jueves, 1 de abril de 2010

Hipatia de Alejandría o el asesinato de un gran matemático.

Hablar de Hipatia de Alejandría no es fácil. Se conoce relativamente poco de su vida; y la documentación histórica confiable sobre sus logros es muy probable que fuesen destruidas con los saqueos que sufrió la biblioteca de Alejandría en la época de la sabia. Las especulaciones sobre su vida y principalmente de su muerte son abundantes. La figura de Hipatia ha sido reivindicada y puesta en la palestra pública gracias a la producción cinematográfica “Ágora” del director Chileno-Español Alejandro Amenabar.

El nombre de Hipatia significa la más grande. La leyenda de Hipatia de Alejandría nos muestra a una joven, virgen y bella, matemática y filósofa, cuya muerte violenta marca un punto de inflexión entre la cultura del razonamiento griego y el oscurantismo del mundo medieval.

Hipatia de Alejandría fue, sin duda, una de las primeras mujeres en la historia que contribuyó al desarrollo de las matemáticas. Era considerada como el mejor matemático vivo del mundo greco-romano. . Enseñó Matemáticas, Astronomía y Filosofía, escribió un trabajo titulado “El Canón Astronómico”, comentó las grandes obras de la matemática griega como la “Aritmética” de Diofanto, “Las Cónicas” de Apolonio, el libro III del “Almagesto” de Tolomeo, probablemente comentara junto a su padre, los “Elementos” de Euclides y el resto del “Almagesto”.

De la madre de Hipatia no se tiene ningún registro pero se sabe que su padre, a quien ella adoraba, fue Teón de Alejandría quien fue también un ilustre matemático y astrónomo cuya vida está asociada al Museo, del que puede haber sido el último director. Se sabe de él por dos eclipses, uno de Sol y otro de Luna que tuvieron lugar durante el reinado de Teodosio I

No se conoce cuando nació Hipatia pero se sabe que murió en marzo del 415. Sobre su año de nacimiento se barajan tres posibles fechas, todas ellas aproximadas, según se estime que en el momento de su muerte fuese una mujer mayor, madura o joven.

Teón supervisó la educación de su hija y, con un espíritu especialmente abierto para su época, permitió que desarrollara sus dotes excepcionales y se convirtiera en una astrónoma, filósofa y matemática. Teón quiso que Hipatia fuera, dicho en sus propias palabras: "un ser humano perfecto" y por ello vigiló muy de cerca la educación de su mente y de su cuerpo. Cuentan los biógrafos de Hipatia que desde muy temprano en la mañana ella dedicaba varias horas al ejercicio físico, después tomaba baños que la relajaban y le permitían concentrar la mente para dedicarse, el resto del día, al estudio de las ciencias, la música y la filosofía. Al parecer este riguroso entrenamiento consiguió su objetivo pues a decir de Sócrates Escolástico, historiador de Hipatia, 120 años después de su muerte: "la belleza, inteligencia y talento de esta gran mujer fueron legendarios, superó a su padre en todos los campos del saber, especialmente en la observación de los astros".

Era amiga y consejera de Orestes, el prefecto del Imperio Romano de Oriente.

Hipatia se dedicó, durante veinte años, a investigar y enseñar Matemáticas, Geometría, Astronomía, Lógica, Filosofía y Mecánica en el Museo, ocupaba la cátedra de Filosofía platónica por lo que sus amigos y compañeros la llamaban "la filósofa". Ganó tal reputación que al Museo asistían estudiantes de Europa, Asia y África a escuchar sus enseñanzas sobre "la Aritmética de Diofanto" y su casa se convirtió en un gran centro intelectual.

Fue respetada como una eminente profesora, carismática incluso. Las enseñanzas de Hipatia corresponderían a explicar las doctrinas de Plotino y de Iamblichus, un platonismo con estrecha relación con el neopitagorismo. En esta tradición las matemáticas formaban parte de la formación filosófica .

Hipatia nunca se casó, pues no lo deseaba, y esto en su época era inaudito. Se dedicó a alimentar su mente y a convertirse en una erudita.

Obra:

Según el Suda, Hipatia es autora de tres trabajos: un comentario a la Aritmética de Diofanto de Alejandría, el Canón Astronómico y un comentario a las Secciones Conicas de Apolonio de Perga.

Los comentarios de Hipatia incluían nuevos problemas y distintas soluciones que fueron incorporadas a los manuscritos diofánticos. Otra aportación fue demostrar la generalidad e indeterminación del problema por sustitución de valores numéricos desconocidos que no están relacionados y que no son múltiplos, potencias, raíces cuadradas o fracciones de los originales.

