lunes, 20 de septiembre de 2021

Máximo histórico en España: Casi el 39% son Agnósticos o Ateos (Actualidad y Noticias)

 


Máximo histórico de no creyentes en España: el 38,7% son agnósticos o ateos

 

La cifra de los españoles que no creen en Dios se ha triplicado en las últimas dos décadas

Los católicos practicantes prefieren al PP y los no practicantes al PSOE, según el último avance del CIS, que, en esta ocasión, cruza datos según las creencias de los ciudadanos

Actualizado

31/08/2021

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se interesa por la fe. Según el ‘Estudio nº 3332. Opinión Pública y Política Fiscal’ –con datos de julio y hecho público ayer–, la cifra de ateos, agnósticos y quienes sienten indiferencia hacia la religión se sitúa en su máximo histórico, con un 38,7% de la población española; es decir, casi el triple que a comienzos del nuevo milenio (13,1%).

Como pone de manifiesto el barómetro de José Félix Tezanos, los católicos suman todavía más de la mitad de la población, situándose en el 56,6%; no obstante, la cifra de católicos no practicantes (39,9%) duplica a la de practicantes (16,7%). Eso sí, esta cifra cae casi 30 puntos en comparación con el año 2000, cuando los católicos eran la amplia mayoría de los españoles (83,1%). Sin embargo, son los no practicantes los que más se han alejado de la fe, pues entonces el número de practicantes era del 21%, solo 4,3 puntos menos que 20 años después. Mientras, los creyentes de otras religiones hoy representan el 2,9%.

La pérdida de fe se hace más visible en los más jóvenes, pues entre los 18 y los 34 años el 62,05% se reconoce como no creyente. Al mismo tiempo, los que se declaran católicos en esta franja de edad rozan el 31%, con un porcentaje de practicantes del 8% y no practicantes del 23%. Según se avanza en edad crece el número de católicos tanto practicantes como no practicantes. La cifra mayor se encuentra en los mayores de 65 años, cuando los practicantes llegan al 46% y los no practicantes al 28%.

Las mujeres son más creyentes que los hombres. En concreto, son el 63% de los católicos practicantes frente al 37% de hombres. Así, representan el 53,7% de católicos no practicantes frente al 46,3% de los varones.

 

Solo 4 de cada 10 practicantes van a misa los domingos

Entre quienes se dicen creyentes, el 32,6% confiesa que no va nunca a misa –exceptuando bodas, bautizos, comuniones y funerales–, el 18,9% varias veces al año, el 6,8% dos o tres veces al mes, el 12,4% todos los domingos y festivos y el 4,1% varias veces a la semana. Según pone de manifiesto el estudio, solo cuatro de cada diez practicantes cumplen con el precepto dominical.

En esta ocasión, el CIS pregunta por la casilla de la Iglesia y la de fines sociales de la declaración de la renta. Según las respuestas obtenidas, el 11,4% de los españoles solo marca la de la Iglesia, el 33,6% solo la de fines sociales, el 18,8% ambas y el 26,1% ninguna. El estudio también pone de manifiesto que quienes se autodefinen como de derechas marcan más la casilla de la Iglesia que quienes se consideran de izquierdas.

La corresponsabilidad a la que llama la Conferencia Episcopal Española a los fieles a la hora de hacerse cargo del sustento de las parroquias se evidencia al marcar la casilla de la Iglesia. El 33,6% de los practicantes solo marca la de la Iglesia, y el 41,1% la de la Iglesia y la de fines sociales. No obstante, el 6,3% solo marca la de fines sociales y el 10,2% no marca ninguna.

 

¿A qué partido votan los católicos?

El CIS aprovecha también este estudio para cruzar datos según las creencias de los españoles preguntando por la familia, la ecología, los impuestos, el partido político al que votaría e, incluso, si somos felices o infelices.

Son los católicos los que más importancia le otorgan al voto en las elecciones. Para el 41,7% de los practicantes es muy importante, para el 35,6% de los no practicantes, para el 32,7% de los creyentes de otra religión y para el 31% de los no creyentes.

