renuncia de O’Brien solo “a los derechos y prerrogativas cardenalicias”. El escocés falleció el pasado marzo, con 80 años y sin haber pasado por ningún proceso judicial, pero sí llegó a reconocer los hechos: “Hubo momentos en que mi conducta sexual estuvo por debajo de los estándares requeridos de mí como sacerdote, arzobispo y cardenal”, dijo entonces. Su caso comenzó a investigarlo en 2014 monseñor Charles Scicluna, hoy arzobispo de Malta y hombre de confianza del Papa para indagar los casos de abusos sexuales dentro de la Curia. También se encargó de gestionar el escándalo de los Legionarios de Cristo y desde principios de este año investiga también los casos de abusos sexuales por parte del clero de Chile, para lo que ha viajado en varias ocasiones al país sudamericano como enviado especial. Pero O’Brien nunca llegó a perder el título cardenalicio, a diferencia de Billot y Mccarrick. En esta ocasión la decisión del Papa ha sido más drástica.

Con Mccarrick, son cuatro los purpurados nombrados durante el largo pontificado de Juan Pablo II que se han visto implicados en casos de abusos sexuales: el arzobispo de Viena, Hans Hermann Groer, el propio Keith O’Brien, y George Pell, prefecto de la secretaría de Economía que se está defendiendo de las acusaciones en los tribunales en Australia.


OTROS CASOS EN EL MUNDO
L. P (ROMA)

Chile está inmerso en el mayor escándalo de abusos sexuales de su historia por parte del clero. El Pontífice argentino se reunió en mayo en el Vaticano con el episcopado chileno —después de recibir las conclusiones de una investigación que ordenó en el país— para depurar responsabilidades en la gestión de las denuncias de los abusos. Después, todos los obispos de la Conferencia Episcopal presentaron su renuncia en bloque ante el Papa. Ahora deberá decidir qué renuncias acepta y cuáles rechaza. La limpieza de la Iglesia chilena ya ha empezado a coger forma. Por el momento ha aceptado la del obispo de Osorno, Juan Barros, y de otros cuatro prelados.

Australia es otro frente en el que los casos de abusos sexuales por parte del clero se cuentan por miles. Allí una comisión oficial señaló que había recibido 4.500 quejas por presuntos abusos a menores cometidos en los últimos años por parte de miembros de la Iglesia, con una fuerte presencia en el país. La justicia civil está llevando a cabo un gran número de procesos por este tipo de delitos cometidos en instituciones públicas y religiosas. A principios de mes, el exarzobispo de Adelaida, Philip Wilson, fue condenado a un año de prisión por encubrir casos de pederastia en la década de los setenta. El número tres del Vaticano, el cardenal George Pell, afronta allí desde hace un año un juicio por encubrimiento de abusos.

La Iglesia en Irlanda tiene un extenso historial relacionado con los abusos que desembocó en la explosión de un gigantesco escándalo de pederastia entre finales del siglo pasado e inicios de este. A pesar de la purga que vino después, la Iglesia católica, que en otros tiempos fue allí una institución muy respetada y con un peso mayúsculo, aún está intentando levantarse después del descrédito y sigue lidiando con la caída en picado del número de vocaciones. El Papa viajará al país el próximo 25 de agosto para participar, durante dos días en el Encuentro Mundial de las Familias. La posibilidad de que se reúna allí con víctimas de abusos está cobrando fuerza, según los medios italianos, aunque no aparece en el programa oficial de la visita apostólica.

Fuente:
https://elpais.com/internacional/2018/07/28/actualidad/1532782735_350656.html


_________________


Ver: 
Ver Articulo: Países con más Ateos

Ver Sección: Actualidad y Noticias



                                 ARTICULOS RELACIONADOS

.


"Un mito es una religión en la que ya nadie cree"

James Feibleman 






lunes, 23 de julio de 2018

La Sábana Santa de Turín es falsa, un nuevo análisis forense lo confirma (Noticias y Actualidad)




La Sábana Santa de Turín es falsa, según un estudio


Los críticos creen que no ha tenido en cuenta el estado de Jesús en la cruz.

