Buscar este blog

lunes, 11 de septiembre de 2017

La Virgen de Guadalupe entre la fe y la historia (Colaboración)




Nota:
La presente publicación fue escrita y elaborada por un colaborador y amable lector de este Blog. Este artículo NO fue escrito por el habitual escritor y responsable de este sitio Noé Molina. (*)

___________________


La Virgen de Guadalupe
entre la fe y la historia


Nota inicial:

El presente ensayo fue originalmente una investigación para el trabajo final de la materia Historia de México II en el Colegio de Ciencias y Humanidades (bachillerato incorporado a la Universidad Nacional) plantel Oriente, basado en una estrategia didáctica (que puede consultarse en línea) diseñada por el profesor.

En su momento, y hablando en el plano personal, me fue de mucha utilidad, pues se trató quizá del paso culminante en mi camino al ateísmo, además de que me decidió a estudiar la carrera de Historia. Espero que su difusión pueda ser de utilidad para las más personas posibles.

En su versión original respondía a los estándares del ensayo académico formal; la presente versión ha sido considerablemente ampliada, además de que me he permitido algunas libertades para agilizar su lectura, principalmente suprimir las notas de las referencias (que en la versión original llegaban exactamente a cuarenta), pero también he tratado de ser lo suficientemente específico en cuanto a lugares, fechas y personajes (en atención para el lector no mexicano) cuando esto resulta indispensable para una mejor comprensión de los hechos.

Éste ensayito no es otra cosa que un trabajo de divulgación, no pretende ser la última palabra ni una referencia primaria. El curioso lector interesado en trabajos desde plenamente académicos y eruditos hasta aún más divulgativos puede profundizar en las indicaciones bibliográficas al final del presente trabajo.

______________


Introducción

La Virgen de Guadalupe ¿Invención o aparición? El sólo hecho de plantear esta interrogante sin duda es causa de sentimientos encontrados, porque toca uno de los puntos más sensibles de la sociedad mexicana. Incluso mucho antes de que México se consolidara como nación independiente, el llamado guadalupanismo es considerado como uno de los elementos primordiales de la identidad nacional, ello como claro efecto del predominio ejercido por el catolicismo romano en la conciencia religiosa del país. La historia de las apariciones constituye por tanto uno de los mitos (es lícito llamarle así) fundacionales de nuestra cultura e identidad, hablando como mexicano, y un punto central de la fe católica, hablando como practicante de esta religión que alguna vez fui.

Sin embargo, los mitos más bellos son generalmente los más falsos, por no decir los más dañinos, para el desarrollo de una nación. 

Defenderé en este breve trabajo la tesis de la invención, para lo cual presentaré una breve relación de las mayores falacias en que está cimentado el mito, defendiendo además la teoría de que la imagen no es más que una pintura elaborada hacia 1550. Todo ello sumado a un brevísimo repaso de la manipulación social de la imagen y al uso que históricamente le han dado las camarillas político-religiosas como instrumento de manipulación de los humildes. 

______________


Noticia sobre las fuentes

Existen incontables trabajos sobre la virgen de Guadalupe, pero apenas hay un puñado que verdaderamente aborda el tema con seriedad. En el siglo XIX el desenmascaramiento de la impostura inicia con Joaquín García Icazbalceta (cuyo catolicismo está fuera de cualquier duda), quien investiga el asunto a petición del arzobispo Labastida y Dávalos en 1883. Las conclusiones a las que llega García son prácticamente las mismas que se podrán leer en éste ensayo; por ello el documento, un informe en forma de carta, en el que el historiador las expone fue presentado al arzobispo en carácter de confidencial y por muchos años se ignoró su existencia. No obstante, el primer paso estaba dado.

En el siglo pasado, Edmundo O’Gorman (el historiador académico más importante del siglo en México; también católico) en su libro Destierro de sombras  (que por desgracia no se ha reeditado ¿a alguien le sorprende?) elaboró una cronología de las obras que fraguaron el mito y supo ubicarlo en el contexto antropológico; a nivel académico, esta obra es fundamental, sin embargo, aún faltaba un paso para que el mito fuera expuesto como tal ante el gran público.

Ése paso lo dio el caricaturista Eduardo del Río (mejor conocido como Rius, recientemente fallecido) en su libro El mito guadalupano  que, no obstante su estilo, está sólidamente documentado y su valor informativo le es reconocido plenamente por la academia. Gracias a éste libro fue que el asunto llegó al conocimiento de un público mucho más amplio. Actualmente esta obra se considera de referencia.

Dos lecturas más académicas pueden encontrarse en la obra del prestigiado historiador Antonio Rubial y en la tesis de maestría de su alumna Adriana Narváez Lora.

En el plano de la divulgación son notables el escritor Francisco Martín Moreno, el periodista Mauricio Schwarz y los historiadores Enrique Florescano  y Raúl Bringas Nosti. Todas las obras aquí mencionadas han servido de base para éste trabajo y son ampliamente recomendables.

______________


Significado de una imagen

Sería innecesario desarrollar aquí el papel que ha desempeñado el fenómeno del guadalupanismo en el desarrollo de la sociedad mexicana, porque un análisis de este tema tendría que partir desde los orígenes de la religiosidad popular y su desarrollo a lo largo de nuestra historia; baste saber que la imagen de la virgen morena ha sido un pilar de la identidad nacional ya desde la época colonial; el respeto y veneración que un gran número de mexicanos sienten hacia ella ha sido objeto de diversos estudios psico-sociológicos y su imagen ha participado en los más diversos bandos dentro del azaroso camino de la historia de México, para bien y para mal.

Remontándonos a la historia, a favor de la popularmente llamada “morenita del Tepeyac” (o más bien de su imagen) juega el haber sido estandarte de los insurgentes durante la guerra de independencia y el haber dado nombre al plan que enarbolaron las fuerzas revolucionarias contra la dictadura de Victoriano Huerta en 1913; pero, por el otro lado, no puede olvidarse que desde siempre la imagen de la Guadalupana ha sido objeto de lucro por parte del alto clero nacional; sirvió en su tiempo para justificar la conquista espiritual y el intento de exterminio del pasado indígena; fue utilizada por los imperios de Iturbide y Maximiliano (pelele de Napoleón III); que fue bandera de los conservadores durante la guerra de Reforma y de los movimientos reaccionarios y ultraderechistas de mediados del siglo XX, como los llamados cristeros, que manipularon descaradamente a la población más pobre de la región del Bajío; y, en el plano político, sirvió como arma política del régimen porfirista, los gobiernos priístas de Ávila Camacho, Alemán, Díaz Ordaz y, más recientemente, de los panistas (infinitamente más conservadores) Fox y Calderón. 

Haciendo a un lado el uso que históricamente se le ha dado a la imagen, es de señalar que el mito de las apariciones es completamente incongruente con la evidencia histórica. Dicha incongruencia ha sido siempre acallada por los apologistas del milagro, quienes además presentan “pruebas”  en su favor (que no resisten el menor análisis historiográfico  como veremos más adelante), mientras echan campanas al vuelo cada doce de diciembre.

Pero vayamos al principio.

______________


El mito

En el año 1531, a diez años de consumada la conquista del imperio azteca, la virgen María se apareció en el Cerro del Tepeyac (en aquel entonces en los alrededores de la naciente Ciudad de México) ante el indígena Juan Diego, presentándosele como protectora de los indios y pidiéndole que le llevara el mensaje al obispo de la ciudad y primer arzobispo de México, el franciscano Juan de Zumárraga, de que se le construyera una iglesia en ése mismo cerro para que principalmente los indios acudieran a ella.

Como testimonio de ello queda la imagen de la Virgen, milagrosamente dibujada sobre el ayate de Juan Diego, que hoy se expone en la Basílica de Guadalupe, uno de los santuarios religiosos más visitados del mundo, que se convierte en centro de multitudinarias peregrinaciones cada doce de diciembre, día en que se conmemora la culminación del milagro.

Los detalles de la historia son narrados en la obra Nican mopohua (la fuente primordial sobre la leyenda, en cuya historia profundizaremos más adelante) de la manera que sigue:

“[…] en el año de mil quinientos treinta y uno, a pocos días del mes de diciembre, sucedió que había un pobre indio, de nombre Juan Diego según se dice, natural de Cuautitlán. Tocante a las cosas espirituales aún todo pertenecía a Tlatelolco [es decir, no había más iglesias que esta]. Era sábado, muy de madrugada, y venía en pos del culto divino y de sus mandados.” 

Como cualquier mexicano sabe, la historia continúa con que el indio se topa con la virgen María “en el cerrillo llamado Tepeyacac (Tepeyac)”  y le pide ir en pos del obispo fray Juan de Zumárraga con orden expresa de que se le edifique un templo. Previo a esto, la divinidad le explica a Juan Diego que: 

“[…] yo soy la siempre virgen Santa María, madre del verdadero Dios por quien se vive. […] Deseo vivamente que se me erija aquí un templo para en él mostrar y dar todo mi amor […] oír allí sus lamentos, y remediar sus miserias, penas y dolores”. 

Juan Diego llega con el obispo y le narra lo que ha visto, el religioso naturalmente no le cree y le ordena regresar con una prueba de sus dichos. Tras una serie de hechos que no cabe repasar aquí, la virgen se aparece otras tres veces a Juan Diego y, en la última (sucedida el doce de diciembre), le ordena cortar unas cuantas rosas (la tradición dice que rosas de castilla, que ni son naturales de la región ni son propias del mes de diciembre) de la cumbre del Tepeyac diciendo:

“[…] esta diversidad de rosas es la prueba y señal que llevarás al obispo. Le dirás en mi nombre que vea en ellas mi voluntad y que él tiene que cumplirla”. 

Al encuentro con el obispo, Juan Diego despliega su ayate, en el que llevaba las flores, y ambos contemplan maravillados como la imagen de la “madre de dios” se ha estampado en la burda tela. Consumatum est. Hasta aquí, fuera de lo fantástico que pudiese parecer, aparentemente, no hay falsedad. 

Pero…

______________


Las falsedades

El misterioso caso de la iglesia desconocida, el religioso que no vio nada y el indio desaparecido

En primer lugar, el texto afirma que en 1531 el único templo existente por la región donde transcurre la historia era el de Tlatelolco. Esto es falso; en ése año ya existía una iglesia en el mismísimo cerro del Tepeyac, como han señalado diversos historiadores ya desde el siglo XIX, siendo el primero de ellos el (muy) católico Joaquín García Icazbalceta.

De la existencia de éste templo ya da noticia el franciscano Bernardino de Sahagún en su monumental Historia de las cosas de la Nueva España  (escrita entre 1540-1587). Él mismo consigna que en dicho templo existe la devoción a una virgen llamada de Guadalupe, pero –vaya sorpresa- no menciona ninguna historia milagrosa en relación con él o con aluna imagen, ni alude al obispo Zumárraga. 

Sí menciona, por otra parte, que antiguamente en aquel cerro existía el culto a la diosa Tonantzin y que los indios mantienen la costumbre de llamar así a la imagen que allí veneran. Sobre esto también hablaremos más adelante.