Si mañana se celebrasen nuevamente unas elecciones generales, el 16,9% de los españoles votaría al PSOE, el 12,9% al PP, el 7,7% a Unidas Podemos y el 5,6% a Vox. Sin embargo, si solo votaran los católicos practicantes, los datos cambiarían. El 25,9% de ellos optaría por el PP, el 10,5% que votaría al PSOE, el 9,4% a Vox y el 1,3% a Unidas Podemos.

 

Los católicos no practicantes son socialistas

No obstante, si se atiende a los católicos no practicantes, vuelve a ganar el PSOE, al que votaría el 18% de estos. Por su parte, el 15,4% optaría por el PP, el 7% por Vox y el 1,9% por Unidas Podemos. En el caso de los creyentes de otra religión, el 14,3% votaría al PSOE, el 13,3% al PP, el 4,1% a Vox y el 2,8% a Unidas Podemos. Es en el caso de los no creyentes donde la izquierda gana por mayoría: el 19% votaría al PSOE, el 16,9% a Unidas Podemos, el 4,9% al PP y el 2,8% a Vox.

Así, quienes se declaran de izquierdas en España representan el 63,4% de la población, mientras que de derechas se autodefine el 25,2%. Sin embargo, entre los católicos practicantes los datos son muy diferentes, definiéndose de izquierdas el 34%, por el 47,8% que se declara de derechas. Diametralmente opuesto a los no creyentes, donde el 84,4% son de izquierdas y el 10,2% de derechas. Entre los católicos no practicantes la izquierda se impone con un 56,1% y entre los creyentes de otras religiones también, con un 62,2%.

Así, el 49,8% de los católicos practicantes se muestra completamente satisfecho con su vida familiar; el 43,6% en el caso de los no practicantes. La cifra cae al 32,2% en el caso de quienes no son creyentes. Los católicos practicante son también los más satisfechos con su vida social (26,3%), por el 15,1% de los no creyentes.


¿La fe es el vehículo para alcanzar la felicidad?

¿Son los católicos felices? A juzgar por los datos, sí. El 27,4% de los practicantes afirman ser completamente felices; el 17,4% en el caso de los no practicantes. Mientras, la cifra cae al 12,2% en el caso de los creyentes de otra religión y al 8,8% entre los no creyentes.

El CIS también pregunta sobre qué significa para cada uno ser un buen ciudadano. En primer lugar, resalta la importancia de ser solidario. En este punto, el 55,4% de los creyentes de otra religión lo consideran muy importante, el 42,4% en el caso de los católicos practicantes, el 37,9% en el caso de los no creyentes y el 36,2% en el caso de los católicos no practicantes.

Los creyentes son los más concienciados con el cumplimiento de las leyes y las normas. Para el 61,2% de los católicos practicantes es muy importante, también lo es para el 53,7% de los no practicantes y para el 59,1% de los creyentes de otras religiones. Los no creyentes le otorgan menos importancia, pues solo para el 38,1% es muy importante.


Para el 58,7% España es un país con grandes desigualdades

En el caso de la evasión de impuestos, los resultados son parejos y en todos los casos supera el 50% en la importancia otorgada. Lo mismo ocurre con el respeto a las opiniones ajenas aunque sean diferentes a las propias y la necesidad de ser una persona responsable y honesta, pues la amplía mayoría de los españoles, independientemente de sus creencias, lo considera muy importante.

En relación a la satisfacción con los servicios públicos, la mayoría de los españoles valora la asistencia sanitaria, los servicios sociales, el transporte público y la seguridad ciudadana muy o bastante satisfactoriamente, sin apenas variación pese a las creencias. Al contrario ocurre al puntuar la gestión de las pensiones o la administración de la justicia, donde la mayoría se siente muy poco o nada satisfechos.

Con respecto al uso del dinero recaudado a través de los impuestos, la mayoría de los españoles reclama más recursos para educación, sanidad, cultura, vivienda, medio ambiente, cooperación al desarrollo, investigación y ciencia, ayuda a personas dependientes y protección al desempleo, tanto entre quienes se consideran católicos como entre los que no. Y el 58,7% opina que vivimos en un país donde existen grandes desigualdades sociales.