Redacción El HuffPost
Efe INTERNACIONAL
18/07/2018 01:56 CEST | Actualizado 18/07/2018 01:56 CEST

Un nuevo estudio sobre la Sábana Santa de Turín apunta a que ciertas manchas de sangre no serían compatibles con la posición de un cuerpo ni en la cruz ni en un sepulcro. Algunos expertos en el supuesto sudario de Cristo ponen en duda los nuevos hallazgos.

La investigación que publica esta semana el Journal of Forensic Science está firmado por el antropólogo forense de la Universidad británica John Moores, su compañero Matteo Borrini y el químico de la universidad italiana de Pavía Luigi Garlachelli.

Los expertos han realizado pruebas de técnicas forenses para establecer si las manchas de sangre en la Síndone conservada en la catedral de Turín (norte de Italia) corresponden a las que dejaría un cuerpo envuelto en ella después de haber sido crucificado.

Uno de los expertos, Garlachelli, se prestó como voluntario para realizar algunas pruebas en las que se usaron tanto sangre real como sintética que se dejaba correr a través de un catéter.

El estudio se ha centrado en la posición que deberían tener el tronco, los brazos y las muñecas para dejar manchas similares a las que están impresas en el sudario y concluye que algunas del pecho son consistentes con "un sujeto de pie con los brazos en un ángulo de unos 45 grados".


Dudas sobre las muñecas y la sangre de la herida en el costado

Los expertos muestran, sin embargo, sus dudas sobre las trazas dejadas en la tela por las muñecas, que no se corresponden con ninguna posición del cuerpo ni en la cruz ni el sepulcro, aseguran.

Lo mismo sucedería con las marcas dejadas a la altura de la cintura en la región lumbar, que procederían de sangre salida de la herida del costado tras la muerte y con el cuerpo ya en posición tumbada, que para los autores son "irreales".

En este caso, los investigadores han utilizado para sus pruebas un maniquí y han explicado, citados por el diario italiano La Stampa, que el resultado fue que la sangre no habría llegado a la zona de los riñones, sino que se habría acumulado en la región escapular.

Críticas por no tener en cuenta la coagulación y la piel y por usar un maniquí
El estudio ha suscitado las dudas de algunos expertos en la Sábana Santa, según publica Vatican Insider, suplemento de información religiosa de La Stampa, que ha consultado al subdirector del Centro internacional de Sindología, el físico Paolo di Lazzaro.

Entre los problemas que señala está la presencia de anticoagulantes en la sangre empleada para el estudio, por lo que "no tiene nada que ver con la situación del hombre crucificado en la Síndone (...), que fue torturado y estaba deshidratado", por lo que su sangre debía ser más viscosa de lo normal.

Otra variable que no se ha tomado en consideración, en su opinión, es el estado de la piel del hombre envuelto en la tela, pues el estudio se hizo con piel íntegra y limpia de una persona y con un maniquí.

La sindóloga Emanuela Marinelli, citada por Vatican News, considera que el estudio "no tiene nada de científico" y carece de rigor por las técnicas empleadas, como el uso de un maniquí.

La reliquia de la Síndone ha despertado controversias a lo largo de los años, pues mientras para algunos realmente envolvió el cuerpo de Jesús, un examen del año 1988 con carbono 14 apuntó a que el lienzo se podría haber creado en la Edad Media.

Fuente:
https://www.huffingtonpost.es/2018/07/17/la-sabana-santa-de-turin-es-falsa-segun-un-estudio_a_23484190/

__________


Un nuevo estudio forense de la sábana santa asegura que sus manchas de sangre son falsas

Carlos Zahumenszky
7/16/18 5:59am

La sábana santa o sudario de Turín. Para algunos, la reliquia más valiosa de la cristiandad. Para otros, un elaborado bulo confeccionado siglos después de la crucifixión de Cristo. Un nuevo estudio que ha analizado la disposición de las manchas de sangre de la tela apunta en esta segunda dirección: son falsas.

¿La sábana qué?