Resulta en extremo desconcertante que éste y muchos otros testimonios contemporáneos como apenas refieran alguna noticia del pretendido milagro. Sin embargo un hecho aún más desconcertante ha sido señalado por el escritor y divulgador Francisco Martín Moreno en su obra 100 mitos de la historia de México citando a García Icazbalceta, y es el siguiente: En su obra Regla Cristiana (1547) el propio obispo Zumárraga escribe: “¿Por qué ya no ocurren milagros?  Porque piensa el Redentor del mundo que ya no son menester.” 

Ciertamente estas no son palabras de alguien que ha presenciado un milagro de tal envergadura como el relatado en el Nican Mopohua (milagro a prueba de cualquier duda). Es evidente  que si Zumárraga en efecto hubiera sido testigo de la aparición no cuestionaría la existencia de milagros en su tiempo, además que habría dedicado varias páginas, quizá varias obras, al relato y estudio de las apariciones, siendo él testigo primordial de los hechos. Pero no. Resulta que en la (amplia) obra del primer obispo de México no existe una sola palabra referente al milagro guadalupano.

Ante esto, la pregunta es evidente: ¿Por qué Zumárraga no escribió ABSOLUTAMENTE NADA respecto a la aparición de la Virgen, algo tan contundente que merecería haberse dado a conocer en toda la Nueva España, y en el mundo entero? El propio padre José Rebollar Chávez (apologista guadalupano) reconoce como “sorprendente la falta de un testimonio del propio Zumárraga”.

Ahora bien, suponiendo que la falta de testimonios por parte del obispo obedezca a razones meramente fortuitas, nos queda la figura de Juan Diego. El simple hecho de que exista el ayate (que no es tal, como se verá más adelante) es ya para muchos prueba suficiente de la existencia del hombre y, por tanto, del milagro. Pero el problema radica en tres cuestiones fundamentales:

1- No hay consenso sobre el lugar de origen de Juan Diego: El Nican Mopohua lo sitúa en Tlatelolco; pero Mariano Cuevas y otros lo trasladan a Cuautitlán, mientras que López Beltrán lo hace en Tulpetlac. 

2- No existen documentos (fe de bautizo) que acrediten el nacimiento del personaje, lo que fue reconocido por el propio Vaticano. 

3- Su existencia en sí: La propia Iglesia ha puesto en duda la historicidad del indígena, lo que, por cierto, no fue impedimento para que fuera canonizado en 2002 por el ahora también santo Juan Pablo II.

En este último punto, es de señalar que en 1982 el relator de la Congregación para la Causa de los Santos del Vaticano, Sandro Corradinni, declaró:

“De Juan Diego no hay nada. La virgen de Guadalupe es un mito con el que los franciscanos evangelizaron México. Juan Diego no existió”.  

¿Alguien se sorprende de que tan explosiva declaración haya tenido tan poco eco dentro del Vaticano? ¿Alguien se sorprende de que a la mayoría de los creyentes esto les resulte en absoluto desconocido?

Declaraciones más o menos similares podemos encontrarlas con monseñor Miguel Schulemburg (abad de la basílica de Guadalupe entre 1963-1996) y Miguel Olimón Nolasco, historiador católico.  ¿Alguien se sorprende de que ninguna de ellas alcanzara gran difusión en los medios masivos? La excepción fue el caso de Schulemborg, contra quien la condena mediática fue unánime (¿a alguien le sorprende, decíamos?).

El mito, como vemos, tiene bases muy endebles, empezando por sus propios protagonistas, pero porque aún habrá quien se atreva a defender la autenticidad del relato, continuemos con la segunda gran falsedad: la tilma o ayate. 

______________


Cómo vestirse con un lienzo sin perder el estilo

Como señalan Martín Moreno, Rius, Bringas Nosti y Schwarz, el supuesto ayate o tilma de Juan Diego es uno de los muchos puntos del mito que no resisten el análisis histórico serio; principalmente por dos razones, el tamaño de la prenda y el material del que está hecha la misma. Primero lo más evidente.

El tamaño: la tilma era una prenda de vestir elaborada con fibra de maguey (ixtle) con la que se cubrían los indígenas pobres; su uso se mantenía vigente en los primeros tiempos de la Colonia. El asunto es que, de haber existido, con toda seguridad Juan Diego hubiera sido incapaz de colocarse la que está expuesta en la Basílica ¿por qué? Simple sentido común: la tela expuesta mide 1.80 metros  (en sí más alto que muchas personas), de modo que, para no arrastrar la prenda, Juan Diego habría tenido que medir prácticamente dos metros y medio, lo que no es imposible pero sí bastante improbable.

Pero por otra parte, un ayate es una prenda, también de ixtle, que se usa precisamente sobre la tilma, se anuda sobre los hombros y llega un poco más abajo de las rodillas (mientras que la tilma es una especie de túnica), de modo que pueda servir como bolsa en caso de necesitarse. Así, de entrada es muestra de ignorancia llamar tilma a la prenda expuesta en la basílica de Guadalupe, pero tampoco se trata de un ayate, y esto no es a causa del tamaño, si no…

El material: Datos del Instituto Nacional de Bellas Artes, expuestos por Martín Moreno y Schwarz, arrojan que el material del supuesto ayate es fibra de lino y cáñamo, por lo que se trata no de una prenda de vestir, sino de un fino lienzo, destinado específicamente a la pintura, e incluso previamente preparado, ya que se encontró una base de sulfato de calcio que, en el arte pictórico, tiene por objetivo la aplicación de pintura al temple. Esto quedó demostrado en 1982 gracias al experto en restauración José Sol Rosales en un estudio realizado a petición del abad de la Basílica.

Y aunque está más que demostrado el que se trata de una pintura, cada doce de diciembre se echan campanas al vuelo en alabanza del milagro, e incluso no faltan los mercachifles de lo esotérico (como J. J. Benítez o el infame Erich von Däniken, cuyos conocimientos históricos brillan… por su ausencia) que le quieren encontrar propiedades sobrenaturales a la prenda. 

Cualquier similitud con la Sábana Santa…

______________


Un artista olvidado

Ahora bien, el hecho de que la imagen sea una pintura nos lleva a preguntarnos quién es su autor. Diversas fuentes señalan al indígena Marcos Cipac de Aquino como el responsable; se sabe que el personaje en cuestión aprendió a pintar bajo la tutela de fray Pedro de Gante. La imagen de Guadalupe le habría sido comisionada por el segundo arzobispo de México, fray Alonso de Montufar, en 1555 precisamente para el templo del Tepeyac, basándose en sus trabajos previos en los monasterios de San Francisco y Huejotzingo, ambos de la orden franciscana. Para la elaboración del lienzo, Cipac se inspiró claramente en la imagen de la virgen de Guadalupe extremeña, es decir… española. 

Previo al análisis de la virgen de Guadalupe española, me parece interesante traer a colación que en 1934 el pintor Jorge González Camarena efectuó un análisis comparativo entre la obra Virgen de la Letanía y la imagen de la guadalupana. ¿Su conclusión? Ambas son del mismo autor. La Virgen de la Letanía es una obra reconocida de Marcos Cipac, pintada hacia 1531.

______________


¿Clon de la copia de la imitación?

Por si lo anterior fuera poco, hay además dos teorías aún más polémicas sobre la pintura actualmente expuesta.

Una de ellas es que la pintura actual es de hecho una copia de la original de Marcos Cipac, original que desapareció (o bien se deterioró hasta destruirse) en algún momento entre 1850 y 1930. El argumento es que antes de esta última fecha las reproducciones –que se presumen copias fieles- de la Virgen hechas a partir del modelo de la Basílica están coronadas, mientras que la imagen actual no. Otro hecho que apoya esta teoría es que el ángel que sostiene a la Virgen tiene las plumas de las alas de colores verde, blanco y rojo. Así es ¡los colores de la bandera mexicana! Colores que no serían definidos si no hasta 1820 cuando Agustín de Iturbide (oficial criollo del ejército colonial que luego se convierte en artífice de la independencia y después en efímero primer emperador del país), los adopta en la llamada bandera trigarante (así llamada por las tres garantías de unión, religión e independencia) a partir de la bandera de su regimiento del ejército colonial (la leyenda dice que adopta los colores a partir del platillo llamado chiles en nogada; esto no es más que un mito).

Compruébelo el lector cotejando el estandarte de Miguel Hidalgo (líder de la primera fase del movimiento de independencia que adopta una bandera con la Virgen como símbolo de su ejército) con la imagen actual: la virgen lleva corona y las alas del ángel son blancas y rojas, pero no verdes. ¿Qué pasó?

La otra teoría, un poco menos escandalosa, dice que la pintura sí es la original, pero que ha sido retocada en diversas ocasiones a causa de su mal estado de conservación. En estos retoques desaparecieron la corona y los tres colores fueron añadidos a las alas del angelito.

Queda la interrogante ¿en qué momento sucedió el retoque principal o bien se pintó la actual copia? Hay dos respuestas posibles. Pudo ser durante la guerra de reforma de 1858-1861, conflicto que enfrentó a liberales (partidarios de la Constitución de 1857 encabezados por Benito Juárez, artífice del laicismo mexicano) y conservadores, y durante la cual hubo un tiempo en que la imagen permaneció oculta para prevenir que se dañara durante los combates en la capital. Otra hipótesis supone que fue durante la guerra cristera de 1926-1929, conflicto en que se enfrentó el gobierno de Plutarco Elías Calles (surgido de la revolución de 1910) contra los detractores de las leyes anticlericales de éste, alentados ellos por la Iglesia, los llamados cristeros.

Como éste último fue un conflicto abiertamente religioso, la propia Iglesia cerró sus templos (la creencia popular dice que lo hizo el gobierno, pero esto es completamente falso); la Basílica no fue la excepción, y la imagen permaneció oculta en la casa de una acaudalada familia pro-cristera durante buena parte del conflicto.

Pasemos pues ahora a uno de los temas más controvertidos de la historiografía guadalupana, la nacionalidad de la virgen.

______________


Tan mexicana como… ¿la paella y los toros?

Aún podría quedar a estas alturas quien argumente que, pese a que las pruebas históricas restan cualquier veracidad al pretendido milagro, el sólo hecho de que la virgen de Guadalupe sea un símbolo puramente mexicano bastaría para enaltecerla como objeto de veneración; he aquí pues otra mentira que se derrumba frente al análisis serio:

Una vieja leyenda extremeña nos cuenta que a principios del siglo XII un vaquero extremeño de nombre Gil Cordero halló una pequeña figura de madera que representaba a la Virgen María con el niño Jesús en brazos, precisamente en la rivera del rio Guadalupe. La particularidad de la figurilla radica en que la piel de la virgen es morena. Actualmente la figura puede observarse en la iglesia de Cáceres, en Extremadura. 

Tal fue la importancia de aquella figura en su tiempo que en el año 1338 Alfonso XI ordeno la edificación de un templo en su honor; tanto Cristóbal Colón como Hernán Cortés, extremeño este último, llevaron en sus respectivas expediciones imágenes de la virgen morena española; en 1907, Guadalupe fue declarada patrona de Extremadura, su fiesta se celebra el 6 de septiembre. 