Los no creyentes, más dispuestos a pagar más impuestos

El CIS también ha preguntado sobre la necesidad de pagar más o menos impuestos y aumentar o reducir consecuentemente los servicios. En este caso, son los no creyentes los más partidarios de mejorar los servicios públicos aunque afecte a su bolsillo (26,3%), una cifra que cae al 16% entre los católicos practicantes, los menos predispuestos a pagar más para mejorar las prestaciones sociales. Pese a todo, la mayoría de españoles cree que hoy se beneficia poco de los servicios públicos existentes y apuestan por que paguen más quienes más tienen, es decir, bajo impuestos directos como el IRPF y no indirectos como el IVA, ya que 8 de cada 10 personas cree que hoy no se cobran impuestos de forma justa.

En este mismo sentido, los católicos practicantes consideran que los españoles pagamos muchos impuestos (58,5%), mientras que la cifra cae hasta el 34,4% si quienes responden no creen en Dios. Asimismo, 9 de cada 10 considera que existe mucho o bastante fraude fiscal, pero no entre sus allegados.

Fuente:

https://www.vidanuevadigital.com/2021/08/31/maximo-historico-de-no-creyentes-en-espana-el-387-son-agnosticos-o-ateos/

 __________



Ateos y no creyentes registran su máximo histórico y rozan ya el 39% de la población

 

El último avance del CIS certifica el descenso sin precedentes de católicos, mientras que quienes se declaran no religiosos triplican ya los registros de hace apenas dos décadas.

(España). EUROPA PRESS

CÓRDOBA

30/08/2021 08:17

El catolicismo pierde fuelle social, en una sangría constante desde hace décadas, que se refleja de forma inequívoca en los barómetros mensuales del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El avance de resultados de julio ha vuelto a arrojar un nuevo máximo histórico de personas no religiosas en España, que ya representan el 38,7% de la población. Desde principios de año, en apenas siete meses, el segmento de no creyentes se ha incrementado en 4,5 puntos. Si persiste la intensidad de esta progresión, en poco más de un año, la sociedad española no religiosa habrá superado claramente a los creyentes y traspasará por primera vez en su historia el simbólico umbral del 50%.

El informe número 3332 del CIS también refleja un mínimo histórico de católicos practicantes, cuyo porcentaje cae por primera vez al 16,7%. El registro representa un desplome de tres puntos en solo siete meses. Los católicos no practicantes (39,9%) también retroceden con respecto a enero pasado (41,6%) pero se quedan a 1,2 puntos de su peor registro de mayo (38,7%).

Examinados en perspectiva, los datos de julio pasado revelan un deterioro imparable de la religiosidad en España. En el año 2000, el grupo de personas no religiosas apenas alcanzaba el 13,1% de la población. Es decir, el número de ateos, agnósticos o no creyentes se ha triplicado en apenas dos décadas. Los católicos entonces (83,1%) exhibían todavía un protagonismo social hegemónico, aunque, si bien, los practicantes representaban una minoría de ese grupo (21%). Diez años después, en 2010, la población no religiosa ya había experimentado un salto notable. Se incrementó en 7,1 puntos hasta situarse en el 20,2% de los españoles. Desde entonces, el descreimiento religioso no ha hecho sino aumentar de forma sostenida mes a mes.

En la franja de 18 a 34 años, los datos son particularmente abrumadores: el 60% se declara no religioso, mientras que solo el 30% dice sentirse católico. Todo indica, por tanto, que el proceso de secularización en los próximos años se intensificará notablemente. España se acerca cada vez más al perfil europeo. Un estudio de la Universidad de St. Mary de Londres, realizado entre 2014 y 2016, constató que en doce países del continente la mayoría de los jóvenes ya no eran creyentes. La República Checa lideraba entonces el ranking de los incrédulos, con una cuota del 91%. Polonia, en cambio, era el país más religioso, con tan solo un 17% de ateos y agnósticos.

El teólogo Juan José Tamayo asegura que los datos del CIS son "reveladores" del profundo cambio que afronta la sociedad en las últimas décadas. La religión ha perdido su función social y cultural. La modernidad y la ciencia la están arrinconando", reflexiona. En su opinión, la religión se ha reducido a un "fenómeno emocional" incapaz de competir con el "carácter cognitivo" y "racional" del pensamiento contemporáneo.