Escribió un tratado Sobre la geometría de las Cónicas de Apolonio. El texto de Hipatia es una vulgarización del texto de Apolonio sobre las secciones cónicas. Con su muerte las secciones cónicas cayeron en el olvido hasta el siglo XVII.

Hipatia es mencionada por su padre como su discípula y asociada, y juntos escribieron un tratado sobre la obra matemática de Euclides.

Parece ser que Hipatia mantuvo la tesis del heliocentrismo contra el geocentrismo. Los comentarios al libro III del Almagesto se consideran de gran importancia pues es fácil que Copérnico tuviera conocimiento de ellos y este conocimiento pudiera haber influido en la “Revolución Copernicana”, pues el único ejemplar del libro III se conservaba en Florencia en la biblioteca de los Médicis, en el Medici 28.18, y Copérnico estuvo en Florencia estudiando textos astronómicos griegos, y especialmente la obra de Tolomeo.

Construyó instrumentos científicos como el astrolabio y el hidroscopio.

Muerte:

El dato mejor conocido en la vida de Hipatia es su muerte. Según la polémica planteada sobre la fecha de su nacimiento podría tener, entonces, 25, 45 o 60 años. Pagana, científica y personaje político influyente, su situación fue cada vez más peligrosa en Alejandría.

El patriarca Cirilo, cristiano fanático, persiguió a los judíos. El gobierno de Alejandría era disputado entre el Prefecto de Roma, Orestes, y el Patriarca de Alejandría, Cirilo. Dos campos se oponían violentamente con distintos intereses: el orden antiguo, simbolizado por el gobernador Orestes, defensor del imperio greco-romano y de la emergente comunidad judía; y el poder cristiano en expansión conducido por Cirilo, que se apoyaba en el nacionalismo egipcio, en el malestar social y en las masas oprimidas de esclavos y de no ciudadanos.

Los cristianos quemaron y destruyeron todos los templos y centros griegos, persiguieron a todos los académicos del Museo obligándolos a convertirse al cristianismo si no querían morir.

Hipatia se negó; se negó a convertirse al cristianismo, se negó a renunciar al conocimiento griego, a la filosofía y a la ciencia que por más de veinte años había aprendido y enseñado en el Museo.

Hipatia era pagana y le tocó vivir en tiempos duros para el paganismo. Su situación llegó a ser muy peligrosa en aquella ciudad que se iba haciendo cada vez más cristiana y cuyo cristianismo iba derivando en el fanatismo. Hipatia resultó ser para sus enemigos, no una mujer científica sino una bruja peligrosa.

En el año 412 el obispo Cirilo de Alejandría fue nombrado (para sustituir a su tío Teófilo), patriarca, un título de dignidad eclesiástica que sólo se usaba en Alejandría, Constantinopla y Jerusalén, que equivalía casi al del papa de Roma. Cirilo (elevado siglos más tarde a los altares) era un católico exaltado que no consentía ninguna clase de paganismo ni de herejía y que luchó toda su vida defendiendo la ortodoxia de la Iglesia y combatiendo el nestorianismo. Algunos historiadores creen que Cirilo fue el principal responsable de la muerte de Hypatia, aunque no exista documentación directa que lo acredite.

La tradición dice que Cirilo era enemigo de esta mujer científica, a la que temía y admiraba a la vez. Pero siguiendo el pensamiento general de la época, no le era posible comprender ni tampoco consentir que una mujer se dedicase a la Ciencia y menos aún a esa clase de ciencia que difícilmente podían comprender las personas que no eran eruditas en el tema. Por lo tanto es posible que creara un clima y un ambiente de odio y fanatismo hacia ella, tachándola de hechicera y bruja pagana.

Una noche, cuando Hipatía volvía a casa, un grupo de hombres, con hábito monacal, asaltó su carruaje, calló sobre ella y arrastró despiadadamente su cuerpo hasta una iglesia cercana, allí la desnudaron y sobre ella arrojaron piedras hasta darle muerte. Después despedazaron su cuerpo y quemaron sus mutilados miembros en una enorme hoguera a la vista de toda la ciudad. Era la Pascua del año 415.

Otra teoría de su muerte según Sócrates Escolástico: "La arrancaron de su carruaje, la dejaron totalmente desnuda; le tasajearon la piel y las carnes con caracoles afilados, hasta que el aliento dejó su cuerpo

Para algunos autores fue víctima del conflicto entre el poder civil de Orestes y el eclesiástico de Cirilo, más que una confrontación entre paganismo y cristianismo, idea que surgió posteriormente entre los pensadores ilustrados, como Voltaire y Toland.

Los asesinos de Hipatia no fueron castigados. Orestes, prefecto romano de Egipto, antiguo alumno y viejo amigo de Hipatia, informó a Roma para que se iniciara una investigación, que fue pospuesta repetidas veces.