Comparando la figura extremeña con la imagen mexicana, las similitudes son más que evidentes: los colores del manto, la piel morena, la media luna a sus pies, el ángel que las sostiene, el resplandor que las envuelve, etc.; me atrevo a afirmar que las diferencias existentes entre ambas son puramente de diseño.

El caso es entonces: ¿Existirá alguien tan necio que se atreva a negar que se trata de una misma advocación de la virgen María, aparte de las similitudes evidentes, por el simple hecho de que SE LLAMAN IGUAL?

No hay, en toda la historiografía guadalupana, nadie que se atreva a señalar que el nombre de Guadalupe, que ya es consignado por Sahagún como la advocación venerada en el Tepeyac, sea de tradición indígena; el consenso de por qué ése nombre es que le fue heredado de la imagen española.

A propósito del nombre Guadalupe, tenemos las siguientes versiones:

-Guadalupe es la contracción de las palabras wad (rio en árabe) y lux-speculum (latín, espejo de luz). 

-Contracción de wad-al-lupis, wad-al = el rio de, en árabe y lupis = lobos; el rio de los lobos.

Ambas etimologías se proponen para aquel río extremeño donde, según la tradición, Cordero halló la imagen original. Evidentemente, ambas provienen de tiempo de la dominación árabe de la península y son un buen ejemplo de sincretismo, al que la historia de la Virgen le debe tanto.

______________


Tan católica como… ¿Huitzilopochtli?

Finalmente y “para más INRI” del mito guadalupano, tenemos que la Virgen de Guadalupe no es más que un remake (por decirlo de algún modo) de la diosa Tonantzín, una de las advocaciones de la madre de Huitzilopochtli (dios de la guerra, protector del pueblo mexica o azteca, de la etnia náhuatl del centro de México)  y que tenía su centro de veneración justamente en el cerro del Tepeyac y cuya principal celebración se efectuaba en lo que en el calendario occidental corresponde al mes de diciembre. Precisamente el nombre de Tonantzin significa “nuestra madre venerada” de modo que, al ser la madre del dios tutelar, por extensión se convierte en la madre de todo el pueblo mexica.

Pero ¿cómo se pasa de Tonantzín a la Virgen María? La respuesta es el sincretismo.

En efecto, un hecho verdaderamente interesante de la conquista espiritual fue que los frailes buscaron sustituir a las deidades indígenas por figuras religiosas católicas ¿Cómo? Por simple analogía de sus virtudes, en tal modo que Tláloc (dios de la lluvia) se convirtió en san Juan Bautista, Xochipilli (dios del maíz y las flores) en san Isidro Labrador y Huitzilopochtli (principal dios mexica) en Jesucristo, por citar algunos ejemplos. En este último caso, era lógico que la madre (Tonantzín) de esa deidad se convirtiera en la virgen María.


______________


De la noche de los tiempos al símbolo nacional

Queda una cuestión ¿de dónde surge entonces el culto a la Virgen de Guadalupe en el cerro del Tepeyac?

Hay varias hipótesis, pero lo seguro es que el santuario de Tonantzin siempre existió en el cerro del Tepeyac. Incluso ya consumada la conquista militar del imperio mexica, la llamada conquista espiritual fue un proceso largo y difícil, marcado por el sincretismo. Como es evidente, los mexicas se negaban a renunciar a los antiguos dioses. Sabedores de ello, la orden franciscana se encargó de edificar una ermita en el cerro, en algún momento de la década de 1530, aprovechando que ahí se dirigían los indígenas por respeto al viejo culto, de modo que pudieran establecer una labor evangelizadora precisamente en uno de los puntos más importantes de la vieja religión una vez que los templos mayor y de Tlatelolco ya habían quedado inhabilitados para ello. 

Éste proceso fue propiciado y aprovechado por el entonces arzobispo Alonso de Montufar y la orden de los dominicos, en complicidad con las autoridades virreinales encabezadas por Luis de Velasco; esto, por cierto, fue duramente criticado por la orden franciscana (quienes paradójicamente habían originado el culto), cuyos miembros veían en la veneración a la virgen de Guadalupe una idolatría encubierta que, supusieron, podría resultar contraproducente a la religión católica.

En cuanto al origen de la imagen, es casi seguro que los franciscanos pusieron una imagen cualquiera de la Virgen María en la ermita para que, con el tiempo, el nuevo culto desplazara a la adoración de Tonantzin. Se acepta como plausible la hipótesis de que la imagen original fuera la de la Virgen española, puesto que, como ya se dijo, buena parte de los hombres de Cortés y de los primeros franciscanos llegados a América eran de procedencia extremeña, además de que, podemos suponer, la tez morena de la imagen facilitaría el que los indígenas se familiarizasen con ella y la aceptaran mejor que a una Virgen de rasgos europeos. Hay testimonios de que la primera imagen venerada en el cerro fue una figura de plata, si bien Enrique Florescano supone que más bien fue un retablo o estandarte.

Pasados algunos años y gracias a un gran número de apologistas que prácticamente se encargaron de inventar la historia de las apariciones tal como hoy la conocemos, el culto a la imagen de la virgen morena traspasaría las fronteras de clase, dejando de ser exclusivo de los indios, y pronto se extendió entre los mestizos para, finalmente, arraigarse entre los criollos, para quienes no solo significó un símbolo religioso, sino que se convirtió en elemento de identidad. Tanto significó el símbolo para los hijos de españoles nacidos en esta tierra que, insisto, a ellos debemos la historia de las apariciones y la fabricación, en general, del mito, ello como intento de presentar a México-Nueva España como una nueva tierra prometida y, por consiguiente, a sus habitantes como el nuevo pueblo elegido por Dios, cargando la historia con numerosos símbolos de corte apocalíptico. Esto es, sin lugar a dudas, el origen de uno de los fenómenos sociales-político-económicos más importantes en éste país, el llamado guadalupanismo.

______________


¿Y el Nican mopohua?

Hay aún una última cuestión ¿qué sucede con el Nican mopohua y con todo el pretendido soporte documental del “milagro”? La realidad es que ninguna de las pretendidas pruebas resiste el análisis historiográfico, ya que ninguna es contemporánea a los hechos narrados. El ejemplar más antiguo del Nican mopohua que se conoce es de 1649, aparecido como obra anónima en una compilación del criollo Luis Lasso de la Vega, editada en náhuatl. Esta es la primera narración completa que se conoce del milagro; Lasso de la Vega cuenta que lo transcribe a partir de una representación más o menos teatral que le vio efectuar a unos indígenas en la celebración del doce de diciembre. A pesar de esta indicación del compilador, desde entonces la obra es presentada como la narración verídica de los hechos. Como puede verse, un completo error.

La tradición piadosa le atribuye su autoría al historiador de origen indígena Fernando de Alva Ixtilxóchitl, sin embargo los académicos Miguel León-Portilla (la mayor autoridad mundial acerca del México antiguo y la conquista, autor de Visión de los vencidos) y Edmundo O’Gorman coinciden en que su autor fue el indígena hispanizado Antonio Valeriano (ca. 1520-1602), quien, se conjetura, lo difundió entre sus compatriotas para extender la fe católica. Valeriano habría escrito la obra hacia 1555, pero esto no es para nada seguro.

La confusión de autores se originó a partir de la traducción castellana de la que efectivamente es autor Alva Ixtilxóchitl, pero el dato fue omitido por el también historiador Francisco de Florencia, quien erróneamente lo consigna como autor en 1688.

El resto de las llamadas pruebas documentales se desacreditan por muchas razones, principalmente porque ninguna es contemporánea a los hechos, en todos los casos hay más de un siglo de diferencia, y de entre las que se presumen contemporáneas no queda ni un solo ejemplar original, como desde un principio señaló el historiador decimonónico Joaquín García Icazbalceta.

______________


Las razones de la mentira. Los culpables

Ahora que ha quedado demostrado que la aparición de la virgen de Guadalupe no es más que una bien elaborada mentira, uno se pregunta ¿Quiénes estuvieron detrás de su fabricación?, ¿Por qué lo hicieron? Y ¿Por qué la jerarquía eclesiástica se ha esforzado tanto en mantener el mito vigente?

La plana mayor de culpables, según el historiador Raúl Bringas Nosti, la encabeza el arzobispo Montufar, de la orden dominica, quien aprovechó la obra pictórica de Marcos Cipac, empeñándose en lograr que la virgen morena y sus supuestos milagros fueran aceptados entre los indígenas, con objeto de que asimilaran más rápido la religión católica, explotando la ya señalada relación entre la guadalupana y Tonantzín. Lo interesante de ese proceso es que fue duramente criticado por los franciscanos, ya que estos consideraban el culto guadalupano como un mero engaño perpetrado por los dominicos (es decir, lo que es), además de considerar que el abuso de los “milagros” atribuidos a la virgen podrían ser contraproducentes a la fe católica.

Como cómplice (eso sí, ajeno a su voluntad) podríamos incluir al propio Marcos Cipac de Aquino; si bien es por demás improbable que el artista estuviera consiente de la dimensión que alcanzaría su obra y del manejo que de ella se haría.

Las autoridades virreinales (encabezadas en ese tiempo por don Antonio de Mendoza) tienen también su grado de culpa, ya que, como es sabido, en aquel entonces la estructura de gobierno y la religiosa estaban profundamente ligadas.

En tiempos recientes, como propagandistas del mito guadalupano tenemos a los “historiadores” de la iglesia mexicana, quienes, ajenos a cualquier ética profesional, han manipulado los hechos siempre en favor de los intereses del clero, además de ignorar los análisis serios de los hechos, como los elaborados por García Icazbalceta, O’Gorman u Olimón Nolasco, los tres auténticos historiadores y además católicos, eso por no señalar los innumerables trabajos elaborados por especialistas librepensadores o abiertamente antirreligiosos.

Mención aparte merece el dominico Servando Teresa de Mier, cuyo rigor histórico y honestidad intelectual le llevaron a presentar, aún dentro de su catolicismo, el milagro como lo que es, una farsa, en sus sermones de 1793 y 1794 en la mismísima Basílica. Esta valiente postura le llevó a enfrentarse con la Inquisición y posteriormente al exilio (hechos narrados en sus excelentes y muy divertidas Memorias). Fray Servando, posteriormente, se convertiría en héroe de la guerra de independencia.

Pero hay que señalar a la culpable mayor: la jerarquía eclesiástica de todos los tiempos. La Iglesia Católica nunca ha escatimado recursos para comprar conciencias y falsificar la historia, además de que es imposible esperar algún día llegue a renunciar a una práctica que le acarrea millones de dólares al año. Por eso precisamente fue que, aún sin pruebas de su existencia, canonizó a Juan Diego; sin duda las limosnas del santo contribuirán a llenar los bolsillos de aquella que, con total cinismo, se hace llamar “iglesia de los pobres”. 