A todo ello hay que añadir, abunda Tamayo, la falta de presencia de los dirigentes religiosos en los grandes problemas sociales que preocupan hoy a la humanidad. "Las instituciones eclesiásticas están dando respuestas del pasado a preguntas del presente", argumenta de manera gráfica. "Si las religiones siguen recluyéndose en su propio ámbito", razona el teólogo, "y no están atentas a los desafíos de hoy, su irrelevancia social será cada vez mayor. Son las propias instituciones las que se están haciendo el harakiri".

Para el presidente de Europa Laica, Juanjo Picó, la caída de la religiosidad es "brutal" con respecto a los registros de hace tan solo dos décadas. Y avisa: "Cada año batimos la máxima histórica". Desde su óptica, la secularización está activada por la modernidad, la adopción de nuevos hábitos sociales y el desfase del magisterio religioso, que "ya no responde a la sociedad de su tiempo". Picó se refiere específicamente a cuestiones relacionadas con los anticonceptivos, el divorcio, las relaciones prematrimoniales, la cuaresma o las bodas, cuyos preceptos "ya no cumplen ni siquiera los católicos".

"Los elementos dogmáticos de la religión", argumenta el presidente de Europa Laica, "van contra la razón". "Y, en la modernidad, la razón y la ciencia priman sobre la fe. La religión ya no es un código de referencia", zanja. Otros factores también refuerzan el escepticismo religioso, según Picó, como han sido todos estos años el escándalo de la pederastia o la controversia de las inmatriculaciones, "que contravienen claramente el mensaje evangélico".

Ahora bien: el evidente corrimiento sociológico detectado desde hace años por todos los sondeos de opinión, ¿empujará al Gobierno a profundizar en la laicidad del Estado? Tanto Tamayo como Juanjo Picó se muestran escépticos al respecto. Los hechos demuestran que ni los ejecutivos conservadores ni los progresistas han tomado decisiones de calado para acomodar la realidad social a la legislación vigente.

"Estoy muy cansado ya de las promesas del PSOE", admite sin circunloquios el conocido teólogo, autor de una prolífica obra ensayística. "Cuando está en la oposición defiende posiciones laicistas propias de su tradición política, pero luego en el Gobierno mantiene los privilegios de la Iglesia católica, que, en mi opinión, son claramente inconstitucionales y van en contra del principio de igualdad. Todos los Gobiernos han sido rehenes de la jerarquía católica", lamenta.

El presidente Rodríguez Zapatero enterró su proyecto de Ley de Libertad de Conciencia en 2010 por temor a perder votos, según recuerda Tamayo. Y el teólogo advierte: "Esa política de concesiones a la jerarquía católica, esa pervivencia del nacionalcatolicismo no solo no le da votos sino que les hace perderlos por los sectores progresistas".

El presidente de Europa Laica no es mucho más optimista. Juanjo Picó considera que las fuerzas políticas no tienen en su agenda "hacer efectivo lo que ya existe en la calle" para que la secularización social se convierta en ley. "El PSOE no solo ha incumplido sus continuos compromisos de derogar los Acuerdos con la Santa Sede", lamenta, "sino que ahora en su próximo congreso habla de revisarlos en consenso con la Iglesia católica. Es decir, que va a compartir la soberanía del Estado con la cúpula eclesiástica. Y eso significa mantener sus privilegios o extenderlos a otras confesiones, en un multiconfesionalismo que va en contra de la Constitución".

Con todo, los datos desagregados de la franja más joven despejan el horizonte no muy lejano. "La juventud de hoy son los dirigentes de mañana y serán más proclives a aceptar cambios razonables, argumenta Picó. Aunque subraya: "No es cuestión de esperar otra generación más. De hecho, ya se han organizado funerales de Estado civiles y se ha cambiado la toma de posesión del Consejo de Ministros [sin crucifijos] y no ha pasado nada. Se podría avanzar en otras cuestiones simbólicas y en temas de fiscalidad, financiación o la religión en las escuelas. La unión del trono y el altar no debe seguir en simbiosis como en el Antiguo Régimen. Es una cuestión de democracia".