A continuación un pequeño resumen sobre qué es la sábana santa si nunca has oído hablar de ella. El Sudario de Turín es un trozo de tela de lino que muestra marcas que coinciden con la figura de un hombre con traumas propios de una crucifixión. La hipótesis oficial entre los creyentes es que esas marcas corresponden al rostro y cuerpo de Cristo, y que la sábana santa fue precisamente la tela que usaron como sudario para envolver su cadaver los tres días que, según la tradición bíblica, permaneció en una cripta antes de resucitar.

Decimos creyentes porque aunque la iglesia católica tolera la devoción hacia este objeto, nunca ha aceptado ni negado oficialmente su autenticidad. La sábana santa comenzó a investigarse en serio desde el punto de vista científico en 1973, cuando un equipo internacional de serólogos forenses, anatomistas, radiólogos, historiadores, y físicos examinó la tela. El equipo concluyó que lo más probable era que el sudario fuera una falsificación, pero no pudo reunir pruebas que lo confirmaran así que se mantuvo neutral al respecto. Lo mismo sucedió con un estudio posterior en 1978.

El primer varapalo importante a la supuesta autenticidad de la tela llegó cuando el Vaticano autorizó la realización de una prueba de datación por isótopos de carbono. Laboratorios de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich, la Universidad de Oxford y la Universidad de Arizona determinaron que el lienzo no es tan antiguo y apuntaron su creación a algún momento de la Edad Media entre los años 1260 y 1390 después de Cristo. La fecha es muy próxima, de hecho, a la primera exhibición real del lienzo, que tuvo lugar en 1357 en una iglesia de Lirey, Francia.


El problema de su creación.

La datación no convenció a los defensores de la autenticidad de la reliquia, que apuntan a una plétora de documentos históricos que mencionan el sudario siglos antes del año 1260.

El mayor problema de la sábana santa es que a día de hoy no se sabe exactamente cómo pudo la imagen de la persona envuelta en el sudario transmitirse a la tela (si es que realmente fue así y no la pintó alguien muy habilidoso). Los creyentes apuntan a que fue la propia resurrección la que dejó ese rastro en la tela como si fuera el negativo de una fotografía.

Sin entrar en explicaciones milagrosas, la ciencia baraja diferentes hipótesis que tratan de explicar el fenómeno. Se habla de hidratos de carbono que se fijan al tejido debido a los primeros gases que escapan del cadaver cuando comienza la putrefacción. También se cree que simplemente puede tratarse de una obra de arte realizada con pigmentos naturales y no faltan estudios que atribuyen la reliquia a un complejo encargo realizado por Leonardo Da Vinci. Según esta hipótesis, Da Vinci dibujó la figura mediante técnicas fotográficas, fabricando una cámara oscura y utilizando pigmentos fotosensibles. El encargo era precisamente fabricar una sábana santa más creíble que la que se exponía hasta entonces en Lirey. Da Vinci ya tenía los conocimientos necesarios para realizar un encargo así, por raro que parezca.

La sangre no concuerda

Llegamos a la actualidad. El antropólogo forense Matteo Borrini y el experto en química orgánica Luigi Garlaschelli decidieron analizar una característica muy concreta de la sábana santa. Sus manchas de sangre. Aparte de la vaporosa figura de la persona a la que supuestamente envolvieron con el sudario, la tela tiene marcas de sangre que concuerdan con heridas en las manos y una laceración en el torso que supuestamente concuerda con la lanzada que recibió Cristo cuando estaba en la cruz.

Borrini y Garlaschelli han analizado la manera en la que la sangre manaría de este tipo de heridas en un cadaver envuelto en tela y para ello han empleado un maniquí y sangre real donada para la investigación así como sangre sintética con las mismas propiedades.

¿Sus conclusiones? Las manchas de sangre no pueden ser reales. Los flujos de sangre que supuestamente manaron de las manos y mancharon la tela no concuerdan con el ángulo de los brazos que aparece marcado en el lienzo. En cuanto a la sangre que mana del costado, la marca coincidiría con la de una persona a la que hubieran herido en posición vertical, pero no con la de un cuerpo sangrando tumbado boca arriba. Por último, nada explica el patrón de la sangre acumulada bajo la cintura. Si envolvemos un cadáver en lino y lo dejamos sangrar boca arriba es imposible que se formen esas manchas.

