Buscar este blog

sábado, 6 de marzo de 2010

Noticia: Estudios sobre las experiencias cercanas a la muerte.

 

El desconocimiento sobre lo que ocurre después de la muerte ha creado múltiples leyendas mezcladas con sucesos fisiológicos previos al fallecimiento que pueden confundir la naturaleza del fenómeno. Eventos como el famoso “Túnel de luz” ya están de sobra explicados por la ciencia. Sin embargo las historias abundan, por lo que un grupo de científicos Británicos han comenzado un estudio bastante serio sobre las llamadas “Experiencias cercanas a la muerte” con lo que se pretenden aclarar y disipar dudas sobre una de las cosas más comunes que existen, pero menos comprendidas: “La Muerte”

 

Experiencias cercanas a la muerte

Aplicará las últimas tecnologías para explicar por qué hay conciencia cuando el cerebro está muerto
La Universidad de Southampton, en el Reino Unido, ha puesto en marcha el primer estudio a gran escala sobre las llamadas “experiencias cercanas a la muerte” o ECMs. En centros hospitalarios del Reino Unido, de Norteamérica y de Europa los científicos analizarán el fenómeno de las ECMs, descritas por personas que han estado al borde de la muerte y han sido reanimadas. Dichas personas afirman haber experimentado una serie de sensaciones durante su muerte clínica. La ciencia tratará de dar explicación a un fenómeno incomprensible pero que, gracias a las nuevas tecnologías, está pasando del campo de lo paranormal al terreno de la investigación empírica.