Fuente:

https://www.publico.es/sociedad/catolicismo-ateos-no-creyentes-registran-maximo-historico-rozan-39-poblacion.html


viernes, 17 de septiembre de 2021

Padre intenta sacrificar a su hijo como ofrenda a Dios (Actualidad y Noticias)

 



Un padre intentó sacrificar a su hijo como ofrenda a Dios

 

El hombre, trabajador del sector de salud llevó a su hijo a un bosque, donde le hizo un corte en el cuello con un cuchillo de carnicero.

03/03/2021 10:22

Clarín.comViste

Actualizado al 03/03/2021 10:22

 

Un hombre de 42 años intentó matar a su hijo de 16 cortándole el cuello, en un intento de sacrificarlo como ofrenda a Dios, según explicó al entregarse a la policía en el norte de Turquía, informa el diario turco Cumhuriyet.

El hombre, trabajador del sector de salud y residente en la provincia de Zonguldak, en la costa del Mar Negro, subió a su hijo en un coche y lo llevó a un bosque, donde le hizo un corte en el cuello con un cuchillo de carnicero.

Lo abandonó en el lugar pensando que estaba muerto, y luego se entregó a la policía y confesó su crimen.

Según el rotativo, los agentes acudieron al lugar y trasladaron al joven, que estaba inconsciente, a un hospital, donde permanece en cuidados intensivos, mientras que el padre ha sido enviado a prisión preventiva.

El padre aseguró que primero se había querido sacrificar él mismo, ahorcándose con su corbata, pero tras fallar, tuvo un sueño que lo inspiró convertir a su hijo en ofrenda religiosa, si bien no detalló el motivo por el que creía necesario ese acto.

Tanto el Corán como la Biblia describen el mito de Abraham al que Dios le ordena sacrificar a su hijo, si bien ambos textos sagrados coinciden en que Dios impidió en el último momento el homicidio, sustituyendo al chico por un cordero, lo que ha dado lugar al principal rito anual del Islam, la Fiesta del Cordero.

Agencia EFE.

Fuente:

https://www.clarin.com/viste/padre-intento-sacrificar-hijo-ofrenda-dios_0_EYhPSFxfX.html


_______________


Indignación: un padre intentó sacrificar a su hijo como ofrenda a Dios

 

3 marzo, 2021 11:37

El padre llevó a su hijo a un bosque y fue ahí en donde llevo a cabo este intento de asesinato. Luego, se entregó a la Policía y confesó el crimen.

 

Gracias a internet se conocen historias escalofriantes que suceden a lo largo y ancho del mundo. En este caso, un padre intentó matar a su hijo de 16 años cortándole el cuello. el objetivo era sacrificarlo como una ofrenda a Dios.

A esta intención la contó el hombre a la Policía luego de entregarse. El hecho sucedió en el norte de Turquía. El hombre explicó que primero intentó atentar contra su vida pero no pudo. Por eso el elegido fue su hijo.


“La ofrenda”

El hombre de 42 años llevó a su hijo a un bosque. Allí le hizo un corte en el cuello con un cuchillo de carnicero. El progenitor, es trabajador del sector de salud y vive en la provincia de Zonguldak, en la costa del Mar Negro.

Luego de realizarle el corte con el cuchillo de carnicero, lo abandono en el lugar pensando que estaba muerto. Además, se entregó a la Policía y confesó el crimen. Según un diario de esa zona, los agentes acudieron al lugar y llevaron al adolescente que estaba inconsciente a un hospital. Ahora, el joven permanece en cuidados intensivos mientras que el padre quedó en prisión preventiva.

Por otro lado, el papá aseguró que primero se había querido sacrificar él mismo ahorcándose con su corbata. Pero, después de fallar tuvo un sueño que lo inspiró para convertir a su hijo en ofrenda religiosa. Sin embargo, no detalló el motivo por el que debía hacer esto.

Fuente:

https://miafm.cienradios.com/indignacion-un-padre-intento-sacrificar-a-su-hijo-como-ofrenda-a-dios/


____________


Padre intenta sacrificar a su hijo como ofrenda a Dios

 

Multimedios Digital

Martes, 02 Marzo 2021 - 09:45 am

El hombre cortó el cuello de su hijo con un cuchillo de carnicero, luego de intentar colgarse con una corbata y fallar, para demostrar su fidelidad a la religión.