Los investigadores incluso han tenido en cuenta que las manchas se hubieran producido al manipular el cuerpo envuelto en la tela y moverlo hasta su lugar de descanso, pero las manchas tampoco encajan. Su conclusión es que la tela probablemente sea una reliquia hábilmente fabricada en el Sigo XV con fines didácticos o simplemente artísticos.

Por supuesto, queda el misterio sin resolver de cómo se creó la marca tridimensional de una persona en la tela. Hasta que ese interrogante no se resuelva, ni la iglesia ni la ciencia se podrá posicionar firmemente al respecto de la autenticidad de una de las reliquias más fascinantes de la cristiandad. 

Fuente:
https://es.gizmodo.com/un-nuevo-estudio-forense-de-la-sabana-santa-asegura-que-1827620620

___________


Al menos la mitad de las manchas de la Sábana Santa fueron hechas con pincel


Se trata de una representación artística del siglo XIV

Los investigadores se basaron en la misma metodología que se usa para las escenas de crímenes

AFP
18 JUL. 2018 12:06

Un estudio, realizado por dos italianos expertos en medicina forense, llegó a la conclusión de que al menos la mitad de las manchas del Santo Sudario, la tela que según la tradición católica sirvió para envolver el cuerpo de Cristo, son falsas.

El estudio, publicado en el Journal of Forensic Sciences, fue realizado por Matteo Borrini, de la Liverpool John Moores University, y por Luigi Garlaschelli, del Comité para el Control de las Afirmaciones sobre las Pseudociencias (CICAP), y divulgado este martes por el diario italiano La Stampa.

"Hay muchas contradicciones que indican que el Santo Sudario no es auténtico, y de que se trata de una representación artística o didáctica de la pasión de Cristo realizada hacia el siglo XIV", concluyeron los investigadores.

Garlaschelli prestó su propio cuerpo para hacer el experimento en el que se usó sangre verdadera y artificial.

Los investigadores se basaron en la misma metodología que se usa para las escenas de crímenes, y determinaron que muchas manchas de sangre no son compatibles con la posición de una persona crucificada.

"Simulamos la crucifixión con cruces de distintas formas, de diversos tipos de madera y con diferentes posiciones del cuerpo: brazos horizontales, verticales, sobre la cabeza", contaron los expertos.

La célebre reliquia, que se custodia en Turín (norte de Italia) es un lienzo de 436 centímetros de largo por 110 de ancho, y representa a un hombre que fue crucificado con clavos en las manos y en los pies.

El lienzo, que según varias explicaciones científicas sería "falso", fue fotografiado en 1898 por primera vez y la imagen del sudario coincidió con un "perfecto negativo", lo que fue tachado de "milagro".

Desde entonces la reliquia despierta todo tipo de debates, tanto científicos como teológicos, por lo que la Iglesia católica no ha manifestado oficialmente su aceptación o rechazo, considerando que se trata de una manifestación de devoción popular.

En 1988, tres laboratorios de Estados Unidos, Suiza e Inglaterra establecieron que el lino fue fabricado en la Edad Media, entre 1260 y 1390.

Borrini y Galarchelli consideran que la sangre acumulada bajo la cintura no se justifica con la posición, ni la que se encuentra en los riñones, aunque precisaron que no analizaron la sustancia que formó las manchas.

"Parecen creadas en forma artificial, con un dedo o un pincel", subrayaron.

Fuente:
http://www.elmundo.es/ciencia-y-salud/ciencia/2018/07/17/5b4e102ae2704e1a4c8b45c1.html

______________


The Blood Stains on The Shroud of Turin Seem Totally Fake, Study Claims


At least the fabric is real?

16 JUL 2018

A blood pattern analysis of the Shroud of Turin has revealed that there's just absolutely no way the stains could have been made by a body laying flat on the fabric.