Los grandes consorcios mediáticos tienen a su vez gran medida de culpa; al nunca ofrecer, salvo honrosas excepciones, una visión objetiva de los hechos únicamente le hacen el juego al clero, argumentando hipócritamente defender los “valores familiares”. Y ello cuando no se dedican a realizar abiertas apologías del guadalupanismo, tal es el caso de la tristemente célebre “La Rosa de Guadalupe”.

Ahora bien, el pueblo mexicano no está exento de culpa; la idea latente del ser todopoderoso que resolverá todos nuestros problemas prácticamente a cambio de nada ha sido terriblemente dañina para México, en palabras de Francisco Martín Moreno:

“No olvidemos que los mexicanos siempre hemos esperado que un ser omnipotente resuelva nuestros problemas, y ello se ha traducido en inmovilidad, y la inmovilidad en pasividad, miseria e indolencia […]” 

¿Queda alguna duda de por qué el mito guadalupano, por más hermoso que sea, ha sido uno de los  que más daño ha causado a nuestro desarrollo como país?

______________


Una conclusión y una reflexión

Supongo que en este punto ha quedado completamente claro que la historia de las apariciones de la virgen María-Guadalupe-Tonantzín no es más que un mito, un mito fundamental de nuestra identidad nacional, pero mito al fin. Una mentira bien elaborada que en su tiempo fue parte de una estrategia de sometimiento al poder político-religioso y que sobrevive hasta nuestros días gracias a que ha sido solapada por el poder de quienes manejan esas cúpulas.

No hay duda de que tanto políticos como religiosos tienen razones de peso para mantener vivo el mito; mientras que la iglesia se enriquece y domina conciencias, el poder político aprovecha la ignorancia de los humildes para manipularlos a su antojo.

Francisco Martín Moreno es un escritor polémico en el medio de la Academia mexicana, algunos lo detestan, otros le consideramos como un divulgador muy eficiente. Pero el caso es que pocos podrían estar en desacuerdo con la emotiva manera con que concluye su capítulo referente a la Virgen de Guadalupe: 

“Esperar que un tercero venga a resolver nuestros problemas nos hunde en el atraso, porque el atraso es consecuencia de la inacción. No esperemos, construyamos. No oremos, trabajemos. No pidamos, conquistemos con coraje nuestro destino”.  

Porque crecer implica superar nuestras incapacidades a base de trabajo duro. Despegarnos de los mitos es un paso fundamental tanto del crecimiento personal como del nacional.

______________


Nota final

La supresión del aparato crítico en éste ensayo, como se dijo al principio, tiene la finalidad de hacer más ágil su lectura. El lector interesado en cotejar la información por sí mismo puede dirigirse especialmente a las siguientes obras.

______________


Fuentes impresas

- Bringas Nosti, Raúl. Antihistoria de México. Planeta. México, 2013.
- Caso, Alfonso. El pueblo del Sol. Fondo de Cultura Económica. México 1999.
- Florescano, Enrique: “Guadalupe de todos”. En: Nexos, No. 109 (enero de 1987), México. pp. 29-35. Disponible en: http://www.nexos.com.mx/?p=4714 
- García Icazbalceta, Joaquín. Biografías. Estudios (Introducción de Manuel Guillermo Martínez). Porrúa (col. “Sepan cuantos” No. 680). México, 1998.
- León-Portilla, Miguel. Los antiguos mexicanos. Fondo de Cultura Económica. México, 1985.
- León-Portilla, Miguel. Tonantzin Guadalupe: pensamiento náhuatl y mensaje cristiano en el Nicān mopōhua. Fondo de Cultura Económica. México, 2000.
- Martín Moreno. Francisco. 100 mitos en la historia de México (2 tomos). Aguilar. México, 2011.
- Monsiváis, Carlos. El Estado Laico y sus malquerientes. Debate-UNAM. México, 2008.
- Narváez Lora, Adriana. “La Virgen de Guadalupe: construcción barroca del criollismo novohispano en la obra de Miguel Sánchez”. Tesis de grado de Maestría en Historia. Universidad Iberoamericana. México, 2009. Disponible en: http://www.bib.uia.mx/tesis/pdf/015054/015054.pdf 
- O’Gorman, Edmundo. Destierro de sombras. Luz en el origen de la imagen y culto de Nuestra Señora de Guadalupe del Tepeyac. UNAM-IIH. México 1986.
- Prescott, William H. Historia de la conquista de México (anotada por Lucas Alamán y José Fernando Ramírez, prólogo de Juan A. Ortega). Porrúa (col. “Sepan cuantos” No. 150). México, 2013.
- Rebollar Chávez, José O.P. Santa María de Guadalupe. Ediciones Paulinas de México. México, 1961.
- Rius (Eduardo del Río). El mito guadalupano. Grijalbo-La Jornada. México, 2009.
- Rubial García, Antonio. El paraíso de los elegidos. Una lectura de historia cultural de la Nueva España, 1521-1804. Fondo de Cultura Económica. México, 2014.
- Sahagún, Bernardino de. Historia general de las cosas de la Nueva España (edición de Ángel María Garibay K.). Porrúa (col. “Sepan cuantos” No. 300). México, 1980.
- Soustelle, Jacques. El universo de los aztecas. Fondo de Cultura Económica. México, 1983.
- Teresa de Mier, Servando. Memorias (introducción de Christopher Domínguez). CONACULTA. México, 2008. (Reedición de 2016, Secretaría de Cultura)
- Teresa de Mier, Servando. “Sermón guadalupano de 1793” y “Sermón guadalupano de 1794”. En: Fray Servando Teresa de Mier (selección y prólogo de Héctor Perea). Cal y Arena. México, 2009.
- Thomas, Hugh. La conquista de México. Planeta. Barcelona, 1994.
- Valeriano, Antonio e Ixtlixóchitl, Fernando de Alva: Nican Mopohua (traducción de Primo Feliciano Velázquez). Obra Nacional de la Buena Prensa. México, s. f.
- Zumárraga, Juan de: Regla cristiana (prologo de Andrés Reyna). Editorial de la Orden Franciscana de México. Puebla, 1946.


Fuentes electrónicas:

- Schwarz, Mauricio. “Guadalupeando en Cuarto Milenio”. En: El retorno de los charlatanes. 4 de junio de 2007. Disponible en: http://charlatanes.blogspot.mx/2007/06/guadalupeando-en-cuarto-milenio.html 
- https://es.wikipedia.org/wiki/Nuestra_Se%C3%B1ora_de_Guadalupe_(M%C3%A9xico)
- https://es.wikipedia.org/wiki/Virgen_de_Guadalupe_(Espa%C3%B1a)
- http://convivir-comprender-transformar.com/wp-content/uploads/2012/08/Estrategia-guadalupe-invenci%C3%B3n-o-aparici%C3%B3n.pdf



_________


(*) Nota Final:


El autor de esta publicación es "El Judío Errante", fiel seguidor y colaborador de este Blog; quien amablemente me solicitó el compartir este artículo con el resto de los lectores; y al no estar en contra de la filosofía del Blog, es un honor para mí el poder publicarlo. El mismo "Judío Errante" se encargará de responder las dudas de los lectores a través de los comentarios.


Ver:
Ver:



   
Ver:

Ver:



Ver Artículos sobre: 


Ver Artículos sobre: 


                          



ARTICULOS RELACIONADOS


“Conserva celosamente tu derecho a reflexionar, porque incluso el hecho de pensar erróneamente es mejor que no pensar en absoluto.”

Hipatia de Alejandría





53 comentarios:

  1. Saludos a todos.
    Quisiera, en primer lugar, hacer público mi más sincero agradecimiento a Noé por permitirme compartir con toda la comunidad de "Ateísmo para cristianos" el presente artículo. Es para mí todo un honor; espero que pueda ser de utilidad para los más posibles y que sirva también para la difusión del pensamiento libre y en la divulgación de uno de los más descarados fraudes de la Iglesia Católica.
    Por otra parte, quiero dejar en claro que, aunque mis conclusiones son terminantes, no pretendo que nadie las acepte así porque sí. He sido tan escrupuloso en colocar las fuentes precisamente con el objeto de que el lector interesado en profundizar en el tema por sí mismo tenga una noción de por dónde comenzar. Éste trabajo habrá cumplido su misión si por lo menos un creyente se pone a reconsiderar sinceramente si los fundamentos de su creencia tienen alguna base más sólida que la tradición y las meras "ganas de creer".
    Estaré atento a los comentarios para cualquier duda que surja o cualquier aclaración que pudiera necesitarse.

    El Judío Errante, saludos desde México.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, Judío Errante.

      Siempre me he interesado mucho por el origen de los mitos y de las profecías. El significado simbólico pictórico es la forma más rápida de transmitir todos los dogmas de un culto.

      Este artículo me ha interesado mucho y me parece de altísima calidad. Muchas gracias. Usted ha desvelado los puntos principales del culto a la Virgen de Guadalupe, comenzando por el origen del mito y sus culpables, pasando por la creación del lienzo y el pintor, haciendo escala en la etimología del nombre y su origen español y terminado en el sincretismo con otros cultos y asimilación de la Virgen por intenciones políticas y económicas.

      El artículo está muy bien fundamentado por muchas fuentes históricas y me parece contundente. ¡Felicidades! Es muy probable que la Virgen María es la última representación del mito de la diosa madre universal y luego de ella, al fin, después de 40 mil años de existencia desde el paleolítico, el mito se extinga. Aunque no es tan dañino como el monomito o el mito del niño-amante de la diosa, pero es parte de un pasado supersticioso que debe superarse por estar desfasado con la realidad científica.

      Ya sea la virgen de Guadalupe, de Fátima, o de dónde sea, el único futuro que les espera es un estante en el museo de historia de teología, magia y mitología.

      Eliminar
    2. Saludos Cuerno:
      Soy yo quien le agradece por su valoración.
      Y efectivamente, si rastreamos el culto guadalupano a sus más remotos orígenes es posible que nuevamente nos encontremos con un culto a la fertilidad que sobrevivió al paso de los siglos (y que en última instancia incluso sobrevivió al culto de los dioses guerreros mesoamericanos).
      Sería un buen tema para profundizar, aunque desgraciadamente no conozco mucho material acerca de los cultos precolombinos más primitivos. Sobre éste tema en un contexto occidental, no obstante, es muy bueno el libro de Robert Graves "La diosa blanca"; quizá en un futuro sea posible ejecutar un estudio similar con las culturas prehistóricas en América; eso sería deseable si precisamente el propósito de la humanidad a largo (o esperemos que no tanto) plazo es trascender de ése pasado supersticioso que menciona, un atavismo de la Edad de Piedra que por alguna razón cuenta con adeptos quienes se afanan en preservarlo.

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar

    3. El Judio Errante 1
      "
      "Porque crecer implica superar nuestras incapacidades a base de trabajo duro. Despegarnos de los mitos es un paso fundamental tanto del crecimiento personal como del nacional."

      Y del crecimiento mundial. Agregarle.

      Los mexicanos adoran lo relacionado con la muerte.

      Algo se de las momias de Guanajuato.

      Salud8s a los mexicanos
      Saludos señoer Judio Errante.