 

TURQUÍA.- Un hombre de 42 años intentó sacrificar a su hijo de 16 años, como ofrenda a Dios, en la ciudad de Zonguldak, en el norte de Turquía.

De acuerdo con un medio local, el hombre identificado como Yusuf A,, convenció a su hijo de ir con él al bosque, en donde, con un cuchillo de carnicero, le cortó el cuello y abandonó su cuerpo en el lugar.

Luego de pensar que el joven había muerto, Yusuf acudió a la policía para confesar el crimen. Cuando los oficiales llegaron al lugar, encontraron al joven con vida, por lo que lo trasladaron a un hospital, en donde permanece bajo estricta vigilancia.

El hombre confesó que decidió asesinar a su hijo como ofrenda para Dios, luego de haber tenido un sueño. Dijo que, originalmente él se ahorcaría con una corbata, pero al fallar, decidió sacrificar a su hijo para demostrar su fidelidad con la religión.

La policía dictó prisión preventiva a Yusuf A., mientras terminan de investigar el caso.

ZNR

Fuente:

https://www.telediario.mx/internacional/padre-intenta-sacrificar-su-hijo-como-ofrenda-dios


lunes, 13 de septiembre de 2021

Dios y el Ateísmo (Colaboración)

 


Nota Inicial:

La presente publicación fue escrita y elaborada por un colaborador y amable lector de este Blog. Este artículo NO fue escrito por el habitual escritor y responsable de este sitio Noé Molina. (*)


___________________


Dios y el Ateísmo


Las religiones que imperan en nuestro entorno, judaísmo, cristianismo e islamismo, para ellos y según sus dogmas de fe, aquí su Dios es único, el Supremos Hacedor, el Creador de todo. Nada existe excepto todo aquello que él quiere. Dios es omnipotente, omnisciente, omnipresente, bondadoso y eterno. El mundo y todo lo que lo constituye fueron creados por ese Dios con un único propósito. Creó a los seres humanos para que lo conocieren y amasen, honrasen, sirvieren y obedecieren solamente a él. Creemos que ese Dios pensó en términos machista, a pesar de ser un puro espíritu y no tener partes materiales ni corporales.


Él decretó que los humanos serán juzgados posterior a la muerte del como realizarán los planos que ese Dios tenía para todos ellos. Los que fallasen, los pecadores, estos serán punidos por toda la eternidad. Los que fueren bien sucedidos, serán recompensados por esa misma eternidad. La naturaleza exacta del premio o del castigo es bastante discutible, pero todos parecen concordar que los recompensados estarán en la presencia de Dios y los otros no.


Dios es representado como una figura paternal, de acuerdo con las antiguas estructuras familiares y patriarcales. Con esto Dios protege a su familia, pero también la gobierna a su antojo y sus mandamientos deben ser absolutamente observados.


Para el cristianismo Jesús de Nazaret es la manifestación humana de Dios. Para la mayoría de los cristianos esto significa que Jesús es al mismo tiempo Dios y Hombre. Esta doctrina es conocida como la Encarnación y es considerada un misterio de fe, es decir, que él puede ser al mismo tiempo humano y divino, por lo que transciende a la compresión de nuestra sapiencia adquirida durante tantos milenios de evolución. La razón y la lógica no pueden demostrar la verdad de tal creencia, pues resulta que sus bases tienen que ser la absoluta fe.

 

Aquí Dios impone mandamientos y ellos son la única base de toda moral. Ser una persona buena es obedecer los mandamientos de Dios. Aparentemente, si Dios mandase a los humanos cometieren asesinatos, eso sería moralmente justificable..., como así viene ocurriendo desde hace dos mil años… Pero, como se tiene por hecho de que Dios es bueno, los creyentes no necesitan preocuparse de lo que él pudiera mandar hacer sobre algo malo. Su naturaleza de omnisciente no lo permite.    

 

Ante estos conceptos los ateos llegan a la conclusión de creer y afirmar que los humanos crearon a Dios y no al contrario. Decir que el hombre, posiblemente por una necesidad de hace miles de años, creó a Dios es confirmar que la gran mayoría de los seres humanos están ilusionados, engañados, etc. ¿Cómo explicar el origen de esta ilusión y su persistencia?