A pair of researchers have found that the blood-like splotches on the linen cloth are inconsistent with each other - some can only have occurred by a person standing upright, while another is completely unrealistic.

The famous length of fabric, which bears the image of a man, has long been thought to be the cloth that once wrapped the body of Christian figurehead Jesus of Nazareth. The imprint is said to have been transferred during the three days his body was interred.

Scientific analysis has not yet yielded an answer as to how the image was created on the fabric, but several reddish stains consistent with the reported crucifixion wounds of Jesus of Nazareth contain iron oxide - which could be from pigment, or could be from blood.

However, radiocarbon techniques have dated the shroud to between 1260 and 1390 CE.

The weave and the fabricweave and the fabric are both consistent with the Jesus of Nazareth time frame, as well as the Middle Ages; analysis of the cloth shows inconclusive evidence for pigment; and research determining a Middle Eastern provenance for pollen found on the cloth was later disavowed by one of its authors.

Radiocarbon dating notwithstanding, it would be fascinating to know exactly how the shroud was made; and, if it's real, it could reveal new information about crucifixion techniques. Because evidence for the shroud's authenticity has been so inconclusive, there has been recent scientific interest in using forensic techniques to investigate it.

This is where forensic anthropologist Matteo Borrini of Liverpool John Moores University in the UK and organic chemist Luigi Garlaschelli of the Italian Committee for the Investigation of Claims of the Pseudosciences enter the picture.

Rather than testing the substance itself, the researchers used a live subject and a mannequin to analyse the blood flow on wounds on the left hand, the forearms, the "lance wound" in the torso, and blood stains around the figure's waist.

The technique is called Bloodstain Pattern Analysis; for this, they used two types of blood: human blood donated for the research, and synthetic blood with the same fluid properties.

The researchers studied the flow for different positions: on the back of the hand in contact with wood, to observe the pattern left on the hand; on the left forearm, with blood trickling from the hand, in a standing position, and again in a supine (lying on the back) position with the hand covering the groin, as seen on the shroud.

They also investigated the short trickles on the back of the left hand; and the blood over the spear wound, as well as the lumbar region, thought to be blood flow from that wound.

The wood test was inconclusive, but the blood flow tests show that the shroud is a mess.

For starters, the trickles on the back of the hand and the flow along the arm occurred at two completely different angles.

The trickles from the hand as seen on the shroud occurred in the tests with the arms at a 45 degree angle, but that just doesn't work for the supposed position of the body.

"The angle between the arm and the body must be greater than 80° and smaller than 100° in order for the rivulets to flow from the wrist toward the elbow on the outer part of the forearm, as it appears on the Shroud," the researchers wrote in their paper.



The spear wound bled in a direction consistent with the Shroud image when the test subject was upright, as would occur if the victim were pierced while hanging crucified, but with one key difference: it formed rivulets, rather than a solidly filled stain.

As for the lower back stain, the scientists could not replicate it at all.

They attempted it with both bleeding from a supine position, as well as a test subject that had been standing and then laid on its back, and nothing managed to produce a "blood belt" in the lower back.

"Assuming that the red stains on the Turin linen are actually blood from the crucifixion wounds, the results of the experiments demonstrate that the alleged flowing patterns from different areas of the body are not consistent with each other.

"Even supposing possible different episodes of bleeding (e.g., movements of the body, postmortem bleeding), these are not only non-documented, but also, as for the lumbar stains, they appear to be unrealistic," the researchers wrote.

"The inconsistencies identified by the authors seem not only to point against their own reality, but against the authenticity of the Shroud itself, suggesting that the Turin linen was an artistic or 'didactic' representation from the XIV century."

That doesn't mean the show is entirely over yet: until scientists are able to figure out exactly how the image was formed on the fabric, it's going to remain a tantalising scientific mystery.

Their findings have been published in the Journal of Forensic Sciences.

