Buscar este blog

lunes, 10 de diciembre de 2018

Las Estatuas que lloran (Colaboración)




Nota Inicial:
La presente publicación fue escrita y elaborada por un colaborador y amable lector de este Blog. Este artículo NO fue escrito por el habitual escritor y responsable de este sitio Noé Molina. (*)



___________________

En sucesivas contribuciones iremos presentando los argumentos que, a nuestro juicio, desenmascaran pretendidos hechos, aseveraciones y creencias impuestos por la Iglesia Católica (y también otras Iglesias cristianas y otras religiones) para convencer a sus fieles de la realidad de su Dios, su infinita bondad y la prometida salvación de su rebaño. Amigo creyente, le invito a meditar estas líneas y, si tiene argumentos para rebatirlas, le pido por favor que me los haga llegar. Será un placer intercambiar con usted nuestras diferentes opiniones.

Las contribuciones las realizaré, si el propietario del blog lo permite, en el siguiente orden:

5) Las estatuas que lloran
6) Los milagros de Lourdes
7) La corona de espinas de Notre Dame de Paris
8) Los estigmas de Cristo



____________________


Desmitificando mitos (V)

Las estatuas que lloran


Existe un fenómeno aparentemente sorprendente dentro del mundo paranormal: estatuas de mármol, yeso o madera representando a una Virgen o a Cristo, que misteriosamente comienzan a "llorar" lágrimas de agua y/o sangre. La cantidad de casos es enorme, a lo largo del tiempo y del mundo son decenas o centenares y cada día aparecen más. Obviamente no puedo presentarlos todos aquí, solo algunos casos emblemáticos y sus explicaciones. Explicaciones que no necesitan el rótulo de científicas, porque son banales, fácilmente demostrables, casi producto de trabajos de artesanos. Incluso cualquiera podría reproducir el "milagro" en su casa (cf. infra). Casi no merecen que me ocupe de ellos pero, ¡vamos! ya que estamos...

Se han propuesto algunas explicaciones: la intervención divina, el fenómeno paranormal y el fraude. La mayoría de los casos son investigados con prontitud por la Iglesia Católica y rechazados como fraudes. Cuando surgen estatuas milagrosas, la Iglesia es la principal interesada en develar el misterio, pero también en desenmascarar los fraudes y no teme exponerlos. A decir verdad, el clero es el principal escéptico. La Conferencia Episcopal nombra comisiones con científicos y teólogos, que tratan de buscar explicaciones racionales al fenómeno. Pero aún sin aceptar que tales fenómenos sean milagros, la Iglesia autoriza la devoción si ella favorece la fe de los creyentes. Y mientras que algunas de las imágenes que sudan o lloran sangre no tienen aún una explicación, en la casi totalidad de los casos se puede probar que todo es un fraude. O bien natural, como una condensación de vapor de agua, o humano: canalillos en el interior de la estatua, líquidos que se licuan ante cambios de temperatura y otros totalmente racionales.

Estos fenómenos suelen involucrar objetos de culto, de modo que no resulta extraño que se les interprete sistemáticamente desde el punto de vista religioso. El milagro, lo que se entiende como las intervenciones directas de Dios alterando las leyes de la naturaleza, no son dogma de fe para la Iglesia. Los cristianos no están obligados a creer en ellos, pues no han sido ni aprobados ni reprobados por la Sede Apostólica, que permite que se crea en ellos con la mera fe humana. Esto no es algo nuevo, diferentes religiones y culturas lo han hecho, la griega y la romana usaban estatuas bastante ingeniosas en sus templos, tenían un mecanismo a vapor que hacía emerger las lágrimas. Hubo solo dos casos entre cientos que han sido reconocidos por la Iglesia Católica, uno acontecido en Siracusa en 1953 y otro el famoso caso de Nuestra Señora de Akita, en Japón, en 1988. Analicémoslos.