 

Esto fue argumentado por Tomás Hobbes, (1588-1679); él negó categóricamente la existencia de la “substancia incorpórea”, todo y cualquier “espíritu” que eran para él productos apenas de la imaginación humana. Baruch de Spínola decía que la creencia en Dios se origina en el miedo y la superstición. Otros, como Sigmund Freud y Karl Max, defendieron que ese engaño subsiste debido al deseo de un padre protector y la inmortalidad, o como una potente droga contra las miserias y sufrimientos de la existencia humana.

 


Las personas que creen en Dios piensan que existen pruebas suficientes para soportar su creencia, o que no hay razón para dejar de creer en él. Algunas de ellas se alucinan pensando que razones fraudulentas, flacas, no soportadas son substanciales. Los otros, ellos mismos piensan al ver a los ateos como los obstinados y no quieren exponerse a un posible error en la sublime verdad. ¿Cómo pueden ocurrir estas ilusiones?

 

Los diferentes tipos de creyentes comparten una misma cosa: quieren creer tanto en su ilusión que se auto ilusiona pensando que son perfectamente racionales y razonables en la busca de sus alusiones, o que los ateos son irracionales en repudiarse ellos mimos. Aún tienen otros puntos en común: sus creencias les dan un sentido de poder y de superioridad. Algunas veces los llevan a destruir cualquier cosa que se les ponga por delante, o a lanzar bendiciones sobre las miserias del mundo, inclusive aquellas que ellos mismos causaran. Los creyentes del cristianismo en general creen tener el poder del conocimiento esotérico y sin olvidar algunas otras religiones más. No solamente temperan sus vidas: les dan un significado y un sentido que de otro modo no podrían vivir.

 

Para muchos creyentes de las distintas ramas del cristianismo el creer en Dios es algo que creen tener garantizado la felicidad para toda la vida, sin olvidar a la otra en el paraíso. El creer les da órdenes y significados a sus vidas. Se reúnen en una comunidad y se dan confianza entre sí y por supuesto, a sus propias creencias ante el avance de las ciencias y sus razonamientos.   

 

Los refuerzos en esas creencias son conseguidos mayormente por los responsables y estos llamados, en el catolicismo, papas, cardenales, obispos, curas; en el protestantismo, según las ramas, pastores, obispos, etc., ellos son inteligentes de espíritus, pues lo tienen que ser para poder tener a “las ovejas” en el redil. Esas personas pueden creer en Dios, o eso es lo que dicen, además de que algunos santos, científicos o Premios Nobel den también sus aprobaciones. Así mismo ellos se sienten más confortables en sus creencias y, por lo tanto, están en buena compañía. 

 

Conviene recordar de cuando nosotros éramos unos críos y durante muchos años crecimos en un “mundo de ángeles”, confesiones, misas solemnes, comuniones, Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo y Jesús el Divino Salvador sin olvidar a su Santísima Madre (y por cierto también nuestra…), y a todo eso y algo más a falta de lógica y racionalidad en aquellos momentos no la necesitábamos, eso vino después, aunque para algunas otras personas nunca ha llegado. Parecía tan natural creer tanto en la transubstanciación como darle al interruptor de la luz. Aprendías matemática, gramática, geografía, ciencias naturales, al igual que el catecismo y evangelios con lo cual en aquellos momentos no percibíamos los absurdos de tales paralelos que no nos alcanzó hasta años posteriores. Cabe pensar que para muchas otras personases es tan natural el creer en hadas, brujas, dioses, etc., como creer que el fuego quema. Pero es irrelevante el llegar a esos extremos más aún en los tiempos que nos ha toca vivir.

 

Los creyentes consideran que sus vidas tienen más sentido si Dios existe, problema de ellos. Entonces, ¿por qué para nosotros los ateos todo tiene más sentido si no “interviene” ese Dios? ¿Por qué el universo nos parece más inteligible como un mecanismo no diseñado y sí gobernado apenas por las fuerzas inmutables de la naturaleza y estas impersonales?