      Gracias
      Izvc

      Eliminar
  2. Estimado Judío Errante:

    Esta nota cae como anillo al dedo a razón de lo que pasa en Guadalajara, capital del estado de Jalisco en México, con motivo de la escultura llamada "Sincretismo" de Ismael Vargas, una escultura monumental urbana que fue construida con fondos del Programa de Arte Público de Guadalajara, Jalisco, y que tuvo un costo de 5,200,000 pesos mexicanos.

    http://www.ntrguadalajara.com/post.php?id_nota=79051

    http://traficozmg.com/2017/08/inauguran-nueva-escultura-sincretismo-guadalajara/

    Primero que nada, habría que buscar el significado de la palabra sincretismo que justifica el nombre de la escultura:

    Sincretismo
    RAE:

    Del gr. συγκρητισμός synkrētismós 'coalición de dos adversarios contra un tercero'.

    1. m. Combinación de distintas teorías, actitudes u opiniones.

    2. m. Fil. Sistema filosófico que trata de conciliar doctrinas diferentes.

    3. m. Ling. Expresión en una sola forma de dos o más elementos lingüísticos diferentes.

    Esta obra de arte fue ubicada e inaugurada el 14 de agosto pasado, y es una representación de la Virgen de Guadalupe en sincretismo con Coatlicue (serpiente con falda), también conocida como Tonatzin (madre venerada) que en la cultura méxico-prehispánica es la madre de todos los dioses, cuyo templo se encontraba en el cerro del Tepeyac, lugar sagrado que sufrió apropiación religiosa-cultural por parte de los invasores españoles católicos, para facilitar la conversión de la población pagana nativa al catolicismo, quienes relacionaron a Tonatzin con la "vírgen" María, una táctica usada por los españoles en diversos lugares del mundo conquistado.

    La escultura está compuesta por cuatro hojas iguales que al enfrentarse, como en un juego de espejos, generan la imagen de la virgen de Guadalupe rodeada por los símbolos de Coatlicue: las dos cabezas de serpiente y el cráneo en el vientre.

    http://ep01.epimg.net/verne/imagenes/2017/08/31/mexico/1504132962_426787_1504218547_sumario_normal.jpg

    http://noti.notisistema.netdna-cdn.com/noticias/wp-content/media/2017/08/Sincretismo-1.jpg

    http://www.ntrguadalajara.com/evidimg/2017-08-14_09-08-22___987.jpg

    Es muy claro el como esta escultura representa la fusión de las imágenes de Tonatzin y la vírgen María, lo que sí sucedió históricamente, al grado de que los católicos se atrevieron a inventarse el mito del ayate de Juan Diego para justificar la construcción de la Capilla del Cerrito (1666) y la basílica de Guadalupe (1695) sobre el cerro del Tepeyac, terreno sagrado para los nativos donde se ubicaba el templo a Tonatzin.

    Pues bien, resulta que al cardenal emérito de Guadalajar, Juan Sandoval Iñiguez pego el grito en el cielo porque esa obra de arte ofende sus sentimientos católicos, y de inmediato salieron muchos catolocos a exigir que se retire la escultura por que ofende a la Vírgen María....

    http://www.notisistema.com/noticias/anuncian-acto-de-desagravio-por-la-escultura-sincretismo/

    http://verne.elpais.com/verne/2017/08/31/mexico/1504132962_426787.html

    http://concienciapublica.com.mx/slider/dos-visiones-encontradas-sobre-la-obra-el-sincretismo/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Jon:
      Sí, algo conocía del caso en cuestión. La deplorable e intolerante actitud del cardenal Sandolval Íñiguez y de ciertos sectores de la sociedad de Guadalajara es un ejemplo más que claro de lo poco informado que está el público católico mexicano en general sobre los orígenes del culto guadalupano. Imaginemos tan sólo que pasaría si la información llegase a una mayor parte de la (catoliquísima) sociedad jalisciense...
      Esto me recuerda lo que pasó hace ya algunos años con aquella película "El crimen del padre Amaro" (por cierto, malísima) que suscitó tremendo escándalo entre las "buenas conciencias" de entonces, encabezadas por energúmenos como el nefasto Serrano Limón, el impresentable Onésimo Cepeda y demás gente de esa calaña.
      En todo caso, lo que yo me pregunto es si el señor Sandoval Íñiguez (todo un playboy región 4) estará más enojado por la "ofensa" que la escultura representa para sus "valores", o porque los tapatíos serán más conscientes ahora del origen del culto a la Virgen, lo que le ha de representar un tremendo daño para el negoci... ¡perdón! para la Iglesia.
      Veremos en qué termina el asunto, pero no hay que olvidar que la zona del Bajío tristemente sigue siendo el bastión de lo más regresivo del clericalismo mexicano, como el cardenal emérito comprenderá.

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar

    2. Jon Nieve 2

      Saludos

      Tus comentarios
      (como este) contribuyen positivamente al crecimiento nacional y mundial.

      Sigue asi estimado Jon.

      Gracias
      Izvc.

      Eliminar
    3. IZVC 2b:

      Saludos.

      Es que a veces comento estando sobrio, como en este caso, y en otras comentó luego de hacerle caso a lo que dice Proverbios 31:6-7 e Isaías 56:12! ;-D

      Eliminar
    4. Que tal soy un lector recurrente del Blog pero esta es la primera vez que comento ya que has mencionado algo que vivo de cerca, soy de Guanajuato el estado con mayor porcentaje católico del país, y me parece increíble el nivel de ignorancia que vive mucha gente, ya no digo el creer en Dios, pero que prácticamente todos los católicos que conozco sigan creyendo en el mito de la Guadalupana que como bien se menciona en el artículo hay evidencia abrumadora en su contra, realmente con esto me siento en la edad media, gente dentro de la iglesia que declara en contra de este fraude es ninguneada y los medios de comunicacion no les dan bola, porque mas que medios informativos son medios de instrucción de conducta para la población media, prefieren hacer especiales acerca de las propiedades sobrenaturales que supuestamente posee sabiendo ellos mismos que lo que cuentan es pura mierda, seguimos viviendo en un oscurantismo donde es preferible mantener a la mayoría ignorante porque es mas fácil aprovecharse de ellos.

      Sobre lo que mencionas Jon Nieve acerca de esa escultura me recuerda que por desgracia no es fácil cambiar la percepción de las personas que les han lavado el cerebro con la religión, ya que si se les plantea una cuestión que ponga en entredicho algo que ellos crean lejos de escuchar o reflexionar se ponen agresivos y empiezan a ofenderte, ya que de ninguna forma las cosas de Dios deben ser cuestionadas

      Eliminar
    5. Anónimo amigo:
      dice ud: "si se les plantea una cuestión que ponga en entredicho algo que ellos crean, lejos de escuchar o reflexionar, se ponen agresivos y empiezan a ofenderte".

      ¡Creo que ha hecho ud una descripción perfecta e inmejorable del espíritu que predomina en este blog! (salvo honrosas excepciones).

      Saludos cordiales!

      Eliminar
  3. Magnífico artículo lleno de erudición. El sincretismo se ha dado desde siempre tanto con el cristianismo como mucho antes, tal parece que los dioses se van heredando, como si la imaginación humana en este campo fuera limitada y reciclara constantemente los mitos, el mitema permanece y sólo varía el "diseño" como bien dice el Judío Errante.

    Felicitaciones, JE, un artículo de nivel.


    jasimoto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Jasimoto:
      Efectivamente, tratándose de deidades, el sincretismo es un fenómeno más que evidente en todas las culturas del mundo. Lo triste es que el público en general difícilmente tiene acceso a la información necesaria para darse cuenta de ello, si a esto le sumamos que el ámbito religioso está siempre rodeado por un mar de prejuicios y atavismos, la verdad es que son (somos quisiera decir) muy pocos los que podemos adentrarnos con seriedad y relativa imparcialidad en esta clase de asuntos. Espero que con éste ensayo (y con todo el trabajo del blog en general) sean más quienes se atrevan a cuestionarse libremente sobre el origen de sus creencias.
      Muchas gracias por tus valoraciones.

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar
  4. Este es un buen artículo, así vale la pena visitarlos señores y señoras.

    Lo recomiendo.


    Felicito al autor o autora.

    Gracias.
    Izvc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Izvc:
      El agradecido soy yo; toda valoración positiva es un honor más que inmerecido.

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar
  5. Siempre he pensado que quienes hicieron el fraude, no pensaron que el ayate era demasiado grande para que fuera parte de la vestimenta de un indio; de ser real la narrativa, Juan Diego debió ser un gigante, je je je.

    ResponderEliminar
  6. En mi humilde opinión deberían de dejar de profanar tan descaradamente a nuestra Madre Verdadera, la Madre de Dios ni más ni menos. que no entienden que es nuestra queridicima Madre, que desde el inicio ayudó a formar nuestra patria y es parte de nuestro adn como nación!
    Vienen humillando, profanando y mancillando su santa imagen descaradamente desde hace siglos. Ya dejen en paz a nuestra Tonantzin, madre verdadera., Nuestra Coatlicue Madre de todos los Dioses.

    Pero donde está mi educación., Señor El Judío Hereante. Muchas felicidades por su excelentísimo ensayo, muy buena calidad de información, gracias por compartir.
    Yo a ese mito de la virgencita lo dejé muy tempranamente, si es que algún día lo tuve, después de abandonar ese otro de los santos y demás., Luego cayó don Chuy, Satanás y por último el “Creador”, aunque lo confieso, aún vibra en mi ésa sangre mexica al escuchar los tambores de los matachines danzandole a nuestra Madre Tonantzin.

    Jon, muy buen aporte, no estaba al tanto.
    Saludos cordiales a todos.

    ANATHEMA SIT!

    ResponderEliminar
  7. Noé creo que has dejado muy mal parado este blog, tus argumentos en contra del cristianismo son paupérrimos y que incluso algunas veces llega dar hasta pena en leerte, estuve leyendo una entrada en donde expones la inexistencia de Jesús y los problemas del Nuevo Testamento, es en esta entrada donde se nota tu total ignorancia del tema acerca de los evangelios canónicos y la utilización de fuentes de baja confiabilidad de tu parte, Francopado me ha parecido que es una persona a quien es digno de merecerle el crédito porque no solo corrigió muchos errores históricos sino que también supo entregar buenas referencias históricas y contextuales. Me gustaría leer tus argumentos en la entrada que corresponde, Saludos cordiales.

    Entrada : http://ateismoparacristianos.blogspot.cl/2011/01/jesus-no-existio-problemas-del-nuevo.html

    ResponderEliminar


  8. Saludos señor Judío Errante

    El culto a la SANTA MUERTE en México.


    Algunas corrientes cristianas (incluyendo el catolicismo) se oponen a que se le adjudique el título de Santa pues carece de las características tradicionales para recibirlo (a excepción de los Arcángeles, solo los seres humanos reciben el título de Santos cuando han llevado una vida en la que ejercitan heróicamente las Virtudes Cristianas alcanzando un estado de comunión y amistad con Dios llamado Santidad -no confundir con Sacralidad-) para la mayoría de los cristianos la muerte es un estado y no una entidad personificada ni personificadora lo que deriva en que se considere demoniaco cualquier intento de mistificarlo.