El 29 de agosto de 1953, en la casa del obrero Angelo Iannuso y su esposa Antonia Giusto en Siracusa (Sicilia), un cuadro de yeso con la imagen del Corazón Inmaculado de María derramó lágrimas humanas durante cuatro días. Antonia y Angelo se casaron y fueron a vivir a Siracusa. Uno de los regalos de boda fue un cuadro de yeso de Nuestra Madre Celestial. Durante el embarazo de Antonia, parte de sus cambios físicos incluyeron toxemia. Ese día empezó con retortijones espantosos. De pronto la paciente se calmó. En ese momento y hasta el 1º de septiembre, el cuadro de yeso de María, a la cabecera de la cama, lloró lágrimas humanas. Muchas fueron las personas que vieron con sus propios ojos, tocaron con sus manos, y sintieron lo salado de las lágrimas. El 1º de septiembre se reunía un grupo de clérigos (de los cuales cuatro eran hombres de ciencia) y tres creyentes testigos del fenómeno, para formar una comisión investigadora en nombre del Arzobispado. Después de haber tomado el líquido que surgía de los ojos de la imagen, se hizo un análisis microscópico. La respuesta fue: “las lágrimas son humanas”. El cura párroco dio fe que los doctores juraron por la Biblia en cuanto a la veracidad de lo analizado. Tras el estudio científico, la imagen dejó de llorar. El fenómeno fue declarado auténtico el 12 de diciembre del mismo año, por los obispos de Sicilia reunidos en conferencia episcopal. La Virgen de las Lágrimas fue aprobada por el Papa Pío XII el 17 de octubre de 1954. El  llanto sucedió en el marco de la amenaza para Europa del comunismo ateo.

El otro caso, más controvertido, ocurrió en Akita, Japón, donde la hermana Agnes Sasagawa, de las Siervas de la Eucaristía, afirmó haber recibido 101 mensajes de una estatua de madera de María que lloraba y sangraba. Es importante prestar cuidadosa atención a este relato, por razones que se irán apareciendo al lector ilustrado de forma muy clara (para ayudar a su memoria, releer mi texto anterior "La Virgen de Fátima y el Milagro del Sol"). Las pruebas realizadas arrojaron que la sangre era de tipo B y el sudor y lágrimas de tipo AB. Las afirmaciones de la religiosa se rechazaron inicialmente por parte de su Arzobispo, pero luego fueron aceptadas por el Obispo local de Niigata, Mons. John Shojiro Ito, quien en abril de 1984 declaró el origen sobrenatural de las lágrimas y autorizó la veneración de la Santa Madre. En junio de 1988, el Cardenal Joseph Ratzinger, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, dio un juicio definitivo a favor de la aparición y los mensajes de Akita, considerándolos auténticos y dignos de ser creídos. También dijo: “El mensaje de Akita es el mensaje de Fátima”.

Los hechos extraordinarios de Akita comenzaron en 1969. Mientras rezaba el Rosario, un ángel apareció ante la hermana Agnes Sasagawa y le dijo que al final de cada misterio rezara: “Oh! Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva todas las almas al cielo, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia”. Ella desconocía esta oración, que es la que la Virgen enseñó a los pastorcitos de Fátima en 1917. En 1973 la Virgen dio tres mensajes (para la humanidad) a la hermana Agnes, por medio de una imagen de Nuestra Señora de Todos los Pueblos. Envuelta en una luz brillante, la imagen se volvió viva y le habló. La superiora del convento encargó a un escultor tallar en madera una réplica de la imagen de Nuestra Señora de Todos los Pueblos, de casi un metro de alto. La imagen lloró un centenar de veces en un periodo de varios años. Una herida en forma de cruz de la mano derecha sangró y también sudó abundantemente. Cientos de personas presenciaron estos sucesos. Un análisis de la sangre y las lágrimas de la imagen, realizado por el profesor Sagisaka de la facultad de Medicina Legal de la Universidad de Akita, confirmó que el sudor, la sangre y las lágrimas eran humanas. La estatua habría realizado algunos milagros, estilo Lourdes, entre los que se halla la curación de una sordera total que sufría la hermana Agnes. El 28 de junio de 1973, una herida en forma de cruz se formó en la palma de la mano izquierda de sor Agnes. El 5 de Julio, los dolores de su herida recrudecieron. El 6 de Julio su ángel de la guarda se aparece y dice: 

 “No temas. Soy el que está a tu lado y te guarda. No reces únicamente por tus pecados, sino en reparación por los pecados de la humanidad. El mundo actual hiere al Sacratísimo Corazón de Jesús con sus ingratitudes y sus ultrajes. La herida de la mano de la Santísima virgen María es mucho más profunda que la tuya. Vamos a la capilla”.