Poco tiempo después, la Biblioteca, el Museo así como otras instituciones y templos representantes de la cultura "pagana", fueron quemados. Cirilo fue canonizado y proclamado santo.

Sobre la motivación que Cirilo podría haber tenido para ordenar o inducir la muerte de la filósofa, los historiadores han concluido la confluencia de al menos cinco móviles:

- La propia intolerancia del obispo hacia el paganismo y el neoplatonismo, que tanto había influido en el arrianismo.

- La amistad e influencia de la filósofa sobre el prefecto imperial Orestes y las clases altas de Alejandría.

- Los deseos de vengar la muerte del monje Amonio, ordenada por Orestes, quizá aconsejado por su ex-maestra.

- La hostilidad de Hipatia hacia Teófilo y su sobrino por la destrucción del Serapeo y el saqueo de su biblioteca en 391, que posiblemente la llevara a azuzar el enfrentamiento entre el prefecto imperial y el patriarca.

- El deseo de lanzar una seria advertencia a Orestes, mediante la muerte de alguien tan cercano como Hipatia.

Al asesinar a Hipatia asesinaron a una mujer, a una matemática y filósofa, la primera en la historia y la más notable de su época; pero no pudieron asesinar el pensamiento filosófico y matemático griego.

Con Hipatia desapareció el pensamiento matemático griego que emergerá de nuevo un milenio más tarde durante el Renacimiento.

_________________________________________________

De ella se ha dicho: "Hipatia es la primera mujer de ciencia cuya vida está bien documentada". “Aunque la mayoría de sus escritos se han perdido existen numerosas referencias a ellos”. "Fue la última científica pagana del mundo antiguo, y su muerte coincidió con los últimos años del Imperio romano". "Ha llegado a simbolizar el fin de la ciencia antigua"

Aunque la aportación a las matemáticas de Hipatía no haya tenido mucha trascendencia, su terrible muerte a manos de cristianos, unida a su condición de matemática y de mujer, la convirtieron en protomártir de la ciencia y han hecho de ella un símbolo de la pureza intelectual y un ejemplo para las feministas matemáticas.

Fuente:
http://divulgamat.ehu.es/weborriak/historia/MateOspetsuak/Inprimaketak/Hipatia.asp
http://redescolar.ilce.edu.mx/redescolar/act_permanentes/mate/anecdotas/mate4l.htm
http://enciclopedia.us.es/index.php/Hipatia_de_Alejandr%C3%ADa
http://www.solonosotras.com/archivo/16/cult-biog-hipatia-190901.htm

 

ARTICULOS RELACIONADOS

"Defiende tu derecho a pensar, porque incluso pensar de manera errónea es mejor que no pensar"     Hipatia de Alejandría.

11 comentarios:

  1. Bien muerta está. Por andar publicando boludeces jajajajajaja. =D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Boludeces? Boludeces es creer en dios, fantasmas, seres mágicos, misticismo en general. Boludeces es asesinar a una persona por negarse a ser parte de una creencia colectiva.
      Eres un idiota, así de claro te lo digo.

      Eliminar
    2. misogino de mierda

      Eliminar
  2. Difiero del amigo lucho y en mi opinión muestra una gran mujer, luchadora incansable por defender sus opiniones y sus investigaciones. Invaluable su aporte a la historia y a las ciencias. Mujer admirable.....
    Gracias Noé por mostrar su vida y trayectoria en tu blogs... muy buen tema !

    ResponderEliminar
  3. Carlos Gutiérrez14 de mayo de 2010, 21:01

    En ese comentario tan pintoresco Lucho nos ha mostrado en todo su esplendor el pensamiento cristiano: Teme al conocimiento, odia a los que por mérito están por encima de tí (sobretodo si es una mujer, ya que para los machos misóginos de la bíblia, las mujeres son inmundas e inferiores) y acaba con cualquier luz que ilumine a la razón.
    ¿Y todavía tienen el descaro de creer que su religión es tolerante y que siguen el precepto de que "Dios es amor". jajaja.
    Pero qué vanidosos.

    ResponderEliminar
  4. Carlos Gutiérrez14 de mayo de 2010, 21:06

    No cabe duda que fué una gran pérdida la de esa mujer tan sorprendente.
    Y de nuevo vemos al fanatismo destruyendo vidas y el desarrollo humano, hay cosas que nunca cambian, y por lo que veo, jamás cambiarán; sobretodo si la mayoría sigue creyendo que somos obra de un hocus-pocus divino.
    Qué mal.

    ResponderEliminar
  5. Una mujer inteligente y atreverse a debatir la opinion de los hombres ? eso era considerado un pecado y una ofrenda a dios segun entiendo y no seria loco pensar que seria asesinada por los creyentes de esa epoca.

