Buscar este blog

miércoles, 10 de octubre de 2012

Ver a Dios es más fácil de lo que crees. (Noticia-Opinión)





Ver a Dios: más fácil de lo que crees





septiembre 27, 2012 | CIENCIA Y PENSAMIENTO CRÍTICO


Nuestras percepciones son más fragmentarias de lo que sospechamos. Nuestra habilidad para inventarnos la realidad, gigantesca. La propensión para caer en la histeria colectiva, nada despreciable. Por ello, no os fiéis de lo que veáis ni de lo que os digan. Porque todo el mundo se equivoca y todo el mundo miente, consciente o inconscientemente.

Especialmente si estamos hablando de fenómenos que de desafían las leyes de la física.

Imaginemos que hemos visto a Dios, o que alguien nos dice que ha visto a Dios. Si bien se nos antoja una experiencia destacable, no resulta necesariamente espectacular si tenemos en cuenta experimentos como los siguientes.

Si bien sus resultados no son del todo concluyentes, mediante estimulación magnética transcraneal, el doctor Michael Persinger, en Sudbury, Canadá (concretamente en la sala C002 del laboratorio de Neurociencias, una cámara insonorizada que una vez se llamó “la Cueva de Mahoma”), ha llevado a cabo veinticinco años de experimentos con diferentes sujetos.

El casco que produce la estimulación, llamado “casco de Dios”, provoca que el noventa por ciento de los sujetos afirmen experimentar una presencia extraña, algo especial, ya sea el sujeto ateo, creyente, atleta o místico. Dependiendo de las creencias, el sujeto experimentará la presencia de Jesús o de algún otro ente sobrenatural.



El estímulo eléctrico de determinadas áreas del cerebro induce a la persona a percibir su cuerpo desde fuera, como un espectador, como una cámara desde un plano cenital, tal y como refiere Francisco Mora en su libro “El científico curioso”: “Hay descripciones en las que el paciente ha manifestado encontrarse casi a dos metros por encima de la cama, cerca del techo de la habitación. Estados parecidos se han descrito bajo estímulos magnéticos”.

Por otro lado, la química y el misticismo están íntimamente ligados. Sin drogas, sobre todo enteógenas, las religiones no hubieran proliferado como lo han hecho. Creer en lo increíble siempre ha sido la verdadera función del soma védico, el maná judío, el vino báquico, el cáñamo indio, el peyote mexicano, la ayahuasca amazónica o el ‘kava’ de Fiji.

Célebre es, por ejemplo, el experimento de la década de 1960 que llevaron a cabo Timothy Leary y Richard Alpert en Harvard: “el Milagro de la Capilla Marsh”, en el que, durante un servicio de dos horas y media para la celebración del Viernes Santo, quince estudiantes de Teología tomaron psilocibina y experimentaron, según cuentan, la experiencia religiosa más profunda de sus vidas.

Todo ello, en suma, no prueba nada. Sencillamente nos demuestra que los supuestos fenómenos místicos que relatan algunas personas podrían no serlo en realidad. Y que esa posibilidad no solo es plausible sino probable si acudimos a la navaja de Ockam. De esta forma, fundar un sistema creencias en base a fenómenos que no tienen, en principio, nada de especial (o que no se conoce en profundidad cómo surgieron) merece todo nuestro rechazo. E incluso nuestro ludibrio. ¿Acaso catalogarlos como milagros no es exactamente cubrir de más misterio el propio misterio?






Fuente: http://lacolumnata.es/ciencia/pues-a-mi-me-funciona/francisco-mora-persiger-leary-alpert-y-el-milagro-de-la-camilla-marsh-ver-a-dios-mas-facil-de-lo-que-crees


____________________






Mira la al centro de la imagen durante medio minuto, mas o menos, sin parpadear ni desviar la mirada. Despues cierra los ojos  y echa la cabeza hacia atrás. Si nunca vista a Dios este es tu oportunidad. No podrás volver a decir que no lo has visto.


_______________________
.
Ver Articulo: Países con más Ateos
Ver Sección: Actualidad y Noticias


                                 ARTICULOS RELACIONADOS

.


"Si 50 millones de personas creen una tontería, sigue siendo una tontería."                Anatole France 



14 comentarios:

  1. Excelente información!
    Felicitaciones
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola! la verdad quería felicitarte, y decirte que me hace muy feliz leer tu blog, realmente...
    Hace tiempo vivo en una casa no 100% fanática cristiana, pero cristiana al fin, y en una sociedad donde la mayoría son cristianos, el punto es que yo desde que tengo uso de razón cuestioné la existencia de dios, realmente, y siempre aporté mis fundamentos pero siempre me sentí solo ya que nadie compartía mis pensamientos, y al final casi termino aceptando esta creencia en contra de mi pensamiento solo por seguir a una masa ignorante... el punto es que vi tu blog, y muchos de mis pensamientos son similares a los tuyos (obviamente los tuyos mas analizados en profundidad) pero que gracias a eso me ayuda a mantener firme mi posición y me da mas material y herramientas para defenderme y oponerme a estos estándares ignorantes que nos impone la sociedad, realmente agradezco todo lo que pones, me ayuda mucho, y cada vez estoy mas seguro de la inexistencia de un dios, digamos que siempre lo estuve, pero ahora tengo mas herramientas para defender mis postura... pronto me crearé una cuenta en google, para mentenernos en contacto, un gusto y seguí así!

    ResponderEliminar
  3. Un par de breves comentarios:

    - Sobre los fenómenos místicos, es bien conocido el caso de Santa Teresa de Jesús. Sobre su caso en particular hay un estudio hecho por un neurólogo que propone que se trata de un tipo de epilepsia.