Al llegar a la capilla Sor Agnes se acerca a la estatua de la Virgen para mirar la herida en la mano. Apenas lo hace, escucha una voz proveniente de la estatua. Sor Agnes era sorda, pero igual recibe un primer mensaje de la Virgen:

 “Hija mía, mi novicia, tú me has obedecido bien abandonándolo todo para seguirme. ¿Es penosa la enfermedad de tus oídos? Puedes estar segura que curarán. Ten paciencia. Es la última prueba. ¿Te duele la herida de la mano? Reza en reparación de los pecados de la humanidad. Cada persona en esta comunidad es mi hija. ¿Rezas bien la oración de las Siervas de la Eucaristía? Entonces recémosla juntas..." 

Ese mismo día, 6 de Julio, la herida en forma de cruz que apareció en la mano derecha de la estatua de la Virgen, comienza a sangrar. El 25 de Julio, Monseñor Ito se dirige al convento para verificar el sangrado en la mano de la estatua. Al día siguiente, la mano sangra de nuevo. Ese día sor Inés sintió un dolor violento en la herida de la palma de su mano. Al día siguiente, 27 de Julio, el ángel le dijo:

 “Tus dolores terminarán hoy. Guarda con mucho celo el recuerdo de la sangre de María y grábalo en tu corazón. La herida de María tiene un significado muy importante: ha sido hecha para obtener vuestra conversión, para implorar la paz, para reparar las ingratitudes, ofensas, ultrajes e injurias que Dios recibe. Tengan en gran estima la devoción a la preciosísima sangre de Cristo”.

El segundo mensaje fue el 3 de Agosto de 1973.

“Hija mía, mi novicia, ¿amas al Señor? Si tú amas al Señor escucha lo que voy a decirte. Es muy importante. Lo comunicarás a tu Superior. Muchos hombres en el mundo afligen al Señor. Deseo almas para consolarle, para suavizar la cólera del Padre Celestial. Deseo, con mi Hijo, almas que reparen con sus sufrimientos y su pobreza, por los pecadores y los ingratos. Para que el mundo se de cuenta de su ira, el Padre Celestial se dispone a mandar un gran castigo a toda la humanidad. Muchas veces he intervenido con mi Hijo para apaciguar la ira del Padre. He impedido que vinieran calamidades, ofreciéndole los sufrimientos del Hijo en la Cruz, su preciosa Sangre, las almas predilectas que le consuelan y constituyen la cohorte de las almas víctimas. Oración, penitencia y sacrificios pueden suavizar la ira del Padre. Lo deseo también de tu comunidad, que amen la pobreza, que se santifiquen y recen en reparación de la ingratitud y los ultrajes de tantos hombres. Rezad la oración de las Siervas de la Eucaristía meditando su significado, ponedla en práctica. Ofrecedla en reparación de los pecados. Que cada una se esfuerce según su capacidad y oficio, ofreciéndose enteramente al Señor. ¿Es verdad lo que piensas en tu corazón? ¿Estás verdaderamente decidida a convertirte en piedra rechazada? Mi novicia, ¿deseas pertenecer sin reservas al Señor, ser la Esposa digna del Esposo, hacer tus votos sabiendo que debes ser adherida a la Cruz con tres clavos? Estos clavos son: pobreza, castidad y obediencia. De los tres, la obediencia es el fundamento. En total abandono, déjate guiar por tu superior. El sabrá como entenderte y dirigirte”.

El tercer mensaje fue el 13 de Octubre de 1973 (exactamente en el 56° aniversario de la última aparición en Fátima).

 “Mi querida hija, escucha bien lo que voy a decirte, informarás de ello a tu superior. Si los hombres no se arrepienten y no se mejoran, el Padre mandará un terrible castigo a toda la humanidad. Será un castigo más grave que el diluvio, como jamás ha habido otro. Caerá fuego del cielo y aniquilará una gran parte de la humanidad, tanto malos como buenos, no perdonando a fieles ni a sacerdotes. Los sobrevivientes se encontrarán tan desolados que envidiarán a los muertos. Las únicas armas que nos quedarán entonces serán el Rosario y el Signo dejado por mi hijo. (...) Con el Rosario rogad por el Papa, los Obispos y los sacerdotes. La acción del diablo se infiltrará hasta la Iglesia, de tal forma que se verán cardenales oponiéndose a otros cardenales, obispos contra obispos. Los sacerdotes que me veneren serán despreciados y combatidos por otros sacerdotes. Las iglesias y los altares serán saqueados. La Iglesia se llenará de quienes aceptan componendas, y el demonio empujará a muchos sacerdotes y almas consagradas, a abandonar el servicio del Señor. El pensamiento de la perdida de tantas almas es la causa de mi tristeza. Si los pecados aumentan en número y en gravedad, ya no habrá perdón para ellos. Recen mucho las oraciones del Rosario. Solo yo puedo todavía salvarles de las calamidades que se acercan. Aquellos que ponen su confianza en mí se salvarán.¿Todavía tienes algo que preguntar? Hoy es la última vez que te hablaré con voz viva. Desde ahora en adelante obedecerás al que se te envía y a tu superior. Es el obispo Ito quien dirige vuestra comunidad".