    En México, desde el año 2005, al culto que promovía a la Santa Muerte se le canceló el registro constitutivo por la Secretaría de Gobernación de México (SEGOB) debido a que su adoración «desvía gravemente los fines establecidos en los estatutos de la ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público de México».[1]​



    En ocasiones su culto es vinculado a distintos tipos de delincuencia como el narcotráfico, prostitución, asaltantes y personas de distintos estratos sociales que se dedican al comercio informal, ambulantaje o piratería.


    *Continuar leyendo la información, fuente: wikipedia.

    *Mi comentario como TdJ:
    Muchas de estas mitología de la humanidad superarían si investigáramos desprejuiciadamente lo que enseña realmente la Biblia.


    Gracias, saludos lectores.
    Izvc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Izvc:
      En México, efectivamente, es todavía popular el culto a la Santa Muerte, como a otros personajes, si cabe un poco menos extravagantes, a los que la religiosidad popular también ha adjudicado el título de santos, a veces incluso con el expreso repudio de la jerarquía eclesiástica; ejemplos de esto son Jesús Malverde (bandolero "caritativo" del siglo XIX; pretendido patrono de los narcotraficantes), el Niño Fidencio (un alucinado que pretendía tener poderes místicos), la Santa de Cabora (¿conoce la novela "La guerra del fin del mundo" de Vargas Llosa? Pues algo parecido pero en versión mexicana), ente otros. Estas creencias generalmente están asociadas con las clases populares, pero también (caso de Malverde y de la Santa Muerte) con el mundo de la delincuencia.
      Desde mi óptica, más pareciera que son creencias "de temporada", que alcanzan alguna popularidad en un momento dado (el de la S. Muerte fue por ahí del 2000-2005) y luego decaen, quedando relegados al olvido, o restringidos a pequeñas comunidades.
      La aparición y arraigo de estas creencias no obedece a un particular gusto morboso del mexicano por lo sórdido, sino más bien al estado de carencia casi perpetua en el que se encuentra sumida buena parte de la población de América Latina, donde la única esperanza posible, donde el único asidero con el que se puede dar sentido a la vida es a partir de la fe, esto es, a partir de un fin ultraterreno que justifique en sí mismo a una vida de privaciones y miseria. Pero lo importante aquí es que la creencia (llámese cristianismo, Santa Muerte, Vudú, Islam, New Age, chamanismo, etc.) muchas veces no obedece a una convicción personal en la validez de los dogmas per se, sino a que la creencia en cuestión cumple con darle un sentido último y trascendente a una vida que, por sí misma, al pobre, al marginado, le parece absurda y miserable.
      Ya lo he resumido así en alguna otra ocasión: "Creo, entonces soy salvo. ¿En qué creo? En que seré salvo si creo".
      Mi comentario como ateo:
      "Muchas de estas mitologías de la humanidad [se] superarían si investigáramos desprejuiciadamente lo que enseña realmente la Biblia."
      Cuidado con lo que desea, que se le puede cumplir...

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar


    2. El Judio Errante 8.a

      Usted acierta mucho señor (y el por que de judio errante??).

      Un placer leer sus comentarios.

      Así si se aprende mis jovenazos (como dice Cantinflas en sus grandiosas películas, ese es mi personaje favorito de los mexicanos).


      Gracias, saludos lectores.
      Izvc

      Eliminar
  9. Excelente articulo estimado amigo "Audio errante" no soy mexicano, pero creo que la idiosincrasia latina americana tiene algo en común, que los mitos se convierte parte de la identidad cultura y nacional de cada nación. Por ejemplo, en mi país Nicaragua, vive la tradición de Santo Domingo de Guzman.

    Según se narra, la tradición inicia en el mes de julio de 1885, en Las Sierras de Managua, el campesino leñador Vicente Aburto fue como de costumbre a cortar árboles para convertirlos en carbón. Esa mañana de la cual no existe una fecha fija Aburto eligió un frondoso árbol de madero negro, todo transcurría con normalidad y como de costumbre trabajaba incesantemente para derribar el árbol. Mediante iba avanzando sintió que su hacha había tropezado con algo extraño, entonces metió la mano y tocó un objeto y lo sacó. Lo primero que vio fue la herida que tenía a un lado del rostro que le hizo con el hacha, lo tomó y no supo que era ni quien era.

    Por la tarde que se fue a su casa llevándose consigo la pequeña imagen de madera, al llegar a casa la puso en una repisa; al día siguiente sigue con su trabajo; cuando llegó lo primero que vio fue a la misteriosa imagen encima del tronco del mismo árbol, se dijo a sí mismo "pero si ayer me lo lleve". Y entonces lleno de temor y curiosidad en la mañana del día siguiente fue a la iglesia de la Veracruz en Managua. Al llegar el párroco le dijo que se trataba de Santo Domingo de Guzmán.

    El párroco de ese entonces le recomendó a Vicente dejarle la imagen para la Iglesia de la Veracruz en Managua, y así fue. Vicente se dispuso a seguir con sus labores y le apareció nuevamente la imagen en Las Sierras; entonces se dispuso a visitar al sacerdote nuevamente, esta vez con la compañía de unas veinte personas sierreñas que despertaron al cura para decirle que la imagen se había regresado al bosque de Las Sierras; a lo que respondió con una sonrisa e incredulidad; les invitó a pasar al templo para que vieran la imagen en el altar. Cuando todos llegaron al altar se sorprendieron porque la imagen no estaba allí; lo que indicaba que era la misma que traía Vicente Aburto en sus manos.

    De aquí cada 1 a 10 de agosto se celebra ese dia y muchos feligreses le piden milagros y bienestar. Aunque curiosamente esta tradición no es meramente canónica dentro de la tradición católica, ya que estas creencias es una tradición más poblana que católica.


    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos Yamil C.B:
      Pues sí, en toda América Latina (y en España y Portugal por supuesto) son comunes estas figuras religiosas que pasan a formar parte del imaginario colectivo, hasta el punto que incluso existen algunos no creyentes que sienten respeto por ellas al considerarlas parte de la identidad cultural del país. En México, durante los años 60, no fueron pocos los que llegaron a proclamarse "marxistas-guadalupanos", por poner sólo un ejemplo.
      Interesante ejemplo aportas; es curioso que estas narraciones milagrosas siempre se atengan a un patrón más o menos semejante, esto sería digno de un posterior análisis.
      Después de todo, algo que también es común en estas figuras religiosas es que aparecen durante periodos de inestabilidad política o social notable. La virgen de Guadalupe, a penas a diez años de consumada la conquista del imperio mexica; Domingo de Guzmán en Nicaragua, durante el periodo que sigue a la instauración de la primera república conservadora, sacudida cada tanto por levantamientos liberales; la virgen de Fátima en Portugal, al poco tiempo de caída la monarquía... Sería interesante cotejar más casos, creo que nos sorprenderíamos tremendamente al situarlos en la perspectiva histórica.
      Gracias por leer y aportar.

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar
  10. El articulo es bastante mediocre, con pretensiones sensacionalistas, tanto asi que el 'autor' sintio verguenza y no se atrevio a firmarlo con nombre propio sino bajo un seudonimo usual de los foros de adolescentes.

    El autor se limito a recopilar diversas fuentes y en ningun momemto se atrevio a arriesgar una idea propia

    Ni siquiera se tomo el trabajo de ir a inspeccionar el (o ella) mismo el cuadro de la Virgen.

    Ni siquiera intento extrapolar a la Virgen como modelo de esposa cristiana.

    Ya que por definicion no existe esposa atea: La mujer atea no cree en el matrimonio, asi que esta prefiere irse a bailar a la disco buscando cada noche diferentes 'partenaires' sexuales ya que sus contrapartidas, el 'macho' ateo no es capaz de mantener un hogar como lo haria un marido cristiano

    Eso es el verdadero significado de este articulo, degradar la mujer y destruir el ideal de hogar cristiano.

    En fin perdi mi tiempo al leer semejante bodrio

    Que tenga usted un excelente dia estimado lector o lectora

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indigente Mental 10.

      ¿Sabes qué es un artículo mediocre? Uno sobre Candy Candy firmado por un homínido llamado Látigo Azul con la foto de Tal.

      El artículo está fundado sobre muchas fuentes fidedignas... ¡claro, no es una telenovela animada japonesa, pero por algo se empieza!

      La Virgen María no es ejemplo de ninguna esposa, precisamente porque es virgen, aunque en ocasiones sería bueno que las mujeres no se reproduzcan porque paren cada elemento... mírese a usted.

      Y otra cosita... ¿cómo sabes que las ateas andan buscando en las discotecas diferentes parejas sexuales? ¿Anda usted en las discotecas buscando ateas, o te lo contó un primo de un amigo del vecino?

      En fin, perdí mi tiempo al leer semejante bodrio de comentario.

      Que tenga usted un excelente día, desestimada paria social.

      Eliminar
    2. Latigo Azul 10:
      El primer párrafo de su crítica es cosa suya y no pretenderé objetarle. Pero:
      "El autor se limito a recopilar diversas fuentes y en ningún momento se atrevió a arriesgar una idea propia".
      Si se ha tomado el trabajo de leer en el apartado inicial la parte que dice: "Éste ensayito no es otra cosa que un trabajo de divulgación, no pretende ser la última palabra ni una referencia primaria", se dará cuenta de que su crítica es completamente infundada. Pero si no cree en lo que digo, bien por usted; pero entonces tómese usted mismo el trabajo de cotejar las fuentes.
      Y sobre por qué no he extrapolado a la virgen católica al modelo de "esposa cristiana", es porque ese no es el objetivo del ensayo; el objetivo del ensayo es mostrar a la Virgen de Guadalupe como una invención colonial destinada a afianzar el catolicismo entre los indígenas aprovechando la relación que podía establecerse entre la antigua diosa Tonantzin con la virgen María.
      Y bueno, como evidentemente el resto de su comentario es un ditirambo tendencioso contra el ateísmo, no me tomo la molestia de contestarle, que ya Cuerno le ha puesto bien en su lugar.
      Ah, pero "Eso es el verdadero significado de este articulo, degradar la mujer (...)" ¿Puede citar los párrafos donde usted encuentre algo que pudiera inducir a la degradación de la mujer?¿Puede decir de dónde infiere expresamente semejante conclusión? Si puede, me veré obligado a darle la razón, de lo contrario, quedará usted expuesto como lo que es, un falsario tendencioso.
      "y destruir el ideal de hogar cristiano" Bonito ideal para ponerse a defender, no muy alejado del ideal del "hogar musulmán" actual; ya bastante se ha dicho sobre el tema desde tiempos de la Ilustración para ponernos a discutir aquí semejante sonsera.
      En fin, si y sólo si puede responder satisfactoriamente a las preguntas que le he hecho, espero su respuesta.

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar
    3. obviamente la misoginia mostrada por alias 'El Cuerno' y su complice alias 'El Judio' impiden el ejercisio o ejersicio de hacer una discusion de altura. El 'articulo' parte de la base de degradar la impresionante figura de la Virgen y la reducen a un mero ardid de la casta de comenderos mexicanos.