    ResponderEliminar
  6. Lamentable muerte de esta mujer... Y hecha por gente disque cristiana, que lo dudo, porque se supone que ser Cristiano es Imitador de JESUCRISTO... En ese tiempo los que se apoderaron de lo que falsamente se llamaron Cristianos (yo les digo Crispetos) persiguieron todo lo que a ellos no les dejara un liderazgo, entonces mataban a una mujer estudiosa porque sería ejemplo para otras mujeres, mataron a los judíos, por ser judíos, porque de allá vino JESUS, y persiguieron y mataron a los verdaderos Cristiano, porque no les convenía a los Crispetos que la gente conociera la verdad... Los Crispetos querían seguir gobernando, violando, torturando, robando, asesinando (vaya por Dios que no tienen nada de Dios) y hasta nuestros tiempos ha sido así...

    ResponderEliminar
  7. Soy una fiel admiradora de Hipatia.
    Pretendo que en un futuro mi hija lleve su nombre.
    Sofía Huber.

    ResponderEliminar
  8. Hay personas que dicen que la razón por la cual hay más hombres en áreas de la ciencia que mujeres, es por que las mujeres no son "muy aptas para esas áreas", cosa que es totalmente errada e ignorante: Simplemente hay más hombres que mujeres en la ciencia debido a la opresión que se le ha impuesto a la mujer durante todos estos siglos (de las cuales ha influenciado y propiciado fuertemente el cristianismo). Si tu lees las biografías de muchas mujeres científicas, matemáticas y de otras áreas, la gran mayoría han tenido algo en común: obstáculos solo por su género (como por ejemplo no permitir que estudien en universidades o escuelas, prejuicios con graves consecuencias, falta de derecho a tener autoridad sobre otros o ellas mismas, no tener derecho al voto, etc. A buena hora que ellas lograron superar esas cosas). Es lamentable que muchos hombres y mujeres en la actualidad sigan creyendo que a las mujeres no les corresponde la ciencia, pero al menos ya hay más chicas dedicándose a la ciencia que en siglos anteriores. Buen artículo, es bueno que se conozca más de mujeres en la ciencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo 8:

      Tienes toda la razón, las mujeres desde que el cristianismo y el islam tomaron el mando fueron condenadas al papel de úteros con patas que además hacían la comida y limpiaban la casa. Mira lo que dijo Lutero, el gran cristiano creador del protestantismo:

      "Pero si eventualmente se agotan y mueren (las mujeres), no importa. Que mueran dando a luz, que para eso están.".

      Durante casi los dos milenios de teocracia cristiana, la humanidad se ha visto desprovista de la potencialidad intelectual de la mitad de sus miembros (tratados como seres inferiores poco más que animales de cría) y esa mitad desprovista de sus derechos más elementales como seres humanos... Por AMOR de Dios naturalmente.

      Lo que aún pasa donde manda la teocracia de la religión hermana del cristianismo (el islam) no hay qué explicarlo, ya se sabe.


      Afortunadamente llegó la perversa y atea Ilustración y con el triunfo lento y paulatino de la Diosa Razón, las cosas han cambiado a mejor infinitamente (en algunos sitios) aunque aún queda un largo camino que recorrer.


      Os cuento una anécdota que me sucedió. Una de las veces que hospitalicé a mi madre, nonagenaria, la trató una médica negra. La paciente vecina de mi madre, me comentó que no estaba tranquila con que el médico que les atendía fuera una mujer joven, "sudaca" y negra además.

      Como era una señora mayor me mordí la lengua por educación y solo le respondí lo siguiente:

      -Pues yo estoy muy contento, porque tenga usted en cuenta que para llegar a ser médico siendo mujer y negra, seguro que ha tenido que estudiar y trabajar el doble que cualquier estudiante de medicina varón y blanco.

      Las pruebas me dieron la razón en cuanto a su eficacia como médico.


      El machismo (como la homofobia, el patriotismo, el racismo, la iglesia y esas cosas) es una de esas imbecilidades propia de los débiles, de los fracasados, de los mierdas de la vida... Porque el que es una mierda, en el fondo lo sabe y le duele, él quiere sobresalir y triunfar como es natural... Pero no puede por sus propios méritos o es demasiado vago... ¿Qué hacer entonces?

      Pues "triunfar" por algo que ya tenga y le haya venido por azar, por ejemplo:

      -Yo soy mejor que tú porque soy: Blanco/negro o varón o heterosexual o de este país o de esta región o de esta religión... y tú NO lo eres, "desgraciao".

      Ya veis que forma más sencilla y descansada de "ser superior" a gran parte del resto de la humanidad, sin despeinarse... ;D


      DDiderot

      Eliminar