El 13 de Octubre de 1974, mientras oraba la hermana Agnes se curó de su sordera. Ella misma telefoneó a Monseñor Ito y le habló como si nunca hubiera estado sorda. Al día siguiente, el médico diagnosticó: “Facultad de oír normal”. La curación duró seis meses, luego volvió a estar sorda. El día de Pentecostés, último domingo de mayo de 1982, sanaría definitivamente durante la bendición con el Santísimo Sacramento. A partir del 4 de enero de 1975 comienza la lacrimación de la estatua, hasta el 15 de septiembre de 1981 (101 veces). El día que comenzó la lacrimación, el ángel se apareció a sor Inés y le dijo:

“No te sorprendas de ver a la Santísima Virgen María llorar. Una sola alma que se convierta es preciosa a su Corazón. Ella manifiesta su dolor para avivar vuestra fe, siempre tan inclinada a debilitarse. Ahora que habéis visto sus preciosas lágrimas, y para consolarla, habla con valor, extiende esta devoción para su gloria y la de su Hijo". 

___________


Amigo lector, ¿ya lo has descubierto? ¿Te recuerda a Fátima? Apariciones de la Virgen, tres mensajes, mismo objetivo, mismas propuestas, situación social y religiosa complicada en el mundo, mismo pedido de oraciones, sufrimiento y privaciones para expiar las ofensas de la humanidad hacia dios. Y, por supuesto, "amen la pobreza" (de modo de no sublevarse y causar problemas al gobierno y a los ricos ya que "vuestro será el reino de los cielos": estrategia utilizada por la Iglesia para mantenerse en el poder a lo largo de dos mil años). La década del 70 marca un momento de grandes agitaciones sociales. Además de una crisis económica mundial, se manifiestan las primeras evidencias del fracaso de los sueños de la década del 60. Occidente ve como las ilusiones del movimiento de la paz y el amor, culminan en una ola de excesos en la droga, el sexo, el aborto abierto y promovido y el descontrol juvenil. En los países de la órbita socialista, el sueño de la igualdad social termina en el abuso de poder por parte de las minorías dirigentes. En otros países hay un escalamiento de la guerrilla como difusora del modelo comunista. Es muy oportuno este momento para que la Virgen se manifieste en Akita, recordando que de espaldas a Dios nada es posible, buscando recuperar el terreno que poco a poco se había ido perdiendo.

___________


Algunos fraudes descubiertos

Un caso reciente sucedió en Portugal, cuando el hermano Edmundo Estevao, enfermero de 56 años, responsable del internado del Sagrado Corazón de Jesús de Oleiros, anunció que la imagen de la Virgen de Fátima había llorado lágrimas incoloras y a la mañana siguiente lágrimas de sangre. Más de 50 mil personas, atraídas por el fenómeno, peregrinaron a la capilla del internado, depositando muchas de ellas ofrendas de oro y dinero. El precavido obispo de Castelo Branco, Augusto Silva, no veía claro el asunto y recomendó prudencia a la espera de los análisis de sangre. Un primer análisis concluyó que se trataba de sangre no humana, indeterminada e incompatible con cualquier grupo sanguíneo humano, posiblemente la sangre de una paloma. Entonces algunos vecinos se dieron cuenta que la imagen sólo lloraba sangre cuando las puertas de la capilla del internado se cerraban, y comenzaron a desconfiar del hermano Edmundo. Las sospechas resultaron acertadas y descubrieron que Edmundo falsificaba el fenómeno. Sintiéndose descubierto el hermano, que decía pertenecer a los Capuchinos, bebió insecticida con el fin de quitarse la vida, pero esto tan sólo le costó una grave intoxicación... y que unos enfurecidos vecinos estuvieran esperándolo a su salida del hospital.