 

El concepto de un ser magnificente responsable por todo pero que juega al escondite en un juego cósmico que nos lleva a preguntar: ¿Cómo un Dios puede ser tan frívolo? Resulta que esa idea de la creación, mandamientos, recompensas, castigos, etc., no esclarecen nada. Cuando éramos niñ@s, allá por los años 50-60 ya aprendimos, unos antes otros después, la respuesta a la cuestión: ¿Por qué es que Dios nos creó, y para qué? En aquellos momentos a nosotros nos parecía normal… Tenía, digamos que un “misterio” solemne pues era un ser que apenas se revelaba en ocasiones especiales y a personas seleccionadas. Estábamos seguros de que cada uno de nosotros, en aquellos momentos, deseaba ser escogido para esa especial revelación. Pero ahora, a estas alturas de la vida con las experiencias vividas cuando escuchamos a personas que parecen inteligentes, decir que tienen visiones o escuchan voces que aseguran son divinas, o aquellas otras que practican actos mágicos, trances o curas milagrosas, nos preguntamos: ¿qué será lo más probable, que ese Dios hable con ellas o que estén engañadas o bajo todos los conceptos engañándonos? ¿Qué son más positivas las leyes que de la naturaleza hayan sido violadas por poderes especiales, o que haya habido fraude? Nunca han existido tales respuestas… Somos del parecer que cualquier persona, dentro de los principios básicos de la racionalidad, no se puede creer en visiones divinas, apariciones de deidades, voces o milagros con bases en testigos, mismo estos sean de primera mano, sin abandonar esos mismos principios.

 

El principio ateísta, ya que se puede probar por medio de la naturaleza, razón, ciencias, etc., Dios fue inventado no solamente una vez, han sido muchas y en muchísimas culturas; aún más, en la actualidad se sigue dándole diferentes formas según la situación del momento en cada país relacionando la secta que así lo necesite.

 

Eso nos lleva a que hay una semejanza dentro de esa invención con la naturaleza y experiencia con el pensamiento humano. Nacimiento, sexo, sufrimiento, muerte, etc., todo eso son hechos universales. Así pues, esas imágenes de Dios y las experiencias divinas, al igual que las utilidades de la propia invención, se reflejan en la universalidad de las experiencias compartidas.

 

Es bien sabido que para muchísimas personas el creer en ese o cualquier Dios, es creer que si él no “fuese real” estarían libres para cometer cualquier crimen. Ellos dicen que lo único que los detienen (que por otro lado es un engaño más ante la humanidad), es que fueron ordenados por el propio Dios el no “matar” y un largo etc. que no cumplen… Insisten en que sus vidas no tendrían sentido si no recibiesen las ordenes de ese Dios y lo que hay que hacer con ellas. Pero recapacitemos, ¿qué sentido tiene una vida en la que se basa apenas en obedecer ciegamente unas ordenes preestablecidas y aún absurdas?


Es obvio, ya lo hemos visto y lo estamos viendo constantemente a lo largo de la historia universal protagonizada por los hombres “consagrados a Dios” los “maravillosos” efectos en esas y otras obediencias ciegas para que nosotros los no creyentes, como también otras personas con el concepto de los razonamientos humanos de que no han sido positivos y sí donde nos están llevando…, y con el agravante de insacular seculorum…







(*) Nota Final:

 

El autor de esta publicación es "Zerimar Ilosit", fiel seguidor y colaborador de este Blog; quien amablemente me solicitó el compartir este artículo con el resto de los lectores; y al no estar en contra de la filosofía del Blog, es un honor para mí el poder publicarlo.


 ______________


Ver:

Ver:

Ver:
Carta Abierta a los Creyentes 
(Colaboración)

Ver:
Buenas Razones para No Creer
(Colaboración)

Ver:

Los "Milagros" de Jesús 
(Colaboración)

El Misterio de la Trinidad 
(Colaboración)

Ver:
Ateísmo… ¿Eso qué es? 
(Colaboración)

Ver:
Quien es Dios?

Ver:
¿Existió Jesús? 
¡Claro, existieron muchos!


Ver:
Top 10 “Metidas de Pata” de la Biblia.

Ver:
Top 10 Características Indeseables de Dios.