    - Sobre el experimento de Persinger, me suena haber leído en algún sitio que los resultados fueron diferentes en Europa y en Estados Unidos. Repito: me suena. Si saco un ratito libre preguntaré a mi amigo Google.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Excelente información, Ya sospechaba que la fe profunda tenía bastante que ver con una alteración mental, no veo como sea posible de otra manera, y estos experimentos, que desconocía, apuntan en esa dirección.

    Tampoco es tan sorprendente:

    Los místicos españoles famosos, tipo Santa Teresa o San Juan hay una teoría que afirma que los fenómenos místicos que experimentaban se debían a los fortísimos ayunos con los que se preparaban les producían una hipoglucemia tal que acarreaba la muerte de neuronas las cuales al morir producen los fenómenos llamados ECM en inglés (Experiencias Cercanas a la Muerte), lo del túnel de luz, disociación del cuerpo, flotar, etc.

    Por otra parte es conocido que Elena G. de Withe (Adventistas del Sñéptimo Día), mucho más reciente que los místicos aludidos, que también tenía visiones, con toda probabilidad padecía una epilepsia del lóbulo temporal debida a un traumatismo.

    También "Googlearé" en el tema. Gracias por proponerlo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola Noé!
    Interesante artículo. Curiosamente una vez leí uno que hablaba de las personas que decían haber invocado al diablo o demonio y que se les había aparecido, y que casulamente también estaban bajo los efectos de alguna droga.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. JAJAJAJAJAJAJAJA ¡¡¡ su dios imaginario no es imaginario, es solo una alucinacion

    y en esto soportan en parte(las otras no tienen nada que ver con alucinaciones, si no con cosas que pasa en la vida) sus dizque famosas experiencias cercanas a su dios (alucinatorio) demostrando un carente desarrollo mental y lo facilmente sugestionables que son los creyentes y que dios no existe, solo es una sugestion, una alucinacion en unos de los tantos casos en los que tratan de probar su existencia


    y se derrumbaria toda la creencia en algunas personas, los santos o la represenante de los advenetistas de que dios existe con decir y demostrale de que solo era una alucinacion, un mal viaje

    esto hace muy mal a los creyentes, de que si por si creen en cosas fantasiosas de las que no tiene pruebas de su existencia y los hace ver como credulos, ingenuos, ilusos, ahora que creen en dios por que alucinacion JAJAJAJAJAJAJA ¡¡¡¡¡

    oh, si Anatole France.. esta interesante su libro la Rebelion de los Angeles

    ResponderEliminar
  7. @S.Jarré 1

    Saludos Jarré...

    Es un gusto que este material sea de tu agrado.

    Gracias por tus amables palabras.


    ResponderEliminar
  8. @Anónimo 2

    Saludos Anónimo...

    Me alegra mucho que este Blog te haya sido de utilidad. Ese es uno de los objetivos del mismo.

    Y te entiendo; cuando yo me inicie en el ateísmo me pasaba lo mismo que a ti... tenía muy poca formación y la información era escasa y difícil de conseguir. Tu tienes la suerte de vivir en un mundo donde estamos todos muy cerca a la distancia de un par de clicks... y en la web hay muchas personas dispuestas a ayudarte y a orientarte, tanto ateos como creyentes...

    La idea es crecer cada día más en conocimientos como en ser mejores personas.

    Para lo que necesites... aquí estamos...

    Bienvenido.


    ResponderEliminar
  9. @Aletheia 3

    Saludos Aletheia...

    Muy cierto lo que dices. Y de hecho es un tema que ha sido relativamente poco estudiado por lo que justifica sobradamente su investigación.

    Y quizás lleguemos a la sensata conclusión de que: “Dios existe... en el cerebro de algunas personas”.

    Gracias por comentar.


    ResponderEliminar
  10. @jasimoto 4

    Saludos Jasimoto....

    Creo que entre las enfermedades mentales, la farmacología, los narcóticos, las lesiones cerebrales, la sugestión, las alucinaciones colectivas, los engaños y fraudes...

    Hay dioses por todos lados...


    ResponderEliminar
  11. @@GatitaBohemia 5

    Saludos GatitaB...

    Nunca he utilizado drogas alucinógenas, por lo que no sé como serán esas alucinaciones, pero supongo que si alguien muy creyente las usase de seguro tendrá "experiencias religiosas" que pueden confundirse con la realidad.

    ¡Interesante!


    ResponderEliminar
  12. Noé ¿explicará eso por que hay tantos dioses diferentes, casi uno para cada persona creyente?

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. ¡Hola Noé!
    Por eso no hay que abusar de esas sustancias porque al rato no vas a distinguir entre tus alucinaciones y la realidad. Mucho cuidado!! XD
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. @jasimoto 12

    Saludos Jasimoto...

    Puede ser... evidentemente solo “verás” el Dios que geográficamente te tocó.

    Pero desde el punto de vista del cristianismo, creo que explica algunas escasas creencias.

    No creo que todos los que “creen en Dios” lo hayan visto de alguna manera. (yo era muy creyente y nunca llegué a ver nada extraño o sobrenatural)... Creo que gran parte de la gente que “Cree” es por otros motivos: cultura, miedo a lo desconocido, soledad, miedo a la muerte, al dolor al sufrimiento, costumbre, educación, etc...

    En realidad no sé muy bien lo que pasa por la cabeza de quienes creen en Dios de forma mística: (conozco personas que dicen que todas las noches “literalmente” hablan con Dios y le preguntan sobre cosas importantes de su día a día)... afortunadamente no son la mayoría.

    No sé si hay algún estudio estadístico del % de Creyentes que han tenido alguna “Experiencia religiosa” sobrenatural. Sería interesante analizarlo.

    Gracias por comentar.


    ResponderEliminar