El Proyecto Conciencia Humana (el Human Consciousness Project, de la Universidad de Southampton, en el Reino Unido, ha iniciado un curioso estudio, bautizado como AWARE, que supondrá la primera investigación científica a gran escala sobre las llamadas “experiencias cercanas a la muerte” o ECMs.
Se denomina ECM a la amplia gama de experiencias personales asociadas con la muerte inminente, y que consisten en las percepciones que ésta conlleva. Estas percepciones son conocidas gracias a los testimonios de personas que han estado a punto de morir o que han pasado por una muerte clínica, pero después han sobrevivido. En nuestros tiempos, las técnicas de reanimación cardiaca han ayudado a que el número de testimonios de este tipo aumente.
Las sensaciones relatadas por pacientes (como abandonar el cuerpo, levitar, miedo extremo, serenidad total, seguridad, calidez, absoluta disolución o la visión de una gran luz al final del túnel o de seres –que, según las creencias de cada individuo suelen identificarse con Dios, los ángeles, familiares fallecidos, etc.-) han hecho que se les dé a estas experiencias una perspectiva espiritual y paranormal.
Explicación científica
Pero, ¿qué explicación puede dar la ciencia a las ECMs? El estudio AWARE, que tratará de dar una respuesta a esta pregunta, será llevado a cabo por un grupo internacional de científicos y de médicos, que han unido fuerzas para analizar el cerebro, la conciencia y la muerte clínica.
Según informa la Universidad de Southampton en un
comunicado, la investigación estará dirigida por el doctor Sam Parnia, un experto en el campo de la conciencia durante la muerte clínica, además de autor del libro What happens when we die?.
Parnia lleva ya años estudiando este fenómeno. En 2001, por ejemplo, la BBC
publicaba que el investigador había hecho un estudio piloto en el hospital general de Southampton con 63 pacientes que habían sido reanimados tras estar clínicamente muertos.
Cuatro de ellos informaron, en entrevistas posteriores, que habían vivido experiencias paranormales, como atravesar un túnel y reunirse con familiares fallecidos. Algunas de esas personas, incluso, dieron detalles específicos de los intentos de resucitarlos. Parnia declaró entonces que “algún tipo de conciencia debe haber estado presente, puesto que, al regresar, pudieron contarnos lo que les había pasado”.
En el comunicado de la Universidad Southampton, Parnia explica: “contrariamente a la percepción popular, la muerte no es un momento específico. En realidad es un proceso que comienza cuando el corazón deja de latir, los pulmones dejan de trabajar y el cerebro deja de funcionar. Es lo que en medicina se denomina “parada cardiorrespiratoria”, que desde un punto de vista biológico es sinónimo de la muerte clínica”.
Aplicación de tecnología
Al estado de muerte clínica lo sigue un periodo de tiempo, de entre unos segundos y una hora aproximadamente, en el que los esfuerzos médicos pueden conseguir revertir el proceso de la muerte. Conocer lo que las personas experimentan durante la muerte clínica supone una oportunidad única de comprensión del proceso humano de la muerte, explica Parnia.
Con esta finalidad de conocimiento, y tras una fase piloto del estudio de 18 meses de duración desarrollada en diversos hospitales del Reino Unido, la investigación se extenderá ahora para incluir otros 25 centros hospitalarios británicos, europeos y norteamericanos.
El estudio AWARE aplicará una sofisticada tecnología para estudiar el cerebro y la conciencia humanos durante las paradas cardiorrespiratorias. Al mismo tiempo, probará la autenticidad o no de las llamadas experiencias fuera del cuerpo examinando la capacidad de “ver” y “oír” durante el estado de muerte clínica. Para ello, los investigadores utilizarán imágenes aleatoriamente generadas, que se ocultarán para poder ser vistas sólo desde arriba.
El estudio se completará con la investigación BRAIN-1 (Brain Resuscitation Advancement International Network - 1), que consistirá en realizar tests psicológicos a pacientes que hayan sufrido paradas cardiorrespiratorias, y en la aplicación de técnicas de registro de la actividad cerebral para intentar determinar métodos que mejoren el cuidado médico y psicológico de enfermos en este estado.
Pruebas empíricas
Lo cierto es que este tema despierta un notable interés entre los científicos. Desde esta perspectiva, estudios recientes llevados a cabo por investigadores independientes han aportado ya algunos datos, como que entre el 10 y el 20% de las personas con parada cardiorrespiratoria y muerte clínica analizadas han presentado, en ese periodo, procesos mentales estructurados, capacidad de razonar e, incluso, recuerdos detallados de la situación en la que se encontraba su cuerpo, de su entorno entonces o de las personas que intentaron reanimarlos.
Asimismo, en 2001, una
investigación médica realizada en hospitales holandeses con 344 pacientes que habían sufrido la muerte clínica por efecto de crisis cardíacas estableció que el 18% de ellos recordaba haber vivido experiencias mientras su cuerpo estaba sin vida.
Más recientemente, la
BBC se hizo eco de la publicación del libro “Near Death Experiences of Hospitalized Intensive Care Patients, a Five Year Clinical Study” escrito por Penny Sartori, una enfermera de cuidados intensivo del hospital Singleton del País de Gales, que tras cinco años de estudio del fenómeno de las ECMs, decidió plasmar los datos recopilados para ayudar a los profesionales médicos a tratar con los pacientes reanimados.
Todas estas investigaciones se enmarcan en los estudios que, durante años, han llevado a cabo psiquiatras como
Elisabeth Kübler-Ross o George Ritchie. En la actualidad, y a pesar de que el tema de las ECMs haya sido tradicionalmente considerado materia para el debate filosófico, los avances en la ciencia y, especialmente, en las técnicas de reanimación y de resucitación, lo han ido llevando cada vez más al terreno empirista.

 

Fuente: http://www.tendencias21.net/Primera-investigacion-a-gran-escala-sobre-las-experiencias-cercanas-a-la-muerte_a2528.html

 

ARTICULOS RELACIONADOS

Sin no conoces todavía la vida, ¿cómo puede ser posible conocer la muerte?       Confucio

6 comentarios:

  1. Noe....
    Excelente toda esta serie de temas en relación a la muerte ofreciéndonos varios puntos de vista en relación al tema y viéndolo desde diferentes aristas....

    Y como diria nuestro amigo Sabina.... "la Muerte es sólo la Suerte con una con una letra cambiada"

    Felicidades...

    ResponderEliminar
  2. Juan Javier Ortiz Molineros siervo de Jesucristo7 de marzo de 2010, 20:42

    Pero diria mas bien: Mi gran amigo Pablo dice: Donde esta oh muerte tu victoria y sepulcro tu aguijon.

    ResponderEliminar
  3. Carlos Gutiérrez14 de mayo de 2010, 19:03

    De hecho, un médico canadiense ya es les adelantó y pudo reproducir los mismos efectos o vivencias en individuos sometidos a cierta estimulación en zonas determinadas del cerebro y llegó a la conclusión de que más que una experiencia religiosa, es sólamente una respuesta fisiológica del organismo.