      Y lo peor ni nombran el libro de jj benitez al respecto de la guadalupana, grave omision

      Eliminar
    4. Latigo 10c:
      Usted cada vez se supera.
      ¿Misoginia? Bien, entonces ¡las pruebas, hombre, las pruebas! Le exijo citas literales de mi artículo donde pueda verse una clara e inobjetable denigración de la mujer.
      ¿Lo peor es no nombrar el libro del (impresentable) señor Benitez, artífice de los fenómenos para-anormales? Vaya, yo esperaría que un historiador profesional me recriminara la ausencia de menciones a obras canónicas como las del Dr. Miguel León-Portilla o el Dr. Edmundo O'Gorman (que sí están, como puede notar si pone atención siquiera a la bibliografía). Afortunadamente, usted no es, ni de lejos, un historiador profesional.
      Pero bueno, o nos quiere tomar por tontos, o usted se revela como uno...

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar
    5. Latigo 10c:
      Casi lo olvido. ¿se ha tomado la molestia en leer esta parte del artículo?:
      "(...) e incluso no faltan los mercachifles de lo esotérico (como J. J. Benítez o el infame Erich von Däniken, cuyos conocimientos históricos brillan… por su ausencia) que le quieren encontrar propiedades sobrenaturales a la prenda."
      O nos toma por tontos o...

      El Judío, etc.

      Eliminar
    6. Judio 10e

      Mencionar de pasada un autor significa que usted no leyo el libro de Benitez, no lo vi incluido en la bibliografia.

      Supongo que usted es experto en el libro de Benitez, no?

      Cito:

      'El Misterio de la Virgen de Guadalupe'
      ISBN 9788408073383
      Editorial Planeta 1989
      Impreso en Espana


      En fin 'mencionar' de pasada un autor o un libro de alguien en un 'articulo' de un blog de cuarta categoria como APC, no significa NADA

      Comparado usted con Benitez a nivel de capacidad literaria es realmente un sinsentido. ya que Quien lo conoce a usted????

      De echo o hecho, en ese libro explica correctamente el ardid que usted promueve aqui en esta pagina de 'porno' seudoateista.

      Que pase un excelente dia

      Eliminar
    7. Por su bienestar mental, no alimenten al troll Caca rancia... Déjenlo que lo único que busca acá es el protagonismo virtual que no posee en su propio blog de la estupidez pura

      Eliminar
    8. Ibrahinm SciMath 10.g:

      Ahora he visto algo que escribió esta ladilla bloguera hace unos días, normalmente cuando veo que quien es el que escribe un comentario es uno de los trolls habituales ni me molesto en leerlo, por eso hasta ahora no lo vi.

      Me refiero a la virgen María como modelo de esposa cristiana ¡Ahora me explico porqué están tan salidos!

      Pues van aviados, a ver, una esposa que te pone los cuernos y te dice que la preñó una paloma ¡Toma ya! y además, le tienes que criar y mantener el hijo que no es tuyo y además se niega a mantener relaciones sexuales con el marido, pues sí que...

      Para mí que eso es lo que le pasa al troll ladilla este, que la mujer le puso los cuernos con un "pájaro" y ahora se niega a tener sexo con él y así anda de salido buscando las "esposas ateas" en discotecas y puticlubs... el mejor día se encuentra con su señora, la del pájaro XD XD XD

      ¡Puñetas, sí que están locos algunos cristianos!


      jasimoto

      Eliminar
    9. Jajajaja Jasimoto, qué más hay que decir. Le diste en el ojo ;)

      Eliminar
    10. Saludos Ibrahinm & Jasimoto:
      Tienen toda la razón; aquel ente que en fechas recientes firma como "Latigo Azul" (y a quien todos conocemos de atrás... tiempo) la verdad es que nunca ha estado aquí para contribuir al diálogo, sino para poner todo de cabeza y llevarnos a debates estériles con el fin de eludirse de los temas verdaderamente importantes.
      Véase si no:
      En el presente artículo, en vez de aportar datos que lo refuten, presentar estudios académicos en contra, ofrecer un análisis puntual de por qué mis conclusiones le parecen erróneas o, en fin, acudir a medios válidos para la crítica, éste energúmeno no ha hecho otra cosa que descalificarlo aludiendo a un tema que ni siquiera estaba contemplado en el artículo (aquella payasada de la "esposa cristiana", a la que Jasimoto ha dado tan buena puntilla), amén de atacar al ateísmo con base en éste tema que se sacó de la manga, sin olvidar que me ha tachado de misógino, pero que, cunado le reclamé por ello, no fue capaz de ofrecerme una sola prueba que lo sustentara, prefiriendo eludir el tema (qué cosa más rara en él ¿verdad?) y reclamándome entonces por no usar una fuente de calidad tan nula como la obra del para-anormalista J. J. Benítez (lo reitero: cuyos conocimientos históricos brillan... por su ausencia), atacándome de paso diciendo que, a diferencia del caza OVNIs, yo soy un don nadie.
      Lo siento, ya para estas alturas debería haber aprendido la lección de no alimentar al troll. Mea culpa, lo reconozco; yo siempre había pensado que ninguna necedad lo es tanto como para quedarse sin respuesta, pero éste individuo francamente me está convenciendo de lo contrario.

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar
    11. Judío errante, Ibrahim el terrorista y Diógenes Teufelsdröckh 10 et al:

      Ya ven por que me refiero a esa alimaña como Tarhugo Cacarranza?

      Eliminar
    12. A ver Molinistas, La Virgen de Guadalupe, es un cuadro, segun JJ Benitez, parece ser la obra de arte se hizo en dos partes:

      A saber

      a) La figura de una mujer joven

      b) Tiempo despues le agregaron los ornamentos y parafernalia

      Entonces en la version original segun JJ unicamente hay el retrato de una joven vestida con tunica, muy sencillo,
      se equivoca jasimoto al nombrar el simbolo del Espiritu Santo o Paloma.


      Ahora bien segun JJ la obra 'aparecio' hace ya bastantes siglos y sirvio para que la casta de comenderos iniciaran en el cristianismo a los indios de las americas

      Haya sido un ardid de dicha casta o no, el cuadro va cobrando importancia historica

      Lamentablemente los pollos de este blog no tienen el nivel de discusion requerido y pa' ocultar el bajo nivel intelectual usan a la vez otro ardid:

      'El de decirle a aquel que no piensa igual algun insulto'

      Eliminar
    13. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    14. Latigo 10l:
      Vamos a ver:
      ¿Su fuente?
      Un periodista e "investigador" de fenómenos para-anormales de dudosísima ética profesional que se ha hecho millonario con mamotretos como su infumable "Caballo de Troya" (donde descaradamente plagia el también infumable "Libro de Urantia"). Vaya ¿cómo es que pude no considerarla para el artículo?
      ¿Mis fuentes?
      Historiadores mexicanos académicos profesionales especializados en las culturas mesoamericanas y en el México colonial, como el Dr. Edmundo O'Gorman, el Dr. Alfonso Caso (ex rector de la UNAM), el Dr. Miguel León-Portilla, el Dr. Antonio Rubial García, el Dr. Manuel Olimón Nolasco (sacerdote además), el Dr. Enrique Florescano, el Dr. Raúl Bringas Nosti, y la Mtra. Adriana Narvaez.
      Historiadores extranjeros académicos profesionales especializados en las culturas mesoamericanas y en el México colonial, como Jacques Soustelle y Hugh Thomas.
      Historiadores clásicos sobre el tema, como Bernardino de Sahagún, Servando Teresa de Mier, Joaquín García Icazbalceta y William H. Prescott.
      Divulgadores de reconocida trayectoria, como el escritor Francisco Martín Moreno, el también escritor Carlos Monsiváis, el caricaturista y divulgador Eduardo del Río (alias Rius), y el periodista Mauricio-José Schwarz.
      Expertos en arte y restauración como el pintor Jorge Gonzalez Camarena y José Sol Rosales.
      Obras de la tradición piadosa coma la del propio Juan de Zumárraga, la edición religiosa del "Nican Mopohua", y la versión apologética del dominoco José Rebollar Chávez.
      ¡Uf! Evidentemente, frente a su novedosa e incuestionable fuente soy yo quien queda en desventaja...
      ¿Qué sigue, señor "Latigo"? ¿Que nos eche en cara "El retorno de los brujos", el "Isis sin velo" o "La corte de Lucifer"?

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar
    15. Estimado Judio, lamentablemente su 'articulo' es deplorable, ya que limitarse a 'copiar y pegar resen#as' no lo va a convertir en un grande de las letras. Si cualquier persona decente tuviera la opcion de escoger entre dos conferencias sobre la Virgen de Guadalupe, la una ofrecida por JJ y la otra por usted, a donde cree que ira el publico?

      No se amargue, simplemente JJ tiene un talento que usted no posee y la verdad no existe un satelite en orbita pregonando tu carencia, ya que a quien le importa?

      Ahora bien criticar un trabajo literario de ficcion a que lo lleva?

      Yo nunca lei otros libros de JJ pero si lei el de Guadalupe y a todas luces esta bien escrito, el autor entretiene, es ameno y sorprende, cosas que tu nunca tendras.

      Eliminar
    16. Látigo
      La pregunta que acabas de hacer se puede comparar con esto "qué es lo que preferiría el público, un documental bien hecho por científicos con el rigor correspondiente para el campo de estudio o un show de baile con famosos?" Claro, los ratings hablan por sí mismos. Pero que algo sea preferencia del público de ningún modo lo hace verdadero, o siquiera "contenido de calidad"... Pues tu JJ es más o menos el equivalente de un show de baile con famosos, puro bailoteo pseudointelectual. Podrá ser muy ameno, al igual que la comida chatarra es deliciosa, pero no sería tu opción de preferencia si quieres alimentar tu cerebro con algo de calidad

      Eliminar
    17. El único talento del tal susodicho JJ se reduce a saber decorar bien la mierda que vende para que sea del gusto del público, lo cual no lo hace esencialmente diferente de otros vende-humos de por ahí

      Eliminar
    18. Latigo 10o:
      Vamos por partes: "limitarse a 'copiar y pegar reseñas' no lo va a convertir en un grande de las letras"
      Nuevamente lo remito a los primeros párrafos del artículo: se trata de un material de DIVULGACIÓN; con él no pretendo firmar mi candidatura al Nobel ni nada por el estilo. Me he limitado precisamente a recoger mucho del material ya existente porque o bien es poco conocido o bien es de difícil acceso fuera de México.
      Ah, por cierto, los trabajos que cito en el artículo no son meras "reseñas", se trata o bien de obras académicas de rigor profesional incuestionable (como que las publican editoriales especializadas, como el Fondo de Cultura Económica, la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad Iberoamericana o la Secretaría de Cultura), o bien trabajos de divulgación elaborados por gente con conocimientos históricos y metodológicos infinitamente más sólidos que los del caza OVNIs Benítez, aunque, eso se lo reconozco, con menos rating que éste, pero qué le vamos a hacer, Ibrahinm ya explicó el por qué.
      "simplemente JJ tiene un talento que usted no posee". Sí, un talento para falsificar y mentir con un cinismo apenas concebible. Verdaderamente, si usted asienta sus convicciones acerca de la Virgen de Guadalupe en una obra del señor Benítez, cualquier académico, cualquier historiador profesional que se presuma serio, se reirá en su cara.
      "esta bien escrito, el autor entretiene, es ameno y sorprende" Sí, supongo que es como usted dice, pero todo ello amparado en mentiras y una cínica tergiversación de los hechos y los datos, por no hablar de su nulo conocimiento sobre los métodos del trabajo histórico, y la misma historia del México prehispánico y colonial en general.
      "cosas que tu nunca tendras" Bueno, si para tener el número de fans del señor Benítez tengo que sacrificar mi ética profesional, prefiero entonces nunca tenerlos...
      Es decir, si los fans de Benítez son personas como usted, de verdad prefiero nunca tenerlos.