          Otro hecho fraudulento similar aconteció en Mura, un pequeño pueblo en la comarca barcelonesa del Barges, España, cuando Lluis Costa, párroco de la iglesia de San Martín, distingue unos extraños regueros rojos que parecían brotar de los ojos de una virgen de mármol. El Obispado emitió un comunicado a la prensa en el que se confirma que el milagro no es tal, pues había sido fruto de una broma de mal gusto. Aún así, ni el párroco Lluis Costa, ni los fieles de Mura, ni la multitud de devotos están de acuerdo con estas conclusiones, afirmando que las lágrimas sangrantes de la Virgen no son mera casualidad, sino una señal divina.

Un caso patético, y hasta irrisorio, fue el de la Iglesia de Santa Lucía, en Italia, en marzo del 2006. Se descubrió que la sangre de las lágrimas de una estatua de la Virgen era humana, pero pertenecía a una persona en particular, el custodio Vincenzo Di Costanzo. 

En este tipo de falsos milagros, también se conocen algunos casos de sugestión o alucinación colectiva (tema que he abordado en mi texto "La Virgen de Fátima y el Milagro del Sol"), en los que la gente frente a una imagen religiosa, de la que se dice que llora o sangra, ha terminado por "ver" el milagro, posiblemente cuando la persona más sugestionada grita que la Virgen está llorando. El investigador norteamericano Raymond Bayless descubrió uno de estos casos:

En la noche del 16 de marzo de 1960, un cuadro de la Virgen María propiedad de la señora Pagora Catsounis de Nueva York, empezó a llorar dentro de su marco de cristal. El fenómeno fue confirmado por el mismo arzobispo, y sólo en la primera semana, más de 4 mil adoradores y curiosos desfilaron por el apartamento de la señora Catsounis, mientras las lágrimas corrían de forma intermitente. La Virgen fue trasladada a Saint Paul, y ante la sorpresa de todos, otra Virgen comenzó a llorar en la misma casa. Esta fue a su vez también trasladada a Saint Paul, entregando a la mujer otra imagen para remplazarla, que también comenzó a llorar. Fue en este momento cuando Raymond Bayless comenzó a investigar estos fenómenos, y lo que descubrió en un primer examen de la imagen, fueron unas manchas debajo de los ojos que eran una acumulación de partículas cristalizadas. En un segundo examen comprobó que las "lágrimas" seguían secas y en el mismo sitio sin desplazarse ni un milímetro, pero los devotos que la observaban al mismo tiempo aseguraban convencidos que las lágrimas se deslizaban lentamente por la superficie de la cara de la imagen.


Algunos parapsicólogos han planteado la hipótesis de la telequinesis. Según el parapsicólogo D. Scott Rogo, este tipo de poder no sería excepcional. Todos tendríamos habilidades para provocar cambios en nuestro entorno al proyectar emociones violentamente sentidas o reprimidas. Pero no creo que haya que llegar a tanto. Es mucho más simple y por supuesto... fraudulento.

Las estatuas que lloran son una serie de fraudes piadosos de los que creen que están haciendo la obra de Dios timando a otros. Cuentan con el deseo de los creyentes de presenciar un milagro. Aceites no secantes, tales como aceite de oliva, se han utilizado en el pasado para saturar estatuas que más tarde parecen haber sangrado o llorado (para más información sobre el truco del aceite leer Nickell, Joe. Looking for a miracle: weeping icons, relics, stigmata, visions and healing cures, Ed. Prometheus Books, Buffalo, N.Y., 1993). Pero para aquellos que deseen crear su propia estatua llorona, el escéptico italiano Luigi Garlaschelli describe una forma de hacerlo.

"Lo que se necesita es una estatua hueca hecha de un material poroso como yeso o cerámica. El icono debe ser esmaltado o pintado con algún tipo de revestimiento impermeable. Si la estatua se llena con un líquido (a través de un pequeño agujero en la cabeza, por ejemplo), el material poroso absorberá esto, pero el acristalamiento impedirá el flujo al exterior. Si el recubrimiento es imperceptiblemente rasgado en o alrededor de los ojos, saldrán gotas en forma de lágrimas como si estas estuvieran materializándose de la nada. Una vez que todo el líquido haya goteado no habrá dejado prácticamente ningún rastro en el icono. Cuando puse a prueba este truco demostró ser muy satisfactorio, desconcertando a todos"

Incluso en la web Do it yourself se explica como hacerlo (como si se tratara de las instrucciones para armar un aeroplano de plástico). Lo reproduzco aquí en inglés (no me motiva traducirlo al castellano).