    ResponderEliminar
  4. Noe Molina, e investigado muchisimo sobre el tema de las experiencias cercanas a la muerte, el resultado de la investigacion del Dr Parnia no se entrega sino hasta finales de este año, pero el adelanto no me ha gustado mucho que digamoes, en un reciente correo internet el Dr parnia respondio lo siguiente a CNN:

    Vía correo electrónico, Parnia contesta que espera publicar sus primeros resultados hacia finales de 2012. No regala más detalles. ¿La gente que toca la muerte se vuelve más religiosa? ¿Algún fanático ha intentado sabotear su experimento? ¿Él mismo cree en alguna fuerza superior, en Dios? Es cauto al responder: “Cualquier experiencia humana —incluidas experiencias cercanas a la muerte, depresión, felicidad y amor— pasan por el cerebro y comparten áreas encefálicas. Descubrir esas áreas o reproducirlas no significa que las experiencias no sean reales.

    “No podríamos decir que el amor, la felicidad y la depresión no son reales. Más aún, mucha gente ha reportado conciencia durante el tiempo en que su cerebro estaba muerto clínicamente y ahí no podría haber cambios cerebrales. Así que lo que parece real para aquellos que lo experimentaron, al resto nos regala un vistazo de lo que es la muerte”, dice Parmia.
    Aunque me surgen mil objeciones alo que el dice, me parece que el se va a declinar por asegurar que estas experiencias son reales.
    Pero tengo objeciones:
    1. Es verdad que nadie puede negar que la depresion o el amor son reales, pero, los sueños tambien pasan por el cerebro y eso no quiere decir que sean reales,mas aún, tambien las alucinaciones pasan por el cerebro, por lo tanto, el asegurar que las experiencias cercanas a la muerte son reales solo porque pasaron por el cerebro es incorrecto.....
    2.En muchos casos donde hubo muerte cerebral las ECM ocurrieron ANTES o DESPUES de que lamuerte ocurriera.
    3,la psiquiatria afirma que se pueden creer falsos recuerdos:
    http://psiquiatrianet.wordpress.com/2009/10/12/creando-falsos-recuerdos/
    y la cereza en elpastel:Mi querida Madre, haceaños, durante elparto de mi segundo hermano tubo una ECM,dice haber visto alos medicos haciendole las maniobras de resucitacion,pero aparecio un detalle pequeñito, pequeñito:
    Ella estaba intubada, cuando se desprendio de su cuerpo y vio su supuesto cadaver, no vio los condenados tubos.
    Eso no solo pone en entredicho su ECM sino tambien todaslas demas,proque muchasvecesson no soloe exageradas, sino que no conocemos TOOOODOS los pormenores y detalles que puedan refutar plenamenteestos fenomenos.....
    Aun tenemos que esperar los resultados, si los pacientes lograron o no ver lasimagenes(eso es lo unico fundamental), pero popr sus declaraciones(si esque en verdad fue el), me parece muy poco probable que el niegue definitivamente estos fenomenos.
    Pero bueno,me gustaria saber tu opinion respecto a este tema.

    ResponderEliminar
  5. @Rafael.

    Saludos Rafael 5…

    ¡Vaya si es un tema interesante el que nos traes!

    Ojala alguien se dedique a hacer un estudio de las ECM de forma imparcial y científica dejando a un lado el aspecto religioso.

    Creo que en estos casos (como todo en la vida), siempre hay que pensar primero en una explicación racional y científica antes que en lo sobrenatural o divino. Supongo que todas esas “manifestaciones” que parecen ocurrir en quienes han estado muertos por algunos segundos, tiene su explicación lógica. El asunto de los túneles y las luces blancas ha sido aclarado en varias ocasiones (la ausencia de oxigeno en el cerebro puede ser la causa)

    También tenemos que recordar que un paciente con traumatismo y que está al borde de la muerte, la influencia psicológica es evidentemente muy fuerte y se puede manifestar en forma de supuestas visiones religiosas.

    Interesante lo que nos cuentas de tu señora madre.

    El tema es amplio, complejo e interesante. Espero tener la oportunidad de tratarlo con más profundidad en artículos posteriores.

    Gracias por comentar.


    ResponderEliminar