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar
    19. Saludos Ibrahinm.
      ¡Bien dicho! Por desgracia, los autores que tienen mayor impacto no son los académicos que realizan investigación, crítica de fuentes, que se atienen al método histórico, sino que los reflectores y la atención del público están casi siempre sobre charlatanes como J. J. Benítez y similares artífices de la pseudociencia y los fenómenos para-anormales, que tanto daño le han hecho a la conciencia crítica del público hispanohablante.
      Y bueno, mientras que, por ejemplo, el libro "Destierro de sombras" del Dr. O'Gorman no se reedita desde hace años (tuve que consultarlo en biblioteca), las obras de Benítez atiborran anaqueles y anaqueles en las librerías.
      Y, como bien señalas, éste ejemplo se puede transpolar sin problemas a la televisión y a toda clase de medio.
      Pero en fin, aquí en México hay un dicho: Si malos gustos no hubiera, la jerga no se vendiera.

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar
    20. Judío Errante:
      Más que nada, mis felicitaciones van para usted en primer lugar por hacer este esfuerzo (que todos sabemos que es un esfuerzo) en redactar un artículo que sea legible, ameno y a la vez riguroso. El esfuerzo por difundir ciencia (tanto naturales como sociales) es un algo que en un deber en ente mundo crecientemente dominado por el amarillismo y la desinformación. Y no dudo que este artículo quedará siempre en la red para quien quiera informarse con veracidad y precisión, para los que vendrán. Que al igual que nosotros tendrán una dura batalla contra las pseudociencias, pero el menos les aligeraremos un poco la batalla, al igual que los que vinieron antes he nosotros nos dejaron legado su saber en los libros.

      Live long and prosper

      Eliminar
    21. Ibrahinm:

      dice ud: "...es un algo que en un deber en ente mundo".

      Tenga ud cuidado. En un universo ordenado y teleológico como éste, deberíamos tratar de que nuestro uso del lenguaje estuviera en armonía con el mismo. Ud, lógicamente, le transmite a sus dedos la misma agitación caótica que impera en su mente (debería empezar por ahí, en realidad), y, como resultado, sus comentarios pueden llegar a transformarse en un conglomerado de frases inentendibles, absurdas e incoherentes (lo que le ocurre casi siempre, digamos).

      "...en en(s)te mundo crecientemente dominado por el amarillismo". ¿Se refiere ud a los chinos?

      "Que al igual que nosotros tendrán una dura batalla contra las pseudociencias". ¿Qué tal si primero libra una dura batalla contra su propia ignorancia, y así luego estará en mejor situación para ocuparse de las ciencias, las pseudociencias y las metaciencias?

      Saludos desde una mañana de lunes en que me levanté con ganas de romper un poco los egos...


      Live long or short, prosper or not, but always aim high. That only matters...

      Eliminar
    22. Ohh, guau. Me equivoqué poniendo una "n" en lugar de una "s"... Qué terrible. Pero ese error, además de que soy un ser humano, no debilita el valor comunicativo de lo que digo. Creo que lo digo es medianamente entendible y racional, o al menos eso intento. Y yo sí estoy en constante batalla con mi ignorancia y por ello me importa la verdad, a diferencia de usted que está contento en la suya y apoyado en los delirios de tipos cuasi-analfabetos.
      No sé si rompes egos, pero si rompes los huevos con cada babosada sin sentido que escribes
      Además, acusarme de frases inentendibles? Jojo... Tan presto para juzgar la paja en el ojo ajeno y no la viga en el tuyo, HIPÓCRITA de cuarta

      Eliminar
    23. Ud se toma demasiado en serio a sí mismo, Ibrahinm.
      Descontractúrese, hombre, un poco de humor!

      Aber, encontró ud halgún herror halguna ves en mis comentairos?
      Ce lo digo con toda sertesa: ¡nunga, gamás!

      Eliminar
    24. A falta de buenos argumentos solo te quedan malos chistes... Aunque hasta para eso eres desabrido, Daniel

      Eliminar
    25. Sí, que mis chistes son malos no se lo voy a discutir...

      Eliminar
    26. Mis queridos Molinistas

      JJ Benitez es un escritor, y uno muy conocido por cierto.
      .
      Pero no por ser escritor vamos a tachar a alguien de mentiroso.
      .
      Diriamos entonces que tolkien mintio al ilustrarnos sobre los secretos sexuales de los elfos?
      .
      Acaso Orwell mintio cuando nos habla del Ministerio del Amor de los ateos de Oceania???
      .
      Acaso Bukowski nos miente cuando describe la vida de la oficina de correos???
      .
      Benitez al escribir sus 'caballos de troya' hizo un trabajo colosal,

      acaso usted es capaz de escribir un trabajo literario de 300 paginas????

      le dire algo, su 'resen#a' de la guadalupe es risible, anodina, insulsa, insipida, incompleta, etc

      en cambio le aseguro que ahora mismo hay alguien en el mundo leyendo a benitez

      Eliminar
    27. Sr. Latigo:
      Nuevamente: J. J. Benítez es escritor, sí, pero presenta la mayoría de sus obras, como el mismo "Caballo de Troya" (9 volúmenes intragables), como investigación verídica y seria, y, al hacerlo así, podemos criticar su metodología, sus conclusiones y sus mismos conocimientos sobre el tema.
      Tratándose de Tolkien u Orwell no vale la comparación, porque ambos, como novelistas, escriben trabajos plenamente de ficción. No podemos poner "El Hobbit" o "1984" a la altura del libro de Benítez sobre la Virgen de Guadalupe, porque éste último es presentado como investigación, no como literatura.
      El señor Benítez, lo sostengo, es un absoluto ignorante sobre la historia del México prehispánico y colonial, pero también sobre los métodos más elementales de la investigación histórica rigurosa.
      Le hago la pregunta: ¿En el libro sobre la Virgen de Guadalupe, Benítez cita la obra clásica sobre la cultura mexica, la "Historia de las cosas de la Nueva España" de Bernardino de Sahagún; o la primera investigación sobre el tema, los sermones guadalupanos de 1793-94 de fray Servando Teresa de Mier; o trabajos académicos elaborados por historiadores profesionales, como García Icazbalceta o el Dr. Edmundo O'Gorman; o consultó los datos del restaurador José Sol Rosales del Instituto Nacional de Bellas Artes, todos estos ya disponibles al momento en que Benítez escribió su "investigación".
      "Benitez al escribir sus 'caballos de troya' hizo un trabajo colosal" Sí, un trabajo colosal de PLAGIO a partir del otro mamotreto del "Libro de Urantia".
      "acaso usted es capaz de escribir un trabajo literario de 300 paginas" Algo mejor: soy capaz de hacer una investigación histórica seria a partir de fuentes fiables, algo que en su vida ha hecho el señor Benítez, y dudo mucho que usted mismo.
      "le dire algo, su 'resenña' de la guadalupe es risible, anodina, insulsa, insipida, incompleta, etc". Lo que quiera si nos referimos a estilo literario, pero ¿es capaz de refutar las conclusiones a partir de datos concretos? Si no es capaz de hacerlo, esta discusión es un callejón sin salida.
      "en cambio le aseguro que ahora mismo hay alguien en el mundo leyendo a benitez" Sí, asimismo yo le aseguro que en éste momento hay alguien en el mundo drogándose; si malos gustos no hubiera...

      El Judío Errante, saludos desde México.

      Eliminar
    28. Judio pues yo no se que estamos discutiendo, a Benitez yo no lo tomo como periodisto o investigador, lo tomo como un literato o escribidor muy talentoso y bastante fecundo. yo llamo ese campo como:
      .
      'Falso documental'
      .
      por ejemplo hoy en dia con tanto 'reality show' se presenta frecuentemente este tema del 'falso documental'.
      .
      por ejemplo , 'The witch blair project' o 'holocausto canibal' caben en ese genero.
      .
      En estos casos el lector o espectador de cine, SABE de antemano que esta ante un trabajo ficticio, o por ejemplo, la pelicula de woody allen acerca de un hombre camaleon o las de su congenere sacha baron cohen en

      Borat!!
      .
      Todo ello se sabe es ficticio y pues a su vez hace critica mordaz, igual ocurre con JJ, tomelo como un genio a lo ed wood....
      .
      ahora se que he sido duro con usted y especialmente estricto, y asi debe ser, si usted se rodea de halagos no encontrara su potencial... se volvera complaciente e indulgente.
      .
      le recomiendo re-enfocar el articulo, indicar que es un 'falso documemtal' a lo Borat y vera que todos nos podremos reir de sus 'geniales ocurrencias'

      le deseo suerte en sus futuros 'trabajos periodisticos' ;) 😂

      Eliminar
    29. Judio, no conozco exactamente a que se refiere usted con el libro de Urano, no comprendo esa criptica expresion. Igual diria usted que el NT es plagio del AT.

      Parece ser que los de urano estan haciendo escandalo mas por inspiracion que otra cosa.

      Igual diriamos que 'Cronicas de Narnia' es un plagio del evangelio de Lucas....

      XD 👿

      Eliminar
    30. Sr. Latigo:
      Es usted todo un personaje...
      Ahora sí me ha dejado sin palabras; no sé si creer si todo éste tiempo me estuvo tomando el pelo o si, al quedarse sin más argumentos, prefiere salirse por la tangente...
      En fin, allá cada quien con su conciencia.
      Sólo le dejo la aclaración:
      El asunto del plagio de Benítez al "Libro de Urantia" (especie de Biblia New Age de una secta bastante curiosa) es un tema completamente demostrado:
      https://elpais.com/diario/1987/11/25/cultura/564793209_850215.html
      http://magonia.com/files/PlagioJJB1.pdf
      http://magonia.com/2005/12/01/del-plagio-troya-al-montaje-lunar/
      Yo, como (aspirante a) profesional de la Historia, siempre sostendré que hay que mantener la guardia frente a gente de la calaña de Benítez y similares, porque, no obstante que sus obras puedan entenderse como monumentos al humor involuntario, él siempre las ha presentado como investigación seria.
      Algo evidentemente falso, nefasto, dañino e intolerable desde un punto de vista profesional.
      Pero, insisto, allá cada quien...

      El Judío Errante, desde México.

      Eliminar