Weeping Madonna Statue.

Today's helpful tip is a craft project, fun for all the family. Astonish your friends and bring hundreds of devoted peasants to your front door, with your very own Catholic traditional Weeping Madonna! Project suitable for ages 10 and upwards. Manufacture is simple. Many religious statues are made of brittle porous materials which soak up liquids like a sponge. Their outside is covered by paint and glaze, so that they are effectively waterproof vessels. Directions:

1. Obtain a suitable Madonna and a sharp instrument. 6-inch Madonnas who look sort of doleful are the best.

2. Make two very thin small slits beneath the eyes; then, a larger hole in the back or top of the head, higher than the level of the eyes.

3. To saturate the inside of the statue with a suitable liquid, leave it immersed overnight. Red liquids look best, but remember not to use blood, because of course it coagulates.

4. Remove and rinse. The liquid will slowly seep from the eyes for quite some time. During this time, you can collect donations from dozens of superstitious peasants.

5. Remember, a Weeping Madonna needs no guarantee or reliability or regularity. If it´s seen to weep once, thats enough to make its reputation. Be warned that you will receive reports from the faithful that your Madonna is also moving. Do not be alarmed, these do not indicate that the statue is dissolving.

Creo que no vale la pena detenerse más sobre este asunto. Incluso no sé por qué decidí incluirlo en mis "Desmitificaciones...". Perdón por subestimar vuestra inteligencia.

Alberto Cirio



_______________

(*) Nota Final:

El autor de esta publicación es "Alberto Cirio", fiel seguidor y colaborador de este Blog; quien amablemente me solicitó el compartir este artículo con el resto de los lectores; y al no estar en contra de la filosofía del Blog, es un honor para mí el poder publicarlo. El mismo "Alberto" se encargará de responder las dudas de los lectores a través de los comentarios.


_________________

Ver: 
Ver Articulo: Países con más Ateos

Ver Sección: Actualidad y Noticias



                                 ARTICULOS RELACIONADOS

.



"No hay Dios, los seres de la naturaleza se sostienen por sí mismos"


Ignacio Ramírez









lunes, 3 de diciembre de 2018

Diez inmoralidades de la Biblia NO cuestionadas por los Cristianos.




Diez inmoralidades de la Biblia NO cuestionadas por los Cristianos


sábado, noviembre 12, 2016
por André Bernard 
para Strange World 



1 - 
Triangulo amoroso

El patriarca Abraham, Sara, su mujer y la esclava Agar vivieron un complicado triángulo amoroso. Sara era estéril y, al pasar de los 70 años, sugirió al marido que tomara una nueva esposa. Agar fue la elegida y dio a luz a Ismael, pero Sara se arrepintió. 14 años después se embarazó de Isaac e inmediatamente exigió la expulsión de su rival y su hijo. Supuestamente, la pelea continúa hasta hoy: Ismael habría dado origen al pueblo árabe, e Isaac al pueblo judío.
[Génesis, capítulo 21, versículos 1-14]

___________


2 - 
Danza sensual a cambio de una cabeza

La historia de Juan el Bautista, primo de Jesús, sirve como alerta: tenga cuidado en que cama se mete. Juan reprochaba la relación entre Herodes Antipas, rey de Galilea, y la cuñada de él, Herodías. En el aniversario del monarca, su hijastra Salomé le regaló una danza sensual. A cambio, Herodes le prometió lo que ella quisiera. Ella no dudó: exigió la cabeza de Juan en una bandeja. 
[Mateo, capítulo 14, versículos 1-11] 

____________


3 - 
Satanás hace una apuesta con Dios

A veces, para enseñar una lección, Dios puede proponer pruebas de fe muy difíciles. Eso fue lo que ocurrió con Job, un hombre justo e íntegro. Satanás apostó con Dios que si Job perdiese sus riquezas, se volvería contra el Creador. Dios aceptó. Autorizó que su adversario lanzara varias plagas contra Job: él perdió a sus hijos, sus bienes fueron robados y quedó cubierto de úlceras. Pero nunca blasfemó contra los cielos. Sensibilizado, Dios restituyó, en doble, todo lo que poseía. 
[Job, capítulo 1, 2 y 42]