Link Here: 

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1111/1556-4029.13867


Source:
https://www.sciencealert.com/shroud-of-turin-bloodstain-pattern-analysis-unrealistic-hoax-borrini-garlaschelli

___________



Fuente Cristiana


Un dudoso experimento afirma la falsedad de la Sábana Santa


- Dos científicos creen haber refutado que la sangre de las manos cayera en la dirección que muestra la tela

- “No podemos afirmarlo si no nos acercamos a las condiciones del Hombre de la Síndone”, dicen los expertos

La Sábana Santa de Turín, expuesta al público/CNS
Actualizado 18/07/2018

Acaba de ver la luz un estudio realizado por Matteo Borrini, antropólogo de la John Moores University de Liverpool, y Luigi Garlaschelli, químico y profesor de la Universidad de Pavía, sobre la Sábana Santa de Turín –que habría envuelto el cuerpo de Cristo tras su muerte– que pone en duda su autenticidad recreando las manchas de sangre reflejadas en la tela. La noticia, que parece una auténtica bomba, no ha molestado ni un ápice a los expertos en la Síndone, a los que han recurrido varios medios en busca de una ratificación o desmentido.

Así, Vatican Insider ha entrevistado a Paolo di Lazzaro, físico y director del Centro Internacional de Sindonología, quien en primer lugar afirma que el estudio no es nuevo, pues se presentó en 2014 en un congreso de medicina forense en EE UU, en el que “surgieron notables perplejidades entre los médicos sobre la validez de los resultados”. El experimento en sí se realiza situando un catéter del que sale sangre en las muñecas de Garlaschelli, y cambiando de posición hasta encontrar alguna en la que se reproduzcan las manchas de las muñecas del Hombre de la Síndone.

Di Lazzaro señala un primer problema: la sangre usada en el experimento lleva anticoagulante, pues si no no se podría haber conservado.  En cambio “el Hombre de la Síndone fue torturado (como demuestran los signos en todo el cuerpo) y estaba deshidratado: no comía ni bebía por lo menos desde el día anterior. (…) La sangre de esta persona debía ser más viscosa de lo normal, por lo que los recorridos de la sangre al salir de las heridas pueden haber tomado direcciones muy diferentes“.


Variables descartadas convierten el estudio en dudoso

Otra variable clave es el estado de la piel de la víctima: “En la Síndone encontramos huellas de terreno, cosa que demuestra que la piel del Hombre de la Síndone estaba sucia, debido a las repetidas caídas. La piel del crucificado debía estar sudada, sucia de terreno, con hinchazones, hematomas y con costras de sangre de las heridas provocadas con el flagelo. Nada que ver con la piel limpia y lisa utilizada en el experimento. Y precisamente el estado de la piel, las incrustaciones, las tumefacciones, la suciedad, el sudor pueden haber interferido notablemente en la dirección en la que la sangre densa y viscosa salió y dejó las manchas”.

Di Lazzaro critica también la parte del experimento en la que se simula la herida del costado con una esponja atada a un palo que se oprime contra un maniquí, de la que dedujeron que no se podía formar el “cinturón de sangre” del Hombre de la Síndone. De nuevo, recalca: “No sabemos si la salida de la sangre de la herida del costado se puede simular de manera realista exprimiendo una esponja llena de sangre. No sabemos si la Síndone sirvió para envolver el cadáver del crucificado o también para transportarlo hasta el sepulcro. En ese caso, tomando el cuerpo por los brazos y los pies, la parte de la cadera se habría encontrado más baja, provocando la mancha de sangre a la altura de la cintura. Nos encontramos en el campo de las meras hipótesis. Es bienvenido todo nuevo experimento, pero antes de sacar conclusiones un científico serio debe tener en cuenta los límites de los experimentos”.

Fuente:
http://www.vidanuevadigital.com/2018/07/18/un-nuevo-experimento-afirma-la-falsedad-de-la-sabana-santa-2/




Ver:



   
Ver:

Ver:



Ver Artículos sobre: 


Ver Artículos sobre: 


                          



ARTICULOS RELACIONADOS


"Tú no eres bipolar. Bipolar es Dios, que le comen una manzana y se encoleriza y más tarde le matan al hijo y los perdona.."

Anónimo