____________


4 - 
Genocidio con bendición divina

Las guerras con motivaciones religiosas han sido frecuentes desde la época de la Biblia. La más sangrienta de esas guerras, la del bisnieto del rey Salomón, Asa, contra el monarca etíope Zara, mató a más de un millón de personas. Y con la bendición divina: "¡Ayúdanos, Señor y Dios nuestro, porque en ti confiamos y en tu nombre venimos contra este ejército!", clamó Asa antes de atacar con sólo la mitad de su ejército. 
[Segundo Libro de las Crónicas, capítulo 14, versículos 8-14]

__________


5 - 
Dios mata a masturbador

En los tiempos bíblicos, era práctica común el levirato: cuando un hombre moría sin descendencia, su hermano debía casarse con la viuda y sus hijos fueron considerados descendientes del fallecido. Pero no todos aprobaban la idea. Onán se rebeló y, en vez de dejar embarazada a su cuñada Tamar, practicaba el coito interrumpido, es decir, "derramaba su semen por tierra". A Dios no le gustó y le quitó la vida. De ahí surgió el término "onanismo", sinónimo de masturbación. 
[Génesis, capítulo 38, versículos 8-10]

______________


6 - 
Las manos en los testículos de Isaac

Abraham le pidió a un sirviente que encontrase una esposa para su hijo Isaac, como era costumbre. El acuerdo fue sellado conforme a la tradición: el siervo colocó "la mano bajo el muslo" de Abraham - o, según dicen los estudiosos, agarró sus testículos. Esto porque la circuncisión (remoción de la piel sobre el pene) era signo de la alianza divina ("testículo" viene del latín testis, que también significa "testigo"). 
[Génesis, capítulo 24, versículos 1-9]

___________


7 - 
Salomón tenía 700 mujeres

Salomón entró a la historia como un hombre inteligente y justo. Pero él tenía otros atributos. Según la Biblia, el hijo de David habría tenido 700 esposas. Y, por fuera, a más de 300 concubinas. Según historiadores, el harén se debía, en parte, a los matrimonios con extranjeras por motivos diplomáticos. Entre las esposas, había gente de todos los lugares: hititas, moabitas, edomitas. 
[Primer Libro de los Reyes, capítulo 11, versículos 1-3] 

_____________


8- 
Abimelec mató a 69 hermanos

Los Hermanos nunca se llevaron muy bien en la Biblia. Ver casos como Caín y Abel, Isaac e Ismael y Esaú y Jacob. Pero el mayor fratricida de las Escrituras es Abimelec. Para asumir el trono, el hijo de Gedeón mató o mandó matar a 69 de sus 70 hermanos. Sólo el menor, Jotam, escapó, y eso porque huyó. Pero el reinado de Abimelec no duró. Tres años después, murió al ser apedreado en la cabeza. 
[Jueces, capítulo 9, versículo 1-6]

_____________


9 - 
Hijas tienen sexo con su padre

Enojado con las depravaciones sexuales en Sodoma y Gomorra, Dios destruyó esas ciudades. Lot, sobrino de Abraham que vivía en Sodoma, logró escapar con sus dos hijas y se escondió en una cueva. Seguras de que eran las últimas mujeres de la Tierra, las jóvenes emborracharon al padre con vino y tuvieron relaciones sexuales con él por dos noches seguidas. De este incesto nacieron Moab y Ben-Ami. 
[Génesis, capítulo 19, versículos 30-38]

___________


10 - 
Hija a cambio de prepucios

Mical, la hija menor del patriarca Saúl, estaba enamorada de David. Sólo que Saúl consideraba al futuro yerno un rival en la lucha por el poder entre Judá y las tribus del norte. Para impedir el matrimonio, Saúl pidió una dote de matrimonio que David no podría pagar. Exigió 100 prepucios (piel que cubre el extremo del pene) de soldados filisteos. Y David entregó el doble: 200 prepucios. Saúl tuvo que entregar la mano de su hija. 
[Primer Libro de Samuel, capítulo 18, versículos 17-27]



Traducido del original:
https://www.paulopes.com.br/2016/11/dez-imoralidades-biblias-nao-questionadas-por-cristaos.html#.XAPVZdtKjIV

Ver:



   
Ver:

Ver:



Ver Artículos sobre: 


Ver Artículos sobre: 


                          



ARTICULOS RELACIONADOS


"Tú no eres bipolar. Bipolar es Dios, que le comen una manzana y se encoleriza y más tarde le matan al hijo y los perdona.."

Anónimo